Puerto Rico y Sus Hombres de $300 Millones en las Grandes Ligas

La llamada Isla del Encanto del Caribe ha estado sumada por los últimos años en el nefasto hoyo de la discusión del pago de su deuda multimillonaria acumulada por factores económicos a través de décadas pasadas. Es territorio de los Estados Unidos con una quiebra fiscal que parece no tener fin en sus números y hasta un pasado gobernador declaró que es un adeudo impagable.

Para los fiscales económicos sus sobre más de $73 mil millones de compromisos son de gran acopio hoy día, pero para los puertorriqueños amantes del deporte sobre todo de la pelota, guante y bate cuando se chacharea de millones es departir de sus grandes en el béisbol organizado.

Como Puerto Rico es sinónimo en el mundo de la música urbana Bad Bunny y Daddy Yankee, salsa El Gran Combo y Gilberto Santa Rosa cuando se entona son de béisbol es la tierra del “The Great One” Roberto Clemente y una larga lista que llega al hoy entre otros Javier Báez, Carlos Correa, Francisco Lindor y Yadier Molina. Como igual terruño de los presente dirigentes Alex Cora, Dave Martínez y Charlie Montoyo.

Cada temporada de las mayores tan pronto después de la Serie Mundial se pasa pagina entre eventos inmediatos es cual será el futuro de los llamados agentes libres. Muchas décadas atrás el invierno era clamado como el tiempo muerto. Nada de eso en estos que vivimos. Es tiempo de negocios de acuerdos, contratos, pactos y muchos, muchos billetes.

La Serie Mundial ya en el pasado inmediato por segundo año consecutivo mucho del disentimiento de interés en este momento más que en el diamante de juego es la billetera del futuro inmediato financiero de Carlos Correa. Ese mismo que solo hace seis temporadas atrás fue nombrado Novato del Año de la Liga Americana. Tres antes en el 2012 había sido el primer boricua en la historia en ser escogido el primer seleccionado en el Sorteo de Novatos de las Grandes Ligas.

Dos consecutivos porque el año pasado mucha de la discusión invernal era cuan millonario iba ser Francisco Lindor con los Mets de Nueva York.

Carlos Correa sea o no paralelo a la franquicia de los Astros de Houston toda disertación es sobre si será uno más que entrará en el club de los que sobrepasan los $300 millones en las mayores.

El borincano campo corto con una buena negociación podría ser este invierno el noveno pelotero en la pelota mayor en lograr un contrato multianual de sobre $300 millones. Correa se podría unir entre de sangre latina a Lindor, Fernando Tatís Jr. y Manny Machado en este nivel salarial.

En el presente hablar de estas cantidades de dinero ya no es sorpresa alguna en el mundo deportivo. En el béisbol organizado ese ras comenzó cuando en el 2015 los Marlins de Miami firmaron a Giancarlo Stanton con un convenio multianual de sobre $325 millones. El resto es historia.

Como mucho se dice que en la vida los tiempos cambian quien diría que en 1970 fue que el gran Roberto Clemente por vez primera recibió un acuerdo por $100 mil dólares de parte de los Piratas de Pittsburgh. En su coyuntura de 18 campañas con la organización de los Bucaneros Clemente no sobrepasó los $800 mil. Muy, muy diferente a nuestros tiempos.

En la crónica boricua como corrían los calendarios y cambiantes las cantidades devengadas no fue hasta 1987 que Guillermo Hernández fue el primero en recibir un contrato por poco más de $1 millón en la temporada de 1987 por parte de los Tigres de Detroit.

Nadie olvide que el primero en recibir un pacto claro por $1 millón lo fue Nolan Ryan en 1980 con los Astros de Houston. 

La historia borincana salarial cambio cuando Bobby Bonilla estampó en 1992 con los Mets de Nueva York un contrato de $29 millones por cinco años. Rubrica que todavía hoy es muy afamada porque Bonilla decidió en aquel entonces recibir pagos diferidos y cada primero de Julio recibe $1.2 millones de parte de los Metropolitanos. Tal arreglo es hasta el 2035 sin contar que recibe también una buena suma millonaria de parte de los Orioles de Baltimore con los que llego a un arreglo similar a largo plazo con tal franquicia.

En 1992 los millonarios puertorriqueños comenzaron aflorar con concordancia financiera similares. Entre los grandes pactos de la época lo fueron Danny Tartabull con los Yankees de Nueva York y Rubén Sierra con los Atléticos de Oakland.

Ese hito se fue tornando interesante en altas figuras millonarias a principios de la década de los 90’. Grandes beneficiarios lo fueron entre otros Roberto Alomar, Juan González, Edgar Martínez y Benito Santiago. Casi a finales de tal década fue que vino un cambio. En otra alza fue Bernie Williams con los Yankees que acordó $87.5 millones por 7 años para un promedio de un poco más de $12 millones por temporada.

Un nuevo siglo llegó e inmediatamente en el 2001 Carlos Delgado sobrepasó la escala del momento de todas las mayores al llegar a un convenio con los Azulejos de Toronto por $68 millones por cuatro años. Así convirtiéndose en el mejor pago en ese instante para un promedio de $17 millones por campaña.

Más adelante en el calendario en un tiempo donde comenzó a tocar el tema de salarios de sobre $100 millones el primero de Borinquén en esta estratosfera lo fue Carlos Beltrán. En el 2005 los Mets lo rubricaron con un acuerdo de $119 millones por siete temporadas.

Hoy es hoy y muchos pueden dilucidar sobre contratos individuales. Como buen ejemplo Yadier Molina cierto son interesantes sus acuerdos pero cuando cierre su carrera de 19 campañas con los Cardenales de San Luis finalizará monetariamente con un poco más de $175 millones.

Hoy Carlos Correa está en el sello de los $300 millones. Cada quien le ponga nombre y adjetivo pero esa es la realidad del presente. Ahora bien quien sabe si se acercará o no a los $341 millones por 10 años estampados por Francisco Lindor con los de la Ciudad de la Gran Manzana que viene siendo un promedio de $34.1 millones por temporada.

Quien diría que en la década de los 80 ’otro grande campo corto boricua Dickie Thon con los Astros no llegó ni a $2 millones en tres campañas con tal franela en Texas. 

Mike Trout de los Angelinos de Los Angeles es el mejor pago del beisbol mayor al presente con un contrato multianual de sobre $426 millones. Quien sabe hasta donde llegará lo que en un tiempo pasado le llamábamos la danza de los millones.

Correa quien sabe será su baile. Que bailete será no solo para su monedero si no en la historia salarial de los puertorriqueños en las Grandes Ligas. Mucho ojo porque como todo en la vida tiene su ciclo y periodo quien o quienes de Puerto Rico serán los hombres de $300 millones que eso se encargara el tiempo y nos dirá.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s