Category: Senadores de San Juan

Manny Sanguillen: El Gran Hermano de Roberto Clemente y Puerto Rico

Sanguillen Clemente 1971

Hoy día cuando tienes la oportunidad de ir a un partido de los Piratas como local en el PNC Park en Pittsburgh una de las paradas obligatorias debe ser Manny’s BBQ. En los predios detrás del jardin central excelente comida pero más tendrás la oportunidad de ver y conocer en persona a uno que fue el segundo mejor receptor en la Liga Nacional en la década de los 70’, Manny Sanguillén.

‘Sangui’ como bien le conocen en la ciudad de los bucaneros comenzamos reiterando sus credenciales porque no importa cuantas veces te sientes a charlar con el siempre su tema es su inolvidable amigo Roberto Clemente.

Para estas fechas de cierre de año para Sanguillén es recordar una y otra vez aquel 31 de Diciembre de 1972 cuando su hermano mayor cual así era su amistad con Roberto murió en aquel accidente aereo que llevaba ayuda a los daminificados de un terremoto en Nicaragua. Manny fue de los primeros que cuando llegó a la playa en Loiza donde cayó el avión se unió al grupo de buzos para buscar el cuerpo del astro del béisbol. El resto es historia.

Hoy es hoy y cuan grande es el número de historias le hemos escuchado de su confratrenidad con Clemente desde que fue su mentor en 1966 un año antes cuando arribó al gran circo en la franela de los Piratas. Desde su llegada lo palió para que en corto tiempo fuese el receptor regular de la novena bucanera y más adelante uno de los mejores bates del terruño panameño todavia al presente después de Rod Carew.

Más allá de Clemente, el propio Sanguillén fue probablemente su mejor pupilo. La historia esta escrita que fue con los Piratas un tres veces Todo Estrella; pieza importante en los campeonatos mundiales de 1971 y 1979 de Pittsburgh; y terminó su resumé grandes liga con exactamente 1,500 hits. Que cosas, misma mitad de 3,000 indiscutibles para un cierre de .296 de promedio de bateo.

Fue considerado tres veces para Jugador Más Valioso de la Liga Nacional y su mejor campaña fue en 1970 cuando arribó tercero en bateo con .325 de promedio en su circuito nacional. También en 1971 terminó entre primeros en bateo con .318 y en la Serie Mundial contra los Orioles de Baltimore conectó 11 inatrapables uno menos que los 12 conectados por Clemente que fue el reconocido como Jugador Más Valioso de ese Clásico de Otoño.

Vale añadir, que después de la Serie Mundial el momento menos de su olvido de esa temporada de 1971 fue cuando el Dirigente Danny Murtaugh de los Piratas pusó en el terreno el primero de septiembre el primer ‘lineup’ en la historia de las Ligas Mayores compuesto por sólo peloteros negros y latinos.

Para alguien que tanto nos ha chachareado y departido sobre “Momem” por tantas ocasiones y años es uno de esos peloteros que deberia ser agasajado en grande en Puerto Rico. Además de su resumé en las mayores siempre fue mano derecha de Clemente y llegó a jugar para su hermano en la temporada 1970-71 con los Senadores de San Juan.  

Hubiesen jugado juntos una vez más en la franela de San Juan en 1973 pero ya conocemos porque no sucedió. Sanguillén más adelante en su carrera jugó dos campañas con los Vaqueros de Bayamón y una con los Leones de Ponce que fue hasta su dirigente por varios partidos esa temporada.

Clemente Sanguillen 1971

Gracias a muchas de sus anéctodas e historietas es que conocemos de Clemente su deidad por Willie Mays y quien sabe cuan lejos hubiese llegado en tiempo en el béisbol en busqueda de la marca de hits conectados en las mayores. Quien sabe si hubiese sido el primer latinoamericano todavía al presente en jugar en 20 temporadas para una misma franela en las mayores y hasta el primer latinoamericano de tez negra en dirigir en el béisbol grande.

Cuantas veces ha sido Sanguillén enfático que Clemente fue la semilla y hasta como el mismo dice el mismo el Jackie Robinson de lo que en el presente es la importancia de los latinos en las Grandes Ligas.

Sanguillén es de esos hijos de Borinquén que no debe ser olvidado. Hasta quien sabe como es el destino que el año que fue inmortalizado al Salón de la Fama del Béisbol Latino uno de sus co-exaltados lo fue el posible salón de la fama para esta venidera clase Edgar Martínez.

Enhorabuena que no fue boxeador y prefirió el béisbol. Más allá de Clemente hay que reconocer quien es y escucharlo por mucho tiempo más a un grande, Manny Sanguillén.

Advertisements

Los Numeros Retirados del Beisbol Profesional de Puerto Rico

Martinez Alomar San Juan

Hace dos años atrás con bombos y platillos la liga profesional de béisbol de Puerto Rico retiró para la inmortalidad el número 21 del “The Great One” Roberto Clemente. Enhorabuena por un movimiento que sigue creciendo pero si algo tiene el “fan” boricua en su pasión y querencia por el deporte del bate y el guante es que no olvida detalles de sus grandes en la historia.

Tiempito atrás en el Estadio Hiram Bithorn en San Juan escuchaba una discusión porque la franquicia de los Cangrejeros de Santurce no retiraban los números para la inmortalidad de dos de sus grandes en su crónica Atanasio ‘Tany’ Pérez y Juan ‘Terín’ Pizarro. Acto seguido se formó un buen debate sobre el asunto de los números retirados no solo de franquicias individuales sino los reconocidos por la liga profesional en su historia.

Mi memoria fue atrás en el tiempo y bien lo primero que me vino a la memoria fue más o menos aquel dicho del dramaturgo Oscar Wilde. La historia si es necesaria hay que reescribirla.

A mi retentiva de años en esta lid del béisbol cuantos actos de estar presente que han retirado una y otra vez los números de Tany Pérez, ‘Terín’ Pizarro y más allá por la novena de Santurce entre otros de Orlando Cepeda y Rubén Gomez. 

Puede que historiadores de  otras épocas pasadas recuerden pero el número 21 de Clemente hacia rato en el tiempo que estaba retirado por la liga profesional borincana. Si alguien ha olvidado Carlos Delgado tuvo que hasta pedir permiso en el 2009 para vestir el número 21 para el Clásico Mundial de Béisbol porque al recuerdo de muchos era que en 1998 la liga profesional de Puerto Rico oficialmente retiró el número de Clemente.

En los últimos años hemos coincidido con ceremonias de retiro de números a Wilfredo Cordero en Mayagüez. También en Caguas en ceremonias de igual reconocimiento a Roberto Alomar y más reciente en el partido final de hace dos calendarios atrás en el Estadio Sola Morales a Iván ‘Pudge’ Rodríguez. Que por cierto en esta última pocos recordaban que Victor Pellot Power muchos años atrás fue el primero que los Criollos le retiraron su número para la inmortalidad.

Esta es una buena asignación para no dejar caer la historia. Cronistas de la liga se deben unir para recopilar los números retirados oficialmente en la historia de la liga. La tarea no es fácil ya que franquicias tradicionales entre otras los Lobos de Arecibo, Leones de Ponce y Senadores de San Juan, esta última en su unión en su historia con los Vaqueros de Bayamón, se conoce que tienen números retirados en sus enciclopedia.

Una gran encomienda porque entre tantas razones que hay para poner al día los records que quien sabe si dentro de poco un número que debe ser retirado si enhorabuena sucede una gran noticia el año próximo será retirar el de Edgar Martínez de los uniformes de la liga profesional.

Quien dice que si a que esto más que una idea debe ser realidad. El tiempo nos dirá.

Edgar Martinez: Proximo al Salon de la Fama de la Cuna de Puerto Rico

Edgar Martinez San Juan Metros

Puede que sea la añoranza o nostalgia para los que somos del Caribe pero muchos nunca hemos olvidado cuantos grandes hemos  avistado en los diamantes en las ligas de invierno.

La liga de Puerto Rico cumple su aniversario 80 este 2018 en uno que puede sea de gran envergadura para los de la Isla del Encanto si finalmente Edgar Martínez recibe su pase bien merecido a la inmortalidad del béisbol en Cooperstown.

“El Señor Mariner” de ser electo se unirá a los de su terruño Roberto Alomar, Orlando Cepeda, Roberto Clemente e Iván “Pudge” Rodríguez.

Martínez nunca lo hemos olvidado que antes de ser un hijo predilecto de Seattle lo fue toda su carrera de jovenzuelo de invierno con la franquicia de San Juan.

Este año Lee Smith, uno de los mejores relevistas en la historia, fue electo por el Comité de Veteranos y los que lo vimos bien en sus principios no debe ser desdeñado que de sus primeros pasos los dio en la temporada 1980-81 con los Cangrejeros de Santurce.

Para los amantes de la historia del béisbol o simples curiosos aquí todos los jugadores y/o dirigentes que vieron acción en la liga profesional de Puerto Rico y hoy están exaltados en Cooperstown y ellos son

Roger Hornsby

Roy Campanella 

Leroy ‘Satchel’ Paige

Johnny Mize

Joshua Gibson

Walter ‘Buck’ Leonard

Raymond “Talua” Dandridge

Martín Dihigo

Leon Day

Johnny Bench

Tom LaSorda

Jim Palmer

Bob Gibson

Steve Carlton

Fergunson Jenkins

Phil Niekro

Orlando Cepeda

Tany Pérez

Robin Yount

Mike Schmidt

Willie Wells

Roberto Clemente

Larry Doby

Monford ‘Monte’ Irvin

Reggie Jackson

Willie Mays

Frank Robinson

Hank Aaron

Jim Bunning

Earl Weaver

Sparky Anderson

Hilton Smith

Eddie Murray

Gary Carter

Wade Boggs

Willard Brown

Raymond ‘Ray’ Brown

Ernest ‘Jud’ Wilson

Cal Ripken Jr.

Tony Gwynn

Rick Gossage

Rickey Henderson

Roberto Alomar

Iván Rodríguez

Jim Thome 

Jack Morris

Lee Smith

Primero Estrellas de Puerto Rico Antes que las Grandes Ligas

Cora Yadier Puerto Rico

Para los seguidores del béisbol milenios en y de Puerto Rico como todo lo que es de su generación es ahora. En tiempo, sus intereses es lo que es en este momento. Hablarles y escribirles de pelota es al instante entre otros, Yadier Molina de los Cardenales de San Luis, Javier Báez un Cachorro de Chicago, Kike Hernández un Dodger de Los Angeles, Carlos Correa un Astro de Houston, Eddie Rosario un Mellizo de Minnesota, Christian Vázquez un Media Roja de Boston y entre brazos un Joe Jiménez de los Tigres de Detroit. 

Alex Cora es en corazón el dirigente del 2018 de todos en la Isla del Encanto y no le quitemos a Dave Martínez de los Nacionales de Washington y ojo con Charlie Montoyo que debuta la próxima temporada en el circo grande con los Azulejos de Toronto.

Lo que pocos rememoran es que todos los antes mencionados tuvieron su principio de carrera como peloteros en la liga profesional de Puerto Rico años atrás. Como también en sus instantes se vieron jugar en los diamantes borincanos los hoy salón de la fama Roberto Alomar, Roberto Clemente, Orlando Cepeda e Iván Rodríguez y boricua de corazón a Tany Pérez.

Como también en sus épocas especificas entre tantos Santos Alomar, padre, Juan José Beniquez,  José “Cheo “Cruz, Guillermo Montañez, Jerry Morales, Pedro García, Dickie Thon, Carlos Baerga, Edgar Martínez y Juan Igor” González. Hasta los ex-dirigentes Edwin Rodríguez, primero en las mayores con los Marlins de Florida y Santitos Alomar, Novato del Año de la Liga Americana y hoy coach de los Indios de Cleveland, los vimos jugar en los terrenos de Borinquén antes de que llegaran hacer historia en las Grandes Ligas y más de otros 200 quienes fueron alguna vez de los hoy Cangrejeros, Criollos, Indios o Gigantes y otros de las desaparecidas franquicias de San Juan y Ponce

La historia deportiva en cualquier país no se debe perder. Como tal el pedido en 80 calendarios es momento una vez más de darle apoyo y soporte a los que pueden ser las grandes figuras del presente y el futuro. Nadie olvide estos no lo son grandes por ver acción en el béisbol mayor sino son los mismos que con tanto orgullo y pasión sigues que son los futuros “team rubio” de Puerto Rico.

Quienes serán los próximos tal como en nuestra foto de esta columna, Alex Cora y Yadier Molina, las luminarias de la temporada 2018-2019 en Puerto Rico el tiempo nos lo dirá. Playball ! 

John Candelaria: Siempre Pirata de Puerto Rico y Pittsburgh

John Candelaria 2

Hace 46 calendarios atrás John Candelaria dejo un anhelo de muchos deportistas de ir a unos Juegos Olímpicos por firmar como pelotero realizando un sueño que para muchos en su perspectiva se convertiría junto a Juan “Terín” Pizarro en uno de los dos mejores lanzadores zurdo boricua en la historia en las Grandes Ligas.

“The Candy Man” que tenia la oportunidad de integrar la selección nacional de baloncesto de Puerto Rico en esa olimpiada en Munich decidió el 15 de Agosto de 1972 prefirió canjear su camisa de los Piratas de Quebradillas del basket superior puertorriqueño por la franela de los Piratas de Pittsburgh. 

En aquel entonces no fue asombro para muchos porque en el mes de Junio los Piratas lo habían escogido en la segunda ronda en el sorteo de novatos de las Grandes Ligas. Más, el escucha que lo siguió fue Danny Murtaugh, el mismo que un año antes dirigió los Piratas para ganar la Serie Mundial de 1971 frente a los Orioles de Baltimore.

Ese mismo día de Agosto, además del bono de $30 mil que recibió de la franquicia bucanera, estampó su firma con los Senadores de San Juan de la liga invernal borincana. Quien hubiese dicho que en ese momento las dos franquicias donde jugaba Roberto Clemente.

Candelaria PR Bayamon

Con presentaciones de calidad entre 1973 y 1975 con los Senadores y los Vaqueros de Bayamón en Puerto Rico y gran dominancia en el sistema menor de los Piratas, Candelaria fue subido al circo grande y debutó el 8 de Junio del ’75 contra los Gigantes de San Francisco. Precisamente fueron ocho victorias esa primera campaña en su carrera.

Un solo año después, Candelaria le tomaría poco para arribar temprano al estrellato en el nombrado mejor béisbol del mundo. Ese día lo fue el 9 de Agosto de 1976. 

Esa noche fue el comienzo de su legado. Quien sabe si casualidad o presagio esa noche en el Estadio Tres Rios era “Candy Night Bar” y el partido era transmitido en lo que aquella época era un icono el “ABC Monday Night Baseball”. Con un “sinker” que era notable ya en las mayores dejó sin hits ni carreras a los Dodgers de Los Angeles. La hazaña lo convertía en el primer borincano en la historia y el primer latino desde Juan Marichal en 1963 en la Liga Nacional con un juego de “no hit-no run”.

Esa gesta le fue muy bien honrada y lo trocó ser el primer puertorriqueño en ser galardonado como Jugador de la Semana en la historia de la Liga Nacional en las mayores.

Tiempito atrás, Candelaria contó como su padre aunque feliz en corazón hubiese preferido un juego perfecto. En ese partido solo tres le llegaron en base pero no importando nunca ha sido olvidada su hazaña porque ese fue el primer juego de “no hit-no run”por un lanzador Pirata en el propio Pittsburgh y por consiguiente primero en el Estadio Tres Rios. Esa noche su primera llamada de su gran lid fue a su señora madre.

Candelaria esa campaña de 1976 terminó con marca de 16-7 con 3.15 de efectividad.

En 1977 su luminaria fue de mayor brillantez. Esa temporada de “Todo Estrella” cerró con marca de 20-5 convirtiéndose en el primer boricua en la historia con 20 ganados en las ligas mayores. Más que su hecho de 20 victorias, Candelaria terminó de líder de ganados y perdidos con .800 de promedio y su 2.34 de efectividad de la Liga Nacional.

Hoy todavía se debate que no fue justo su quinto lugar en el voto por el premio Cy Young que le fue conferido a Steve Carlton. Por cierto, para los historiadores obtuvo sus votos en el sufragio para Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

Su siguiente gran momento en su carrera Pirata plasmada en dicho por el propio Candelaria lo fue su victoria en el sexto partido de la Serie Mundial de 1979 que mantuvo vivo a su conjunto para darle paso a su equipo de seguir vivos y jugar un séptimo contra Baltimore. La historia nos dicta que Pittsburgh volvió a vencer a los Orioles en un Clásico de Octubre y ese es hoy su ultimo campeonato mundial en su crónica.

Candelaria cerró su carrera el 9 de Julio de 1993 en el uniforme de Pittsburgh donde todo su historial comenzó en las mayores. Su carrera de 19 temporadas culminó con marca de 177- 122 con 3.33 de efectividad en ocho franquicias jugadas. Sus 19 temporadas a un punto eran la mayor cantidad por un boricua en las mayores hoy superadas a este instante por las 21 participadas por Iván “Pudge” Rodríguez.

Honor a quien merece honor. John Candelaria continua siempre en la memoria de los que le vieron jugar en Puerto Rico como baloncestista y ser uno de los mejores lanzadores en la historia en las Grandes Ligas. Nunca se olvide y eso el tiempo nos lo dirá.

Puerto Rico: Historia y Pasion de Grandes Ligas

Clemente Martinez Alomar

El guateque que vivió la Isla del Encanto va para una semana en los libros de historia. Mucho más allá de dos partidos entre los Indios de Cleveland y los Mellizos de Minnesota celebrados en el Estadio Hiram Bithorn en la capital de San Juan, los puertorriqueños dejaron saber en esos pocos días su acento de pasión hacia el deporte del guante y el bate.

Bien a estas alturas en el calendario conocemos como se realzo la figura de Francisco Lindor y bien como también se resaltaron José Berrios y Eddie Rosario. Todos ojos con ellos que tienen buenas posibilidades este año ser Todos Estrellas en Washington D.C. este verano.

Mas allá de ambos partidos, es costumbre cada vez que hay una serie especial de las Grandes Ligas o en cada uno de los capítulos del Clásico Mundial de Béisbol alguien siempre se le ocurre trazar esa afamada columna o reportajes que lleva de título quienes mejor de todos los tiempos.

No importa por los reporteros de MLB, Fox, ESPN o reportajes que vimos en rotativos de Cleveland y Minnesota es como si se aprovechara el momento para recordarle al mundo quienes son lo mejor de lo mejor producto del béisbol boricua.

En esta columna no vamos a discernir cada una de las opiniones expresadas por cada medio estadounidense pero si todos concordaron que en eso de equipo de todos los tiempos pertenecen de seguro Iván ‘Pudge’ Rodríguez, Orlando ‘Peruchin’ Cepeda, Roberto Alomar, Roberto Clemente, Carlos Beltrán y Carlos Delgado.

El lanzador abridor de todos que se mandaron hacer su novena ideal escogieron como su as a Javier Vázquez y los que incluyeron un cerrador seleccionaron a Guillermo Hernández.

En el resto del cuadro interior en la tercera base hubo diversas opiniones algunos nombraron de antaño para ese equipo ideal a Carlos Baerga otros a Edgar Martínez. En el caso del campo corto algunos viajaron en el tiempo a reconocer a José Antonio Pagan. Otros le concedieron la posición en un conjunto ideal al hoy Carlos Correa y otros a Francisco Lindor.

En los bosques muchos concordaron con Beltrán y Clemente pero para completar el trio hubo medios que escogieron a Juan Igor’ González y otros a Bernie Williams.

Otro tema de impacto entre estadounidenses fue la comparación de probablemente los dos mejores equipos borincanos en su historia. Los Senadores de San Juan que represento a Puerto Rico en 1995 en la Serie del Caribe y la novena de “Los Rubios” que obtuvo el sub-campeonato el pasado 2017 en el Clásico Mundial de Béisbol.

Todavía al presente el escogido de todos en una confrontación de esas de fantasía resulto ser aquel de Borinquén que fue hasta escogido en aquella época como el esquipo del siglo. Para no olvidar aquel ‘lineup’ dirigido por Luis ‘Torito’ Melendez era 2B Roberto Alomar, DH Edgar Martínez, 3B Carlos Baerga, C Carlos Delgado, LF Juan ‘Igor’ González, RF Rubén ‘El Indio’ Sierra, CF Bernie Williams, 1B Carmelo Martínez y SS Rey Sánchez.

Por la razón que sea Edwin Rodríguez aunque en el 2013 logro con su novena el primer subcampeonato en un clásico lo que se puede decir afecto y apego de pueblo se lo gano el del pasado segundo torneo.

Para no olvidar ese ‘lineup’ era LF Ángel Pagan, SS Francisco Lindor, DH Carlos Beltran, 3B Carlos Correa, C Yadier Molina, 2B Javier Báez, RF Eddie Rosario, 1B T.J. Rivera y CF Kike Hernández.

Un reportero de Cleveland en días pasados me decía que Lindor era como un dios en esa ciudad de Ohio. No divisaba a futuro verlo en otro uniforme. Me comentaba entre otros como lo hizo toda su carrera Roberto Clemente con Pittsburgh, Edgar Martínez con Seattle y Bernie Williams con los Yankees de Nueva York. Otro reportero de esa ciudad entro en la conversación y me mencionaba como aunque Roberto Alomar y Orlando Cepeda jugaron para varias franquicias sus luminarias para siempre están en Toronto y San Francisco respectivamente.

En este pasado “Puerto Rico Series” quedo recalcado sin duda como dijo el propio Comisionado del Béisbol que Puerto Rico es una de las piezas de mayor importancia del béisbol de las Grandes Ligas.

Enhorabuena continúe la historia y pasión y mucho más nos traiga el tiempo. Veremos.

Senadores de San Juan: Franquicia de Gran Historia en Puerto Rico

Roberto Clemente Senadores de San Juan

La temporada 2017-2018 de la liga profesional de Puerto Rico arrancara este fin de semana de adviento y de reyes con sus Criollos de Caguas defendiendo su título de monarca con miras también de defender su corona de Serie del Caribe pero a su vez las franquicias de los Cangrejeros, Gigantes e Indios tienen en si la idea de ser el nuevo rey boricua.

Para muchos es tiempo triste de una vez más no ver en el diamante a la emblemática franquicia de los Senadores de San Juan. Hace varias temporadas atrás cuando resurgió esta franquicia muchos creían que iba a quedarse para largo pero por cuarta ocasión dejo de coexistir.

Triste o cualquier sinomino que se desee utilizar porque en estos días que está a todo dar el chachareo y escritos sobre las posibilidades de Edgar Martínez al Salón de la Fama en Cooperstown similar a que es hombre símbolo de los Marineros de Seattle en sus días en Borinquén fue fidedigno a la camisa de San Juan.

En estos días de comienzos del 2018 el ‘bestseller’ en la Isla del Encanto es el libro “Clemente: En la víspera de la gloria” escrito por el buen amigo e historiador Néstor Duprey Salgado. En su libro de 337 páginas con gran cantidad de imágenes detalla la crónica completa del zumo de ese tiempo con los Senadores de San Juan.

Un año atrás el otro ‘bestseller’ lo fue “Sobre la vida de Hiram Gabriel Bithorn Sosa” escrito por el buen amigo Jorge Fidel López. En su libro de 117 páginas y gran cantidad de imágenes detalla la crónica completa de la vida del primer boricua en las Grandes Ligas que antes que vistiera la camisola de los Cachorros de Chicago lo fue con los Senadores de San Juan.

Todavía a estas fechas todo buen boricua no ha olvidado la gesta e heroicidad de su llamado ‘Team Rubio’ en el pasado Clásico Mundial de Béisbol pero no importa como en los llamados debates un equipo que nadie ha borrado de sus mentes y para muchos sigue siendo aquel equipo de ensueño de los Senadores de San Juan que ganó para Puerto Rico en 1995 la Serie del Caribe.

Los Senadores, quienes de por si eran un trabuco dirigidos por Luis ‘Torito’ Meléndez se reforzaron con lo mejor del patio y conformaron un lineup probablemente inigualable compuesto en el siguiente orden 2B Roberto Alomar; DH Edgar Martínez; 3B Carlos Baerga; C Carlos Delgado; LF Juan ‘Igor’ González; RF Rubén ‘El Indio’ Sierra; CF Bernie Williams; 1B Carmelo Martínez y SS Rey Sánchez.

Fue tan categórica aquella novena que hasta los editores de las prestigiosas publicaciones estadounidenses Baseball America y USA TODAY Baseball Weekly a finales de la década de los 90′ reconocieron esa novena de 1995 de los Senadores de Puerto Rico como el “Dream Team” del Siglo 20.

Dos años antes la organización de los Senadores había hecho historia al ser reconocida por su partido en 1993 por ser el primer equipo profesional integrado por jugadores de Grandes Ligas en jugar contra Cuba. En aquella ocasión los Senadores con un conjunto que contaba entre otros con Carlos Baerga, Carlos Delgado y Edgar Martínez terminó siendo un juegazo.

En el cierre del noveno acto la novena de San Juan estaba atrás en el marcador 3 carreras por 2. Con un out en la pizarra, ante los envíos del zurdo Omar Ajete, el guardabosque Ryan Thompson conectó de hit y seguidito al primer lanzamiento el receptor Javier López, otrora estrella más adelante en su carrera con los Bravos de Atlanta, le conectó un lineazo por la banda izquierda de jonrón que le dio la victoria a su conjunto sanjuanero dejando en el terreno a la tropa cubana.

Aquella victoria espectacular fue grande para los boricuas que no habían visto en muchos años ver un equipo de Puerto Rico vencer a uno de Cuba pero más fue pie histórico. Seis años después dada ciertas realidades del momento políticas Cuba jugaría dos partidos de exhibición contra los Orioles de Baltimore. Quien diría que la segunda visita a tierra de José Martí seria el año pasado cuando fueron los invitados los Rays de Tampa Bay.

Muchos nombres, muchos buenos equipos es de mucho que más se pudiese transcribir de los Senadores de San Juan. Sin duda alguna una franquicia emblemática que es parte de la historia del deporte. No voy a escribir si debe regresar o no pero si cierto es una no debe ser olvidada. El tiempo nos dirá.