Tagged: edgar martinez

Orlando Cepeda: Siempre Peruchin Para Puerto Rico y las Grandes Ligas

Orlando Cepeda II Foto SF

Fue en esas últimas como se dice en el argot popular beisbolero que vi jugar a Orlando Cepeda en la franela de los Cangrejeros de Santurce del béisbol profesional de Puerto Rico. En ese equipo, que el año se me escapa de mi memoria, uno de sus compinches lo era Tany Pérez. Uno de los mejores dúos que vi en el diamante en la pelota borincana en un mismo equipo. Probablemente en esa categoría de ‘HOF’ lo más cercano visto de dueto puede que sea realidad algún día de los Senadores de San Juan el de Roberto Alomar con Edgar Martínez.

Con el pasar de los calendarios conocí a un Peruchin en un sin número de ceremonias, homenajes y reconocimientos. Su amabilidad nunca fallo de primer orden pero más relucía de su personalidad las palabras de grandes que escuchaba entre otros Juan Marichal y Felipe Alou que en cada oportunidad social nos dejaban saber lo grande que fue su gran pana.

Cepeda fue hijo de uno de los más grandes peloteros del béisbol puertorriqueño romántico, Don Pedro “Perucho” Cepeda, pero él supo poner su propio nombre en el mapa del deporte del guante y el bate. En su año de debut en las mayores en su primer partido conecto de jonrón y en un abrir y cerrar de ojo se convirtió en uno de los favoritos de la fanaticada de los Gigantes.

Por cierto, ese primer juego en su carrera ese jonrón fue ayuda de la primera victoria de la franquicia en su nueva ciudad en San Francisco y partido que lo gano desde la lomita el boricua Rubén Gómez.

Esa primera campaña todo lo hizo bien. Fue líder en dobles en su circuito y toda su potencia ofensiva puesta le gano ser elegido unánime Novato del Año de la Liga Nacional. Fue el primer puertorriqueño en recibir uno de los principales honores oficiales que confiere las Grandes Ligas y nadie debe olvidar que llego noveno en la votación para Jugador Más Valioso.

Tres años después, 1961, fue probablemente uno no olvidar en el terruño de Borinquén. Cepeda esa temporada fue el líder en cuadrangulares y carreras impulsadas y su compatriota Roberto Clemente fue el campeón bate de la Liga Nacional. Increíblemente, ninguno de ambos fue el seleccionado para Más Valioso del circuito nacional.

No fue hasta 1967 que su nombre brillo en grande. De “Baby Bull” se convirtió en “Cha Cha” en la franela de los Cardenales de San Luis. Esa temporada por segunda ocasión gano la corona de carreras impulsadas y entre números de excelencia le sirvió ser escogido unánimemente Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

Fue precisamente en la camisa de San Luis que jugo en dos de sus tres Series Mundiales en su carrera y obtuvo sortija de campeón en 1968.

Cepeda mucho se dice sus dolientes rodillas no le ayudaron en la década de los 70’. No obstante en 1973 jugando para los Medias Rojas de Boston fue seleccionado el primer bateador designado en la historia en obtener el galardón hoy conocido como el Premio Edgar Martínez para el más sobresaliente bateador designado de la Liga Americana.

Cepeda cerró su carrera en 1974 con los Reales de Kansas City. En 17 campañas acumulo .297 de promedio de bateo, 379 jonrones con 1,365 carreras impulsadas.

En 1993 por siete votos no entro en el Salón de la Fama pero gracias al Comité de Veteranos fue electo en 1999 ser un inmortal en Cooperstown. Ese año los Gigantes retiraron su número 30 y recalcaron su inmortalidad en las mayores al develar una estatua de su imagen en el 2008 en los predios que hoy es fija en AT&T Park en San Francisco.

Nunca es fácil decir adiós pero en este instante a ritmo salsero y jazz como el propio Orlando Cepeda hubiese querido soneamos con una canción compuesta en el 2006 por el percusionista cubano Armando Peraza junto a la pianista Rebeca Mauleon y que mejor título “Cepeda Forever”.

 

Advertisements

Quien es Puertorriqueño en las Grandes Ligas

Reggie and Giancarlo

Es tiempo de comienzo de los entrenamientos primaverales y no importa de dónde usted tome sus páginas deportivas en Dominicana, México o Venezuela está esa nota de quienes son sus posibles grandes liga ya está rubricada de quienes podrán ser los suyos esta venidera temporada. Puerto Rico no es la excepción.

Un diario de la Isla del Encanto recién publico una lista de los llamados boricuas que estarán participando esta primavera en búsqueda de un trabajo de liga mayor y otro diario de importancia publico una similar pero con números diferentes. Este tirijala borinqueño viene desde hace tiempo y como su diáspora cada vez mas sigue aumentando es un buen instante para revisitar esta trama de quienes merecen el término de ascendencia de puertorriqueño en materia de historia de las Grandes Ligas.

Es un tema que guste o no pero lo real es que cada día vemos más y más peloteros en los diamantes nacidos en suelo estadounidense y muchos sueñan cada uno a su forma de corazón ser reconocidos en la tierra de la sangre de sus descendientes.

Este pasado Diciembre cuando recibí la edición de ESPN Deportes La Revista de cierre del 2017 con su portada ‘Los 25 Latinos del Año’ el segundo escogido por sus editores lo fue Giancarlo Stanton. En el recuadro así dice la nota “Sangre puertorriqueña corre por sus venas. Es el máximo jonronero de la Liga Nacional y de las Grandes Ligas. Lo avalan 59 cuadrangulares y 132 carreras impulsadas en la temporada regular. Fue elegido MVP de la Liga Nacional”.

El sexto en su lista en tan publicación lo es Nolan Arenado. Su calce dice así “Al cabo de su tercera temporada regular, este jugador de ascendencia cubano-boricua acumuló más de 30 cuadrangulares en cada una: 42 en 2015, 41 en 2016 y 37 en 2017”.

Como dirían en Borinquén, Wepa! Desde que ambos debutaron en las mayores mucho se ha chachareado sobre la llamada elegibilidad “boricua” y bien cada uno en su tono nunca nos han negado su sangre borincana.

En el caso de Puerto Rico hay mucha animosidad sobre el susodicho argumento por su situación política de quién es quién pero con el pasar del tiempo hay que entender que sobre 5.1 millones de seres se llaman puertorriqueños en los Estados Unidos y son mucho más de los nacidos en el propio suelo de la Isla del Encanto.

Interesante es que ambos Stanton y Arenado podrían ser si fuesen aceptados junto a entre otros Carlos Correa, Francisco Lindor y Yadier Molina el quinteto de los mejores boricuas en las Mayores. Ambos por esas cosas de la vida como vistieron la camisa “USA” ya saben la expresión que les tiraron ese número de pelota de billar.

Mismo caso con el lanzador Marcus Stroman que por cierto no puede ser más claro su tatuaje de la mono estrellada en su codo izquierdo. Otro lanzador que con bombos y platillos se dijo que era boricua cuando sus dos no-hitters y su Cy Young es Jack Arrieta pero desde aquellos triunfos después como que se ha entumecido su elegibilidad.

Por cierto, no podemos olvidar a George Springer quien fue el Jugador Más Valioso de la pasada Serie Mundial. Su madre es de Utuado y en sin número de ocasiones siempre habla muy bien de su amor por Puerto Rico. Como similar lo hace de su también ascendencia panameña.

El tema puro puertorriqueño es interesante. Mas cuando la cuestión de algunos es por nacimiento puro y limpio como un batazo. Edgar Martínez, quien es considerado coquí como Roberto Alomar, Orlando Cepeda, Roberto Clemente e Iván “Pudge” Rodríguez, nació en la Ciudad de la Gran Manzana en Nueva York.

Cuando viajamos por diferentes épocas podemos ir a través del tiempo tan atrás sobre reconocidos como “boricuas” entre tantos y tantos Jim “El Jungle” Rivera, Arnie Portocarrero, Julio Cruz, Nelson Figueroa, Von Hayes, Dickie Thon, Bobby Bonilla, Eduardo Pérez, John Valentín y Alexis Ríos. Hoy activos Mike Avilés, TJ Rivera y Seth Lugo no tienen nada de diferente a Christian Arroyo, Michael Givens, Emilio Pagan y Rafael López.

Recientemente en un conversatorio con el considerado mejor zurdo en la historia Juan ‘Terin’ Pizarro fue claro que en esa palestra con el nadie olvide el nombre de John Candelaria. Si alguien ha olvidado el Pirata de Quebradillas y después Pirata de Pittsburgh primero en ganar 20 partidos su cuna de nacimiento es la Ciudad de la Gran Manzana.

Complicado es el panorama ahora también es hasta de los dirigentes. En este momento de discusión a nueva temporada claro está el primero lo fue Edwin Rodríguez; segundo Santitos Alomar y tercero Alex Cora. El cuarto lo es Dave Martínez quien será el capataz de los Nacionales de Washington y desde sus días con los Metros de San Juan y después entre varias franquicias entre otras los Expos de Montreal, Cachorros de Chicago y Devil Rays de Tampa Bay siempre fue fiel a su identificación boricua.

La historia se dice que es quien la cuente y/o la escriba y este dilema se sabe va mas allá del béisbol. Cuantos hoy en día no importa industria o servicio cada vez que tienen éxito y sale a relucir su ascendencia como sea rápido se le reconoce como un orgullo boricua.

A principios de esta columna mencione a Giancarlo Stanton pero si quiere ir más lejos en este tema entonces que alguien me diga porque en todas las exhibiciones oficiales que instalan las Grandes Ligas de la historia de los latinos en las Grandes Ligas en el calce de Reggie Jackson siempre está acentuado su hispanidad por su Martínez que corre por su sangre boricua por su abuela paterna.

Es hora una vez más que Borinquén continúe el seguir de sus oriundos así como dicen en la Isla del Encanto hayan nacido en la luna. Cuanto soneamos con Marc Anthony y nos movemos con Jennifer López y bien entienda esta recta lanzada.

El béisbol no es una excepción de quienes son Puertorriqueños en las Grandes Ligas.

Sabermetria: Mejor de Puerto Rico en Grandes Ligas

Pudge Rodriguez Edgar Martinez

En estos tiempos que estamos más cercanos en rumbo a nueva temporada en un sin número de discusiones y debates en diferentes tópicos se trae el tema de los equipos de ensueño. En Puerto Rico no es la excepción.

En estas fechas que luce verse un renacer entre los suyos hacia el deporte del bate y el guante muchos disputan cual fue mejor. Entre mejores novenas de todos los tiempos boricua del 1995 están aquellos que defienden que el mejor fue aquellos Senadores de San Juan que domino la Serie el Caribe y están los del Siglo 21 que se sostienen como mejores las dos versiones del Team Puerto Rico del 2013 y 2017 en el Clásico Mundial de Béisbol.

Mucho tiempo atrás recuerdo escuchar a Luis “Torito” Meléndez como dejaba saber su orgullo por aquel conjunto que dirigió que hasta publicaciones de los Estados Unidos lo llamaron en un momento dado el mejor equipo visto de béisbol del Siglo 20.

Edwin Rodríguez entre tantos conversatorios bien sabemos su elección al momento de hacer un equipo de todos los tiempos boricua pero a la vez bien conocemos su pasión por sus dos conjuntos que condujo en Clásico Mundial de Béisbol. Como que no va estar súper gozoso al ser esos dos conjuntos sub-campeones de grandes liga del mundo.

Hoy es hoy y bien sabemos que los dos nuevos dirigentes de sangre boricua Alex Cora de los Medias Rojas de Boston y Dave Martínez de los Nacionales de Washington son obsesionados y ofuscados en la utilización de estadísticas que muchos hoy llaman “Sabermetrics”.

Simplemente, lo que se conoce como “Sabermetria” en castellano es el análisis objetivo del béisbol. Como lo entiendo la meta principal es como cada pelotero en un conjunto puede contribuir a producir el mayor número de carreras para ganar la mayor cantidad de partidos posibles. En las Grandes Ligas eso se traduce a campeonato en Serie Mundial.

Son fórmulas de estadísticas que van más allá de simplemente analizar en la parte ofensiva promedio de bateo, cuadrangulares y carreras impulsadas. Hoy día también se toman en cuenta en fórmulas de análisis los porcentajes de ocasiones en base, slugging y hasta promedios de cuantas ocasiones un jugador es factor en victorias de su equipo.

Realmente no conocemos “on the record” las opiniones de Alex Cora ni Dave Martínez que para ellos es una novena de ensueño boricua pero si entendiendo que son verdaderos “sabermetricos” sería interesante conocer sus opiniones.

Si bien analizando varias de las fórmulas utilizadas sabermetricas entre mejores nueve de todos los tiempos no debe ser sorpresa que en esta novena están los cuatro salón de la fama Roberto Alomar, Orlando Cepeda, Roberto Clemente e Iván Rodríguez. Un grupo de ensueño de nueve lo completarían entre mejores en buen análisis Carlos Beltrán, Carlos Delgado, Juan González, Edgar Martínez y Bernie Williams.

Si bien continuamos rebuscando son muy pocos los que pasan la prueba entre mejores de todos los tiempos en sabermetria. Solo encontramos a unirse a los antes mencionados a Bobby Bonilla, Jose”Cheo” Cruz, padre, Jorge Posada y Danny Tartabull. Entre activos el único que pasaría el gran examen analítico lo es Yadier Molina.

Quienes mejor en el béisbol de grandes ligas ese es un trama que nunca terminara. Para los sabermeticos de nuestros tiempos esto es lo mejor de Borinquén. Quienes mejor en un futuro el tiempo nos lo dirá.

Senadores de San Juan: Franquicia de Gran Historia en Puerto Rico

Roberto Clemente Senadores de San Juan

La temporada 2017-2018 de la liga profesional de Puerto Rico arrancara este fin de semana de adviento y de reyes con sus Criollos de Caguas defendiendo su título de monarca con miras también de defender su corona de Serie del Caribe pero a su vez las franquicias de los Cangrejeros, Gigantes e Indios tienen en si la idea de ser el nuevo rey boricua.

Para muchos es tiempo triste de una vez más no ver en el diamante a la emblemática franquicia de los Senadores de San Juan. Hace varias temporadas atrás cuando resurgió esta franquicia muchos creían que iba a quedarse para largo pero por cuarta ocasión dejo de coexistir.

Triste o cualquier sinomino que se desee utilizar porque en estos días que está a todo dar el chachareo y escritos sobre las posibilidades de Edgar Martínez al Salón de la Fama en Cooperstown similar a que es hombre símbolo de los Marineros de Seattle en sus días en Borinquén fue fidedigno a la camisa de San Juan.

En estos días de comienzos del 2018 el ‘bestseller’ en la Isla del Encanto es el libro “Clemente: En la víspera de la gloria” escrito por el buen amigo e historiador Néstor Duprey Salgado. En su libro de 337 páginas con gran cantidad de imágenes detalla la crónica completa del zumo de ese tiempo con los Senadores de San Juan.

Un año atrás el otro ‘bestseller’ lo fue “Sobre la vida de Hiram Gabriel Bithorn Sosa” escrito por el buen amigo Jorge Fidel López. En su libro de 117 páginas y gran cantidad de imágenes detalla la crónica completa de la vida del primer boricua en las Grandes Ligas que antes que vistiera la camisola de los Cachorros de Chicago lo fue con los Senadores de San Juan.

Todavía a estas fechas todo buen boricua no ha olvidado la gesta e heroicidad de su llamado ‘Team Rubio’ en el pasado Clásico Mundial de Béisbol pero no importa como en los llamados debates un equipo que nadie ha borrado de sus mentes y para muchos sigue siendo aquel equipo de ensueño de los Senadores de San Juan que ganó para Puerto Rico en 1995 la Serie del Caribe.

Los Senadores, quienes de por si eran un trabuco dirigidos por Luis ‘Torito’ Meléndez se reforzaron con lo mejor del patio y conformaron un lineup probablemente inigualable compuesto en el siguiente orden 2B Roberto Alomar; DH Edgar Martínez; 3B Carlos Baerga; C Carlos Delgado; LF Juan ‘Igor’ González; RF Rubén ‘El Indio’ Sierra; CF Bernie Williams; 1B Carmelo Martínez y SS Rey Sánchez.

Fue tan categórica aquella novena que hasta los editores de las prestigiosas publicaciones estadounidenses Baseball America y USA TODAY Baseball Weekly a finales de la década de los 90′ reconocieron esa novena de 1995 de los Senadores de Puerto Rico como el “Dream Team” del Siglo 20.

Dos años antes la organización de los Senadores había hecho historia al ser reconocida por su partido en 1993 por ser el primer equipo profesional integrado por jugadores de Grandes Ligas en jugar contra Cuba. En aquella ocasión los Senadores con un conjunto que contaba entre otros con Carlos Baerga, Carlos Delgado y Edgar Martínez terminó siendo un juegazo.

En el cierre del noveno acto la novena de San Juan estaba atrás en el marcador 3 carreras por 2. Con un out en la pizarra, ante los envíos del zurdo Omar Ajete, el guardabosque Ryan Thompson conectó de hit y seguidito al primer lanzamiento el receptor Javier López, otrora estrella más adelante en su carrera con los Bravos de Atlanta, le conectó un lineazo por la banda izquierda de jonrón que le dio la victoria a su conjunto sanjuanero dejando en el terreno a la tropa cubana.

Aquella victoria espectacular fue grande para los boricuas que no habían visto en muchos años ver un equipo de Puerto Rico vencer a uno de Cuba pero más fue pie histórico. Seis años después dada ciertas realidades del momento políticas Cuba jugaría dos partidos de exhibición contra los Orioles de Baltimore. Quien diría que la segunda visita a tierra de José Martí seria el año pasado cuando fueron los invitados los Rays de Tampa Bay.

Muchos nombres, muchos buenos equipos es de mucho que más se pudiese transcribir de los Senadores de San Juan. Sin duda alguna una franquicia emblemática que es parte de la historia del deporte. No voy a escribir si debe regresar o no pero si cierto es una no debe ser olvidada. El tiempo nos dirá.

 

Edgar Martinez: Siempre Marineros de Seattle y Senadores de San Juan

Edgar Martinez San Juan

Mucho se ha escrito y hablado de Edgar Martínez en las pasadas semanas pero en realidad no será hasta el 24 de Enero que se conocerá su presagio al Salón de la Fama en Cooperstown. A entender de muchos este es su momento y muy bien caería su exaltación a su propio Puerto Rico que merece en estos tiempos una noticia de alegría y gozo.

El desastre del Huracán María deslustro lo que fue un 2017 insigne en el béisbol boricua. Entre tantas celebres el subcampeonato de los llamados rubios en el Clásico Mundial de Béisbol; la exaltación de Iván Rodríguez en el Salón de la Fama y la gran post-temporada de un campeón Carlos Correa con los Astros de Houston. Que mejor seguidilla si Martínez es residenciado entre los inmortales del béisbol organizado.

Desde su primer turno al bate hacia Cooperstown vuelvo a reiterar los muchos escritos que hemos rubricado por muchos calendarios que Edgar Martínez pertenece al Salón de la Fama. “El Señor Mariner”, como le conocen sus ávidos seguidores de los Marineros de Seattle donde les fue leal por 18 campañas.

En su historial obtuvo dos títulos de bateo, fue siete veces un Todo Estrella, un cinco veces ganador del Bate de Plata y en el 2004 fue galardonado con el Premio Roberto Clemente. En 1995 tuvo una super temporada arribando tercero en la votación para Jugador Más Valioso de la Liga Americana pero bien hay que hablar fue el hombre que le dio una nueva definición de excelencia al rol de bateador designado. En sus días de jugador activo obtuvo en cinco ocasiones el premio del bateador designado del año en su circuito americano.

Fue su destreza en ese trabajo que hoy muchos le consideran el mejor bateador designado de todos los tiempos. Incluso el mismo béisbol organizado le dio su nombre para la perpetuidad a partir del 2005 a tal galardón. Su persona es tan querida en Seattle que si usted va hoy a comprar su boleto por el lado sur del estadio Safeco Field usted está caminando por el ‘Edgar Martínez Drive’.

Un poco más que todos esos honores y reconocimientos, nadie debe olvidar es uno de muy pocos peloteros en la historia en cerrar su carrera con sobre .300 de promedio de bateo, sobre .400 de promedio en ocasiones en base, sobre .500 de promedio de slugging, sobre 300 cuadrangulares y sobre 500 dobles conectados en las Grandes Ligas.

Este resume es definitivo uno grandioso en Seattle pero no debe ser de olvido que sus primeros pasos de leyenda los dio en el uniforme de los Metros-Senadores de San Juan en su propia Isla del Encanto. Martínez, quien lo seguimos desde sus comienzos, también fue leal por 11 temporadas a una camisa la de la franquicia de San Juan donde dejo su nombre entre los más clubes exclusivos de la liga profesional de béisbol de Puerto Rico. Clubes que en unos están los grandes ‘HOF’ Roberto Alomar, Roberto Clemente, Orlando Cepeda, Tany Pérez e Iván Rodríguez pero vale notar que Edgar es miembro de todos.

Edgar Martínez en la liga borincana tiene la distinción que fue Jugador Más Valioso, campeón bate, líder en categorías ofensivas y todo-estrella en un sin número de ocasiones. Además, fue un todo estrella en aquel conjunto de ensueño en 1995 en Serie del Caribe. Es de buen pensar que si la liga puertorriqueña tuviese un propio salón de la fama seria uno de sus primeros exaltados.

Hoy día, Martínez es un inmortal del Pabellón de la Fama del Deporte Puertorriqueño.

De esas casualidades el día que escribimos esta columna es su cumpleaños. Paciencia con el tiempo pero mucha fe tenemos que esta columna será de buen karma y regalo de cumple para la elección finalmente de Edgar Martínez al Salón de la Fama. Mejores noticias así lo esperan muchos. Eso el tiempo nos lo dirá.

Roberto Clemente: Un Solo Equipo en su Carrera en las Grandes Ligas

 

Clemente in Puerto Rico 1967

En estos días que se le rinde un sin número de tributos en memoria de Roberto Clemente en estos tiempos de tantos cambios es difícil pensar que estuvo todos sus años en la misma camisa representativa de la ciudad acerera de Pittsburgh.

 

Exactamente 18 temporadas fueron en el uniforme de los Piratas donde fue un múltiple seleccionado al Juego de Estrellas; 12 veces Guante de Oro; obtuvo cuatro títulos de bateo en la Liga Nacional: dos sortijas de Serie Mundial y fue entre tantos honores Jugador Más Valioso en 1966 de la Liga Nacional y Jugador Más Valioso en 1971 de Serie Mundial. Fue con esa gorra que Clemente fue el primer latinoamericano en arribar al exclusivo club de 3,000 hits y primero en ser residente entre los inmortales en el Salón de la Fama en Cooperstown.

 

Muy pocos latinoamericanos como Clemente están en este “club” de solo ser empleado con un solo equipo. Por aquello de conocer al día un poco de historia de las Grandes Ligas, en estos momentos, solamente Félix ‘El Rey’ Hernández y Yadier ‘Yadi’ Molina son los únicos latinos activos que van con sobre 10 temporadas con adhesión en una misma camisa en las mayores.

 

El tiempo nos dirá quienes más y ellos son:

 

David Concepción, SS, 19 temporadas, Rojos de Cincinnati

 

Mariano Rivera, P, 19 temporadas, Yankees de Nueva York

 

Roberto Clemente, OF, 18 temporadas, Piratas de Pittsburgh

 

Edgar Martínez, DH, 18 temporadas, Marineros de Seattle

 

Jorge Posada, C, 17 temporadas, Yankees de Nueva York

 

Bernie Williams, OF, 16 temporadas, Yankees de Nueva York

 

Tony Oliva, OF, 15 temporadas, Gemelos de Minnesota

 

Yadier Molina, C, 14 temporadas, Cardenales de San Luis

 

Félix Hernández, P, 13 temporadas, Marineros de Seattle

 

Mario Soto, 12 temporadas, Rojos de Cincinnati

 

Los Veinte Mejores Toleteros Latinos en la Historia Grandes Ligas

Igor Alex

En cada rincón de América Latina el llamado pelotero toletero tiene un nombre y apellido favorito de cada afición. Estamos llegando al final del 2017 a ser parte de la historia y siempre un sin número de debates son calientes respecto al béisbol en esta época invernal.

Para una generación que nacimos y nos criamos en la hoy Isla del Encanto del ‘Team Rubio’ entre tantos grandes que escuche en un momento dado nunca se me borra aquella célebre frase cuando venía un cañonero y oía en el radio al bate viene fulano de tal “Bateador de potencia, distancia y frecuencia”.

Siguiendo esa celebre locución hoy día son sinónimo de tal con sus maderos entre otros los José Abreu, Nolan Arenado Carlos Correa, Nelson Cruz, Edwin Encarnación, Manny Machado, Marcell Ozuna, Gary Sánchez y Giancarlo Stanton.

Hoy es hoy pero para recordar ese dicho aquí está aquí está mi roster de a mi entender los mejores veinte mejores toleteros de sangre latina en la historia de las Grandes Ligas y ellos son:
Carlos Beltrán
Adrián Beltre
Miguel Cabrera
Rico Carty
Orlando Cepeda
José Canseco
Carlos Delgado
Andrés Galarraga
Pedro Guerrero
Vladimir Guerrero
Juan González
Edgar Martínez
David Ortiz
Rafael Palmeiro
Tany Pérez
Albert Pujols
Manny Ramírez
Alex Rodríguez
Iván Rodríguez
Sammy Sosa