Tagged: bobby bonilla

El Premio Jugador del Mes y los Latinos en las Grandes Ligas

Desde la temporada de 1958 el béisbol de las ligas mayores ha conferido el premio de Jugador del Mes y un sin número de latinoamericanos han sido reconocidos con tal honor.

El primero lo fue Roberto Clemente con tal reconocimiento en Mayo de 1960 y después lo obtuvo en tres ocasiones más entre un puñado de latinos que lo obtuvieron hasta que fue dividido en 1974 el mismo por circuito. 

El mismo separado por liga el primero en la Liga Americana lo fue Rod Carew en Mayo de 1974 y Tany Pérez el primero en la Nacional en Agosto de 1975. 

En adelante un buen número de latinoamericanos han obtenido en los siguientes 47 años este honor. En la presente campaña en la Liga Nacional el venezolano Ronald Acuña Jr. de los Bravos de Atlanta, actualmente tristemente fuera de acción por una lesión, comenzó con un gran paso desde la arrancada cuando fue escogido como Jugador del Mes de Abril.

En tiempo reciente el cubano José Abreu de los Medias Blancas de Chicago quien anda caliente con su madero obtuvo su tercero en su carrera al ser seleccionado de su circuito americano el Jugador del Mes de Agosto.

Un mes más esta de acción falta para cerrar esta presente campaña y que mejor acertar uno más latinoamericano en este 2021. 

En un viaje por la historia de las Grandes Ligas es buen momento para recordar lo mejor de lo mejor latinoamericano que han sido condecorados con el honor que tocamos en esta columna. Para todos aquellos historiadores o puros asiduos del béisbol aquí les ofrecemos por país los latinos sean de nacimiento o ascendencia por país que más han sido distinguidos en su carreras en cada liga de las mayores como Jugador del Mes y ellos son:

JUGADOR DEL MES
LIGA AMERICANA

CUBA
Rafael Palmeiro, 4

MEXICO
Adrián González, 1

PANAMA
Rod Carew, 5

PUERTO RICO
Edgar Martínez, 5

REPUBLICA DOMINICANA
Alex Rodríguez, 10

VENEZUELA
Miguel Cabrera, 6

LIGA NACIONAL

CUBA
Yasiel Puig, 2

MEXICO
Adrián González, 1

PUERTO RICO
Bobby Bonilla, 3

REPUBLICA DOMINICANA
Albert Pujols, 6

VENEZUELA
Andrés Galarraga, 2

Los Marlins de Miami y Su Herencia con Puerto Rico

Desde sus orígenes en 1993 como los Florida Marlins la franquicia mejor conocida al presente como de Miami más allá de lo visto de su acción en el diamante como franquicia se ha destacado por su notoria faena comunitaria en el Sur de la Florida. Entre tantas su relevante apoyo a lo que es la herencia hispana.

Esta campaña una vez más volvemos apuntar sobre el valor de los Marlins hacia su comunidad cual este Sábado, 14 de Agosto están de gran celebración de la herencia puertorriqueña en su hogar Marlins Park partido frente a los Cachorros de Chicago.

La franquicia de los Marlins su historial es largo desde que se conceptuó como “El Equipo de las Americas” sus lazos con Puerto Rico. Como conjunto con visitas a la Isla tanto de acción de entrenamiento de primavera como de serie regular.

Por cierto, con una deuda actual con los aficionados locales de regresar a Borinquén ya que sus ultimas dos series pautadas a jugarse en el Estadio Hiram Bithorn en San Juan fueron canceladas en el 2016 frente a los Piratas de Pittsburgh y en el  2020 frente a los Mets de Nueva York.

El equipo en su historial tiene un buen número de jugadores en su historial boricuas de nacimiento o ascendencia. En los 28 de la franquicia el listado va desde desde Benito Santiago, y Luis Aquino en su edición inaugural hasta hoy día el jugador del cuadro interior Isan Díaz.

En la crónica de la organización también un sin número de sus dirigentes no se pueden olvidar. El relato mas conocido por muchos es que fueron los Marlins los que le dieron a Puerto Rico su primer dirigente en las historia en las mayores.

En el 2010 cuando despidieron a Fredi González la gerencia floridiana días despues precisamente en serie celebrada en San Juan Edwin Rodríguez en una serie contra los Mets de Nueva York en su terruño fue nombrado como dirigente en propiedad para el resto de la temporada.

Esa campaña del 2010 terminó con marca de 46-46 en el mando de sus Marlins de Florida y después el resto es historia.

En viaje por el tiempo Rene Lachemann y Jack Mc Keon dirigieron en la liga invernal de Puerto Rico. Cookie Rojas jugó y dirigió en la Isla del Encanto y el hijo adoptivo de Puerto Rico salón de la fama Tany Pérez muchísimo que escribir su resumé borincano sobretodo es una de esas figuras cumbres de los legendarios Cangrejeros de Santurce.

El actual manda más Don Mattingly es sinonimo de los Criollos de Caguas. Misma que más reciente jugó varias temporadas atrás Jazz Chisholm. En su única temporada jugada dejo su huella que iba ser una estrella en el béisbol mayor. Además de su gran guante en la primera base, su madero fue de gran impresión siendo el campeón bate de aquella campaña 1983-84 al son de .368 de promedio.

Mattingly al presente es uno de solo cuatro junto a Roberto Clemente, Willie Mays y Don Baylor que están en los libros de historia de la pelota invernal de Puerto Rico como los únicos a estas fechas que han sido campeones bate en la liga de invierno y a su vez más adelante galardonados como Jugador Más Valioso en las Grandes Ligas.

Mattingly ademas es uno de 14 de un exclusivo grupo en haber sido jugador y/o manda más en la liga de invierno y haber logrado la honra de Dirigente del Año en las ligas mayores.

Para no borrar memoria cerramos para aquellos amantes de la historia o simples curiosos aquí están todos los puertorriqueños de nacimiento o ascendencia que han jugado sea como los Florida Marlins o los Miami Marlins en su historia. Go Fish ! Viva Puerto Rico ! y ellos son:

Robert Andino SS 2005-2008 / 2016

Luis Aquino P 1993-1994

Mike Aviles SS 2017

Ricky Bones P 2000-2001

Bobby Bonilla 3B 1997-1998

Kiko Calero P 2009

John Cangelosi OF 1997-1998

Ramón Castro C 1999-2004

Christian Colón 3B 2017

Wilfredo Cordero SS 2004

Henry Cotto OF 1993

Carlos Delgado 1B 2005

Isán Díaz 2B 2019-2021

Mario Díaz SS 1994-1995

Andy González SS 2009

Kike Hernández 2B 2014

Mike Lowell 3B 1999-2005

Osvaldo Martínez SS 2010-2011

Bob Natal C 1993-1997

Brain Navarreto C 2020

Mike Rivera C 2010

Yadiel Rivera 3B 2018-2019

Edwin Rodríguez Dirigente 2010-2011

Iván Rodríguez C 2003

Benito Santiago C 1993-1994

Giancarlo Stanton OF 2010-2017

Javier Vázquez P 2011

Marlins de Florida o Marlins de Miami Cual Mejor 29 Temporadas en las Grandes Ligas

Este año se cumple 10 años que los Marlins de Florida jugaron su última campaña en el llamado en aquel entonces Sun Life Stadium. Desde el 2012 los Marlins son de Miami en las huestes con el techo retráctil en Calle Ocho donde estuvo una vez el mítico Orange Bowl.

Mucho se puede halar para un lado o para otro dependiendo de la banda generacional pero ciertamente en el historial de la primera versión están sus dos campeonatos mundiales. Los de Florida fue el primero en 1997 bajo la tutela de Jim Leyland con sus heroes entre otros Liván Hernández, Bobby Bonilla y Edgar Rentería, Su segundo en el 2003 bajo el manda más Jack McKeon con el gran apoyo entre otros de Iván “Pudge” Rodríguez, Luis Castillo, Alex González, Miguel Cabrera, Juan Encarnación y Mike Lowell.

Desde el 2012 desde que el equipo se convirtió en los Marlins de Miami fue la campaña pasada que por vez primera arribaron a series postemporada. Para no olvidar eliminaron en la primera ronda a los Cachorros de Chicago pero no corrieron igual suerte en la segunda frente a los Bravos de Atlanta.

Hoy es hoy y cuan lejos llegarán los Marlins de Miami esta temporada mucho hay que seguir si su talento actual está listo para llegar a un nivel mayor. Mientras tiempo mucho leemos del ámbito local diferentes columnas sobre el pasado y presente de la organización. Cierto, uno es nostalgia otro es la realidad pero siempre las comparaciones están vivas.

Ante la añoranza en otros tiempos nos encontramos con una columna del 2011 cuando se discutía de cerrar esa temporada con el nombramiento del Equipo Todo Estrellas de los Florida Marlins (1993-2011) antes de dar paso a su mudanza a ser los Miami Marlins. Nuestro equipo en aquel escrito lo determinamos puro latino y caribeño. 

Por aquello de viajar en el tiempo porque no para aquellos asiduos de las ligas de fantasia un partido de nuestro acento entre un ‘All Star” de los Florida Marlins contra un Todo Estrella de nuestra autoría de los Miami Marlins.

La novena de los Miami Marlins incluye jugadores en el roster actual, unos activos con otros equipos en las mayores y un nunca olvidado que quien sabe algún día se revierta la decisión de retirar su número 16.

Soñar es vivir y porque no. Cada cual con sus jugadores favoritos. Este es el nuestro. Quien sabe si la organización de los Marlins para su 30 aniversario hacen algo parecido en realidad en el diamante. El tiempo dirá y nuestros todos estrellas son:

Los Florida Marlins “All Stars”

C-Iván Rodríguez

1B-Bobby Bonilla

2B-Luis Castillo

3B-Mike Lowell

SS-Hanley Ramírez

OF-Moises Alou

OF-Miguel Cabrera

OF-Devon White

LA—Liván Hernández

LC-Antonio Alfonseca

Los Miami Marlins “All Stars” 

C-Jorge Alfaro

1B-Jesús Aguilar

2B-Starlin Castro

3B-Martín Prado

SS-Miguel Rojas

OF-Starling Marte

OF-Marcell Ozuna

OF-Giancarlo Stanton

LA-Jose Fernández

LC-Kimi García

Los Mejores Contratos Por Temporada de Puerto Rico en la Historia de las Grandes Ligas

Una nueva temporada esta en todo su apogeo y no hay quien este chachareando y debatiendo sobre los millones de Francisco Lindor. Más de 30 años han pasado cuando las mismas huestes de los Mets de Nueva York dieron mucho que hablar. Para principios de la década de los 90’ puede que muchos hayan olvidado que el boricua que más dio para departir era un joven llamado Bobby Bonilla. En las primeras dos temporadas aquel muchacho rompió muy bien el decenio con campañas consecutivas en el uniforme de los Piratas de Pittsburgh en las cuales cerró entre primeros tres para el galardón de Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. En el tercer año rompió el molde salarial no solo entre boricuas y latinos pero para todos aquellos de sangre latinoamericana.

El 3 de Diciembre de 1991 la franquicia de los Mets de Nueva York lo trajeron a sus huestes como agente libre y lo realizaron el hombre más rico del béisbol mayor con un contrato de $29 millones por cinco años.

Por varias temporadas el llamado “Bobby Bo” fue el mejor pago en las mayores. Aquel hito era favorable en un tiempo que el béisbol boricua se levantaba a principios de los 90’ con nuevas figuras entre otros Roberto Alomar, Santos Alomar Jr., Rubén Sierra y Benito Santiago.

El periodo de los 90’ continuó y como vemos hoy día los salarios fueron escalando hasta que llegó el calendario a los 2000 y Puerto Rico tenia en Bernie Williams de los Yankees de Nueva York el primer hombre obteniendo en su cuenta sobre $10 millones en una temporada y casi inmediatamente para el 2002 Carlos Delgado en aquel entonces con los Azulejos de Toronto era el más cercano a recibir $20 millones por campaña.

Carlos Beltrán rompió el molde boricua a lo largo del periodo de los 2010 pero aunque nunca estuvo en la marca de $20 millones en una campaña si hoy se puede decir que es el boricua que más dinero ganó jugando a la pelota, el bate y el guante con un estimado de sobre $221 millones.

En el 2018 Yadier Molina fue el primero en tocar la marca salarial borincana de $20 millones al rubricar una extensión de contrato hasta el 2020 con los Cardenales de San Luis de $60 millones.

Hoy es hoy y el hombre de la amplia sonrisa de los Metropolitanos de Queens es el boricua nacido en la Isla con el salario mayor en una campaña por un puertorriqueño de $22.3 millones. 

En cuanto a los de ascendencia boricua este es un tema sensible porque bien los boricuas del norte bien pueden debatir que Nolan Arenado, Giancarlo Stanton y Jake Arrieta están hace tiempo atrás de los que han devengado sobre $30 millones en una temporada

Para los historiadores o simples curiosos aquí les damos un viaje desde Bobby Bonilla hasta hoy “Paquito” Lindor en la progresión de los salarios a través de los calendarios en las Grandes Ligas. Mucho más plata millonaria eso solo el tiempo nos lo dirá y ellos son:

Mejores Boricuas Pagos En Una Temporada (En Millones):

2021, Francisco Lindor, Mets de Nueva York / $22.3 

2018-2020, Yadier Molina, Cardenales de San Luis / $20

2004, Carlos Delgado, Azulejos de Toronto / $19.7

2011, Carlos Beltrán, Mets de Nueva York / $19.325

2010, Carlos Beltrán, Mets de Nueva York / $19.401

2002, Carlos Delgado, Azulejos de Toronto / $19.4

2009, Carlos Beltrán, Mets de Nueva York / $19.243

2003, Carlos Delgado, Azulejos de Toronto / $18.7

2008, Carlos Beltrán, Mets de Nueva York / $18.622

2017, Carlos Beltrán, Astros de Houston / $16

2016, Carlos Beltrán, Rangers de Texas / $15

2013-2015, Carlos Beltrán, Yankees de Nueva York / $15 (promedio por tres temporadas) 

2014-2015, Yadier Molina, Cardenales de San Luis,  $13.5

2012, Carlos Beltrán, Cardenales de San Luis / $13.050

2000, Bernie Williams, Yankees de Nueva York / $12.36

1999, Bernie Williams, Yankees de Nueva York/ $9.86

1998, Bernie Williams, Yankees de Nueva York / $8.3 

1997, Juan González, Rangers de Texas, / $7.5

1996, Juan Gonzalez, Rangers de Texas / $7.425

1994, Bobby Bonilla, Mets de Nueva York / $5.7

1993, Bobby Bonilla, Mets de Nueva York / $5.6

1992, Bobby Bonilla, Mets de Nueva York / $5.5

NOTA EXTRA SALARIAL BORICUA:

En la historia de las Grandes Ligas los únicos dos peloteros nacidos en la Isla en haber rubricado un contrato por más de $100 millones de dólares, ambos contratos por los Mets de Nueva York, lo son Carlos Beltrán ($119 millones / 2005-2011) y Francisco Lindor ($341 millones / 2021-2031).

Bobby Bonilla: El Hombre del Primero de Julio Grande de Puerto Rico

Bobby Bonilla

El poder de las redes sociales combinado con la ausencia de béisbol quien pensó que un
ex- pelotero como dicen hoy día iba romper un primero de Julio el internet. Ese se llama Bobby Bonilla.

Para muchos ‘Bobby Bo’ es ese pelotero que todavía cobra un cheque de $1.19 millones de los Mets de Nueva York y seguirá colectando anualmente por 15 años más. Para refrescar la memoria, Bonilla llegó en 1999 a un acuerdo financiero con la gerencia de los Metropolitanos cuando lo dejaron ir como agente libre. En aquel momento la deuda que tenían con el era de $5.9 millones y pidió fuera diferida hasta el 2035. A la cantidad adeudada Bonilla fue más allá en su negociación que ademas de lo adeudado le tenían que sumar anualmente un interés de 8% por costo de vida.

Para unos el mejor contrato firmado por un pelotero en los últimos treinta años y para otro el más ridículo dado por una organización. Cada cual con su opinión pero hay que respetar que por un lado aseguró muy bien el resto de su vida y por otro lado abrió puerta a muchos contratos de forma diferida que todavía se le pagan a otros que hace mucho tiempo también están fuera de los diamantes.

Lo que nadie cuestiona es porque tanto billete. Muchos han olvidado más allá de su hoy gran pago su tajo en los diamantes.

En nuestra andanza encontramos de 1989 una columna vuestra escrita para El Vocero de Puerto Rico si era el año que dos jóvenes que cautivaban a Puerto Rico entero tenían el chance de ser algún día Jugador Más Valioso en las mayores. En la columna nos referíamos en la Liga Americana a Rubén Sierra y en el circuito nacional a Bobby Bonilla.

Bonilla, quien lo conocíamos de jugar en la liga invernal con San Juan y Mayaguez, siempre nos dejo saber su gran querer de su sangre boricua y su deseo de llegar lejos en las mayores. Para 1988 jugando a tiempo completo con los Piratas de Pittsburgh el nacido en el Bronx no solo se convertía en una luminaria en la ciudad acerera sino también en todo el béisbol mayor.

En innumerables entrevistas Bonilla siempre dejó saber que la gran mayoría de sus éxitos eran gracias a “su papá” Jim Leyland. Ciertamente sin entrar en detalles en esta columna, Bonilla tuvo sus mejores años con los Bucaneros bajo su querido manda más. 

Bonilla entre 1988 a 1991 fue cuatro veces Todo Estrella, tres veces Jugador del Mes y tres veces Bate de Plata. Más, en cada campaña recibió votos para Jugador Más Valioso. Sus dos más cercanos a tan gran honor fue en 1990 que llegó segundo detrás de su compañero y gran amigo de equipo Barry Bonds y en 1991 arribó tercero en la votación.

Al final de la temporada 1991 Bonilla entendía que debía ser mejor pago y no tenia que demostrarle más a los Piratas. Ese invierno dio el gran batazo al lanzamiento de los Mets al convertirlo en aquel entonces el mejor jugador pago en toda las Grandes Ligas con un contrato de $29 millones por cinco años. Su promedio salarial de $5.8 millones se convertía en aquel entonces uno inimaginable como cifra ‘record’.

Para refrescar la memoria, en aquel entonces el mejor pago promedio lo era los $5.3 millones de Roger Clemens con los Medias Rojas de Boston y el mejor contrato global lo era de $23.5 millones de José Canseco con los Atléticos de Oakland. En una travesía al tiempo Bonilla era el hombre del momento. Piénselo, al presente José Altuve, Miguel Cabrera, Manny Machado, Nolan Arenado y Albert Pujols ganan sobre $29 millones en una temporada.

En viaje raudo por el tiempo Bonilla no fue el mismo con los Mets y en 1995 a mediados de temporada fue canjeado a los Orioles de Baltimore. Con los Orioles su estadía fue de una campaña y a finales de ese 1996 tomo rumbo para jugar con los Marlins de Florida.

Nunca olvidamos cuando Bonilla dejo saber una y otra vez que su razón de jugar con Florida era meramente volver a jugar para Jim Leyland y dar lo mejor de si para obtenerle a su estimado dirigente el campeonato que nunca obtuvo en la franela de Pittsburgh. La historia nos dicta que un jonrón suyo en el séptimo y decisivo partido frente a los Indios de Cleveland en la Serie Mundial de 1997 cambió el juego y los Marlins de Florida eventualmente ganaron el partido y obtuvieron su primer campeonato mundial en su historia.

Para Bobby Bonilla fue su única sortija campeonil en Clásico de Otoño. En 1998 fue canjeado por los Marlins a los Dodgers de Los Angeles y después de varios equipos en el 2001 colgó sus ‘spikes’ vistiendo la franela de los Cardenales de San Luis. Su carrera de 16 temporadas cerró con .279 de promedio, 287 jonrones con 1,173 carreras impulsadas. 

Hoy es hoy y en aquella época cuando ni se soñaba con los “dream team” siempre apuntaba que la primera base de ese conjunto de Puerto Rico si podía ser realidad tenia que ser Bobby Bonilla. Precisamente su nombre lo rubrique en columnas de la época para publicaciones en Puerto Rico y los Estados Unidos de aquel sueño que no fue que para los Juegos Olímpicos de 1992 de Barcelona jugaran los grandes ligas.

En la ciudad de Pittsburgh ni en Miami sus asiduos nunca lo han olvidado. Fueron en ambas ciudades sus mayores triunfos en el terreno. En el presente es más recordado por su maña financiera que por cierto para los curiosos de los billetes el acuerdo de los Mets no es el único. No hay “Día de Julio Primero de Bobby Bonilla” pero de su estadía con los Orioles de Baltimore recibe también un cheque de $500 mil anualmente que se extiende hasta el 2029.

Bobby Bonilla siempre recordado debería ser por su faena en el terreno de juego y al menos cada primero de Julio su nombre será noticia como quien una vez fue el mejor pago en todas las Grandes Ligas.

Marlins de Miami: Equipo de Grandes Heroes de Puerto Rico

Ivan Rodriguez

El “Puerto Rico Series 2020” pasó a la historia en nombre. Quien sabe cuando volverá béisbol grandes liga en la Isla del Encanto.

La franquicia de los Marlins por runrunes puede que sea una de dos equipos que este presente de haber regreso inmediato futuro al diamante del Estadio Hiram Bithorn.

Ciertamente los Marlins es una franquicia que hasta en la propia Florida es una en progreso. Nadie olvide esta es una que es de las llamadas más jóvenes que todavía por muchas razones está en desarrollo.

Desde su arrancada en 1993 en su color teal los originales Florida Marlins le dieron acogida al talento puertorriqueño. Desde su primer partido en su alineación inicial el hombre detrás del plato lo fue Benito Santiago.

En las últimas dos décadas muchos clásicos de otoño han pasado y son muy pocas novenas que pueden señalar que tuvieron al menos un héroe boricua en su alineación regular. En su primer campeonato mundial en 1997 nadie debe olvidar a Bobby Bonilla y en su segundo reinado a dos de sus todavía grandes en su historia el hoy salón de la fama Iván “Pudge” Rodríguez y Mike Lowell.

En ambas Series Mundial cada uno en su instante sus contrincantes Santos Alomar Jr. y Jorge Posada pueden dar testimonio de aquellos clásicos de unos floridianos que no se daban por vencer.

Mike Lowell Carlos Delgado Florida Marlins

Hoy es hoy y la antorcha boricua la tiene Isán Díaz. Por cierto, es el primer puertorriqueño en la alineación regular como su segunda base desde que son los presente Marlins de Miami. Los últimos dos boricuas en ser parte del lineup regular lo fueron en el 2005 cuando eran los Florida Marlins el primera base Carlos Delgado y en la tercera almohadilla Mike Lowell.

Muchas notas teníamos preparadas para la serie que no fue. Las hemos compartido con ustedes en vuestras columnas. Esperamos que el deporte del guante y el bate regrese pronto. Mientras para no borrar, para aquellos amantes de la historia o simples curiosos aquí están todos los puertorriqueños de nacimiento y ascendencia que han jugado sea como los Florida Marlins o los Miami Marlins en su historia y ellos son:

Robert Andino SS 2005-2008 / 2016

Luis Aquino P 1993-1994

Mike Aviles SS 2017

Ricky Bones P 2000-2001

Bobby Bonilla 3B 1997-1998

Kiko Calero P 2009

John Cangelosi OF 1997-1998

Ramón Castro C 1999-2004

Christian Colón 3B 2017

Wilfredo Cordero SS 2004

Henry Cotto OF 1993

Carlos Delgado 1B 2005

Isán Díaz 2B 2019

Mario Díaz SS 1994-1995

Andy González SS 2009

Kike Hernández 2B 2014

Mike Lowell 3B 1999-2005

Osvaldo Martínez SS 2010-2011

Bob Natal C 1993-1997

Mike Rivera C 2010

Yadiel Rivera 3B 2018-2019

Iván Rodríguez C 2003

Benito Santiago C 1993-1994

Giancarlo Stanton OF 2010-2017

Javier Vázquez P 2011

Los Marlins y Sus Latinos Todos Estrellas de Serie Mundial

Ivan Rodriguez 2003

Nostalgia es la palabra del momento en estos tiempos y cada cual cada se desplaza a su forma en el espacio del tiempo. El béisbol es uno de esos muchos espacios y cada asiduo sea donde sea con su remembranza.

En estos días de “Quedate en Casa” un sín número de juegos memorables de post-temporada y de serie mundial están asistiendo a olvidar por lo menos por un rato este momento sin precedente en que el planeta entero esta viviendo.

En nuestra travesia al tiempo en series mundiales nunca olvidados fueron los dos campeonatos mundiales de 1997 y el 2003 de los Marlins de Florida. En aquel instante tuvimos la gran oportunidad de estar presente en ambas y ver aquellos “Go Fish !” de la franquicia floridiana hacer historia ambos como conjuntos wild card y sín ser favoritos llegar hasta el Clásico de Octubre.

En 1997 la tropa de Jim Leyland sacó de carrera a unos amplios favoritos Bravos de Atlanta y en el 2003 la novena de Jack McKeon le tocó sacar de carrera a unos sentimentales predilectos Cachorros de Chicago. Los Marlins en ambos años llegaron hasta la Serie de Campeonato de la Liga Nacional eliminando a los Gigantes de San Francisco.

Edgar Renteria 1997

En el 97’ su gran triunfo frente a los Indios de Cleveland fue en uno de los juegos septimo más emocionantes en la historia de las mayores. Todavia hasta el presente es el septimo partido de Serie Mundial con mayor rating de televisión de Clásico de Octubre. El colombiano Edgar Renteria conectó el hit de oro en la entrada número 11 que impulsó a rayar a Craig Counsell la carrera de la victoria y darle el trofeo de campeones a la franquicia que apenas celebraba su quinto aniversario.

El cubano Liván Hernández fue seleccionado Jugador Más Valioso de la Serie Mundial en una también de gran destaque en la fase ofensiva por el dominicano Moises Alou.

En el 2003 la escuadra floridiana sorprendió a unos preferidos Yankees de Nueva York en seis emocionantes partidos. Serie que todos sus latinoamericanos en roster aportaron en grande pero nunca olvidada por el empuje más allá del terreno de juego por el hoy salón de la fama Iván ‘Pudge’ Rodríguez.

Hoy es hoy disfrutando en grande. Hoy conocidos como de Miami siguen siendo inolvidables esos que fueron en su color teal los Marlins de Florida. Además, imborrable  para este servido al pertenecer por varias campañas a su familia bajo los propietarios Wayne Huizenga y John Henry.

Si estuviese en una liga de fantasia o uno de esos juegos electronicos o uno de tablero Strat O Matic y pudiera dirigir un compendio latinoamericano de aquellos equipos porque no hacer de aquellos campeones del 1997 y 2003 un verdadero Equipo de las Américas. Así le nombró un buen amigo que fue el que me llevó ser parte de la familia de los Marlins de Florida.

Cada fan de los Marlins tiene su equipo todo estrella favorito. El nuestro compuesto por campeones mundiales es uno que traerá muchas memorias. Quien sabe si para el 2023 Miami tiene un equipo campeón. Eso el tiempo nos lo dirá. Mientrás nuestro Equipo Todo Estrella Latino Marlins es:

C Iván ‘Pudge’ Rodríguez

1B Bobby Bonilla

2B Luis Castillo

3B Mike Lowell

SS Edgar Renteria / Alex González

OF Moises Alou

OF Miguel Cabrera

OF Juan Encarnación

LA Liván Hernández

LC Ugueth Urbina

Los Millones de Dolares No Tienen Descanso en las Grandes Ligas

Gerritt Cole

El llamado tiempo muerto del béisbol mayor no tiene nada de fiambre cuando se habla de billetes bien largos. Es tiempo de las reuniones invernales y otro año que la danza de los millones en el deporte del bate y el guante parece no tener fin.

El lanzador Gerrit Cole estampara su firma en estos días como el lanzador mejor pago en la historia con un contrato de $324 millones por nueve temporadas con los Yankees de Nueva York. Una friolera de billetes que seguramente nadie se imagino ganaria un serpentinero pero ese es el mercado del presente. 

Quien diria que a principios de la pasada campaña durante la primavera resaltabamos que para los milenios seguidores del béisbol mayor en estos tiempos les es difícil entender que no tan atrás en 1979 el guardabosque Dave Parker de los Piratas de Pittsburgh era el primer hombre en obtener un contrato acumulativo por UN millón por temporada en las mayores. Cuarenta años más tarde Mike Trout recibia una extensión a su contrato de $430 millones y Bryce Harper y Manny Machado acuerdos de sobre $300 millones como agentes libres abriendo la temporada 2019 uniendose a Giancarlo Stanton en ser los hombres del club de los $300 millones activos en las mayores.

Dave Parker no llegó a acumular $100 millones en su carrera como tampoco el lanzador salón de la fama Nolan Ryan quien fue el segundo en la historia en 1980 en obtener un acuerdo completo de un millón por temporada. Hoy día, muy opuesto a tiempos considerados antiguos, un poco más de un centenar peloteros hoy pueden decir que han rebasado la cantidad de $100 millones en salario ganado en sus carreras en las Grandes Ligas

Una década nueva entra el año próximo y al momento de escribir esta columna encontramos que sobre 40 peloteros activos tienen pactos de sobre $100 millones con sus actuales organizaciones. Un emplazamiento muy diferente a cuando la actual década comenzó. En estos dias encontre una columna escrita por este servidor en el 2011 para Fox Sports en Español que detallaba que en aquel momento 41 jugadores en la historia de las mayores habian amasado sobre $100 millones en su carrera.

En aquella columna apuntabamos que de ese grupo solo 13 de sangre de América Latina habian logrado sobre esa cantidad jugando en el béisbol mayor.

Hoy es hoy y esa lista de mega millonarios que han cobrado y sobrepasado esa cantidad antes mencionada son más de un centenar de jugadores pero como esta el actual mercado quien diria que de un plumazo ya hay jugadores que igualan o sobrepasan lo que han ganado monetariamente en sus carreras los futuro salón de la fama Albert Pujols y Miguel Cabrera. Hoy el jugador que segun ‘records’ ganó más plata en el béisbol lo es Alex Rodríguez con sobre $450 millones en sus 22 años de carrera.

Si vamos atrás en el tiempo bien recuerde cuanto se escribió y habló de locura de aquel contrato de Alex Rodríguez por $275 millones en el 2008 dado por los Yankees de Nueva York.

Quien diría que ese año del todo chacharear era de ‘A-Rod’ buscaba una columna de  30 años que escribí en 1988 para El Vocero de Puerto Rico que señalaba que en algún momento en el futuro el danzón de los millones tenia que parar o al menos por un tiempo iba a sufrir consecuencias.

En aquel entonces realizaba un analisis que iba ser el béisbol organizado con la creciente ola de salarios en aquel momento. En especifico en ese articulo escribia sobre Fernando Valenzuela quien para esas fechas se convirtió en el primer latinoamericano en recibir un salario anual de $2 millones por temporada. Los unicos que se le acercaban al serpentinero mexicano en tal escala eran en aquel momento los dominicanos George Bell y Pedro Guerrero.

Cuatro años más tarde volvia al bate con el tema cuando en 1992 en las portadas principales de Sports Illustrated y The Sporting News Bobby Bonilla y Danny Tartabull, ambos de sangre boricua, cambiaban el panorama de los millones al convertirse en los dos jugadores mejor pagos por temporada en todo el gran circo. Los Mets de Nueva York le entregaron a Bonilla un contrato de $6.1 millones. Por otro lado, los vecinos Yankees contrataron a Yankees por $5.3 millones y si fuera poco el tercero mejor pago esa campaña lo fue también otro borincano Rubén Sierra con un jugoso contrato de $5 millones ese año por los Rangers de Texas.

Ponganse todos a pensar que el promedio salarial en este instante en las mayores es de $4.3 millones y lo que ganaron solo tres peloteros en 1992 hoy lo gozan sobre 250 grandes liga.

Entre esas columnas del pasado bien recuerdo en el 2006 como cambiaban los tiempos cuando Carlos Lee fue el primer latinoamericano en obtener de un lanzamiento un contrato de sobre $100 millones con los Astros de Houston y más o menos al mismo tiempo Bernie Williams el siempre Yankee de Nueva York decía adios en aquel entonces siendo uno de pocos en irse del béisbol mayor con una carrera de 16 años con casi similar $103 millones.

Recordar es vivir y una vez más seguimos hasta cuando el baile de los millones en las Grandes Ligas. Nos imaginamos que eso el tiempo nos lo dirá.

Piratas de Pittsburgh: Hora de su Propio Salon de la Fama

roberto-clemente-1970

Una de las franquicias más tradicionales del béisbol mayor son los Piratas de Pittsburgh. No hay esquina en el planeta de los amantes del deporte del guante y el bate que no tenga conocimiento de la franquicia bucanera en la llamada ciudad del acero en el oeste del Estado de Pennsylvania.

Fueron los Piratas de 1903 los primeros representantes de la Liga Nacional en la historia de lo que usted lector conoce hoy como la Serie Mundial. Puede que no sean tantos campeonatos mundiales como otras organizaciones pero nadie olvida sus reinados por sus momentos especiales de 1960, 1971 y 1979. El primero el jonronazo de Bill Mazeroski que dejó en el terreno a la maquinaria de los Yankees de Nueva York en el Forbes Field; en 1971 la serie que finalmente le dio el toque a Roberto Clemente del reconocimiento de super estrella en todas las mayores y en 1979 los llamados “La Familia” liderados por Willie Stargell.

La crónica de esta organización es inmensa pero en estos días ha vuelto a resurgir entre los suyos en especial gracias a la unión de todos los medios de comunicación que cubren el conjunto para que después de tres siglos de historia esta organización tenga finalmente su propio salón de la fama.

Hoy día 18 de las organizaciones de las 30 que componen el béisbol organizado tiene su propia forma de honrar para la eternidad sus grandes en alguna forma de pabellón de la fama.

Es cierto que los Piratas tienen un sin número de reconocimientos, honores y hasta estatuas en su actual hogar el PNC Park a sus grandes Honus Wagner, Maz, Clemente y Stargell pero no tienen su propio salón que reconozca a los suyos en un propio lugar.

En tiempos recientes miembros de la prensa de Pittsburgh se han unido para que este sueño sea realidad en el propio PNC Park. En realidad si usted viaja hoy a Pittsburgh todo aquello de destaque de la franquicia la puede encontrar en una sección dedicada a los Piratas en el Heinz History Center y si es un “fan” de Roberto Clemente el lugar a ir es el Museo Roberto Clemente localizado en el corazón de Lawrenceville en Pittsburgh.

Por cierto, en el PNC Park además de las estatuas antes mencionadas a sus cuatro grandes, en el lado derecho del estadio hay una sección con rótulos de sus números retirados y en honor a “The Great One” toda la varda derecha es dedicada totalmente al número 21.

En esta idea que esta dando vueltas una vez más no hay duda que de hacerse realidad la primera clase será el grupo de nueve que ellos reconocen al presente como sus grandes. En ese grupo esta Roberto Clemente. 

Para futuras clases de un salón propio estoy seguro que la prensa local tendrá sus favoritos pero por aquello de darles una mano de nuestro lado no deben faltar en ese proyecto grandes de América Latina y de sangre hispana que gloria y notoriedad le dieron a Pittsburgh en determinados momentos en su historia.

En nuestro granito de arena de ser realidad este salón de la fama de los Piratas de Pittsburgh en la segunda clase deben ser exaltados de entrada inmediata Manny Sanguillén y  John Candelaria.  En futuras clases deben tener consideración de estudio por sus aportaciones Tony Peña, Omar Moreno, Bobby Bonilla y Mateo Alou.

Enhorabuena que los Piratas de Pittsburgh estén considerando su propio pabellón para sus propios inmortales. Que sea realidad y eso solo el tiempo nos lo dirá.

La Diaspora Puertorriqueña: Historia Boricua en las Grandes Ligas

Edgar Martinez

Este venidero 21 de Julio Edgar Martínez recibirá el gran honor de ser exaltado en ceremonia en el Clark Sports Center en Cooperstown al Salón de la Fama del Béisbol. ‘Mr. Mariner” será consagrado para muchos historiadores como el quinto Boricua en ser exaltado al pabellón del deporte del guante y el bate. Lo único que lo hace desemejante a Roberto Alomar, Orlando Cepeda, Roberto Clemente e Iván Rodríguez es que nació en la Ciudad de Nueva York.

Desde mucho antes del Tratado de Paris que la Isla de Puerto Rico pasó de España a los Estados Unidos de América grupos de puertorriqueños vivian ya en la llamada hoy Ciudad de la Gran Manzana. A través de los tiempos en el Siglo 20 la emigración continuó en ascenso y no solo a Nueva York sino a otras ciudades sobre todo en el este y sur de los Estados Unidos. Hoy es hoy y un estimado de 5.8 millones en los ‘USA’ se consideran BORICUA. 

La influencia borincana del otro lado del charco de éxitos y logros a través de los calendarios es grandiosa y deberia ser de orgullo de arrancada en la Isla. Quien no en nuestro planeta no conoce que la salsa nació en las calles de Nueva York. No es que la salsa es sinonimo musical y cultural de Puerto Rico.

En el deporte mientras más se rebusca en las bibliotecas gran notoriedad se encuentran nombres de puertorriqueños en la historia deportiva en los Estados Unidos. Hoy a estos le llaman de ascendencia pero nadie debe borrar que por la circunstancia o coyuntura que sea su primer lloro de nacimiento fue en ‘USA’ porque sus padres, abuelos y hasta bisabuelos tuvieron que realizar sus vidas como emigrantes en la nación estadounidense.

En el béisbol de las Grandes Ligas estatuas hay en diversas ciudades entre otros a Roberto Clemente y Orlando Cepeda; honores de salones de fama entre otros además de Cepeda y Clemente están a los hermanos Alomar, Carlos Baerga, José “Cheo’ Cruz, Carlos Delgado, Juan ‘Igor’ González, Javier López, Mike Lowell, Jorge Posada, Rubén Sierra, Benito Santiago y Bernie Williams. Cierto, todos nacidos en la Isla pero cuando se habla de Edgar Martínez entre algunos hay esa pausa de criado en Dorado.

Esta pasada primavera de los usuales analisis de los entrenamientos de las mayores un diario de la Isla publicó una lista de los llamados boricuas que estarian participando en búsqueda de un trabajo de liga mayor y otro diario de importancia publico una similar pero con nombres diferentes. Este tirijala borinqueño viene desde hace tiempo y como la diáspora cada vez mas sigue aumentando es un buen instante para revisitar esta trama de quienes merecen el término de ascendencia de puertorriqueño en materia de historia de las Grandes Ligas.

Es un tema que guste o no pero lo real es que cada día vemos más y más peloteros en los diamantes nacidos en suelo estadounidense y muchos sueñan cada uno a su forma de corazón ser reconocidos en la tierra de la sangre de sus descendientes.

Para repaso de la historia del béisbol los primeros de ascendencia boricua aceptados hoy en los listados de puertorriqueños en las Grandes Ligas lo fueron temprano en la década de los 50’ el jardinero Manuel “Jungle” “Jim”  Rivera y el lanzador Arnie Portocarrero. Ambos nacidos en Nueva York.

John Candelaria

Con el tiempo se sumaron otros pero a mediados de la década de los 70’ un joven llamado John Candelaria de los Piratas de Pittsburgh era llamado el lanzador boricua más prominente en las ligas mayores probablemente desde Juan ‘Terín’ Pizarro. El “Candy Man” entraba para muchos como el primer borincano en la historia en lograr un no-hit no run el 9 de Agosto de 1976 en partido frente a los Dodgers de Los Angeles. Un año después en 1977 fue el primer Boricua en ganar 20 partidos y todavia hoy único en ser líder en el departamento de efectividad en las mayores. 

Ese 1977 Candelaria por poco hubiese sido el primer Cy Young siete años antes que el primero Guillermo Hernández con los Tigres de Detroit.

En el comienzo de la década de los 90’ guste o no el Boricua más renombrado en todas las mayores fue otro Pirata de Pittsburgh Bobby Bonilla. Temprano temprano en esa década en los listados de líderes de departamento en sus ligas y hasta campeón bate se unian a la lista de grandes de Puerto Rico nombres entre otros Edgar Martínez y Dickie Thon. Todos nacidos en USA.

Podemos seguir nuestro periplo a través de los últimos casi 30 años y quien no dice que son Boricuas entre otros Mike Aviles, John Cangelosi, Henry Cotto, Henry Cruz, Julio Cruz, Nelson Figueroa, Von Hayes, Dave Martínez, José Manuel Morales, Eduardo Pérez, Rey Palacios, Alexis Rios y John Valentín. Todos nacidos en USA y si las Islas Virgenes cuentan como USA. 

Hoy es hoy y por las eventualidades de nuestros tiempos nadie debe olvidar aquellos de ascendencia entre otros a Christian Arroyo, Josh James, Seth Lugo, Emilio Págan, Dereck Rodríguez, Hector Santiago y Andrew Velazquez. Más no más asteriscos entre otros con Nolan Arenado, Jake Arrieta, Alex Bregman, George Springer y Marcus Stroman. 

Hay quienes desde temprano la década de los 70’ todavia al presente debaten la sangre boricua de Reggie Jackson como desde exactamente desde el 2010 surgio un nombre llamado Giancarlo Stanton. Respuestas a las que tenemos personalmente de cada uno de ellos.

Una vez Tony Croatto nos dijo que cada uno con su sentimiento. No, no fue pelotero pero si alma de lo que mucho es la música puertorriqueña. Además, no fue Roy Brown nacido en Orlando (Florida) que escribió una de las canciones más insignes Boricua en la Luna inspirada en el poema de Juan Antonio Corretjer.

Sea Wepa ! o la celebre empuñada para la historia no redactable de Yadier Molina estaremos entrando a una nueva década pronto con sobre 9 millones de BORICUAS. La cronica de las Grandes Ligas como todo el quehacer de la historia de Puerto Rico no debe tener divisiones, fragmentaciones ni segmentaciones. Este verano es de Edgar Martínez y si es parte de la gran historia Boricua en las Grandes Ligas. Positivo, nos dirá el tiempo.