Category: Roberto Clemente

El Dia de Roberto Clemente: Dignidad y Honor en las Grandes Ligas

Hace varios calendarios atrás el béisbol de Grandes Ligas le concedió un permiso especial a los Piratas de Pittsburgh a utilizar a todos el número 21 en su uniforme en el Día de Roberto Clemente. Fue un día de gran exaltación y emoción. Una vez más es de gran afecto en este 2022 en honor a “The Great One”.

Los Piratas y los de la casa Mets de Nueva York todos utilizarán el número 21 en el asignado Día de Roberto Clemente este 15 de Septiembre. El Citi Field en Queens se vestirá de gran gala y antes del partido de ambas novenas tendrán varias ceremonias en su memoria.

Entre formalidades una ya tradicional es el reconocimiento a los jugadores seleccionados por ambas franquicias como recipientes de sus equipos y dignos candidatos al Premio Roberto Clemente. Esta temporada en curso por los Bucaneros lo es el cerrador David Bednar y por los Metropolitanos lo es el receptor James McCann.

En el terreno de juego todas las bases tendran el logo oficial del Día de Roberto Clemente y estara inscrito en la grama en el jardín derecho el número 21 de Clemente. Nadie olvide fue ese bosque que Clemente defendió para los bucaneros por 18 campañas y no olvidar que fue en ese predio que obtuvo 12 Guantes de Oro en labor defensiva.

Vale siempre repasar que Roberto Clemente en esas 18 temporadas fue un múltiple seleccionado al Juego de Estrellas; obtuvo cuatro títulos de bateo en la Liga Nacional: dos sortijas de Serie Mundial (1960 y 1971) y entre tantos honores Jugador Más Valioso en 1966 de la Liga Nacional y Jugador Más Valioso en 1971 de Serie Mundial. 

Clemente fue el primer latinoamericano en arribar al exclusivo club de 3,000 hits y primero en ser residente entre los inmortales en el Salón de la Fama en Cooperstown. Por cierto, este venidero 30 de septiembre se celebrará 50 años de la gesta del hit 3000 que precisamente fue en partido frente a los Mets en el desaparecido Estadio Tres Rios en Pittsburgh.

Una vez más honor a quien honor merece. Que sea de gran celebración su día. El legado de Roberto Clemente vive. Arriba, Arriba!

La Tropa Latinoamericana del Premio Roberto Clemente

El béisbol de Grandes Ligas conmemora este venidero Jueves,15 de Septiembre el Día de Roberto Clemente y entre actividades de recordatorio la pelota mayor anunciará los candidatos de cada franquicia al galardón que lleva el nombre de Clemente a todos aquellos que muy similar al llamado ‘The Great One’ se han destacado no solo en el diamante de juego sino también fuera de los parques con una vida ejemplar comunitaria.


Desde 1971 los latinoamericanos que han sido reconocidos como ganadores del gran galardón lo son Rod Carew (1977); Sammy Sosa (1998); Edgar Martínez (2004); Carlos Delgado (2006), Albert Pujols (2008); David ‘Big Papi’ Ortíz (Boston), Carlos Beltrán (2013), Yadier Molina (2018), Carlos Carrasco (2019) y Nelson Cruz (2021).

Quien sabe quien será el eventual galardonado este 2022 cuando sea anunciado el ganador del Premio Roberto Clemente durante la celebración de la Serie Mundial pero no viene mal en este momento recordar todos aquellos de sangre latina de nacimiento o ascendencia por país nominados desde el 2002 para tan gran honor.

Cuanto más larga esta lista eso solo el tiempo nos lo dirá, El espíritu de Roberto Clemente vive y ellos son:

CUBA

2016, 2017, 2018 José Abreu, Chicago White Sox

REPUBLICA DOMINICANA

2002 / 2007 Vladimir Guerrero, Montreal Expos / Los Angeles Angels

2003 José Vizcaino, Houston Astros

2003, 2005, 2006, 2008, 2009, 2010, 2011 Albert Pujols, St. Louis Cardinals

2003 Alex Rodríguez, Texas Rangers

2004 José Lima, Los Angeles Dodgers

2006, 2007, 2011 David Ortiz, Boston Red Sox

2006 / 2016, 2017 Robinson Canó, New York Yankees / Seattle Mariners

2006 Ramón Ramírez, Colorado Rockies

2008 Carlos Peña, Tampa Bay Rays

2009 Jhonny Peralta, Cleveland Indians

2009 Hanley Ramírez, Florida Marlins

2014, 2015 Adrián Beltré, Texas Rangers

2015 Jose Bautista, Toronto Blue Jays

2018 / 2020, 2021 Nelson Cruz, Seattle Mariners / Minnesota Twins

2020 Hanser Alberto, Baltimore Orioles

MEXICO

2009, 2010 / 2013, 2015, 2016 Adrián González, San Diego Padres / Los Angeles Dodgers

2012 Ricky Romero, Toronto Blue Jays

PUERTO RICO

2002, 2003, 2006 Carlos Delgado, Toronto Blue Jays / New York Mets

2002, 2003, 2004 José Valentín, Chicago White Sox

2002 Iván Rodríguez, Texas Rangers

2002 Roberto Hernández, Kansas City Royals

2004 Edgar Martínez, Seattle Mariners

2005, 2007 Jorge Posada, New York Yankees

2010 Angel Págan, New York Mets

2012 David de Jesús, Chicago Cubs

2013, 2015 Hector Santiago, Chicago White Sox / Los Angeles Angels

2013 Carlos Beltrán, St. Louis Cardinals

2015 George Springer, Houston Astros

2015 Javier López, San Francisco Giants

2017 Marcus Stroman, Toronto Blue Jays

2017 T.J. Rivera, New York Mets

2018 Yadier Molina, St. Louis Cardinals

VENEZUELA

2004 Bobby Abreu, Philadelphia Phillies

2006 Omar Vizquel, San Francisco Giants

2007 / 2012, 2013, 2015, 2016, 2017, 2019, 2020, 2021, 2022 Miguel Cabrera, Florida Marlins / Detroit Tigers

2008 Melvin Mora, Baltimore Orioles

2008 Magglio Ordoñez, Detroit Tigers

2009 Johan Santana, New York Mets

2010 Carlos Guillén, Detroit Tigers

2011, 2012, 2014 Félix Hernández, Seattle Mariners

2012 Johan Santana, New York Mets

2013, 2017, 2022 José Altuve, Houston Astros

2015, 2016, 2017, 2018, 2019 Carlos Carrasco, Cleveland Indians

2016 Carlos González, Colorado Rockies

2018, 2019 Martin Prado, Miami Marlins

2019 Elvis Andrus, Texas Rangers

2019, 2020 Eduardo Escobar, Arizona Diamondbacks

2019 Pablo Sandoval, San Francisco Giants

2020, 2021 Miguel Rojas, Miami Marlins

2021 Salvador Pérez, Kansas City Royals

2021 David Peralta, Arizona Diamondbacks

2022 Pablo López, Miami Marlins

Los Latinos 2022 Premio Roberto Clemente en las Grandes Ligas

Una vez más desde el 2002 las Grandes Ligas comienza su festejo del Mes de la Herencia Hispana en los Estados Unidos con el anuncio de los candidatos de cada franquicia al Premio Roberto Clemente. Este galardón se le confiere a todos aquellos que muy similar a quien llamado ‘The Great One’ se ejemplifica por su trabajo no solo en el diamante de pelota sino también fuera de los estadios con una vida ejemplar comunitaria.

Para no olvidar, Clemente fue un múltiple seleccionado al Juego de Estrellas; 12 veces Guante de Oro; cuatro títulos de bateo en la Liga Nacional: dos sortijas de Serie Mundial y entre tantos honores Jugador Más Valioso en 1966 de la Liga Nacional y Jugador Más Valioso en 1971 de Serie Mundial. Fue el primer latinoamericano en arribar al exclusivo club de 3,000 hits y el primer latino entre los inmortales en el Salón de la Fama en Cooperstown.

Si bien su figura es bien recordada por su quehacer en los terrenos de béisbol debe ser bien evocado por su dar. Que mejor aquella cita “cuando tienes la oportunidad de mejorar cualquier situación, y no lo haces, estás malgastando tu tiempo en la Tierra”.

Hoy es hoy y para orgullo de América Latina una vez más tremendos peloteros que hacen una gran labor fuera de sus parques sonaran sus nombres como seleccionados a nominación para el honor del Premio Roberto Clemente. 

Este año entre los 30 nominados a buen son se encuentran los venezolanos José Altuve, Miguel Cabrera y Pablo López fueron nominados por sus actuales conjuntos.

Para no olvidar desde 1971 los latinoamericanos que han sido reconocidos como ganadores del gran galardón con el nombre del que fuese aquel gran Pirata de Pittsburgh lo son Rod Carew (1977), Sammy Sosa (1998), Edgar Martínez (2004), Carlos Delgado (2006), Albert Pujols (2008), David Ortíz (2011), Carlos Beltrán (2013), Yadier Molina (2018), Carlos Carrasco (2019) y Nelson Cruz (2021).

Parabién los nominados del 2022. Qué tal sí viajamos en el tiempo y aprovechamos esta columna para recordar todos aquellos latinoamericanos de nacimiento o ascendencia por franquicia nominados en la historia al Premio Roberto Clemente y ellos son:

Cascabeles de Arizona: Eduardo Escobar (2019, 2020); David Peralta (2021)
Orioles de Baltimore: Melvin Mora (2008); Hanser Alberto (2020)
Medias Rojas de Boston: David Ortiz (2006, 2007, 2011)
Cachorros de Chicago: David de Jesús (2012)
Medias Blancas de Chicago: José Valentín (2002, 2003, 2004); Hector Santiago (2013); José Abreu (2016, 2017, 2018)
Indios de Cleveland: Jhonny Peralta (2009); Carlos Carrasco (2015, 2016, 2017, 2018, 2019)
Rockies de Colorado: Ramón Ramírez (2006); Carlos González (2016)
Tigres de Detroit: Magglio Ordoñez (2008); Carlos Guillén (2010); Miguel Cabrera (2012, 2013, 2015, 2016, 2017, 2019, 2020, 2021, 2022)
Astros de Houston: José Vizcaíno (2003); José Altuve (2013, 2017, 2022); George Springer (2015)
Reales de Kansas City: Roberto Hernández (2002); Salvador Pérez (2021)
Angelinos de Los Angeles: Vladimir Guerrero (2007); Hector Santiago (2015)
Dodgers de Los Angeles: José Lima (2004), Adrián González (2013, 2015, 2016)
Marlins de Florida / Miami: Miguel Cabrera (2007);  Hanley Ramírez (2009); Martin Prado (2018, 2019); Miguel Rojas (2020, 2021); Pablo López (2022)
Gemelos de Minnesota: Nelson Cruz (2020, 2021)
Mets de Nueva York: Carlos Delgado (2006); Johan Santana (2009, 2012);  Angel Págan (2010); T.J. Rivera (2017)
Yankees de Nueva York: Jorge Posada (2005, 2007); Robinson Canó (2006)
Phillies de Philadelphia: Bobby Abreu (2004)
Padres de San Diego: Adrián González (2009, 2010)
Gigantes de San Francisco: Omar Vizquel (2006); Javier López (2015); Pablo Sandoval (2019)
Cardenales de San Luis: Albert Pujols (2003, 2005, 2006, 2008, 2009, 2010, 2011); Carlos Beltrán (2013); Yadier Molina (2018)
Marineros de Seattle: Edgar Martínez (2004); Félix Hernández (2011, 2012, 2014); Robinson Canó (2016, 2017); Nelson Cruz (2018)
Rays de Tampa Bay: Carlos Peña (2008)
Rangers de Texas: Iván Rodríguez (2002) Alex Rodríguez (2003); Adrián Beltré (2014, 2015); Elvis Andrus (2019)
Azulejos de Toronto: Carlos Delgado (2002, 2003); Ricky Romero (2012); José Bautista (2015); Marcus Stroman (2017)
Expos de Montreal / Nacionales de Washington; Vladimir Guerrero (2002)

Roberto Clemente y El Salon de la Fama de los Piratas de Pittsburgh 

El 15 de Septiembre Nueva York se vestirá de gala en su Citi Field al ser el hogar del Día de Roberto Clemente. Magno día del béisbol de las Grandes Ligas que celebra la figura y vida de quién se le nombra como ‘The Great One’. Esa noche en el gran diamante de Queens antes del partido entre sus Mets y los Piratas de Pittsburgh regia celebración a su memoria será hecho. Más ese día se nombran los reconocidos de las 30 franquicias que componen el béisbol organizado con el Premio Roberto Clemente.

El Premio Roberto Clemente desde 1971 se le confiere aquellos que se han destacado no solo en el diamante de juego sino también fuera de los parques con una vida ejemplar comunitaria.

El 30 de Septiembre el mundo bien conocedor del deporte de la pelota celebrará el 50 aniversario del hito que para muchos al presente es Roberto Clemente. El hit número 3000. Un poste que logró ese día en el Estadio Tres Rios que marcó su eternidad entre los más grandes en jugar en las mayores. Sobre todo para su Puerto Rico y América Latina.

Hoy es hoy, 3 de Septiembre, y un homenaje que estaba pendiente desde hacia mucho tiempo es finalmente realidad. Su exaltación al Salón de la Fama de los Piratas de Pittsburgh. Un pabellón que se puede rubricar también de gozo que finalmente es una realidad.

La organización de los Piratas de Pittsburgh inaugura finalmente en sus predios de su casa el PNC Park su Salón de la Fama donde se reconocerá hoy su primera clase con 19 miembros de los cuales 16 son residentes del pabellón de la fama en Cooperstown. 

La gran fiesta Bucanera comenzará hoy con una ceremonia antes del partido entre Piratas y los Azulejos de Toronto.

Clemente es uno de ellos que desde 1973 es morador del gran pabellón. Como buen repaso al llamado en su Borinquén “El Cometa de Carolina” fue un múltiple seleccionado al Juego de Estrellas (15); 12 veces Guante de Oro; obtuvo cuatro títulos de bateo en la Liga Nacional: dos sortijas en Clásico de Octubre (1960 y 1971) y entre tantos honores Jugador Más Valioso en 1966 de la Liga Nacional y Jugador Más Valioso en 1971 de Serie Mundial y fue el primer latinoamericano en arribar al exclusivo club de 3,000 hits .

Cómo en 1973 fue el primer latino entre los inmortales en Cooperstown hoy es el primero en ser reconocido en el salón de sus Bucaneros. A estas fechas ya hecho oficialmente el ceremonial. Clemente será uno de más de 65 latinoamericanos que están exaltado por un pabellón de la fama de un conjunto en las Grandes Ligas. Hoy los Piratas serán la franquicia número la franquicia número 23 en las mayores en tener su propio altar para sus grandes en su historia.

Con su exaltación hoy es otro registro Clemente esta vivo en la catedral del estadio en Pittsburgh. Desde que llegas al PNC Park desde el downtown llegas caminando al estadio a través del Puente Roberto Clemente; la gran mayoría de los fanáticos se toman múltiples selfies en la estatua de Roberto Clemente antes de entrar al estadio por el lado izquierdo del parque y cuando entras al estadio es la camisa número 21 en todos los colores blanco, oro y negro es la que predomina en el stand como si fuese todavía el hombre que defendiera el jardinero derecho regular de la novena. A eso, la verja a lo largo del predio del jardín derecho tiene 21 pies en honor al que todos los seguidores de los Piratas le reconocen.

Otro gran honor para Roberto Clemente. Enhorabuena también para los otros 18 exaltados Piratas. Qué Viva Roberto !

Roberto Clemente: Inolvidable ‘The Great One’

Hoy día mucho se habla y se escribe de Albert Pujols como el mejor pelotero latinoamericano actual en las Grandes Ligas. También mucho en estos tiempos se viene apuntando sobre Miguel Cabrera pero a la hora de la verdad cuando a ambos se les conversa sobre el más grande la respuesta es Roberto Clemente.

El almanaque nos dice que un 18 de Agosto nació en tierra boricua un hombre que se le atribuye que él mismo dijo que Dios deseaba para el que jugará béisbol.

Quién sabe lo que hoy día hubiese expresado de sus sentimientos del deporte del guante, bate y pelota que tanto amo pero cosas de la vida partió antes de nuestro mundo terrenal el 31 de Diciembre de 1972 en una misión para ayudar a los damnificados de un terremoto en Nicaragua.

Este año hubiese sido muy especial en su cumple escucharle de su propia voz de ese momento tan especial que fue el 30 de septiembre de 1972 en una tarde fría y nublada en el Estadio Tres Ríos de la Ciudad de Pittsburgh. Son 50 calendarios que han pasado de aquel instante de gloria deportiva de su indiscutible número 3,000 en su carrera. Un doble entre el jardín izquierdo y el central que llegó hasta la verja que le conectó al lanzador Jon Matlack de los Mets de Nueva York.

Por cosas de la vida fue su último imparable en temporada regular en su carrera. Esa campaña después solo conectó cuatro hits en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional frente a los Rojos de Cincinnati.

Para no olvidar en su día de natalicio, Clemente fue un múltiple seleccionado a Juego de Estrellas (15); 12 veces Guante de Oro; cuatro títulos de bateo en la Liga Nacional: dos sortijas de Serie Mundial y entre tantos honores Jugador Más Valioso en 1966 de la Liga Nacional y Jugador Más Valioso en 1971 de Serie Mundial. 

Fue el primer latinoamericano en arribar a tal exclusivo club de 3,000 hits y el primer latino entre los inmortales en el Salón de la Fama en Cooperstown.Vale recordar que su 21 engalanado por 18 campañas uniforme de los Piratas de Pittsburgh fue el primer número retirado de un latinoamericano en la historia de las Grandes Ligas.

El béisbol de Grandes Ligas conmemora anualmente el Día de Roberto Clemente cada 15 de Septiembre de forma oficial y entre actividades de recordatorio el béisbol mayor anuncia los candidatos de cada franquicia al galardón que lleva su nombre a todos aquellos que muy similar a su llamado se han destacado no solo en el diamante de juego sino también fuera de los parques con una vida ejemplar comunitaria.

Por cierto, desde 1971 los latinoamericanos que han sido reconocidos como ganadores del gran galardón lo son Rod Carew (1977); Sammy Sosa (1998); Edgar Martínez (2004); Carlos Delgado (2006), Albert Pujols (2008); David ‘Big Papi’ Ortíz (Boston), Carlos Beltrán (2013), Yadier Molina (2018), Carlos Carrasco (2019) y Nelson Cruz (2021).

En estos días muchos documentales, festejos y galas por doquier en Puerto Rico, Nicaragua y en Estados Unidos pero gran fiesta hubiese sido tenerle presente de cumple. Enhorabuena su momento continua. Como dijo aquel Arriba, Arriba !

El Futuro del Numero 21 de Roberto Clemente

Tiempo al tiempo. Esa ha sido la expresión más escuchada. Falta por jugarse mucha pelota por delante pero cuando ojeamos el calendario este venidero mes de septiembre hay varias celebraciones en el calendario que abrigan el nombre de Roberto Clemente.

La más conocida entre festejos es el 15 de Septiembre que el béisbol organizado de las Grandes Ligas celebra con bombos y platillos el Día de Roberto Clemente. Entre actividades, en cada estadio donde se juegue como local se honra la figura universal de Clemente y tal día es que son anunciados los nominados por franquicia para el Premio Roberto Clemente.

Este año en adición están en calendario en Pittsburgh a conmemorarse la exaltación de Clemente como miembro de la primera clase al Salón de la Fama de los Piratas y para finales de mes la festividad del 50 aniversario del logro del hit número 3000. 

Suena muy chévere pero año tras año para el día que se celebra la vida del llamado “The Great One” sale a flotar la interrogante del icónico número 21 de Clemente. El porque no se conmemora como el Día de Jackie Robinson en el mes de abril que se honra en grande por todo lo alto por todos los jugadores y personal en el terreno de juego vistiendo el número 42 en sus franelas. Número que esta universalmente retirado por el béisbol mayor. Por cierto, recientemente celebrado con gran honra en el Juego de Estrellas celebrado en Los Angeles.

Por años, un sin número de jugadores latinoamericanos más otras organizaciones han solicitado que similar lid a aquellos de la raza negra también simbólicamente se escoja y se retire un número que represente a todos aquellos que han pasado y dan lo mejor de sí día a día en las mayores. Ese número que tanto se ha solicitado en representación de todos aquellos de sangre latinoamericana sea de nacimiento o ascendencia es el número 21 de Roberto Clemente.

Más allá de sus innumerables logros de Clemente en el diamante de juego, su figura es reconocida globalmente por su trabajo humanitario y filantrópico fuera de los diamantes. Además, su lucha cuando fue pelotero de la imagen del pelotero latino. Más es hoy día figura que sobre salta en clases estudios sociales, historia y ciencias políticas por su pugna y contiendas por los derechos civiles en general sobretodo  del hispano y latino en los Estados Unidos. 

El béisbol organizado bien se sabe que el nombre de Roberto lo ha distinguido con la entrega del Premio Roberto Clemente a aquel pelotero que ejemplifique su honra fuera y dentro de un terreno de pelota y es entregado anualmente durante las festividades de la Serie Mundial pero para muchos eso no es el todo. 

Años atrás hasta la revista Sports Illustrated escogió a Roberto Clemente como el mejor deportista de todos los tiempos en haber vestido el número 21 por sus logros en el béisbol y su persona.

El número 21 en la actualidad esta retirado por la organización de los Piratas de Pittsburgh en el béisbol mayor y esta también retirado entre tantas organizaciones del deporte de la pelota, guante y bate en el mundo por gran número de ligas en Puerto Rico y más reciente por la liga profesional de Nicaragua.

21 razones y mucho más hay para el retiro universal en la pelota grande de tal número de Roberto Clemente. El tiempo sigue sonando con buen ritmo pero su fin eso solo el tiempo dirá.

Roberto Clemente: Gran Honor de Estatua en Louisville

Cuando se chacharea de Roberto Clemente muy conocido sus honores obtenidos a través de su carrera por 18 temporadas con los Piratas de Pittsburgh. Sus Guante de Oro, sus de Jugador Más Valioso en serie regular y Serie Mundial y otros tantos reconocimientos. Uno que no llegó a obtener fue el Bate de Plata pero este honor nació en 1980. Quien sabe cuantos hubiese obtenido si hubiese sido nato en las décadas de los 60’ y principios de los 70’ en las mayores.

La firma Louisville Slugger puede que no viaje en el tiempo pero un mayor prez le va a dar a la figura de Roberto Clemente. Este venidero Miércoles, 18 de Agosto el Louisville Slugger Museum and Factory develará una estatua del llamado por muchos como “The Great One” en su sala de historia.

La estatua de Clemente será el primer latinoamericano en tan especial sala de estatuas y se unirá a un exclusivo grupo donde solo viven perpetuamente efigies de Babe Ruth, Jackie Robinson, Ted Williams, Ken Griffey Jr. y Derek Jeter. 

En el mismo salón se quedará de forma permanente uno de sus bates utilizados en su carrera. El bate en exhibición será el modelo U 1 de 39 onzas y 35 pulgadas de largo que uso en la temporada de 1968. Previamente este bate estuvo en pasadas presentaciones itinerantes pero ahora estará de forma permanente.

El bate en exposición tiene una historia muy especial. Clemente lo utilizó en la segunda mitad de la campaña 1968  y según records bateo al son de .339 de promedio (79 hits en 63 partidos), 10 dobles, 5 triples y 9 cuadrangulares. Fue uno que Clemente escogió personalmente cuando esa campaña le no iba muy bien a la ofensiva. 

Para la figura de Roberto Clemente es otra gran gratitud de su carrera que compone un amplio  compendio de su vida en el béisbol y fuera de los diamantes como humanitario.

Las ovaciones continúan. Roberto Clemente Vive !

Roberto Clemente: Regreso de 50 Años a la Serie Mundial 1971

Este fin de semana el PNC Park se viste de gala con una magna celebración del 50 aniversario de aquel conjunto Bucanero que fue campeón de Serie Mundial. En 1971 no muchos esperaban que la tropa acerera de Danny Murtaugh fuese el rey del béisbol mayor y  muchos descreídos pensaron que el jugador que es sinónimo de ese Clásico de Otoño lo seria Roberto Clemente.

En la campaña del 71’ los amplios favoritos a ser monarcas del béisbol era la franquicia de Baltimore. Los Orioles en 1969 perdieron en la Serie Mundial contra los llamados “Miracle Mets” de Nueva York y al año siguiente vinieron por sus fueros conquistando el título mundial frente a los Rojos de Cincinnati. La novena Oriol tenia lo que se le dice un trabuco que muchos entendían las tenía todas consigo para ser los primeros en repetir como campeones mundiales desde los Yankees de Nueva York de 1961 y 1962.

Nadie olvide en 1960 fueron los Piratas que dejaron parados en el terreno a los Bombarderos del Bronx en el Forbes Field con un jonrón de Bill Mazeroski en la novena entrada de cierre en el séptimo y decisivo partido.

Una década más tarde los Piratas eran ese equipo que todo el mundo beisbolero sabia que tenia el talento necesario pero había dudas si finalmente podían catapultar aquellos 11 años sin conocer Serie Mundial.

Roberto Clemente era esa gran estrella que por sin número de razones en esos llamados listados no estaba en el tope como debía ser. Un Todo Estrella año tras año, cuatro campeonatos de bateo y “MVP” de su circuito en 1966 pero no siempre era el primero a mencionar.  

Su personalidad con la prensa sobre todo con la local de Pittsburgh no era de su mayor favor y no importando las cubiertas que le daba entre otros Baseball Digest y The Sporting News no fue hasta esa serie mundial que se convirtió en el favorito de tantos.

Los Bucaneros esa temporada ganaron su banderín del este con 97 victorias. Una campaña que realmente fue de aportación de muchos pero el que más despuntó lo fue en aquel entonces joven Willie Stargell. Stargell hasta llegó segundo en la votación para Jugador Más Valioso de la Liga Nacional y siempre en entrevistas dejo saber que mucho de sus triunfos con el bate fue por los consejos de Clemente. Para no olvidar, Clemente esa temporada llegó quinto en la votación para Más Valioso de su liga que ese año lo fue Joe Torre de los Cardenales de San Luis.

En viaje al tiempo los Piratas en su arranque de postemporada sacaron de paso a los Gigantes de San Francisco. En esa Serie de Campeonato de la Liga Nacional si hubiese existido para aquellas fechas el premio de Jugador Más Valioso para tal concurso muy probablemente hubiera también sido propiedad de Clemente.

Roberto Clemente definitivamente fue e hizo su espectáculo ese clásico otoñal frente a los Orioles de Baltimore. Un muy veterano a su primera Serie Mundial en 1960. Sus jugadas defensivas y con su bate al son de .414 de promedio tal como en la Serie de 1960 en cada partido jugado que vio acción bateó limpiamente. Claro esta el destaque para la historia fue su jonronazo en el séptimo y decisivo partido que le conectó un ‘screwball’ a Miguel Cuellar que definió su legado para la crónica de los tiempos.

Un lanzamiento en compartir hace muchos años atrás en Miami que Cuellar (QEPD) nos dejo saber que nunca olvido la recta que debió tirar que no lanzo y Clemente se la sacó fuera con un enorme batazo que el resto es historia.

Por cierto, nadie olvide que el otro gran héroe de ese séptimo partido muchos recuerdan el gran picheo de Steve Blass pero algunos han borrado que el otro grande con el bate lo fue José Antonio Pagán. También fue una serie que fue enorme para el hermano de corazón de Clemente el siempre sonriente Manny Sanguillén. 

Vale apuntar que ese equipo de 1971 ya se había anotado antes de la postemporada en los libros de historia. El primero de Septiembre de esa campaña los Piratas se convertirían en el primer equipo en la historia en poner en el diamante a nueve jugadores de dis minoría solamente latinos y negros en un partido frente a los Phillies de Philadelphia. Hay que señalar que aquel gran momento se convirtió con el tiempo en una medida de talento que hizo cambiar a muchas franquicias después en esa década de los 70’ entre otros los Rojos de Cincinnati y los Atléticos de Oakland.

Hoy es hoy y es el aniversario dorado de aquella gran novena. Muchos pensaron que podia ser un equipo de repetición de reinado pero en 1972 fueron eliminados en la postemporada en cinco partidos en la Serie de Campeonato de su liga por Cincinnati. Esa serie última en acción que Roberto Clemente tomo acción en un terreno de juego.  

Clemente no esta presente pero como todo en Pittsburgh sabemos que su traza estará sobre todos en el “North Shore”. Enhorabuena recuerdos de oro y una vez más para todos aquellos que nunca olvidan a Roberto Clemente, Let’s Go Bucs !

NOTA EXTRA DEL AUTOR

El Día de Roberto Clemente 2021 esta en el calendario oficial de las Grandes Ligas para el 15 de Septiembre. Ese día habrá gran celebración y una ceremonia como acostumbrado anualmente de la vida de Roberto Clemente y su número 21 en el PNC Park antes del partido entre los Piratas y los visitantes Rojos de Cincinnati.

Cinco Latinos Nominados al Premio Roberto Clemente 2020 en las Grandes Ligas

Mucho se puede escribir y hablar del gran honor a realizar los Piratas de Pittsburgh con el número 21 el venidero 9 de Septiembre en el Día de Roberto Clemente. Todo jugador Bucanero vestirá en su franela el número que uso el llamado “The Great One” en partido frente a los Medias Blancas de Chicago.

Por cierto, solo una opinión todos los Medias Blancas lo deberían hacer también de tener todos el número 21 en su espalda tal como se efectúa con el 42 el Día de Jackie Robinson.

En el Día de Roberto Clemente como anualmente se realiza desde hace bastante tiempo es el día del anuncio de los nominados 2020 al Premio Roberto Clemente.

El espíritu de Clemente vive en el galardón que entrega las Mayores anualmente aquel jugador que mejor de ejemplo de excelencia tanto en el terreno de juego como por su trabajo filantrópico con la comunidad.

Este año en el grupo de los 30 nominados por cada franquicia cinco son de sangre latinoamericana. En la Liga Americana entre nombrados son Hanser Alberto de los Orioles de Baltimore; Miguel Cabrera de los Tigres de Detroit y Nelson Cruz de los Gemelos de Minnesota. En el circuito nacional Miguel Rojas de los Marlins de Miami y Eduardo Escobar de los Cascabeles de Arizona.

En la historia un sin número de grandes luminarias han obtenido el Premio Roberto Clemente  por sus labores humanitarias. De orgullo de America Latina reconocidos con el gran galardón lo son Rod Carew (1977); Sammy Sosa (1998); Edgar Martínez (2004); Carlos Delgado (2006), Albert Pujols (2008), David ‘Big Papi’ Ortíz (2011), Carlos Beltrán (2013), Yadier Molina (2018) y Carlos Carrasco (2019).

El ganador del premio este año será anunciado el mes de octubre durante la celebración de la Serie Mundial.

No importando quien será el escogido esta campaña todos los nominados son merecedores de tan gran honor. Enhorabuena, felicitaciones a todos los nombres escogidos y estamos seguros que en algún rincón en el firmamento Roberto Clemente les estará dando sus aplausos.

Nota Extra del Autor:
El 9 de Septiembre en el Día de Roberto Clemente el único Boricua en la plantilla de los Piratas de Pittsburgh lo es el Coach Joey Cora. Cora vestirá el 21 por vez primera vez en su uniforme desde que fue jugador activo desde la temporada de 1991 que lo utilizó con los Medias Blancas de Chicago. Cora también será el primer puertorriqueño de los Piratas en vestir tal número desde que fue retirado en 1972 el 21 oficialmente por la organización de Pittsburgh.

Ese día en el PNC Park los honrados con el Premio Roberto Clemente serán Josh Bell de los Piratas y por los visitantes  Medias Blancas Tim Anderson.

No hay Colores en el Beisbol. Hora de No Colores en los Estados Unidos

Baez Lindor Berrios

Hace exactamente 65 años atrás Roberto Clemente uno de los choques más grandes que tuvo que enfrentarse al vestir la franela de los Piratas de Pittsburgh fue el encuentro cultural del extremo racismo en los Estados Unidos de América. Un encontronazo que para Clemente y para muchos latinoamericanos que llegaban en aquel momento a nuevo terruño se topaban con algo que no era de sus costumbres de sus tierras de procedencia.

Clemente debutó un 17 de Abril de 1955 y desde su primer partido en el Forbes Field vio  la realidad del racismo y más en su caso en aquellos tiempos en la ciudad del acero que era predominante de cuello azul blanco. Una ciudad norteña industrial donde predominaba un color y costumbres. Quien haya visto la película “Fences” de Denzel Washington puede tener una idea bastante clara de lo que era Pittsburgh en la década de los 50’. 

Lo que para Clemente su vida no era pieza de la cinematografía. Era realidad. Compañeros de equipos, fanáticos y su no mejor amigo a través de toda su carrera la prensa local deportiva. Mucho se ha escrito y relatado y ciertamente aquellos días nada que ver como es considerado hoy “The Great One”.

Clemente no fue el único que como muchos peloteros que llegaban para finales de los 50’ y principios de los 60’ de otras partes de América Latina sus vidas tuvieron que acostumbrarse a una bastante complicada. Latinos y de tez de color. El racismo era doble. 

Hasta en un momento dado era doble no por el blanco solamente sino también porque muchos de la comunidad negra veían a los latinos como intrusos extranjeros. Mucho se ha apuntado sobre el tema del inglés pero más allá de un idioma cuantas historias y relatos escuchamos entre otros de Orlando Cepeda, Juan Marichal, Tany Pérez y Victor Pellot y muchos otros de sus no tan gratas experiencias. Hasta de grandes en la década de los 70’ y principios de los 80’ las historias reales son largas lo que era racismo no importa nombre y estrella de un determinado conjunto.

Clemente más allá de su carrera en el terreno de juego es el hombre a mencionar porque fue el primero que tuvo el bate y guante de entrar en la arena de argumentar y razonar sobre las cuestiones sociales de justicia en los Estados Unidos. Mucho se ha apuntado de sus opiniones a través de su carrera sobre el tema y su fervor a favor de lo que finalmente seria firmada La Ley de Derechos Civiles de 1964. Clemente era un gran defensor de las ideas y movimientos de Martin Luther King.

Para el puertorriqueño como Clemente y otros grandes de su tiempo como Orlando Cepeda y los lanzadores Rubén Gomez y Juan “Terín” Pizarro si viajamos en el tiempo era un tema muy difícil el de la discriminación porque más allá de ideología cultural eran derechos obtenidos mucho antes de 1964 por la Constitución de Puerto Rico en un territorio no incorporado de los Estados Unidos.

Más allá, Clemente llegó a tener el gusto de tener en su hogar en 1962 a Martin Luther King durante una visita a la Isla para presentarse en la local Universidad Interamericana. Paréntesis, quien diría que sus dos presentaciones estaban tituladas “Strides Towards Freedom” y “The Future of Integration”. Una ironía hoy 2020.

Años después la historia dicta que fue Roberto Clemente el que tomo carta en el asunto que sus Piratas no jugarán un día antes del entierro de Martin Luther King. El 4 de Abril de 1968 King fue asesinado en Memphis y la temporada de las mayores estaba por comenzar el 8 de Abril. Varios equipos tuvieron sus determinaciones y en el caso de los Piratas que abrían la temporada en Houston, Clemente tomó las riendas para que se suspendiera el partido y no comenzara la campaña hasta después del entierro el 10 de Abril. Ese día Piratas y Astros abrieron la campaña dividiendo honores en un doble juego donde bien nos comentó en una ocasión Steve Blass fue un día de escasa asistencia en el Astrodome y la nación todavía no estaba preparada para entretenerse después de tan horrifico asesinato.

Hoy es hoy y todo lo que se comunica de diversas formas y maneras es de derechos, desigualdad, injusticia, opresión y racismo. Palabras entre tantas de intolerancia y prejuicio. 

Quien hubiese dicho que en el 2020 estaríamos viviendo precisamente en un momento de una pandemia mundial uno de tanto dolor y tristeza humana.

Hoy es hoy y todos somos ciudadanos. Para los latinoamericanos hasta los que vivimos en los Estados Unidos es arduo y engorroso que aunque conozcamos la complicada historia desde aquellos tiempos que tuvo que dilucidar Abraham Lincoln no hay el concepto de blanco, no hay negro, no hay “brown”. No entendemos todavía en el presente porque la diferencia de Babe Ruth y Hank Aaron y Mickey Mante y Willie Mays.

En el caso de Puerto Rico no hay colores entre el primero en la historia Hiram Bithorn y entre los del presente como Isán Díaz. No hay colores entre Javier Báez, José Berríos y Francisco Lindor. No hay entre “Kike” Hernández, Edwin Díaz y Yadier Molina. No hay en el Salón de la Fama entre Roberto Clemente y Edgar Martínez. Nadie nunca definió colores entre los Yankees Jorge Posada y Bernie Williams. Nadie contrastó a Javier López ni a Carlos Delgado. Simplemente todos boricuas. Todos grandes ligas y reconocidos de una forma otra en la gran carpa. En otras naciones latinoamericanas infinidad de contrastes hay y son símbolo de una sola nación.

Tiempos de cambios que tienen que cambiar. En los Estados Unidos hubo sus momentos en 1865, 1964, 1968 y tan cerca en el 2011. Los acontecimientos actuales quien sabe como evolucionaran pero tienen que transformarse a los tiempos presentes. Es hoy darle un detente a los colores. No hay espacio para que el tiempo dirá. Veremos.