Category: don mattingly

Don Mattingly: Dirigente del Año de Liga Nacional de Celebracion en Miami y Puerto Rico

Quien diría que 37 calendarios atrás Don Mattingly llegó a jugar pelota de invierno a la Isla del Encanto para disque mejorar su bateo con los Criollos de Caguas. Un año después con el tiempo fue implantando su “Donnie Ball” como uno de los más grandes en la historia de los Yankees de Nueva York. Hoy ese magno más allá de sus días de jugador hoy es el Dirigente del Año de la Liga Nacional por su gran campaña con los Marlins de Miami.

La última ocasión que tuve la oportunidad de conversar con Mattingly estaba muy deseoso de regresar a Puerto Rico. Mattingly y sus Marlins estaban pautados a jugar el pasado mes de Abril en el diamante del Estadio Hiram Bithorn en San Juan en serie regular contra los Mets de Nueva York. Hoy sabemos que el covid canceló esa serie como muchas otras de carácter internacional que tenía programada el béisbol mayor para esta pasada temporada.

En Borinquén el anuncio hoy para muchos de los románticos del béisbol puertorriqueño es como si lo hubiese obtenido uno de sus heroes locales.

En la franela de los Criollos en su única temporada jugada dejo su huella que iba ser una estrella en el béisbol mayor. Además de su gran guante en la primera base, su bate fue de gran impresión siendo el campeón bate de aquella campaña 1983-84 al son de .368 de promedio.

Mattingly al presente es uno de solo cuatro junto a Roberto Clemente, Willie Mays y Don Baylor que están en los libros de historia de la pelota invernal de Puerto Rico como los únicos a estas fechas que han sido campeones bate en la liga de invierno y a su vez más adelante galardonados como Jugador Más Valioso en las Grandes Ligas.

Hoy Mattingly entra en otro exclusivo grupo de relación entre Puerto Rico y las Grandes Ligas. La honra de Dirigente del Año. Enhorabuena para el “Donnie Boy”. Para aquellos amantes de la historia o simples curiosos aquí les ofrecemos el listado de aquellos galardonados como Dirigente del Año en las Grandes Ligas que vieron acción en los diamantes en la liga profesional de Puerto Rico y ellos son:

Tom Lasorda, 1983, Dodgers de Los Angeles

Sparky Anderson, 1984, Tigres de Detroit

Frank Robinson, 1989, Orioles de Baltimore

Don Zimmer, 1989, Cachorros de Chicago

Dusty Baker, 1993, 1997, 2000, Gigantes de San Francisco

Felipe Alou, 1994, Expos de Montreal

Don Baylor, 1995, Rockies de Colorado

Bruce Bochy, 1996, Padres de San Diego

Davey Johnson, 1997, Orioles de Baltimore

Jack McKeon, 1999 / 2003, Rojos de Cincinnati / Marlins de Florida

Davey Johnson, 2012, Nacionales de Washington

Terry Francona, 2013; 2016, Indios de Cleveland

Dave Roberts, 2016 Dodgers de Los Angeles

Don Mattingly, 2020, Marlins de Miami 

EXTRA DEL AUTOR:

Mattingly desde hace mucho tiempo ya era parte del grupo exclusivo de jugadores que vieron acción en Puerto Rico y a su vez fueron al menos en una ocasión honrados como Jugador Más Valioso en las mayores.

Para aquellos amantes de la historia o simples curiosos aquí les ofrecemos el listado de aquellos galardonados como Jugador Más Valioso en las Grandes Ligas que vieron acción en los diamantes en la liga profesional de Puerto Rico y ellos son:

Hank Aaron, Don Baylor, Johnny Bench, Orlando Cepeda, Roberto Clemente, Ken Boyer, Vida Blue, Ken Caminiti, Roy Campanella, Bob Gibson, Juan González, Rickey Henderson, Guillermo Hernández, keith Hernandez, Elston Howard, Reggie Jackson, Sandy Koufax, Willie Mays, Denny McLain, Thurman Munson, Terry Pendleton, Boog Powell, Cal Ripken Jr., Brooks Robinson, Frank Robinson, Iván Rodríguez, Mike Schmidt, Maury Wills y Robin Yount.

Marlins de Miami Regreso a Puerto Rico 2021 ?

Don Mattingly - Isan Diaz

Desde el 2010 que Edwin Rodríguez estuvo en su Puerto Rico y se inscribió a los libros de historia con los entonces Marlins de Florida tomó ocho años para que el Estadio Hiram Bithorn en San Juan retumbara de grandes ligas con la serie de dos partidos entre los Indios de Cleveland y Mellizos de Minnesota. Todo un éxito fue gracias a que la fanaticada pudo ver a los suyos José Orlando Berrios, Francisco Lindor, Roberto “Bebo” Pérez y Eddie Rosario en su propio terruño. Este año 2020 el mismo anhelo de ver a otro boricua en su tierra se esfumo gracias al COVID-19.

Para estas fechas para los que han olvidado la Isla del Encanto recibia a los Mets de Nueva York y Marlins de Miami. El platillo de la afición local era ver del lado miamense en juego a su segunda base el joven Isán Díaz. La última ocasión visto en el diamante del Bithorn fue en la pelota de invierno con los Gigantes de Carolina.

Hoy es hoy y sabemos que no hay play hasta tanto toda la situación de la pandemia del coronavirus este bajo control. Situación que bien a este escrito se desconoce totalmente si se jugará o no esta temporada del 2020 tanto a nivel de las ligas menores como en el béisbol mayor.

Lo increible es que es la segunda ocasión en cuatro años que los Marlins están programados a jugar en Puerto Rico y por razones de salubridad son suspendidos los partidos. En el 2016 por la preocupación del zika fue suspendida una serie de calendario regular entre Miami y los Piratas de Pittsburgh.

En el 2020 los Marlins recibian la visita de los Mets de Nueva York como parte de la serie regular en tres partidos que originalmente iban ser en el Marlins Park de Miami.

Bien sabemos que esto lleva un gran trabajo a la empresa promotora que por tiempo ha sido la responsable que el fanático de beisbol tenga la oportunidad de ver a los suyos en su propia tierra pero hay un viejo dicho que cuando las cosas están calientes no se debe perder la coyuntura. Al momento es prematuro que de ocurrir que nombres de equipos y fechas pudiesen estar en el diamante del Estadio Hiram Bithorn pero porque no poner nuestro granito de arena de algo que sabemos no es una ilusión y puede ser realidad.

Bien conocemos que México tiene fechas ya programadas para el 2021 de serie regular aunque no están nombrados los conjuntos a participar. Por otro lado, la ciudad de Londres está a todo vapor de reponer la serie que fue perdida este año a causa de la presente  pandemia. Este año en la capital inglesa estaban en itinerario jugar en el verano los Cachorros de Chicago y los Cardenales de San Luis. 

En el caso de Puerto Rico es muy seguro que el béisbol organizado escoja a la franquicia de los Marlins para una futura vuelta con un contrincante que sea de atención a los asiduos locales. Cierto es que para este año tanto su propietario Derek Jeter como su Dirigente Don Mattingly estaban muy ansiosos de jugar en la Isla. Sobre todo Mattingly que fue estrella en sus días de novel en la década de los 80’ con los Criollos de Caguas.

Para los que han borrado memoria Don Mattingly es uno de solo cuatro junto a Roberto Clemente, Willie Mays y Don Baylor que están en los libros de historia hoy porque son los únicos a estas fechas que han sido campeones bate en la liga invernal de Puerto Rico y a su vez más adelante galardonados como Jugador Más Valioso en las Grandes Ligas. 

Marlins de Miami y Grandes Ligas es muy simple. Playball! en el 2021 en Borinquén eso solo el tiempo nos lo dirá.

Don Mattingly: Gran Regreso a Puerto Rico con los Marlins de Miami

Don Mattingly.docx

La temporada 2019 está en sus postrimerías y en Borinquén hay muchos esperando que sea el mes de Abril del 2020. Para ese tiempo Puerto Rico volverá ser sede de Grandes Ligas de acción de serie regular entre los Mets de Nueva York y Marlins de Miami. Uno que bien sabemos estará de pláceme de dar su vuelta por Isla Verde y volver estar en el diamante del Estadio Hiram Bithorn en San Juan lo es Don Mattingly.

Mattingly, quien continuara al mando hasta el 2021 por contrato de los Marlins, muchos le recuerdan como aquella súper estrella de los Yankees de Nueva York pero en la Isla del Encanto su figura es una de aquellas del tiempo de oro de la década de los 80’de la liga profesional de Puerto Rico.

En el uniforme de los Criollos de Caguas en su única campaña jugada dejo su estela que iba ser una luminaria en el béisbol mayor. Además de su mascota en primera base, su bate fue de gran impresión siendo el campeón bate de aquella temporada 1983-84 al son de .368 de promedio.

Muy cierto que su nombre está inscrito en el listado de campeones bate de la liga profesional boricua entre tantos grandes los salón de la fama Roberto Clemente, Orlando Cepeda, Tany Pérez, Roberto Alomar y Edgar Martínez. Pero más allá de nombres, Mattingly es de esos no olvidados porque de Puerto Rico salió para ser en esa misma temporada 1984 campeón bate de la Liga Americana con .343 de promedio.

Esa primera campaña completa con los Yankees de Nueva York fue además líder en hits y dobles de su circuito y llego quinto para Jugador Más Valioso. Solo tuvo que pasar un año para que fuese reconocido como MVP de la Liga Americana.

Mattingly en su resume con los Bombarderos del Bronx fue un nueve veces Guante de Oro, seis veces Todo Estrella y obtuvo el Bate de Plata en cuatro ocasiones. Un compendio que son muy pocos de los llamados importados que pasaron por la liga profesional borincana.

Para aquellos que fanáticos del béisbol invernal muchos recordaran que lo comparaban con Tony Oliva. En otra década y otra posición defensiva pero el cubano en 1964 fue campeón bate con los Lobos de Arecibo y ese mismo año fue campeón bate y seleccionado Novato del Ano de la Liga Americana.

Entre otras, Mattingly junto a los nombres de Don Baylor, Roberto Clemente y Willie Mays están en los libros de historia hoy porque son los únicos a estas fechas que han sido campeones bate en la liga invernal de Puerto Rico y a su vez más adelante galardonados como Jugador Más Valioso en las Grandes Ligas.

Por cierto, por aquello de un poco más, el trio de Don Mattingly, Don Baylor y Tany Pérez son del exclusivo club de campeones bate en la liga profesional de Puerto Rico en ser dirigentes en las ligas mayores

Mattingly regresa a la Isla que nunca olvida y será buen momento cuando este con sus Marlins de reconocerle como debe ser porque como dicen en el argot popular honor a quien honor merece. El tiempo dirá.

Don Mattingly: Primer Amor Puerto Rico antes que los Yankees de Nueva York

Don Mattingly Miami Marlins 2017

Cuando Don Mattingly llegó al conjunto grande de los Yankees de Nueva York entre tantos grandes nombres de la época dirigido por Yogi Berra se encontraba en ese lineup un Jugador Más Valioso llamado Don Baylor. En esta columna no puedo repuntar si fue uno de sus mentores o no pero en estos momentos quien diría que ambos están unidos en la historia del béisbol. No solo de los Yankees sino Puerto Rico.

Don Baylor, quien falleció este pasado Lunes de cancer, años atrás en Miami nos chachareo cálido y cordial de sus temporadas en la Isla del Encanto con los Cangrejeros de Santurce. En aquel entonces en nuestra charla era el manda más de los Rockies de Colorado. Hoy en la misma ciudad del Sur de la Florida quien fuese su compañero de equipo en el Bronx por dos campañas, en 1984 y 1985, es el Dirigente de los Marlins de Miami. La única diferencia es que su afecto y quereres al escuchar Mattingly su nombre como sinónimo de Caguas.

Mucho antes que se supiera de “Donnie Ball” en el Bronx ya en el Valle del Turabo los asiduos de los Criollos conocían un joven que si no hubiese sido por su problema de espalda hoy estaria en Cooperstown.

Mattingly llegó por vez primera a jugar a Caguas en la campaña 1983-1984 bien gracias a una recomendación de Luis’ Tite’ Arroyo. En aquel entonces, Mattingly nos habló como los Yankees no eran partidarios de enviar en aquel entonces a sus prospectos a las ligas de invierno en el Caribe pero bien la organización necesitaba de una primera base. Esa temporada grandes ligas el veterano Ken Griffey, padre fue defensor de la primera almohadilla y muchos críticos entendían era tiempo de darle la oportunidad en aquel entonces al novel de Indiana.

El propio Billy Martin, quien dirigió los Yankees en 1983, entendía que el único ajuste que tenia que hacer Mattingly era batear contra lanzadores zurdos y en aquel instante la calidad de pitcheo podía verla en Puerto Rico. A palo limpio le cayó a los lanzadores zurdos, fue campeón bate de la liga invernal con .368 de promedio y el resto es historia.

Ahora, porque Don Mattingly y Puerto Rico son sinónimo de buen bate para la crónica de los tiempos. Esa primera campaña completa de 1984, Mattingly fue campeón bate de la Liga Americana convirtiendo en el segundo de haber jugado en la liga invernal e inmediatamente ser líder de bateo de un circuito en las mayores. Esa proeza el primero que la logró fue en 1964 el cubano Tony Oliva que de Arecibo a Minnesota fue el mejor ‘bat’ del circuito americano.

Aprovechamos estos días porque también Mattingly y Baylor tienen varias similitudes. Ambos junto a Roberto Clemente y Willie Mays están en los libros de historia hoy porque son los únicos a estas fechas que han sido campeones bate en la liga invernal de Puerto Rico y a su vez más adelante galardonados como Jugador Más Valioso en las Grandes Ligas.

Un asterisco de esos en los libros de record se le puede dar a Roberto Alomar quien fue campeón bate de la liga boricua en dos ocasiones a mediados de la década de los 90’ con los Senadores de San Juan y a su vez tiene en su resumé Jugador Más Valioso en serie post-temporada de campeonato de la Liga Americana y ‘MVP’ en Juego de Estrellas. También a Tany Pérez quien en el uniforme de Santurce fue campeón bate en la campaña 1966 y un año después en el 67’ fue ‘MVP” en Juego de Estrellas.

Ademas, de Mattingly, Baylor, Clemente, Mays y Oliva otro grande que se une en la enciclopedia del béisbol del exclusivo club de campeones bates en ambos, en el invierno borincano y las mayores, lo es Edgar Martínez.

Muy cierto, los tiempos han cambiado respecto a las ligas invernales pero bien el propio Mattingly nos enfatizó que si un jugador tiene la oportunidad de jugar fuera de temporada de verano para llegar algún día a las Grandes Ligas tiene que aprovechar al máximo la oportunidad y poner su mayor empeño ya que es su presente y futuro. Enhorabuena este último mensaje para todos los latinos que algún día quieren llegar al mejor béisbol del mundo. Que por cierto, el mismo Mattingly nos reiteró nunca se olvida.