Tagged: liga de beisbol profesional roberto clemente

Carmelo Martinez: El Guia de Edgar Martínez al Salón de la Fama

edgar and carmelo martinez 1995

Mucho hoy se chacharea y escribe de Edgar Martínez en su paso ser el próximo Boricua en el Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown. Martínez se unirá a los apellidos Alomar, Cepeda, Clemente y Rodríguez en enorgullecer el deporte del bate y el guante puertorriqueño en la residencia de los inmortales pero como para todo grande hubo una figura clave en un comienzo y nadie debe olvidar otro gran liga mayorista, su primo Carmelo Martínez.

Carmelo, como mejor conocido por todos sus seguidores simplemente por su nombre de pila, fue su empuje que logró que el apodado como ‘Gar’ firmará su primer contrato profesional como pelotero. Ambos se criaron juntos en el pueblo de Dorado a tres casas de diferencia donde Edgar vivia con sus abuelos maternos. Bien sabia Carmelo del talento y las herramientas de su pariente que eran de mucho más allá como lo andaba demostrando en la pelota superior borincana con el conjunto de Vega Baja mientras trabajaba para una planta de la firma General Electric.

carmelo martinez cubs

No debe quedar en el olvido, Carmelo debutó en las mayores en 1983 el mismo año que Edgar debutaba con el Bellingham en Clase A menor de los Marineros de Seattle. En un pequeño viaje en el tiempo, Carmelo se estrenó en el gran circo con los Cachorros de Chicago un 22 de Agosto con una inolvidable iniciación ofensiva al conectar en su primer turno al bate un enorme cuadrangular a Frank Pastore de los Rojos de Cincinnati.

Quien hubiese dicho que el debut de Carmelo que su escalada con el equipo grande de los Cachorros fue tomando el puesto en el roster de su compatriota Jerry Morales que habia sufrido una lesión en su hombro derecho.

Para sus patrios puertorriqueños su buen comenzar grandes liga no tomó a nadie de sorpresa. Carmelo en las huestes de los Vaqueros de Bayamón mucho convencia que era una estrella por pulir. En la temporada 1981-1982 fue escogido como Novato del Año de la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico y solo le tomó una campaña para ser el Jugador Más Valioso.

Esa temporada de 1982-1983 Carmelo fue líder en cuadrangulares, carreras anotadas y porcentaje de slugging.

Ese invierno de 1983 por ser “MVP” reforzó a los campeones Lobos de Arecibo a ganar el campeonato de la Serie del Caribe. Uno de tres campeonatos que obtuvo en la todavia hoy llamada por algunos la serie mundial latinoamericana. Sus otros dos campeonatos caribeños fueron con los Criollos de Caguas en 1987, año que fue el campeón bate y Jugador Más Valioso de la serie, y en 1995 como la primera base de aquel equipo de ensueño de los Senadores de San Juan.

Precisamente, Carmelo hoy día está exaltado en el Pabellón de la Fama de la Serie del Caribe. Fue encumbrado a tal salón en el 2004 junto entre otros grandes con Luis “El Jibaro” Rodríguez Olmo.

Ese mismo invierno de 1983 fue canjeado a los Padres de San Diego y fue la segunda de seis franelas que vistió en nueve años en las ligas mayores. Solo vió acción en dos post-temporadas una con San Diego otra con los Piratas de Pittsburgh.

En su Puerto Rico, Carmelo continuó en la pelota por nueve campañas más y llegó ser el Jugador Más Valioso de la temporada 1993-1994 con los Senadores de San Juan. Su carrera como pelotero activo culminó en la temporada 1999-2000 con los Vaqueros de Bayamón.

Su amor por el béisbol nunca lo perdió y dos temporadas después 2001-2002 fue dirigente campeonil de sus Vaqueros. Todavia hoy Carmelo junto a José Antonio Pagán son los únicos dos en ser novato del año, jugador más valioso y obtener un campeonato como dirigente en el béisbol profesional de Puerto Rico.

Hoy es hoy y Carmelo se le ve muy activo como Coach del Banco de los Cangrejeros de Santurce. Su pasión de dirigir en la pelota borincana no la ha perdido donde en el pasado ha obtenido la oportunidad de ser el manda más de los Leones de Ponce, Senadores de San Juan y los Gigantes de Carolina.

Hoy Carmelo Martínez no debe ser olvidado que fue el guia que convenció a Edgar firmar aquel contrato por $4 mil en 1982 con los Marineros. Lo demas es historia y el tiempo nos dirá mucho más de Carmelo Martínez. 

Advertisements

Los Grandes Momentos del Beisbol Profesional en Puerto Rico

Roberto Clemente 1967

Francisco Lindor encendió el Estadio Hiram Bithorn este pasado mes de Abril con un jonronazo en juego frente a los Gemelos de Minnesota como pocos momentos vistos en la historia del deporte del guante y el bate en la facilidad de la capital puertorriqueña.

Dos días magnificos que se vieron de béisbol mayor en San Juan en noches que todavia la obscuridad era dueño de la noche por los estragos del Huracan María. Y si el primer juego fue propiedad de Lindor el segundo fue todo José Orlando Berrios que en siete entradas lanzadas solo permitió tres indisciutibles sin carrera permitida.

Que lindo es recordar pero ya hoy es hoy y mucho comienza con un ayer. Mucho antes de los Lindor y Berrios se ha escrito que fue gracias 82 años antes un entrenamiento primaveral en 1936 de los Rojos de Cincinnati que realizaron en Puerto Rico en el antiguo Estadio Sixto Escobar que dió pie a que la isla estuviese en el mapa del béisbol organdizado y dos años más tarde tomara forma la liga de béisbol profesional invernal de Puerto Rico.

Mucho al presente se conoce de grandes momentos en las Grandes Ligas pero hay que retomar a que un pueblo le hace falta su historia. En viaje en el tiempo muchos recuerdan que en 1960 Roberto Clemente probablemente debió ser el Jugador Más Valioso de aquel Clásico de Otoño que sus Piratas de Pittsburgh se proclamaron campeones mundiales frente a los Yankees de Nueva York.

Muy pocos en Borinquén recuerdan que ese mismo año de 1960 muchos meses antes en tiempo de primavera estuvieron presentes en la isla para juegos de entrenamiento los Orioles de Baltimore, Phillies de Philadelphia y los Medias Blancas de Chicago.

Para aquellos que desean retomar su historia enhorabuena para los asiduos del deporte del guante y el bate dice presente ‘Beisbol Profesional en Puerto Rico’ escrito por el buen amigo Angel Colón que es un libro consonante y correspondiente a nuestros tiempos. El libro es un recuento en 144 paginas completo de datos, estadisticas y fotos que no debe faltar en su biblioteca.

Para darles un granito de arena tomando en cuenta el recorrido que nos presenta Colón en ‘Beisbol Profesional en Puerto Rico’ por los calendarios de eventos celebrados en sus diamantes tomamos un pedacito de su trabajo para revivir aquellos grandes eventos beisboleros celebrados en la Isla del Encanto. Enhorabuena su libro y para no olvidar algunos de esos grandes momentos ellos son: 

1967- Los Piratas de Pittsburgh juegan dos partidos de entrenamiento de primavera en el Estadio Hiram Bithorn en días consecutivos frente a los Orioles de Baltimore y los Yankees de Nueva York, respectivamente. En el juego contra los Yankees se le rinde regio homenaje a Roberto Clemente antes de comenzar el partido.

1974-1979 – Los Piratas de Pittsburgh por cinco temporadas celebran partidos de primavera en Puerto Rico a favor de recolectar fondos para la Ciudad Deportiva Roberto Clemente. La figura querendona Pirata de la fanaticada borincana en esas series lo fue por su forma de bateo Willie Stargell. En 1975 en serie contra los Yankees en uno de dos partidos lanza por los Bucaneros el nativo John Candelaria. El equipo de 1979 es el mismo que eventualmente ese otoño se convirtió en rey mundial frente a los Orioles de Baltimore.

1993- Los Senadores de San Juan en representación de Puerto Rico juegan un partido de de invitación especial después de los Juegos Centroamericanos y del Caribe frente a la selección nacional de Cuba. San Juan dejó en el terreno 4 carreras por 3 a la escuadra cubana con un jonrón de cierre del partido de Javier López.

Roberto Alomar 1995

1995- Los Senadores de San Juan forman un equipo de ensueño dirigidos por Luis ‘Torito’ Melendez para representar a Puerto Rico en la Serie del Caribe 1995 llegando invicto en seis partidos. El Jugador Más Valioso, campeón bate y líder en carreras impulsadas lo fue Roberto Alomar. Bernie Williams fue el líder en jonrones 

2001- Carlos Delgado impulsa una carrera con un inatrapable como parte de la ofensiva que llevó a sus Azulejos de Toronto vencer 8 carreras por 1 a los Rangers de Texas. Fue el día de inauguración oficial de las Grandes Ligas esa temporada que a su vez hacia historia ser el primer partido de serie regular de las mayores en suelo puertorriqueño.

2003-2004- Los Expos de Montreal, hoy Nacionales de Washington, hicieron del Estadio Hiram Bithron su casa por dos temporadas de partidos de serie regular. Ambas campañas la figura cimera boricua de los Expos lo era José Vidro. En serie en el 2003 de los Expos frente a los Marlins de Florida, Iván ‘Pudge’ Rodríguez se convirtió en el primer puertorriqueño en jugar partidos de serie regular en Puerto Rico para dos equipos diferentes.

2006-2009-2013- Puerto Rico es país sede en las primeras tres ediciones del Clásico Mundial de Béisbol. En el 2006 se juegan las primeras dos rondas y las siguientes dos ediciones solamente la primera ronda de dicho torneo. En los tres episodios Puerto Rico pasó de la primera ronda. El tercero fue el más emblématico porque Puerto Rico no era favorito a ganar en primera ronda frente a República Dominicana y Venezuela. Ese año llegan a la gran final frente a República Dominicana.

Edwin Rodriguez Marlins 2010

2010 ‘San Juan Series’, tres partidos de etapa regular entre los Marlins de Florida y Mets de Nueva York se tornó emblematica para la historía del béisbol siendo en esa serie la que Puerto Rico recibió a Edwin Rodríguez al mando del conjunto floridiano que a su vez días antes de la misma se habia consagrado con el nombramiento de ser el primer dirigente puertorriqueño en la historia en las Grandes Ligas.

2018 ‘Puerto Rico Series’, entre los Indios de Cleveland y Gemelos de Minnesota fue emblemática con la participación de Francisco Lindor y Roberto Pérez por los Indios y José Berrios y Eddie Rosario por los Mellizos.

Los Todos Estrellas del Beisbol Profesional en Puerto Rico

Roberto Clemente Senadores San Juan

La generación presente boricua cuando habla hoy día de béisbol los suyos de este instante es el cuarteto de Javier Baez, Carlos Correa, Javier Baez y Francisco Lindor. Son parte de su  ‘Team Rubio’ que así quedaron inscritos para la historia.

No importa como le desee llamar a la prole juventud borincana en estos tiempos viven en el instante. Contrario a otras generaciones que reguardaban a sus heroes hoy día muchos donde meas lejos van es que al menos conocen algo que Carlos Beltrán trabaja para los Yankees de Nueva York; Bernie Williams es un concertista de jazz; Juan ‘Igor’ González es un dirigente de la selección nacional y de varias ligas en su terruño y Carlos Baerga y Carlos Delgado son los que están en un sín número de obras beneficas en Puerto Rico.

Eso de aquellos tiempos de recordar trios como el de Roberto Clemente, Orlando Cepeda y Tany Pérez no está en sus almanaques en su cabeza y menos designio el trio de Hiram Bithorn, Francisco ‘Pancho’ Coimbre y Luis “El Jibaro” Rodríguez Olmo. Para los milenios borincanos entre ellos Bithorn es el estadio de la capital de San Juan y Clemente, además de ser el nombre de un estadio y un coliseo, es el hombre que fue un honrado con un doodle en Google el año pasado.  

Un pueblo le hace falta su historia y mientras más inmerso entró en la crónica de la Isla del Encanto el béisbol es sinonimo consonante total de Puerto Rico.

Para aquellos asiduos del deporte del guante y el bate ‘Beisbol Profesional en Puerto Rico’ escrito por el buen amigo Angel Colón es ese libro que es correspondiente a nuestros tiempos. El libro es un recuento ligero en 144 paginas completo de datos, estadisticas y fotos de los últimos 80 años que no debe faltar en su biblioteca.

Para darles un granito de arena tomando en cuenta el recorrido que nos presenta Colón por los calendarios de la liga profesional la curiosidad fue grande y nos asignamos nuestro trayecto de buscar los mejores 25 jugadores ofensivos que han pasado por sus diamantes en el invierno en Puerto Rico. 

Enhorabuena para lectura de nuevo año ‘Beisbol Profesional en Puerto Rico’. Mientras para ir quemando fiebre creamos nuestro equipo de ensueño de todos estrella para la historia dirigido por Mako Oliveras ese de todos los tiempos de la liga profesional de Borinquén y ellos son:

C- Elrod Henricks

C-Iván ‘ Pudge’ Rodríguez

1B- Orlando ‘Peruchín’ Cepeda

1B-Carmelo Martínez

1B-Atanasio ‘Tany’ Pérez

1B- Victor Pellot Power

2B-Santos Alomar, padre

2B-Roberto Alomar

2B-Carlos Baerga

2B-Félix Millán

3B-Buster Clarkson

3B-Pedro “Perucho” Cepeda

SS-José Antonio Págan

SS-Dickie Thon

3B-Ramón ‘Wito’ Conde

OF-Juan José Beniquez

OF-Willard Brown

OF-Roberto Clemente

OF-Francisco ‘Pancho’ Coimbre

OF- José ‘Cheo’ Cruz

OF-Luis ‘Canena’ Marquez

OF-Luis Rodríguez Olmo

OF-Bob Thurman

BD-Edgar Martínez

BD-José Manuel Morales

Manny Sanguillen: El Gran Hermano de Roberto Clemente y Puerto Rico

Sanguillen Clemente 1971

Hoy día cuando tienes la oportunidad de ir a un partido de los Piratas como local en el PNC Park en Pittsburgh una de las paradas obligatorias debe ser Manny’s BBQ. En los predios detrás del jardin central excelente comida pero más tendrás la oportunidad de ver y conocer en persona a uno que fue el segundo mejor receptor en la Liga Nacional en la década de los 70’, Manny Sanguillén.

‘Sangui’ como bien le conocen en la ciudad de los bucaneros comenzamos reiterando sus credenciales porque no importa cuantas veces te sientes a charlar con el siempre su tema es su inolvidable amigo Roberto Clemente.

Para estas fechas de cierre de año para Sanguillén es recordar una y otra vez aquel 31 de Diciembre de 1972 cuando su hermano mayor cual así era su amistad con Roberto murió en aquel accidente aereo que llevaba ayuda a los daminificados de un terremoto en Nicaragua. Manny fue de los primeros que cuando llegó a la playa en Loiza donde cayó el avión se unió al grupo de buzos para buscar el cuerpo del astro del béisbol. El resto es historia.

Hoy es hoy y cuan grande es el número de historias le hemos escuchado de su confratrenidad con Clemente desde que fue su mentor en 1966 un año antes cuando arribó al gran circo en la franela de los Piratas. Desde su llegada lo palió para que en corto tiempo fuese el receptor regular de la novena bucanera y más adelante uno de los mejores bates del terruño panameño todavia al presente después de Rod Carew.

Más allá de Clemente, el propio Sanguillén fue probablemente su mejor pupilo. La historia esta escrita que fue con los Piratas un tres veces Todo Estrella; pieza importante en los campeonatos mundiales de 1971 y 1979 de Pittsburgh; y terminó su resumé grandes liga con exactamente 1,500 hits. Que cosas, misma mitad de 3,000 indiscutibles para un cierre de .296 de promedio de bateo.

Fue considerado tres veces para Jugador Más Valioso de la Liga Nacional y su mejor campaña fue en 1970 cuando arribó tercero en bateo con .325 de promedio en su circuito nacional. También en 1971 terminó entre primeros en bateo con .318 y en la Serie Mundial contra los Orioles de Baltimore conectó 11 inatrapables uno menos que los 12 conectados por Clemente que fue el reconocido como Jugador Más Valioso de ese Clásico de Otoño.

Vale añadir, que después de la Serie Mundial el momento menos de su olvido de esa temporada de 1971 fue cuando el Dirigente Danny Murtaugh de los Piratas pusó en el terreno el primero de septiembre el primer ‘lineup’ en la historia de las Ligas Mayores compuesto por sólo peloteros negros y latinos.

Para alguien que tanto nos ha chachareado y departido sobre “Momem” por tantas ocasiones y años es uno de esos peloteros que deberia ser agasajado en grande en Puerto Rico. Además de su resumé en las mayores siempre fue mano derecha de Clemente y llegó a jugar para su hermano en la temporada 1970-71 con los Senadores de San Juan.  

Hubiesen jugado juntos una vez más en la franela de San Juan en 1973 pero ya conocemos porque no sucedió. Sanguillén más adelante en su carrera jugó dos campañas con los Vaqueros de Bayamón y una con los Leones de Ponce que fue hasta su dirigente por varios partidos esa temporada.

Clemente Sanguillen 1971

Gracias a muchas de sus anéctodas e historietas es que conocemos de Clemente su deidad por Willie Mays y quien sabe cuan lejos hubiese llegado en tiempo en el béisbol en busqueda de la marca de hits conectados en las mayores. Quien sabe si hubiese sido el primer latinoamericano todavía al presente en jugar en 20 temporadas para una misma franela en las mayores y hasta el primer latinoamericano de tez negra en dirigir en el béisbol grande.

Cuantas veces ha sido Sanguillén enfático que Clemente fue la semilla y hasta como el mismo dice el mismo el Jackie Robinson de lo que en el presente es la importancia de los latinos en las Grandes Ligas.

Sanguillén es de esos hijos de Borinquén que no debe ser olvidado. Hasta quien sabe como es el destino que el año que fue inmortalizado al Salón de la Fama del Béisbol Latino uno de sus co-exaltados lo fue el posible salón de la fama para esta venidera clase Edgar Martínez.

Enhorabuena que no fue boxeador y prefirió el béisbol. Más allá de Clemente hay que reconocer quien es y escucharlo por mucho tiempo más a un grande, Manny Sanguillén.

Lideres Boricuas en las Grandes Ligas de y en Puerto Rico

clemente Cepeda 1960's

Para aquellos seguidores del béisbol cuando Luis Rodríguez Olmo se convirtió en el primer boricua en ser líder de un departamento ofensivo en el béisbol mayor no muchos se imaginarian en 1945 que vendrían muchos grandes nombres  en los siguientes 73 años para poner el nombre en alto de Puerto Rico.

En esa temporada de 1945 con solo 26 años de edad el ‘El Jibaro’ Dodger de Brooklyn terminó de líder en triples con 13 en la Liga Nacional. Entre tan otros números excelentes fue el primer boricua no solo el primero en liderar un departamento ofensivo sino el primero en recibir votos para Jugador Más Valioso de un circuito en las mayores.

Lo que al revés, no muchos en Nueva York en aquel entonces conocían que Olmo fue líder en triples muchos antes en el béisbol profesional de Puerto Rico en la campaña 1940-1941 con la franquicia de Caguas. En aquel instante apenas la liga profesional cumplia su tercera temporada en su historia.

Hoy es hoy y el béisbol profesional de Puerto Rico tiene 80 añitos. Hay un dicho que por algún sitio se empieza y pocos en la propia Isla del Encanto no conocen que grandes nombres de su terruño hoy inscritos como líderes departamentales ofensivos en las Grandes Ligas fueron alguna vez líder de ese mismo departamento en la liga profesional invernal de Puerto Rico.

Para no olvidar, el segundo borincano que se convirtió en líder de un departamento ofensivo lo fue en 1958 Orlando Cepeda. En su campaña de novel ‘Peruchín’ todo lo que se venia chachareando de sus comienzos en Borinquén fueron muy ciertos en su debut con los Gigantes de San Francisco. Entre números terminó en el tope de dobletes con 38 de la Liga Nacional. Uno de muchos que le ganaron ser el receptor del honor de Novato del Año y arribó noveno en votos para Jugador Más Valioso de su circuito nacional.

Si alguien tenia dudas de su madero, Cepeda ese invierno con los Cangrejeros de Santurce continuó su despliegue de dobles conectados terminando de líder con 15 en la liga borincana.

La década de los ’60 llegó y fue propiedad de Roberto Clemente. El llamado ‘The Great One’ fue cuatro veces campeón bate,  dos ocasiones líder en hits y una en triples de la Liga Nacional. Década que fue 12 veces Todo Estrella; 9 Guantes de Oro y finalmente en 1967 fue reconocido como Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

Mucho antes de ser el siempre Pirata, Clemente llegó al norte de Pittsburgh con resumé de un campeonato de bateo en la temporada 1956-57 con .396 de promedio en campaña que cerró con los Criollos de Caguas. Años antes, Clemente habia sido líder en hits en la temporada 1954-55 con 94 inatrapables en la franela de los Cangrejeros de Santurce.

La década de los 60’ también fue de goce para ‘Peruchín’ en especial 1967 en las Grandes Ligas. Esa campaña fue seleccionado como Jugador Más Valioso del circuito nacional. Ese gran honor no era nuevo para el ya que en las campañas 1958-59 y 1961-62 fue el hombre elegido ‘MVP’ por sus proezas con los Cangrejeros de la liga de béisbol profesional.

Por cierto, Cepeda que fue en esa década de los 60’ también adalid en par de ocasiones en carreras impulsadas en las mayores habia sido mucho antes en el calendario también rey de remolcadas en dos ocasiones en su siempre franela de Santurce.

Tres décadas más adelante Juan ‘Igor’ González hizo historia a unirse con ‘Peruchín’ al ser el segundo puertorriqueño en ser granado como Jugador Más Valioso en las mayores y antes haber sido distinguido con la misma honra en Puerto Rico en la temporada 1992-93 como ‘MVP’ por su año con Santurce.

‘Juan Gone’, como conocido por sus seguidores de los Rangers de Texas, fue seleccionado Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1996 y dos años más tarde en 1998 fue nuevamente ‘MVP’ de su circuito. Hoy ‘Igor’ es uno de 31 jugadores en la historia en ser un multiple más valioso en el llamado mejor béisbol del mundo.

En la década de los 90’ otro que también se inscribió en los libros de historia lo fue Edgar Martínez. El siempre Marinero de Seattle fue un dos veces campeón bate del circuito americano en 1992 y 1995 en las mayores pero años antes habia hecho historia en su Isla del Encanto. En la campaña 1989-1990 en la franela de San Juan hizo historia en aquel entonces ganando la corona de bateo con .424 de promedio. En aquel entonces era el jugador número 14 en la historia de ser monarca en bateo con sobre .400 de promedio de bateo en la liga profesional borincana.

Para la historia, otros que no deben ser olvidados que fueron reyes de un mismo departamento ofensivo tanto en la liga invernal de Puerto Rico como en las Grandes Ligas lo son José ‘Cheo’ Cruz en hits conectados’; Guillermo Montañez y Pedro García en dobles; Dickie Thon en triples; y Rubén Sierra y Carlos Delgado en carreras impulsadas.

Si bien leido es un exclusivo grupo en lograr tal hazaña de ser majestad de una misma categoria o un mismo honor tanto en las Grandes Ligas como en la liga profesional invernal de Puerto Rico. Enhorabuena nunca desdeñados y quienes otros se unirán a este selecto grupo eso el tiempo nos lo dirá.

Tany Perez: Primero Puerto Rico Despues Rojos de Cincinnati

Tany Perez Cangrejeros de Santurce

Cuando pensamos en Atanasio ‘Tany’ Pérez lo primero que a muchos hoy día le viene a la mente como sinónimo de su nombre es la gran Maquinaria Roja. El “Big Dog” como le conocen sus seguidores de los Rojos de Cincinnati fue miembro por 16 temporadas de sus 23 jugadas en las mayores pero muy en especial su persona nunca será olvidada por su asociación como el limpia bases de aquellos grandes conjuntos en la década de los 70’ de dos campeonatos mundiales. 

Tany. quien también en su resumé de Rojo tuvo una campaña como dirigente en 1993, su grandeza en esta ciudad de Ohio es tal que su número 24 fue retirado para la posteridad y hoy una estatua de su persona es parte de su inmortalidad en el Great American Ball Park.

Lo que muchos no conocen del siete veces Todo Estrella todavia en estos tiempos es que el hijo de la Central Violeta en Ciego de Avila de su tierra natal cubana es para muchos también consonante hijo de suelo puertorriqueño. Hasta Iván ‘Pudge’ Rodríguez lo reconoció como boricua durante su exaltación en el 2017 al Salón de la Fama y estén seguros que si el próximo año entra al gran pabellón Edgar Martínez lo incluirá en su listado de sus favoritos del terruño borincano.

Tany, ademas de ganarse el corazón de quien es su esposa ‘Pituka’ en Puerto Rico, se embolsó a los asiduos de la pelota con su gran juego en 10 campañas con los Cangrejeros de Santurce. 

Tany Perez 1967

Realmente su atesoro fue en la temporada 1966-67 con los fanaticos de los Cangrejeros. Después de una temporada algo discreta en Cincinnati regresó con gran impetu a la Isla del Encanto para demostrar su super talento con el madero. Así lo hizo. Esa campaña y todavia es un record es el único jugador en la historia de la liga profesional boricua en ser campeón bate, líder en hits, dobles y triples en una temporada. También fue líder en carreras impulsadas y porcentaje de slugging. Sín cuestionamiento alguno fue el Jugador Más Valioso de la liga esa campaña que fue de campeonato del Santurce bajo el mando de Earl Weaver.

Por cierto, Tany sigue siendo el único jugador que después de una temporada de campeón bate en Puerto Rico ese mismo verano del 67’ fue el ‘MVP’ del Juego de Estrellas de las Grandes Ligas. El más cercano a tal proeza lo es el también hoy “hall of famer” Roberto Alomar quien en la temporada 1996-97 fue campeón bate de la liga con los Senadores de San Juan y en 1998 fue el Más Valioso en el partido de las estrellas.

En años subisguientes “El Alcalde de Riverfront” tuvo temporadas de calibre de ‘MVP’ en las mayores y no dejo nunca de demostarlo con las huestes de los Cangrejeros que entre otros logros volvió a repetir como líder en dobles en las temporadas 1967-68 y 1969-70 en la liga borincana. Por años continuó jugando hasta la temporada 1982-83 que le dijo adios a la lid cangrejera.

Sus proezas en los diamantes de Borinquén fueron honradas en 1998 año al ser exaltado al Pabellón de la Fama del Deporte Puertorriqueño y el Salón de la Fama de la Serie del Caribe. Dos años más tarde en el 2000 fue que vió su coyuntura en Cooperstown como inmortal del Salón de la Fama del Béisbol.

Por cierto, una estatua suya hoy es parte del salón de los grandes del deporte boricua en el Museo del Deporte de Puerto Rico.

Tany tuve el privilegio de verlo cuando adolescente en la franela de los Cangrejeros pero para mi fue un gran honor y de estima de conocerle y compartir en los años que trabaje para la franquicia de los Marlins. En simples palabras de conocerle como una gran, gran persona. Tany una vez dijo que su gran momento en su carrera fue su jonrón en el Juego de Estrellas de 1967 pero uno de los mios sigue siendo gracias a Edemio Navas tener la honra de compartir microfonos para la radio con Tany y Felo Ramírez (QEPD) cuando la serie de los Piratas de Pittsburgh y Marlins fue pospuesta en Puerto Rico y se jugó en el Marlins Park en Miami.

Hace añitos atrás conversaba con Mike Lowell sobre el tema de los caballeros en el béisbol y cuan agradecido hay que estar de poder conocer y compartir con un grande fuera y dentro del terreno de juego. Nuestra conversación era sobre Tany Pérez. Enhorabuena a un siempre Cangrejero y uno que antes de ser de Cincinnati es de Puerto Rico.

Los Numeros Retirados del Beisbol Profesional de Puerto Rico

Martinez Alomar San Juan

Hace dos años atrás con bombos y platillos la liga profesional de béisbol de Puerto Rico retiró para la inmortalidad el número 21 del “The Great One” Roberto Clemente. Enhorabuena por un movimiento que sigue creciendo pero si algo tiene el “fan” boricua en su pasión y querencia por el deporte del bate y el guante es que no olvida detalles de sus grandes en la historia.

Tiempito atrás en el Estadio Hiram Bithorn en San Juan escuchaba una discusión porque la franquicia de los Cangrejeros de Santurce no retiraban los números para la inmortalidad de dos de sus grandes en su crónica Atanasio ‘Tany’ Pérez y Juan ‘Terín’ Pizarro. Acto seguido se formó un buen debate sobre el asunto de los números retirados no solo de franquicias individuales sino los reconocidos por la liga profesional en su historia.

Mi memoria fue atrás en el tiempo y bien lo primero que me vino a la memoria fue más o menos aquel dicho del dramaturgo Oscar Wilde. La historia si es necesaria hay que reescribirla.

A mi retentiva de años en esta lid del béisbol cuantos actos de estar presente que han retirado una y otra vez los números de Tany Pérez, ‘Terín’ Pizarro y más allá por la novena de Santurce entre otros de Orlando Cepeda y Rubén Gomez. 

Puede que historiadores de  otras épocas pasadas recuerden pero el número 21 de Clemente hacia rato en el tiempo que estaba retirado por la liga profesional borincana. Si alguien ha olvidado Carlos Delgado tuvo que hasta pedir permiso en el 2009 para vestir el número 21 para el Clásico Mundial de Béisbol porque al recuerdo de muchos era que en 1998 la liga profesional de Puerto Rico oficialmente retiró el número de Clemente.

En los últimos años hemos coincidido con ceremonias de retiro de números a Wilfredo Cordero en Mayagüez. También en Caguas en ceremonias de igual reconocimiento a Roberto Alomar y más reciente en el partido final de hace dos calendarios atrás en el Estadio Sola Morales a Iván ‘Pudge’ Rodríguez. Que por cierto en esta última pocos recordaban que Victor Pellot Power muchos años atrás fue el primero que los Criollos le retiraron su número para la inmortalidad.

Esta es una buena asignación para no dejar caer la historia. Cronistas de la liga se deben unir para recopilar los números retirados oficialmente en la historia de la liga. La tarea no es fácil ya que franquicias tradicionales entre otras los Lobos de Arecibo, Leones de Ponce y Senadores de San Juan, esta última en su unión en su historia con los Vaqueros de Bayamón, se conoce que tienen números retirados en sus enciclopedia.

Una gran encomienda porque entre tantas razones que hay para poner al día los records que quien sabe si dentro de poco un número que debe ser retirado si enhorabuena sucede una gran noticia el año próximo será retirar el de Edgar Martínez de los uniformes de la liga profesional.

Quien dice que si a que esto más que una idea debe ser realidad. El tiempo nos dirá.