Tagged: manny sanguillen

Grandes de America Latina en la Historia de los Piratas de Pittsburgh 

Los Piratas de Pittsburgh bien son conocidos en América Latina como una de las franquicias icónicas del béisbol organizado. No importa que su último champagne en Serie Mundial fue en 1979 conquistados por aquellos llamados “La Familia”.

Hoy caminando en el PNC Park caminando por todos sus predios se ve su orgullo y honra a la historia de sus Bucaneros. En el estadio uno de los Piratas más renombrados no hay esquina que nos encontramos con alguna memoria de Roberto Clemente y su número 21.

Es en la misma guarida de los Piratas donde si quieres escuchar muchas de las historias y tener un gran compartir siempre presente está Manny Sanguillén en su Manny BBQ donde hasta te puedes encontrar con otras grandes figuras de antaño que trabajan indirectamente con el conjunto entre otros John Candelaria y Omar Moreno.

Para los que estamos en estas andanzas en los medios de comunicación en el béisbol mayor no hay día que puedes compartir también con Steve Blass quien siempre nos da un tiempo para conversar del deporte de la pelota grande y siempre tiene muchas historias de sus días con su gran amigo Roberto Clemente.

Tiempo atrás en una conversación con Steve Blass nos retó nombrar un equipo de estrellas Pirata todo latinoamericano. Por razones obvias “The Great One” Clemente fue primero en nuestra memoria por su legado en Pittsburgh. 

En esta columna el resto de nuestra contestación para aquellos curiosos, asiduos de los Piratas o simplemente ‘fan’ del béisbol, aquí están los latinoamericanos que son pura representación en la historia de la crónica de los Piratas de la ciudad del acero y ellos son:

C Manny Sanguillén
C Tony Peña
1B / OF Orlando Merced
2B José Lind
2B Rennie Stennett
3B / OF Bobby Bonilla
SS José Antonio Pagán
SS Franklin Taveras
OF Mateo Alou
OF Roberto Clemente
OF Omar Moreno
LA John Candelaria
LC José Mesa

Puerto Rico: 83 Años de Beisbol Profesional en su Isla del Encanto

Los calendarios corren y que mucho se apunta que cuando se dice de Boricuas en el béisbol parece ser solo sinónimo a las Grandes Ligas y más reciente a las Ligas Negras desde que se incorporaron a lo que es la pelota organizada.

Ciertamente este es buen tiempo para dar un repaso que el profesionalismo borinqueño viene más atrás de los primeros en jugar en las mayores. Un buen momento para retocar la historia que parece muchos han olvidado y otros que en serio no conocen.

Desde hace 83 años que se juega lo que en la Isla del Encanto le llaman la invernal es instante que se anda jugando el béisbol profesional de Puerto Rico de volver a visitar su crónica de lo que forma parte del plan país que el béisbol es alma y corazón de su historia.

Para los más contemporáneo es inolvidable de sus paginas históricas el “Team Rubio” pero hay mucho más allá que los llamado Clásico Mundial de Béisbol. Mucho antes están los anales escritos por Arecibo, Bayamón, Caguas, Carolina, Mayaguez, Ponce, Santurce y San Juan. Todos que fueron Puerto Rico en un momento dado en el que tampoco debe olvidarse su grandeza histórica en Serie del Caribe.

Los que recuerdan bien para atrás en los calendarios quedan pocos y los del presente ni casi idea tienen de su presente Liga Roberto Clemente 21. Para los del ayer muchas historietas y gratos relatos de antaño son los que se escuchan una y otra vez. Los del presente son muchos expertos de los suyos en las mayores pero puede que sean pocos que rememoren de sus actuales estrellas de liga mayor que Javier Báez y Eddie Rosario fueron los más consistentes en jugar en años pasados en su terruño. Por supuesto, muy especial fue la situación de juego de Yadier Molina la pasada campaña de invierno.

Cada cual con su remembranza pero cada vez que me siento en los estadios nos vamos en viaje desde temprano a la década de los 70’ hasta mediados de los 80’. Cada cual en su tiempo los que vio jugar y fueron de impacto por la razón que fuese. Cuanto escucho de Roberto Clemente, Orlando Cepeda y Tany Pérez pero vuestro jugadores favoritos del patio primero lo fueron Juan José Beníquez, Dickie Thon y Carmelo Martínez. Unos chacharean de Rubén Gómez y Juan “Terín” Pizarro pero en mi tiempo mi “fanhood” John Candelaria. 

Hoy es hoy y se juega con los participes que están vistiendo las franelas de los conjuntos actuales. Jóvenes que quien sabe como se dice en el argot será el próximo grandes liga.

Ciertamente no es aquella liga vista muchos calendarios atrás. A tope de mi memoria de mis jugadores de esos que uno cataloga en diferentes tiempos de favorito Reggie Jackson, Dave Kingman, Manny Sanguillén, Tim Foli,  Ken Griffey, Gary Carter, Denny Walling, Cal Ripken Jr., Wade Boggs, Brian Harper, Tony Gwynn y Don Mattingly. 

Cuando hace 35 anualidades entramos en la crónica deportiva a nueva forma de ver la pelota, guante y bate sin apasionamiento de fanatismo dimos con probablemente el comienzo del mejor ciclo en la historia puertorriqueña en su liga. En viaje en nueva etapa no olvidados Bernie Williams, Orlando Merced, Rubén Sierra, Edgar Martínez, Santos y Roberto Alomar, Hector Villanueva, Wilfredo “Coco” Cordero, Javy López, Juan “Igor” González y Carlos Delgado.

En aterrice a través del tiempo de aquellos mediados 80′ en adelante a la actualidad la temporada
2021-2022 corre con festejo de 83 años. Más que una campaña de gala es que equipo, que jugador escriba una pagina más de la historia del béisbol de Puerto Rico. Recordar el pasado es traer lo mejor para presente y futuro. Muchas más buenas el tiempo nos dirá. 

El Pelotero Latinoamericano en la Historia de los Estados Unidos

Clemente Sanguillen Pittsburgh

A mitad en el calendario del 2020 la infinidad de adjetivos que definen el año en curso son inacabables. El COVID 19 sumado a los sucesos actuales en los Estados Unidos ha tomado una linea en la historia que no tiene dirección alguna y luz que está bien, bien distante.

Al presente hay gran diversidad de opiniones y muchos olvidan que alrededor del 20 por ciento de la nación es hispana o latina o como usted le desee o quiera llamar. Sea por nacimiento o ascendencia por inmigración cuanto venimos desde hace mucho tiempo pregonando el poder de sobre 60 millones en los USA. 

Cuando se examina a detalle la crónica de los Estados Unidos no tara el tema del béisbol. Como que se le llama todavía hoy “The National Pastime”. Ty Cobb, Babe Ruth, Joe DiMaggio, Jackie Robinson, Mickey Mantle, Lou Gehrig, Willie Mays, Ted Williams, Hank Aaron, Reggie Jackson, Cal Ripken Jr. son parte de la autobiografía de la nación fundada en sus anhelos en 1776 y realidad en 1789.

Cada cual con la historia de Esteban Bellán, Rafael Almeida y Armando Marsans. Que super temporada la del lanzador Adolfo Luque en 1923 con los Rojos de Cincinnati pero cuando se habla de la historia del béisbol mayor la primera gran referencia latinoamericana que se inscribió para la posteridad fue la atrapada de Sandy Amoros.

Si alguien ha olvidado su legado fue una super en la sexta entrada de un batazo de Yogi Berra en el séptimo juego de la Serie Mundial de 1955 que cambió el juego y fue clave para que los “Bums” de Brooklyn ganaran el campeonato mundial ante su nemesis los Yankees de Nueva York.

Para esas fechas, Amoros puso finalmente a los latinos con una simple jugada en el mapa nacional del béisbol aunque en Chicago un señor llamado Minnie Miñoso venia poniendo pauta en la franela de los Medias Blancas desde principios de la década de los 50’. Quien sabe otras circunstancias pero Miñoso debió ser el primer seleccionado en la historia de las mayores en haber sido Novato del Año y Jugador Más Valioso. Muchos concuerdan en el presente debió ser reconocido como la primera estrella latinoamericana.

Si vamos a los libros de historia de los Estados Unidos no es hasta Roberto Clemente que el latinoamericano finalmente se labro hasta el presente. Más allá del diamante de juego el llamado “The Great One” no se quedó callado. Fue vocal en todos los sentidos y habló de infinidad de temas sociales en una década que no era una nada de fácil. Fue oral del ser latinoamericano no solo en el béisbol sino en el diario vivir en los Estados Unidos. Tal como siempre nos ha recalcado su hermano Manny Sanguillén que en todos los sentidos de la vida Clemente fue la puerta de los latinos a la nación estadounidense.

Clemente nadie olvide que no importando fue campeón bate en cuatro ocasiones y el primer latino en ser seleccionado Jugador Más Valioso en la Liga Nacional en la década de los 60′ no fue hasta su heroísmo en la Serie Mundial de 1971 que se le reconoció finalmente como la luminaria que era. El resto es historia.

Desde Clemente tomó tiempo de no verse en el béisbol mayor una afición verdadera hacia un latinoamericano hasta que llegó la “Fernandomanía”. En 1981 un joven llamado Fernando Valenzuela tomó riendas desde la lomita de los suspiros en el uniforme de los Dodgers de Los Angeles y puso una vez más en la palestra el ser latinoamericano más allá con su propia historia.

Ese 1981 Valenzuela acogió una nación entera. Fue abridor del Juego de Estrellas de ese año, ganó todos sus partidos de post-temporada que sus Dodgers fueron los campeones mundiales y a nivel individual fue el ganador del Premio Cy Young y Novato del año de la Liga Nacional.

En las décadas de los 80’ y 90’ muchos nombres podemos mentar. Nombres que en tiempo en especifico cautivaban a todos los “fans” entre otros José Canseco, Roberto Alomar, Liván Hernández, Juan González  y muchos otros que tuvieron grandes momentos en partidos de las estrellas y series mundiales pero ciertamente no fue hasta 1998 que Sammy Sosa paralizó a todos los Estados Unidos. Su guerrilla de cuadrangulares contra Mark McGwire. “Slammin’ Sammy” más allá de los “friendly confines” del Wrigley Field de los Cachorros de Chicago era el a seguir por una nación entera. Puede que no habló tanto como Clemente pero su trabajo social e imagen con una bandera estadounidense justo después de los sucesos del 11 de Septiembre nunca ha sido olvidada.

Para esas mismas fechas otro que se asentó en la historia de los Estados Unidos no importando los uniformes vestidos lo fue Pedro Martínez. Cierto, en momentos controversial y hablador en temas sociales cuando lo tenia que ser pero hasta todavía hoy en debates muchos entendidos lo dan en la lista de uno de los lanzadores más dominantes en toda la historia del béisbol organizado y hasta en la Galería Nacional en Washington DC esta su retrato junto a Roberto Clemente.

En el 2013 más allá del guante y el bate se realzaron en términos de historia de los Estados Unidos tres figuras Mariano Rivera, David Ortíz y José Fernández. 

La historia de Mariano Rivera más allá de su figura dominante salvadora de los Bombarderos del Bronx es una de alteza de la figura del latinoamericano desde su llegada de Panamá a suelo newyorquino.

“Big Papi” Ortiz más allá de su bate su trabajo social y el nunca olvidado su “Boston Strong” definió el palenque latinoamericano en la nación. Ortíz tiempo atrás conversando dejo saber que aprendió de su ídolo Roberto Clemente dos cosas. Que cuando un pelotero llega al nuevo terruño americano del norte es parte de los Estados Unidos y nunca olvidar que primero es su gente y su pueblo.

José Fernández más allá de sus Marlins trascendió la frontera de Miami de tal forma que tres años más tarde no hubo quien no tiro su lagrima cuando su trágica muerte. En su corta carrera demostró similar que su gente primero. No había actividad social para la comunidad que siempre estaba presente.

Que cosas ese 2013 Mariano Rivera cerró su carrera como Regreso del Año de la Liga Americana; David Ortiz fue el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de sus campeones Medias Rojas de Boston y José Fernández fue seleccionado como Novato del Año de la Liga Nacional. Quien diría que Fernández era el primer lanzador latinoamericano en ser honrado con tal galardón de novel del año en su circuito desde que lo obtuvo Fernando Valenzuela.

Hoy es hoy y podemos contender como futuros al Salón de la Fama los nombres de Albert Pujols y Miguel Cabrera. No se puede disputar que hay querendones latinos en sus ciudades donde juegan entre otros Ronald Acuña Jr., José Altuve, Yadier Molina y Juan Soto. No hay duda que como “rock stars” no importa donde van lo son Javier Báez y Francisco Lindor como Aaron Judge y Mike Trout en las Grandes Ligas. No obstante, ser alguien de nivel histórico tiene sus responsabilidades.

Trascender en la historia de un país no es fácil. Menos en tierra foránea. Más allá del terreno del béisbol dejar huellas permanentes e imborrables que nunca serán olvidadas.

Nadie ha dicho que les fue fácil pero cuando se demuestra sin colores que hijos de Cuba, Puerto Rico, México, Panamá y República Dominicana pueden en tierra de los Estados Unidos eso es poder. Poder que hay que seguir cosechando y manteniéndolo y así al latino no se le para al frente nadie. Mejores días tienen que venir y así es la historia. El tiempo dirá.

La Firma Mas Sobresaliente Latina Por Equipo en la Historia Grandes Ligas

Mariano Rivera Ivan Rodriguez

Año tras año cada conjunto de de las Grandes Ligas pone sus ojos en lo mejor de lo mejor del talento latinoamericano para su “draft” internacional y escoger ese pelotero que buscan para su inmediato presente y futuro.

En ocasiones borramos de nuestra memoria aquellos jugadores que fueron de impacto en sus organizaciones que le dieron esa oportunidad de debut en las mayores. La lista de jugadores latinoamericanos que le ofrecieron esa impresión primera buscada por sus franquicias es larga.

Hay jugadores que increíblemente ofrecieron esa estampa esperada pero cosas de la vida no comenzaron con la franquicia que los firmó originalmente. El caso más analizado todavía hoy día fue el de Roberto Clemente con los Dodgers de Brooklyn. Bien es conocida su historia como los Dodgers lo dejaron ir por la Regla 5 con los Piratas de Pittsburgh y el resto es historia.

Por esas cosas de los días en que vivimos que buen momento dar un viaje a la historia de cada organización para la firma más sobresaliente de un jugador de América Latina. Son todos jugadores que dejaron su rastro en sus franelas y todavía en el presente son bien recordados en su crónica.

La tarea no es fácil en nuestra travesía de escoger a ese jugador símbolo de una organización. Si le da ojo no incluimos jugadores latinoamericanos en algunas franquicias porque fueron firmados procedentes de escuela superior en los Estados Unidos y hoy son grandes estrellas entre otros Albert Pujols, Francisco Lindor y Javier Báez. 

Este año quien sabe la decisión de las organizaciones del béisbol con el “draft” internacional. Aquí va nuestro listado en nuestra travesía y a inmediato futuro eso el tiempo nos dirá. Mientras ellos son:

LIGA AMERICANA

Orioles de Baltimore: Dennis Martínez (Nicaragua)

Medias Rojas de Boston: Rafael Devers (República Dominicana)

Medias Blancas de Chicago: Luis Aparicio (Venezuela)

Indios de Cleveland: José Ramírez (República Dominicana)

Tigres de Detroit: Victor Martinez (Venezuela)

Astros de Houston: José Altuve (Venezuela)

Angelinos de Los Angeles: Francisco Rodríguez (Venezuela)

Reales de Kansas City: Salvador Pérez (Venezuela)

Gemelos de Minnesota; Rod Carew (Panamá)  / Tony Oliva (Cuba)

Yankees de Nueva York: Mariano Rivera (Panamá)

Atléticos de Oakland: Berto Campaneris (Cuba)

Marineros de Seattle: Edgar Martínez (Puerto Rico)

Rays de Tampa Bay: Rolando Arrojo (Cuba)

Rangers de Texas: Juan González (Puerto Rico) / Iván Rodríguez (Puerto Rico)

Azulejos de Toronto: Carlos Delgado (Puerto Rico)

LIGA NACIONAL

Cascabeles de Arizona: Miguel Montero (Venezuela)

Bravos de Atlanta: Javier López (Puerto Rico)

Cachorros de Chicago: Carlos Zambrano (Venezuela)

Rojos de Cincinnati: Tany Pérez (Cuba)

Rockies de Colorado: Ubaldo Jiménez (República Dominicana)

Dodgers de Los Angeles: Fernando Valenzuela (México)

Marlins de Florida / Miami: Miguel Cabrera (Venezuela)

Cerveceros de Milwaukee: Teddy Higuera (México)

Mets de Nueva York: José Reyes (República Dominicana)

Phillies de Philadelphia: Juan Samuel (República Dominicana)

Piratas de Pittsburgh: Manny Sanguillén (Panamá)

Padres de San Diego: Roberto Alomar (Puerto Rico)

Gigantes de San Francisco: Orlando Cepeda ( Puerto Rico) / Juan Marichal
(República Dominicana)

Cardenales de San Luis: Yadier Molina (Puerto Rico)

Expos de Montreal / Nacionales de Washington: Vladimir Guerrero
(República Dominicana) / Juan Soto (República Dominicana)

Piratas de Pittsburgh y la Primera Alineacion de Minoria en las Grandes Ligas

El primero de septiembre de 1971, el Estadio Tres Rios fue escenario de algo que no se habia dado desde que Jackie Robinson rompió la barrera racial en 1947 en las Grandes Ligas. Y lo increible fue que hasta muchos en el parque no se percataron del gran suceso histórico en el diamante. Ciertamente, uno inolvidable.

Ese día el dirigente de los Piratas de Pittsburgh, Danny Murtaugh alineó el primer ‘lineup’ en la historia de las Ligas Mayores compuesto por sólo peloteros negros y latinos.

Para ese juego frente a los Phillies de Philadelphia solo 11,278 fanaticos se presentaron en el estadio y el manda más en primera instancia relató años después que andaba buscando la mejor alineación posíble para ese partido y que todos los bateadores fueran derechos.

La alineación quedo compuesta por:

Rennie Stennett, 2B

Gene Clines, CF

Roberto Clemente, RF

Willie Stargell, LF

Manny Sanguillen, C

Dave Cash, 3B

Al Oliver, 1B

Jackie Hernández, SS

Dock Ellis, P

Según las cronicas cuando salieron al terreno y comenzó el partido eran pocos los miembros de la prensa que estaban presentes ese dia. Hasta miembros del equipo contrario no se percataron de lo que seria un día para los libros del béisbol mayor. El primero que se dió cuenta fue un escritor de The Sporting News quien fue el único que escribió sobre el suceso a nivel nacional y fue publicado dos semanas despues en tan afamada revista de aquella época.

En la misma ciudad de Pittsburgh muchos ní se enteraron de lo sucedido en su casa propia ya que el principal periódico el Pittsburgh Post-Gazette de la ciudad estaba en huelga.

Ese juego los Phillies abrieron con dos carreras ante Dock Ellis, pero dis la historia que cuando los jugadores de los Bucaneros despertaron de la importancia histórica racial del partido encañonaron sus maderos y ganaron con pizarra de 10 por 7 para una victoria Pirata.

Por cierto, por los Phillies el único en su alineación de raza oscura y latinoamericano en ese partido lo fue el boricua Guillermo Montañez quien jugó en el jardín central.

Para los amantes de la historia toda esta gesta esta recopilada en el documental Forever Brothers: The 71’ Pittsburgh Pirates Story que fue presentada años atrás por la cadena MLB Network y afiliadas de Fox Sports.

Según datos históricos de las mayores, la franquicia de los Piratas fueron tambien los primeros en alinear en el diamante ocho jugadores de minoría en un partido en 1967 en Philadelphia.  El dirigente Harry Walker admitió años después que cuando se dio cuenta ese día de lo a ocurrir optó por utilizar el lanzador Denny Ribant quien era el único blanco esa tarde en el terreno.

Aquella lid del primero de septiembre mucho se chacharea y se ha escrito le dió a la larga gran karma a Murtaugh. Un mes despues terminaria la temporada regular con marca de 97-65, vencerian a los Gigantes de San Francisco en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y llegarian hasta la Serie Mundial donde en siete partidos se convirtieron en los reyes del mundo ante los Orioles de Baltimore. En ese Clásico de Octubre el llamado hoy  ‘The Great One’ Roberto Clemente fue el hombre seleccionado como el Jugador Más Valioso.

La historia no debe ser olvidada y quien sabe cuantos mas triunfos veremos por los llamados minorías en las mayores.  El tiempo nos dirá.

Manny Sanguillen: El Gran Hermano de Roberto Clemente y Puerto Rico

Sanguillen Clemente 1971

Hoy día cuando tienes la oportunidad de ir a un partido de los Piratas como local en el PNC Park en Pittsburgh una de las paradas obligatorias debe ser Manny’s BBQ. En los predios detrás del jardin central excelente comida pero más tendrás la oportunidad de ver y conocer en persona a uno que fue el segundo mejor receptor en la Liga Nacional en la década de los 70’, Manny Sanguillén.

‘Sangui’ como bien le conocen en la ciudad de los bucaneros comenzamos reiterando sus credenciales porque no importa cuantas veces te sientes a charlar con el siempre su tema es su inolvidable amigo Roberto Clemente.

Para estas fechas de cierre de año para Sanguillén es recordar una y otra vez aquel 31 de Diciembre de 1972 cuando su hermano mayor cual así era su amistad con Roberto murió en aquel accidente aereo que llevaba ayuda a los daminificados de un terremoto en Nicaragua. Manny fue de los primeros que cuando llegó a la playa en Loiza donde cayó el avión se unió al grupo de buzos para buscar el cuerpo del astro del béisbol. El resto es historia.

Hoy es hoy y cuan grande es el número de historias le hemos escuchado de su confratrenidad con Clemente desde que fue su mentor en 1966 un año antes cuando arribó al gran circo en la franela de los Piratas. Desde su llegada lo palió para que en corto tiempo fuese el receptor regular de la novena bucanera y más adelante uno de los mejores bates del terruño panameño todavia al presente después de Rod Carew.

Más allá de Clemente, el propio Sanguillén fue probablemente su mejor pupilo. La historia esta escrita que fue con los Piratas un tres veces Todo Estrella; pieza importante en los campeonatos mundiales de 1971 y 1979 de Pittsburgh; y terminó su resumé grandes liga con exactamente 1,500 hits. Que cosas, misma mitad de 3,000 indiscutibles para un cierre de .296 de promedio de bateo.

Fue considerado tres veces para Jugador Más Valioso de la Liga Nacional y su mejor campaña fue en 1970 cuando arribó tercero en bateo con .325 de promedio en su circuito nacional. También en 1971 terminó entre primeros en bateo con .318 y en la Serie Mundial contra los Orioles de Baltimore conectó 11 inatrapables uno menos que los 12 conectados por Clemente que fue el reconocido como Jugador Más Valioso de ese Clásico de Otoño.

Vale añadir, que después de la Serie Mundial el momento menos de su olvido de esa temporada de 1971 fue cuando el Dirigente Danny Murtaugh de los Piratas pusó en el terreno el primero de septiembre el primer ‘lineup’ en la historia de las Ligas Mayores compuesto por sólo peloteros negros y latinos.

Para alguien que tanto nos ha chachareado y departido sobre “Momem” por tantas ocasiones y años es uno de esos peloteros que deberia ser agasajado en grande en Puerto Rico. Además de su resumé en las mayores siempre fue mano derecha de Clemente y llegó a jugar para su hermano en la temporada 1970-71 con los Senadores de San Juan.  

Hubiesen jugado juntos una vez más en la franela de San Juan en 1973 pero ya conocemos porque no sucedió. Sanguillén más adelante en su carrera jugó dos campañas con los Vaqueros de Bayamón y una con los Leones de Ponce que fue hasta su dirigente por varios partidos esa temporada.

Clemente Sanguillen 1971

Gracias a muchas de sus anéctodas e historietas es que conocemos de Clemente su deidad por Willie Mays y quien sabe cuan lejos hubiese llegado en tiempo en el béisbol en busqueda de la marca de hits conectados en las mayores. Quien sabe si hubiese sido el primer latinoamericano todavía al presente en jugar en 20 temporadas para una misma franela en las mayores y hasta el primer latinoamericano de tez negra en dirigir en el béisbol grande.

Cuantas veces ha sido Sanguillén enfático que Clemente fue la semilla y hasta como el mismo dice el mismo el Jackie Robinson de lo que en el presente es la importancia de los latinos en las Grandes Ligas.

Sanguillén es de esos hijos de Borinquén que no debe ser olvidado. Hasta quien sabe como es el destino que el año que fue inmortalizado al Salón de la Fama del Béisbol Latino uno de sus co-exaltados lo fue el posible salón de la fama para esta venidera clase Edgar Martínez.

Enhorabuena que no fue boxeador y prefirió el béisbol. Más allá de Clemente hay que reconocer quien es y escucharlo por mucho tiempo más a un grande, Manny Sanguillén.

Roberto Clemente Se Merece Un Gran Dia de Recordacion

roberto-clemente191

“Dicen que las cosas pasan por algo”. Este es un dicho muy común latinoamericano y hasta en cada país le añaden un segundo adagio de acuerdo a la disposición que sea utilizado. En Puerto Rico quien sabe en vísperas del Día de Roberto Clemente.

A estas fechas bien conocemos que fue el béisbol organizado que cambió la fecha de la conmemoración del Día de Roberto Clemente del mes de Septiembre al mes de Mayo para que coincidiera con la visita de dos partidos que se iban a celebrar en la ciudad de San Juan pero bien también sabemos que esos juegos regresaron a su itinerario original en Miami.

En estas mismas paginas para las fecha de la cancelación de la que se había denominado como el ‘San Juan Series 2016’ nos dimos a la tarea independientemente de ofrecer nuestro granito de arena de sugerir una actividad que hubiese sido perfecta en el Paseo del Heroes del Béisbol en los predios del Estadio Hiram Bithorn con boricuas que en sus carreras vistieron las franelas de los Piratas de Pittsburgh y la organización de los Marlins.

Hoy es hoy. Quien sabe si nos leyeron nuestra iniciativa o no pero el Comisionado de Béisbol Robert D. Manfred, Jr. liderará una gira en Puerto Rico el martes, 31 de mayo para apoyar varios esfuerzos comunitarios en la ciudad de San Juan planificados por Major League Baseball. El Comisionado Manfred estará acompañado por el Principal Oficial de Béisbol y miembro del Salón de Fama, Joe Torre, miembros de la familia Clemente, así como varias leyendas del béisbol de Puerto Rico el salón de la fama Roberto Alomar y el futuro candidato a Cooperstown Iván ‘Pudge’ Rodríguez.

Ese día también de modo de festejo hay varias actividades para rememorar el nombre de Roberto Clemente. Puede que sea casualidad sobre la columna que les mencione anteriormente de proposición pero bien acertamos que a la larga veremos ese día a un grande Pirata Manny Sanguillén en la Isla del Encanto y muchos peloteros borincanos reunidos entre otros los ex-Bucaneros Orlando Merced y José Lind.

Ese día debe ser de Roberto Clemente no de ningún otro tema. Según relató una vez el propio Sandy Koufax, Clemente un 31 de Mayo de 1964 en Forbes Field le conectó el jonrón más largo en su carrera de lanzador y ese día le ganó el respeto del ‘hall of famer’ en decir que Clemente tenia probablemente el mejor swing de cualquier bateador de su época en todas las mayores.

Igual que Clemente para estas fechas de Mayo muchos calendarios atrás daba lo mejor de si en el el diamante es tiempo que en su Borinquén sea uno de recordación de su figura en lo que verdaderamente debe ser el mensaje que es uno sencillo que se merece de recordación.

Simplemente uno de grandeza como su figura se merece. El tiempo dirá.

Piratas de Pittsburgh: Gran Oportunidad en Puerto Rico 2016

roberto-clemente-3

Puede que comience con una nota personal pero cuando me críe a eso de finales de la década de los 60 y principios de los 70’ en Puerto Rico el equipo de muchos a seguir eran los Piratas de Pittsburgh. Ese era el equipo de Roberto Clemente. Punto.

Muchos de sus jugadores en aquel entonces jugaban en la liga invernal con los Senadores de San Juan y hasta después de su ida en vida eran nombres conocidos de la afición que hasta regresaron en la franela bucanera por varios años a jugar partidos de primavera en las huestes del Estadio Hiram Bithorn.

Hoy día cuantos jovenzuelos se ven en Puerto Rico andando por ahí con la gorra de los Astros de Houston con lo que le llamo la ‘Correa Mania’ por Carlos Correa y muchos otros con la gorra de San Luis por su querendón Yadier Molina.

Los Piratas están pautados a regresar a Borinquén para las fechas finales de Mayo y principios de Junio del año próximo para ver acción de serie regular frente a los Marlins de Miami. A este escrito, el anuncio no ha sido hecho oficial de cuantos juegos de esta serie serán jugados en San Juan.

Una idea propuesta es que en esos días de juego regresen a Puerto Rico jugadores de la franquicia de los Piratas que fueron miembros de los equipos campeones de 1960, 1971 y 1979. Si desean invitarme a tan gran ceremonial bienvenido sea pero para poner mi granito arena aquí varias sugerencias.

En tierra borincana no recuerdo ningún tipo de homenaje a John Candelaria. El ‘Candy Man’ jugó baloncesto con los Piratas de Quebradillas en su liga local antes de su cambio al béisbol donde como profesional se estrenó con los Senadores de San Juan y los Vaqueros de Bayamón.

En su larga carrera de 19 campañas su más memorable en el uniforme de Pittsburgh fue en 1977 cuando se convirtió en el primero de sangre borincana en ganar 20 juegos en el béisbol mayor. Esa temporada fue un Todo Estrella y obtuvo votos para el Premio Cy Young y Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

En el año de campeones del 1979 Candelaria obtuvo 14 victorias en serie regular y una en la Serie Mundial frente a los Orioles de Baltimore.

Puede que hayan muchos nombres en la lista pero si del conjunto de 1960 alguien debería ser bienvenido en la Isla del Encanto lo es Bill Virdon. Virdon mucho se dice fue uno de los mejores bosques junto a Clemente en aquel entonces y más adelante fue en Puerto Rico con los Senadores en 1971 gracias a una gestión de Clemente que dirigió por vez primera para más adelante tener una carrera en ese puesto en las mayores.

De ese 1971 la lista puede que sea también larga pero dos que no deben faltar sen su visita a la Isla del Encanto lo son Manny Sanguillén y Steve Blass.

Aunque de diferentes épocas con los Piratas dos de tierra panameña que deben estar presentes lo son Rennie Stennett y Omar Moreno. Puede que la memoria resbale pero del conjunto campeón de 1979 jugaron en Puerto Rico en su liga invernal Phil Garner, Tim Foli y los lanzadores Bruce Kison, Don Robinson, Jim Rooker y Ed Whitson.

Para la franquicia de los Piratas seria una gran oportunidad para re-conectar con sus raíces con Puerto Rico. Además con América Latina en general, más que entre sus estrellas están entre otros los bosques Starling Marte y Gregory Polanco, el receptor Francisco Cervelli y el lanzador Francisco Liriano. Cuan tomará la ocasión la organización de Pittsburgh eso el tiempo nos lo dirá.

Piratas de Pittsburgh: Quien Mejor Ayer o Hoy 2015 ?

hi-res-b4ad8fb78be23b1051de76eb3b4f69ef_crop_north

En estos días leo varias columnas en los rotativos de la ciudad de Pittsburgh comparando el conjunto actual con equipos de antaño de la ciudad acerera. Muy cierto sus ‘fans’ no conocen de Serie Mundial desde 1979 aquellos “We Are Family” pero en verdad hay que preguntarse si esta novena actual las tendrá todos consigo para llegar hasta el Clásico de Octubre.

En varias columnas hemos leído análisis de aquellos equipos campeones Bucaneros de 1971 y 1979 y hasta una comparación con aquel gran ensamble de 1992 que se quedo corto a un paso de serie mundial.

Muchos opinan que el presente dirigido por Clint Hurdle no esta lejos de aquellos. Más aún, según estadísticas muchos entienden es mejor conjunto que el de los pasados dos años que arribó a la etapa de post-temporada tanto por su presente ofensiva como en su cuerpo de lanzadores.

Falta mucho béisbol pero que los Piratas tienen todas las herramientas necesarias de campeonato no hay duda que deben estar en la pelea de post-temporada en su Liga Nacional.

Ahora bien, mejor los del momento que los del pasado muy buena pregunta a contestar. Seria interesante en un juego de fantasía de esos que se juegan hoy día en computadora un partido de Bucaneros del ayer y de hoy. Cada cual tiene su opinión pero aquí van mis alineaciones. A jugar y ver quienes de Pittsburgh son mejor.

Piratas del Ayer:
Dirigente: Jim Leyland
C Manny Sanguillén
1B Orlando Merced
2B Rennie Stennett
3B Bobby Bonilla
SS Frank Taveras
OF Matty Alou
OF Roberto Clemente
OF Omar Moreno
SP John Candelaria
RP Ramón Hernández

Bucaneros de Hoy:
Dirigente: Clint Hurdle
C Francisco Cervelli
1B Pedro Alvárez
2B Neil Walker
3B Josh Harrison
SS Jung Ho Kang
OF Andrew McCutchen
OF Gregory Polanco
OF Starling Marte
SP Francisco Liriano
RP Arquimedes Caminero

Piratas de Pittsburgh: Latinos en su Historia en las Grandes Ligas

Gregory+Polanco+Philadelphia+Phillies+v+Pittsburgh+htQtz6E8lkHl

Por segundo año consecutivo la organización de los Piratas de Pittsburgh estará jugando este venidero mes de octubre en series postemporada de las mayores. A estas líneas, puede que sea como ‘wild card’ o quien sabe si alcancen a los Cardenales de San Luis por el banderín de la división central de la Liga Nacional.

Para sus asiduos en la actualidad el hombre líder del conjunto lo es Andrew McCutchen que en este momento es el que lleva cargando en sus hombros a su conjunto bucanero y quien sabe si por su labor se le reconozca por segunda campaña consecutiva como Jugador Más Valioso del más antiguo de ambos circuitos.

Entre latinoamericanos, muchos de sus ‘fans’ andan siguiendo a los bosques Starling Marte y Gregory Polanco. También a los lanzadores Francisco Liriano y Edinson Volquez que han sido parte vital en la rotación abridora de su Dirigente Clint Hurdle.

Si bien vamos a la historia de los Piratas estos antes mencionados nombres y otros que visten esta temporada su camisola tienen este año la oportunidad de unirse a un sín número de grandes latinos que han pasado por su uniforme.

Quienes saben bien de historia esta fue la camisa que llevo Roberto Clemente. No vamos a dar su resumé en esta columna de 18 temporadas con el número 21 pero por algo es que todavia muchos lo conocen como “The Great One”.

Además de Clemente, esta es una de las franquicias que más latinos han jugado en la historia. Fuese en el Forbes Field, en el Tres Rios o hoy en su hogar PNC Park.

Como muchos de mi época nacido en Puerto Rico que fuimos criados como fanaticos de los Piratas por el prestigio que le dió a esa organización el inmortal Roberto Clemente todavia hoy sigo este conjunto muy de cerca.

En estos momentos de celebración respetando la opinión de cada cual aquí va nuestro ‘lineup’ de ensueño de sangre latinoamericana que han vestido en el pasado la franela de los Piratas de Pittsburgh y ellos son:

C Manny Sanguillén
1B Orlando Merced
2B Rennie Stennett
3B Bobby Bonilla
SS Frank Taveras
OF Matty Alou
OF Roberto Clemente
OF Omar Moreno
SP John Candelaria
RP Ramón Hernández