Tagged: cardinals

Yadier Molina: Premio Roberto Clemente 2018 por Puerto Rico y Latinos Grandes Ligas

Yadier Molina 2018

En 120 años de historia gracias a un huracán Puerto Rico no había estado en los medios de noticias en los Estados Unidos en muchos calendarios. La conocida como “La Isla del Encanto” finalmente ha sido reconocida como un territorio que es parte aunque sea no incorporada de la nación USA.

En el béisbol de las mayores es increíble como hemos visto por vez primera este mes como se ha incrementado la figura de Roberto Clemente como parte de las celebraciones del Mes de la Herencia Hispana. Más allá de sus elogios en el diamante vemos como muchos finalmente están entendiendo sus valores humanitarios y aunque hijo adoptivo de Pittsburgh realmente como una vez el mismo dijo “de lo único que estoy orgulloso es de ser puertorriqueño.” y es de su terruño es que se le está reconociendo finalmente. 

En estos tiempos difíciles en que vivimos nadie esta buscando ni aflicciones ni penas. Lo que debe haber es 3,000 razones porque debe haber validez en la valoración del ser Boricua.

En este momento si 3,000 causas porque Yadier Molina debe ser el Premio Roberto Clemente 2018. No solo por su béisbol Todo Estrella de los Cardenales de San Luis sino por tanto que se puso a la disposición de su pueblo después del horrifico Huracán María y trabajos comunitarios que realiza en su segundo hogar en San Luis.

Para no olvidar fue Yadier, junto a sus hermanos ex-mayoristas Bengie y José, el pasado Diciembre en medio del desastre que se vivía en Puerto Rico que puso todo su ser en una actividad benéfica que se celebró en el Estadio Hiram Bithorn en San Juan.

Es buen instante que el béisbol organizado que Yadier Molina sea reconocido como un símbolo de destacamento de todos los latinoamericanos que más allá de los diamantes se destacan en sus comunidades y aunque no hayan sido nominados al reconocido galardón hacen tremenda labor en donde hoy visten sus franelas.

Entre tantos José Abreu, José Altuve, Elvis Andrus, Adrian Beltré, Carlos Carrasco, Nelson Cruz, Edwin Encarnación, Francisco Cervelli, Martín Prado y Felipe Vazquez. Y no olvidar de tierra borincana entre otros Alex y Joey Cora, Javier Baez, José Berrios, Carlos Correa, Edwin Díaz, Francisco Lindor y Eddie Rosario que siempre dicen presente para su gente.

No es que las mayores en ocasiones como se lució el año pasado en el Juego de Estrellas de Miami le ofrecieron un gran reconocimiento a todos los latinos que son hoy inmortales en el Salón de la Fama en Cooperstown.

María cambió muchas cosas y Yadier Molina demostró ser un ente de identidad y cambio no solo para los que viven en la Isla sino para todos aquellos borincanos y hasta mismos latinos  que residen en los Estados Unidos. No hay estadio en las Grandes Ligas donde jueguen los pájaros rojos que siempre hay un buen puñado de seguidores del receptor puertorriqueño.

Sea o no que San Luis llegue hasta la Serie Mundial un Cardenal debe estar presente para recibir el Premio Roberto Clemente 2018. Ese es Yadier Molina. El tiempo nos dirá.

Advertisements

Los Marlins: Un Beisbol Hermano Puerto Rico y Miami

Marlins 1961

Los Marlins de Miami para la generación de hoy día son los que cumplen 25 temporadas en las mayores. Los mismos que llamados hace no mucho tiempo atrás de la Florida conquistaron campeonatos mundiales en 1997 y 2003 y que tantas grandes figuras han pasado por sus filas en el autodenominado “Equipo de Las Américas”.

Un conjunto que bien se le conoció gracias a la voz del salón de la fama Felo Ramírez por 24 campañas y muchas buenas memorias no se le han borrado a sus “fans’ entre tantos latinoamericanos Liván Hernández, Edgar Renteria, Luis Castillo, Hanley Ramírez, Alex González, Miguel Cabrera y José Fernández.

Para los asiduos puertorriqueños en el uniforme de los Marlins entre otros de gratos recuerdos los son Benito Santiago, Bobby Bonilla, Mike Lowell, Iván ‘Pudge’ Rodríguez, Carlos Delgado y Javier Vázquez. Hoy en su roster esta el juvenil miembro del cuadro interior Yadiel Rivera.

No se debe olvidar que el primer puertorriqueño en lograr ser dirigente a tiempo completo en el beisbol mayor lo fue un Marlin y ese es Edwin Rodríguez.

Para muchos el apodo de los Marlins es sinónimo miamense por muchas razones históricas del beisbol pero no debe ser relegado el capítulo en Puerto Rico.

Muchos pueden olvidado pero cuando escucho hoy día que la Isla del Encanto lo más cercano a beisbol mayor fueron aquellos Expos entre el 2003 y 2004 que jugaron cuasi permanente en las huestes del Estadio Hiram Bithorn muchos han relegado que ese primer turno lpudo haber sido con los Marlins de San Juan.

En 1961 el empresario Bill MacDonald se le ocurrió mudar la franquicia de los Marlins de Miami que era filial Triple A de los Orioles de Baltimore a San Juan. Por causas de la revolución cubana con la desaparición de los Cuban Sugar Kings, MacDonald entendía que la liga tal como su titulo debía mantenerse como una internacional y llego a un acuerdo como sucursal de los Cardenales de San Luis.

Bien me acuerdo de los relatos de Ramiro Martinez (QEPD) del éxito que fue la inauguración en el Estadio Sixto Escobar contra el equipo de los Blue Leafs de Toronto que esa temporada se afiliaban por vez primera a los Medias Rojas de Boston. En ese conjunto entre luminarias Cardenales formaban la novena los grandes liga del patio Julio Gotay y Eddie Olivares.

Sobre 17 mil llenaron las gradas del estadio pero ese mismo día el mundo se enteraba de la invasión de bahía de Cochinos en Cuba. Simplemente el deporte del guante y el bate con los empujes que se vivía en aquel momento en la historia el entretenimiento del deporte del bate y el guante paso a un último plano en la vida de los boricuas.

El equipo Marlins de San Juan no hizo mal en terreno en la tabla de posiciones pero la asistencia pueril de menos de mil asiduos por partido obligo a los propietarios de todas las demás organizaciones de la Liga Internacional a solicitarle a MacDonald que reubicara el equipo fuera de Puerto Rico. Casi un mes después, el 19 de mayo los Marlins debutaban en Charleston en West Virginia.

El nombre de los Marlins desapareció al final de 1961 cuando MacDonald llego a un acuerdo con mudar la franquicia de Charleston a Atlanta como filial de los Dodgers de Los Angeles.

Para un repaso a la historia el apodo de los Marlins renació en Miami a mediados de la década de los 60’ hasta 1970 como filial de los Orioles en la Florida State League. Dos décadas mas adelante gracias a Wayne Huizenga el Sur de la Florida recibir la grata de tener la realidad de un equipo de las Grandes Ligas. El resto hasta hoy es historia.

Siempre lo escrito, la historia no debe ser olvidada. La herencia de los Marlins con Puerto Rico es afín y quien sabe entre esos planes para un inmediato futuro en San Juan estén presente en su hogar una vez más. Eso el tiempo nos lo dirá.

Grandes Ligas: Regreso a Puerto Rico en el 2020 ?

Correa Molina

Son rumores, son rumores … o realidad. Pasaron ocho años para que se abarrotara el Estadio Hiram Bithorn y vibrara de grandes ligas de verdad con la serie de dos partidos entre los Indios de Cleveland y Mellizos de Minnesota. Definitivamente todo un éxito y en estos momentos quien me diga a mi que no le tomo el gustito de ver a José Orlando Berrios, Francisco Lindor, Roberto Pérez y Eddie Rosario en su uniforme de liga mayor en San Juan. Pues prepárese que probablemente no tenga que esperar tantos calendarios más.

Según el acuerdo colectivo de los peloteros con el beisbol organizado firmado a finales del mes de Julio el año pasado, Puerto Rico tiene el derecho de ser sede una vez más en el 2020 de una serie de partidos de etapa regular. Ademas, tiene el derecho de ser huésped en el 2019 y/o 2020 de celebrar juegos de etapa de primavera.

Bien sabemos que esto lleva un gran trabajo a la empresa promotora que por tiempo ha sido la responsable que el fanático de beisbol tenga la oportunidad de ver a los suyos en su propia tierra pero hay un viejo dicho que cuando las cosas están calientes no se debe perder la coyuntura.

Al momento es prematuro que de ocurrir que nombres de equipos y fechas pudiesen estar en el diamante del Estadio Hiram Bithorn en San Juan pero porque no poner nuestro granito de arena de algo que sabemos no es una ilusión y puede ser realidad.

Bien conocemos que es mas complicado traer partidos de primavera por un sin numero de razones así que una serie de dos o tres partidos de etapa regular no vendría nada de mal. Si nos fuéramos por el paladar beisbolero boricua los dos conjuntos de mayor interés cuales hay jugadores de orden ofensivo de mayor atracción son los Astros de Houston y los Cardenales de San Luis.

Carlos Correa es indudablemente el hombre del menu principal si pudiesen venir a Puerto Rico y deber ser tomado en cuenta porque debe estar presente con esta novena hasta el 2022 que es su primero de elegibilidad a agente libre. Por otro lado, Yadier Molina es en el 2020 su último de contrato con la organización de San Luis.

No podemos olvidar a los Cachorros de Chicago con Javier Baez quien hasta el 2022 es propiedad de la organización de la ciudad de los vientos y siempre algunos por clasicismo desearían ver a los Yankees de Nueva York y/o Medias Rojas de Boston.

Por cierto, nadie olvide que Mexico comenzando esta temporada gozara en su propio terruño de una seguidilla de partidos de serie regular hasta el 2021. La racha comienza este venidero 4 al 6 de Mayo cuando el Estadio de Monterrey sera casa de tres partidos entre los Dodgers de Los Angeles y los Padres de San Diego. El beisbol organizado anunciara los conjuntos a viajar por los próximos tres años a tierra mexicana cada temporada previa.

La situación fiscal de Puerto Rico no está nada de fácil pero de aquí al 2020 no vendría nada de mal remozar el Paseo de los Héroes del Béisbol en los predios del estadio donde ya está exaltado Carlos Delgado.

Solo un granito de arena, la segunda clase de este paseo debería ser Roberto Alomar, Orlando Cepeda, Roberto Clemente, Iván Rodríguez y Edwin Rodríguez. Más, aprovechen a arreglar la la estatua de Hiram Bithorn que por el Huracán Maria sufrió grandes daños.

Creer es posible algo, es hacerlo. Playball! en el 2020 en Borinquén eso solo el tiempo nos lo dirá.

Los Lanzadores Latinos Abridores Dia Inaugural 2018 de las Grandes Ligas

Jose Urena

En un abrir y cerrar de ojos está en acción la temporada regular 2018 de las Grandes Ligas y una vez más un buen grupo de brazos de América Latina está entre los seleccionados de honra en la lid de abrir desde la lomita de los suspiros el juego inaugural de sus franquicias.

Para los amantes de la historia y todos los seguidores del béisbol mayor, aquí les ofrecemos los abridores de sangre latina en la jornada inaugural de esta campaña 2018.

Playball ! Que sea una gran temporada para los brazos latinoamericanos y ellos son:

LIGA AMERICANA
Luis Severino, Yankees de Nueva York vs Azulejos de Toronto
Félix Hernández, Marineros de Seattle vs. Indios de Cleveland

LIGA NACIONAL
José Ureña, Marlins de Miami vs Cachorros de Chicago
Iván Nova, Piratas de Pittsburgh vs Tigres de Detroit
Carlos Martínez, Cardenales de San Luis vs. Mets de Nueva York
Julio Teherán, Bravos de Atlanta vs. Phillies de Philadelphia

Orlando Cepeda: Siempre Peruchin Para Puerto Rico y las Grandes Ligas

Orlando Cepeda II Foto SF

Fue en esas últimas como se dice en el argot popular beisbolero que vi jugar a Orlando Cepeda en la franela de los Cangrejeros de Santurce del béisbol profesional de Puerto Rico. En ese equipo, que el año se me escapa de mi memoria, uno de sus compinches lo era Tany Pérez. Uno de los mejores dúos que vi en el diamante en la pelota borincana en un mismo equipo. Probablemente en esa categoría de ‘HOF’ lo más cercano visto de dueto puede que sea realidad algún día de los Senadores de San Juan el de Roberto Alomar con Edgar Martínez.

Con el pasar de los calendarios conocí a un Peruchin en un sin número de ceremonias, homenajes y reconocimientos. Su amabilidad nunca fallo de primer orden pero más relucía de su personalidad las palabras de grandes que escuchaba entre otros Juan Marichal y Felipe Alou que en cada oportunidad social nos dejaban saber lo grande que fue su gran pana.

Cepeda fue hijo de uno de los más grandes peloteros del béisbol puertorriqueño romántico, Don Pedro “Perucho” Cepeda, pero él supo poner su propio nombre en el mapa del deporte del guante y el bate. En su año de debut en las mayores en su primer partido conecto de jonrón y en un abrir y cerrar de ojo se convirtió en uno de los favoritos de la fanaticada de los Gigantes.

Por cierto, ese primer juego en su carrera ese jonrón fue ayuda de la primera victoria de la franquicia en su nueva ciudad en San Francisco y partido que lo gano desde la lomita el boricua Rubén Gómez.

Esa primera campaña todo lo hizo bien. Fue líder en dobles en su circuito y toda su potencia ofensiva puesta le gano ser elegido unánime Novato del Año de la Liga Nacional. Fue el primer puertorriqueño en recibir uno de los principales honores oficiales que confiere las Grandes Ligas y nadie debe olvidar que llego noveno en la votación para Jugador Más Valioso.

Tres años después, 1961, fue probablemente uno no olvidar en el terruño de Borinquén. Cepeda esa temporada fue el líder en cuadrangulares y carreras impulsadas y su compatriota Roberto Clemente fue el campeón bate de la Liga Nacional. Increíblemente, ninguno de ambos fue el seleccionado para Más Valioso del circuito nacional.

No fue hasta 1967 que su nombre brillo en grande. De “Baby Bull” se convirtió en “Cha Cha” en la franela de los Cardenales de San Luis. Esa temporada por segunda ocasión gano la corona de carreras impulsadas y entre números de excelencia le sirvió ser escogido unánimemente Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

Fue precisamente en la camisa de San Luis que jugo en dos de sus tres Series Mundiales en su carrera y obtuvo sortija de campeón en 1968.

Cepeda mucho se dice sus dolientes rodillas no le ayudaron en la década de los 70’. No obstante en 1973 jugando para los Medias Rojas de Boston fue seleccionado el primer bateador designado en la historia en obtener el galardón hoy conocido como el Premio Edgar Martínez para el más sobresaliente bateador designado de la Liga Americana.

Cepeda cerró su carrera en 1974 con los Reales de Kansas City. En 17 campañas acumulo .297 de promedio de bateo, 379 jonrones con 1,365 carreras impulsadas.

En 1993 por siete votos no entro en el Salón de la Fama pero gracias al Comité de Veteranos fue electo en 1999 ser un inmortal en Cooperstown. Ese año los Gigantes retiraron su número 30 y recalcaron su inmortalidad en las mayores al develar una estatua de su imagen en el 2008 en los predios que hoy es fija en AT&T Park en San Francisco.

Nunca es fácil decir adiós pero en este instante a ritmo salsero y jazz como el propio Orlando Cepeda hubiese querido soneamos con una canción compuesta en el 2006 por el percusionista cubano Armando Peraza junto a la pianista Rebeca Mauleon y que mejor título “Cepeda Forever”.

 

Yadier Molina: Listo Para Dirigente Grandes Ligas?

Yadier Molina Dirigente PR 2017

Yadier Molina comenzó su año peloteril esta pasada primavera con su segunda medalla de plata en su carrera en el Clásico Mundial de Béisbol y concluyo su página de este 2017 con su primera presea de bronce como dirigente. No hay duda que si bien pensamos no hay pelotero que se asimile a su añada en el deporte del guante y el bate. Mas que posiblemente uno de los mejores receptores de hoy día en las mayores está dejando saber que está casi listo a su próximo paso de ser manda mas en el llamado mejor béisbol del mundo.

Sin mucha fanfarria, a menos que usted es de esos verdaderos ‘fans’ del béisbol, el mejor conocido por muchos de sus seguidores como Ýadi’ obtuvo la medalla de bronce como piloto del conjunto boricua que compitió recientemente en el Campeonato Pre Mundial Sub 23 celebrado en Panamá.

Su contentura no hay quien se la quite de tal logro en este momento pero bien estamos seguros que muchos runrunes correrán sobre el veterano receptor de los Cardenales de San Luis que termina su compromiso contractual en el 2020 con esa novena.

Más en su Isla del Encanto que ha tomado vuelo en esto de dirigentes este invierno desde que Alex Cora fue nombrado nuevo manda más de los Medias Rojas de Boston y Dave Martínez de los Nacionales de Washington. La historia dicta que serán tercero y cuarto en la historia de Borinquén. Edwin Rodríguez fue el primero con los Marlins de Florida y en forma breve pero oficial el segundo lo fue Santitos Alomar con los Indios de Cleveland.

Un por poco quinto se les da a Puerto Rico cuando los Yankees de Nueva York sorpresivamente consideraron al recién retirado Carlos Beltrán para manejar las huestes de los Bombarderos del Bronx.

En América Latina mucho se chacharea de la posibilidad futura entre otros de los venezolanos Al Pedrique y Omar Vizquel y los dominicanos Carlos Febles y Ramón Santiago para posibles dirigentes en un futuro pero con los tiempos que van cambiando quien sabe cuánto estarán las expectativas vivas de ver a Yadier Molina al mando de una banca en el béisbol organizado.

Por cierto, nadie olvide que quien sabe si Puerto Rico tome una de esas decisiones de jugador-dirigente para el Clásico Mundial de Béisbol 2021 que posiblemente sea el último de Yadier Molina como pelotero activo.

Nadie le quite al boricua que es uno de los jugadores favoritos dondequiera que va en todo el béisbol mayor. Este pasado verano hasta en Miami fue recibido como una verdadera luminaria en el Juego de las Estrellas. No olvidemos que hasta su camisa de los Cardenales ha sido uno de las más vendidas los últimos cuatro años.

Enhorabuena su gran temporada 2017 y muy pendientes estaremos a Yadier Molina a mayores triunfos. El tiempo dirá.

Yadier Molina y Francisco Lindor: Las Camisas Favoritas del 2017 en las Grandes Ligas

Lindor Molina 2017

No hay identidad dicen algunos…Pero aquí todos llevamos en la espalda el número 21. Así canta Residente en una de sus estrofas de su última canción Hijos del Cañaveral. La misma de referencia pura boricua se le puede tomar esta copla al poder borincano y latinoamericano al presente en las Grandes Ligas.

Fuera del terreno de juego, el béisbol organizado ingreso para sus arcas este año sobre $10 billones y un pequeño pedacito de estos billetes es de uno de los “souvenirs” más preciado por todo fanático. La compra de la “jersey” de pelotero favorito en el mejor béisbol.

Esta campaña pasada, de acuerdo a estadísticas de las 20 camisetas más vendidas de peloteros de las mayores, las diez más populares fueron las de Yadier Molina de los Cardenales de San Luis; Francisco Lindor de los Indios de Cleveland y Javier Báez de los Cachorros de Chicago.

Según el estudio, en conjunto con la firma Majestic, la más vendida esta pasada temporada fue la del Novato del Año Aaron Judge de los Yankees de Nueva York.

Según el mismo estudio, en el segundo grupo de diez entre 20 de mayores ventas también figuran los nombres de sangre latina de José Altuve de los Astros de Houston, Gary Sánchez de los Yankees de Nueva York y Nolan Arenado de los Rockies de Colorado.

Por cierto, vale señalar que desde el 2013 el número Cardenal de 4 de Yadier Molina ha sido consistente entre las 10 camisas vendidas en las últimas cinco temporadas.

Puede que no se refleje con un machete pero si se puede decir que tanto boricuas como latinos el poder está con un bate y guante y así de bien lo respaldan los fans del béisbol mayor.