Tagged: manny sanguillen

Piratas de Pittsburgh: Hora de su Propio Salon de la Fama

roberto-clemente-1970

Una de las franquicias más tradicionales del béisbol mayor son los Piratas de Pittsburgh. No hay esquina en el planeta de los amantes del deporte del guante y el bate que no tenga conocimiento de la franquicia bucanera en la llamada ciudad del acero en el oeste del Estado de Pennsylvania.

Fueron los Piratas de 1903 los primeros representantes de la Liga Nacional en la historia de lo que usted lector conoce hoy como la Serie Mundial. Puede que no sean tantos campeonatos mundiales como otras organizaciones pero nadie olvida sus reinados por sus momentos especiales de 1960, 1971 y 1979. El primero el jonronazo de Bill Mazeroski que dejó en el terreno a la maquinaria de los Yankees de Nueva York en el Forbes Field; en 1971 la serie que finalmente le dio el toque a Roberto Clemente del reconocimiento de super estrella en todas las mayores y en 1979 los llamados “La Familia” liderados por Willie Stargell.

La crónica de esta organización es inmensa pero en estos días ha vuelto a resurgir entre los suyos en especial gracias a la unión de todos los medios de comunicación que cubren el conjunto para que después de tres siglos de historia esta organización tenga finalmente su propio salón de la fama.

Hoy día 16 de las organizaciones de las 30 que componen el béisbol organizado tiene su propia forma de honrar para la eternidad sus grandes en alguna forma de pabellón de la fama.

Es cierto que los Piratas tienen un sin número de reconocimientos, honores y hasta estatuas en su actual hogar el PNC Park a sus grandes Honus Wagner, Maz, Clemente y Stargell pero no tienen su propio salón que reconozca a los suyos en un propio lugar.

En tiempos recientes miembros de la prensa de Pittsburgh se han unido para que este sueño sea realidad en el propio PNC Park. En realidad si usted viaja hoy a Pittsburgh todo aquello de destaque de la franquicia la puede encontrar en una sección dedicada a los Piratas en el Heinz History Center y si es un “fan” de Roberto Clemente el lugar a ir es el Museo Roberto Clemente localizado en el corazón de Lawrenceville en Pittsburgh.

Por cierto, en el PNC Park además de las estatuas antes mencionadas a sus cuatro grandes, en el lado derecho del estadio hay una sección con rótulos de sus números retirados y en honor a “The Great One” toda la varda derecha es dedicada totalmente al número 21.

En esta idea que esta dando vueltas una vez más no hay duda que de hacerse realidad la primera clase será el grupo de nueve que ellos reconocen al presente como sus grandes. En ese grupo esta Roberto Clemente. 

Para futuras clases de un salón propio estoy seguro que la prensa local tendrá sus favoritos pero por aquello de darles una mano de nuestro lado no deben faltar en ese proyecto grandes de América Latina y de sangre hispana que gloria y notoriedad le dieron a Pittsburgh en determinados momentos en su historia.

En nuestro granito de arena de ser realidad este salón de la fama de los Piratas de Pittsburgh en la segunda clase deben ser exaltados de entrada inmediata Manny Sanguillén y  John Candelaria.  En futuras clases deben tener consideración de estudio por sus aportaciones Tony Peña, Omar Moreno, Bobby Bonilla y Mateo Alou.

Enhorabuena que los Piratas de Pittsburgh estén considerando su propio pabellón para sus propios inmortales. Que sea realidad y eso solo el tiempo nos lo dirá.

Advertisements

Manny Sanguillen: El Gran Hermano de Roberto Clemente y Puerto Rico

Sanguillen Clemente 1971

Hoy día cuando tienes la oportunidad de ir a un partido de los Piratas como local en el PNC Park en Pittsburgh una de las paradas obligatorias debe ser Manny’s BBQ. En los predios detrás del jardin central excelente comida pero más tendrás la oportunidad de ver y conocer en persona a uno que fue el segundo mejor receptor en la Liga Nacional en la década de los 70’, Manny Sanguillén.

‘Sangui’ como bien le conocen en la ciudad de los bucaneros comenzamos reiterando sus credenciales porque no importa cuantas veces te sientes a charlar con el siempre su tema es su inolvidable amigo Roberto Clemente.

Para estas fechas de cierre de año para Sanguillén es recordar una y otra vez aquel 31 de Diciembre de 1972 cuando su hermano mayor cual así era su amistad con Roberto murió en aquel accidente aereo que llevaba ayuda a los daminificados de un terremoto en Nicaragua. Manny fue de los primeros que cuando llegó a la playa en Loiza donde cayó el avión se unió al grupo de buzos para buscar el cuerpo del astro del béisbol. El resto es historia.

Hoy es hoy y cuan grande es el número de historias le hemos escuchado de su confratrenidad con Clemente desde que fue su mentor en 1966 un año antes cuando arribó al gran circo en la franela de los Piratas. Desde su llegada lo palió para que en corto tiempo fuese el receptor regular de la novena bucanera y más adelante uno de los mejores bates del terruño panameño todavia al presente después de Rod Carew.

Más allá de Clemente, el propio Sanguillén fue probablemente su mejor pupilo. La historia esta escrita que fue con los Piratas un tres veces Todo Estrella; pieza importante en los campeonatos mundiales de 1971 y 1979 de Pittsburgh; y terminó su resumé grandes liga con exactamente 1,500 hits. Que cosas, misma mitad de 3,000 indiscutibles para un cierre de .296 de promedio de bateo.

Fue considerado tres veces para Jugador Más Valioso de la Liga Nacional y su mejor campaña fue en 1970 cuando arribó tercero en bateo con .325 de promedio en su circuito nacional. También en 1971 terminó entre primeros en bateo con .318 y en la Serie Mundial contra los Orioles de Baltimore conectó 11 inatrapables uno menos que los 12 conectados por Clemente que fue el reconocido como Jugador Más Valioso de ese Clásico de Otoño.

Vale añadir, que después de la Serie Mundial el momento menos de su olvido de esa temporada de 1971 fue cuando el Dirigente Danny Murtaugh de los Piratas pusó en el terreno el primero de septiembre el primer ‘lineup’ en la historia de las Ligas Mayores compuesto por sólo peloteros negros y latinos.

Para alguien que tanto nos ha chachareado y departido sobre “Momem” por tantas ocasiones y años es uno de esos peloteros que deberia ser agasajado en grande en Puerto Rico. Además de su resumé en las mayores siempre fue mano derecha de Clemente y llegó a jugar para su hermano en la temporada 1970-71 con los Senadores de San Juan.  

Hubiesen jugado juntos una vez más en la franela de San Juan en 1973 pero ya conocemos porque no sucedió. Sanguillén más adelante en su carrera jugó dos campañas con los Vaqueros de Bayamón y una con los Leones de Ponce que fue hasta su dirigente por varios partidos esa temporada.

Clemente Sanguillen 1971

Gracias a muchas de sus anéctodas e historietas es que conocemos de Clemente su deidad por Willie Mays y quien sabe cuan lejos hubiese llegado en tiempo en el béisbol en busqueda de la marca de hits conectados en las mayores. Quien sabe si hubiese sido el primer latinoamericano todavía al presente en jugar en 20 temporadas para una misma franela en las mayores y hasta el primer latinoamericano de tez negra en dirigir en el béisbol grande.

Cuantas veces ha sido Sanguillén enfático que Clemente fue la semilla y hasta como el mismo dice el mismo el Jackie Robinson de lo que en el presente es la importancia de los latinos en las Grandes Ligas.

Sanguillén es de esos hijos de Borinquén que no debe ser olvidado. Hasta quien sabe como es el destino que el año que fue inmortalizado al Salón de la Fama del Béisbol Latino uno de sus co-exaltados lo fue el posible salón de la fama para esta venidera clase Edgar Martínez.

Enhorabuena que no fue boxeador y prefirió el béisbol. Más allá de Clemente hay que reconocer quien es y escucharlo por mucho tiempo más a un grande, Manny Sanguillén.

Piratas de Pittsburgh: Grandes de America Latina

ClementeSanguillen

Los Piratas de Pittsburgh bien es conocido en América Latina que es una de las franquicias icónicas del béisbol organizado no importa que su ultimo mejor champagne en Serie Mundial fue en 1979 conquistados por aquellos llamados “La Familia”.

Hoy Francisco Cervelli anda gozando de una temporada que quien sabe si sea considerado a estar entre las luminarias el próximo mes de Julio en el partido de las estrellas en la ciudad de Washington.

En este momento, los Piratas tienen mucho mejor que demostrar en el terreno pero si bien que hemos compartido en el PNC Park entre otros Elías Díaz y Starling Marte esta es una organización con mucha historia, honra y orgullo.

Es en su estadio uno de los más renombrados al presente que no hay esquina donde nos encontramos con la memoria de Roberto Clemente y su número 21; compartimos con Manny Sanguillen en el Manny BBQ y muchas figuras de antaño que trabajan indirectamente con el conjunto o llegan al “North Shore” como simplemente espectadores. Para los que estamos en estas andanzas en los medios no hay día que Steve Blass siempre nos da un tiempo para conversar de béisbol sobretodo sus muchas historias con Clemente.

“The Great One”Clemente desde que logro ser la primera superestrella latinoamericana en las mayores se puede reseñar que dejo un legado a seguir en Pittsburgh. Entre colegas de los medios de comunicación que siguen día a día béisbol en Pittsburgh para aquellos curiosos o amantes de la historia, aquí están los latinoamericanos que son pura representación en la historia de la crónica de los Piratas de la ciudad acerera y ellos son:

C Manny Sanguillen
C Tony Peña
1B / OF Orlando Merced
2 Jose Lind
2B Rennie Stennett
3B / OF Bobby Bonilla
SS Jose Antonio Pagan
SS Franklin Taveras
OF Mateo Alou
OF Roberto Clemente
OF Omar Moreno
P John Candelaria

 

Se Repetira Primera Alineacion de Minoria en las Grandes Ligas por los Piratas de Pittsburgh ?

Pirates Teammates Celebrating Winning Home run

El primero de septiembre de 1971 el ya no existente Estadio Tres Ríos de la ciudad de Pittsburgh fue escenario de algo que no se había dado desde que Jackie Robinson rompió la barrera racial en 1947 en las Grandes Ligas. Y lo asombroso fue que hasta muchos en el parque no se percataron del gran suceso histórico en el diamante. Ese día el dirigente de los Piratas de Pittsburgh, Danny Murtaugh alineó el primer ‘lineup’ en la historia de las Ligas Mayores compuesto por sólo peloteros negros y latinos.

Ese día en juego frente a los Phillies de Philadelphia solo 11,278 asiduos se presentaron y el manda más en primera instancia relató años después que lo que andaba era buscando la mejor alineación posible para ese partido con todos bateadores derechos.

La famosa alineación quedo compuesta por:
Rennie Stennett, 2B; Gene Clines, CF; Roberto Clemente, RF; Willie Stargell, LF;
Manny Sanguillén, C; Dave Cash, 3B; Al Oliver, 1B; Jackie Hernandez, SS,
y Dock Ellis, P.

Según la historia cuando salieron al terreno fueron pocos miembros de la prensa que estaban presentes y el equipo contrario ver tal conjunto. El primero que se percató fue un escritor de The Sporting News quien fue el único que escribió sobre el suceso a nivel nacional y publicado dos semanas después en tan afamada revista de aquella época.

En la misma ciudad de Pittsburgh muchos ni se enteraron de la gran historia ocurriendo en su propio hogar ya que el principal periódico Pittsburgh Post-Gazette estaba en huelga.

En tal Philadelphia abrió con dos carreras ante Dock Ellis, pero dis la historia que cuando los jugadores de los Bucaneros despertaron en el terreno de la importancia histórica racial del partido encañonaron sus maderos y ganaron con pizarra de 10 por 7 para una victoria bucanera. Por cierto, por los Phillies el único en la alineación de raza oscura y latinoamericano en ese partido lo era el boricua Guillermo Montañez quien ese día era el jardínero central.

Según datos históricos de las mayores, los Piratas probablemente lo hubiesen hecho antes en poner en el diamante ocho jugadores de minoría en un partido. En 1967 en Philadelphia este hecho fue real pero el Dirigente Harry Walker optó por el lanzador Denny Ribant quien era el único blanco esa tarde en el terreno.

Toda esta gesta esta siendo presentada en el documental Forever Brothers: The 71’ Pittsburgh Pirates Story que actualmente esta siendo presentada en los Estados Unidos en la cadena MLB Network y afiliadas de Fox Sports.

Puede que esto ocurrió sobre 40 calendarios atrás pero en un momento que tanto se habla y escribe de la diversidad en el béisbol y se reviven pasiones con el Clásico Mundial de Béisbol no es mal instante de recordar una de las paginas más importantes del béisbol mayor en la historía.

Aquella lid le dio tan buen karma a Murtaugh que un mes después terminaría la temporada regular con marca de 97-65, vencerían a los Gigantes de San Francisco en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y llegarían hasta la Serie Mundial donde vencieron en tres partidos a los Orioles de Baltimore. En ese Clásico de Octubre Clemente fue seleccionado el Jugador Más Valioso.

Seria grandioso que sean los Piratas de Pittsburgh los a producir esta proeza una vez más en el Siglo 21. El tiempo dirá cuando se detendrá todo este asunto de lo que es minoría pero aquí un granito de arena para su Dirigente Clint Hurdle para el 2017 y ellos son:

C Francisco Cervelli; 1B Josh Bell; 2B Alen Hanson; 3B Jung Ho Kang; SS Josh Harrison; OF Starling Marte; OF Andrew McCutchen; OF Gregory Polanco; P Iván Nova.

Roberto Clemente Se Merece Un Gran Dia de Recordacion

roberto-clemente191

“Dicen que las cosas pasan por algo”. Este es un dicho muy común latinoamericano y hasta en cada país le añaden un segundo adagio de acuerdo a la disposición que sea utilizado. En Puerto Rico quien sabe en vísperas del Día de Roberto Clemente.

A estas fechas bien conocemos que fue el béisbol organizado que cambió la fecha de la conmemoración del Día de Roberto Clemente del mes de Septiembre al mes de Mayo para que coincidiera con la visita de dos partidos que se iban a celebrar en la ciudad cap[tal de San Juan pero bien también sabemos que esos juegos regresaron a su itinerario original en Miami.

En estas mismas paginas para las fecha de la cancelación de la que se había denominado como ‘San Juan Series 2016’ nos dimos a la tarea independientemente de ofrecer nuestro granito de arena de sugerir una actividad que hubiese sido perfecta en el Paseo del Heroes del Béisbol en los predios del Estadio Hiram Bithorn con boricuas que en sus carreras vistieron las franelas de los Piratas de Pittsburgh y la organización de los Marlins.

Hoy es hoy. Quien sabe si nos leyeron nuestra iniciativa o no pero el Comisionado de Béisbol Robert D. Manfred, Jr. liderará una gira en Puerto Rico el martes, 31 de mayo para apoyar varios esfuerzos comunitarios en la ciudad de San Juan planificados por Major League Baseball. El Comisionado Manfred estará acompañado por el Principal Oficial de Béisbol y miembro del Salón de Fama, Joe Torre, miembros de la familia Clemente, así como varias leyendas del béisbol de Puerto Rico el salón de la fama Roberto Alomar y el futuro candidato a Cooperstown Iván ‘Pudge’ Rodríguez.

Ese día también de modo de festejo hay varias actividades para rememorar el nombre de Roberto Clemente. Puede que sea casualidad sobre la columna que les mencione anteriormente de proposición pero bien acertamos que a la larga veremos ese día a un grande Pirata Manny Sanguillén en la Isla del Encanto y muchos peloteros borincanos reunidos entre tantos y otros los ex-Bucaneros Orlando Merced y José Lind.

Ese día debe ser de Roberto Clemente no de ningún otro tema. Según relató una vez el propio Sandy Koufax, Clemente un 31 de Mayo de 1964 en Forbes Field le conectó el jonrón más largo en su carrera de lanzador y ese día le ganó el respeto del hall of famer en decir que Clemente tenia probablemente el mejor swing de cualquier bateador de su época en todas las mayores.

Igual que Clemente para estas fechas de Mayo muchos calendarios atrás daba lo mejor de si en el el diamante es tiempo que en su Borinquén sea uno de recordación de su figura en lo que verdaderamente debe ser el mensaje que es uno sencillo que se merece de recordación. Uno de grandeza con su comunidad y en el deporte del guante y el bate.

Piratas de Pittsburgh: Gran Oportunidad en Puerto Rico 2016

roberto-clemente-3

Puede que comience con una nota personal pero cuando me críe a eso de finales de la década de los 60 y principios de los 70’ en Puerto Rico el equipo de muchos a seguir eran los Piratas de Pittsburgh. Ese era el equipo de Roberto Clemente. Punto.

Muchos de sus jugadores en aquel entonces jugaban en la liga invernal con los Senadores de San Juan y hasta después de su ida en vida eran nombres conocidos de la afición que hasta regresaron en la franela bucanera por varios años a jugar partidos de primavera en las huestes del Estadio Hiram Bithorn.

Hoy día cuantos jovenzuelos se ven en Puerto Rico andando por ahí con la gorra de los Astros de Houston con lo que le llamo la ‘Correa Mania’ por Carlos Correa y muchos otros con la gorra de San Luis por su querendón Yadier Molina.

Los Piratas están pautados a regresar a Borinquén para las fechas finales de Mayo y principios de Junio del año próximo para ver acción de serie regular frente a los Marlins de Miami. A este escrito, el anuncio no ha sido hecho oficial de cuantos juegos de esta serie serán jugados en San Juan.

Una idea propuesta es que en esos días de juego regresen a Puerto Rico jugadores de la franquicia de los Piratas que fueron miembros de los equipos campeones de 1960, 1971 y 1979. Si desean invitarme a tan gran ceremonial bienvenido sea pero para poner mi granito arena aquí varias sugerencias.

En tierra borincana no recuerdo ningún tipo de homenaje a John Candelaria. El ‘Candy Man’ jugó baloncesto con los Piratas de Quebradillas en su liga local antes de su cambio al béisbol donde como profesional se estrenó con los Senadores de San Juan y los Vaqueros de Bayamón.

En su larga carrera de 19 campañas su más memorable en el uniforme de Pittsburgh fue en 1977 cuando se convirtió en el primero de sangre borincana en ganar 20 juegos en el béisbol mayor. Esa temporada fue un Todo Estrella y obtuvo votos para el Premio Cy Young y Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

En el año de campeones del 1979 Candelaria obtuvo 14 victorias en serie regular y una en la Serie Mundial frente a los Orioles de Baltimore.

Puede que hayan muchos nombres en la lista pero si del conjunto de 1960 alguien debería ser bienvenido en la Isla del Encanto lo es Bill Virdon. Virdon mucho se dice fue uno de los mejores bosques junto a Clemente en aquel entonces y más adelante fue en Puerto Rico con los Senadores en 1971 gracias a una gestión de Clemente que dirigió por vez primera para más adelante tener una carrera en ese puesto en las mayores.

De ese 1971 la lista puede que sea también larga pero dos que no deben faltar sen su visita a la Isla del Encanto lo son Manny Sanguillén y Steve Blass.

Aunque de diferentes épocas con los Piratas dos de tierra panameña que deben estar presentes lo son Rennie Stennett y Omar Moreno. Puede que la memoria resbale pero del conjunto campeón de 1979 jugaron en Puerto Rico en su liga invernal Phil Garner, Tim Foli y los lanzadores Bruce Kison, Don Robinson, Jim Rooker y Ed Whitson.

Para la franquicia de los Piratas seria una gran oportunidad para re-conectar con sus raíces con Puerto Rico. Además con América Latina en general, más que entre sus estrellas están entre otros los bosques Starling Marte y Gregory Polanco, el receptor Francisco Cervelli y el lanzador Francisco Liriano. Cuan tomará la ocasión la organización de Pittsburgh eso el tiempo nos lo dirá.

Piratas de Pittsburgh: Roberto Clemente y Primera Alineacion de Minoria en las Grandes Ligas

20010410archiveStargell06-2

En estos días que el espectro de racismo se ha vuelto a levantar en los Estados Unidos por otro lado hay que pensar aspectos positivos que estamos en el Siglo 21 y hace rato atrás dejamos aquellas tumultuosas décadas de los 60’ y 70’.

Como tantos equipos de las Grandes ligas donde hoy vemos una gran diversidad en las alineaciones de día en día una de las treinta organizaciones que hay que darle crédito son los Piratas de Pittsburgh.

Mucho se puede decir fueron los Dodgers con la entrada de Jackie Robinson pero fueron los Bucaneros que hicieron algo más atrevido para su época.

El primero de septiembre de 1971 en el Estadio Tres Rios fue escenario de algo que hasta muchos en el parque no se percataron del gran suceso histórico en el terreno.

Ese día el dirigente de los Piratas Danny Murtaugh alineó el primer ‘lineup’ en la historia de las Grandes Ligas compuesto por sólo peloteros negros y latinos.

Ese día en juego frente a los Phillies de Philadelphia solo 11,278 fanáticos se presentaron y el manda más en primera instancia relató años después que lo que andaba era buscando la mejor alineación posible para ese partido y todos bateadores derechos.

La famosa alineación quedo compuesta por:
Rennie Stennett, 2B
Gene Clines, CF
Roberto Clemente, RF,
Willie Stargell, LF,
Manny Sanguillén, C,
Dave Cash, 3B
Al Oliver, 1B,
Jackie Hernández, SS,
Dock Ellis, P.

Según la historia, cuando salieron al terreno fueron pocos miembros de la prensa que estaban presentes. El primero que se dio cuenta fue un escritor de The Sporting News quien fue el único que escribió sobre el suceso a nivel nacional y fu publicado dos semanas después en tan afamada revista.

En la misma ciudad de Pittsburgh muchos ni se enteraron de la gran historia ocurriendo en su casa propia ya que el principal periódico de la ciudad estaba en huelga.

En ese juego los Phillies abrieron el juego con dos carreras ante Dock Ellis, pero dicta la historia que cuando los jugadores de los Bucaneros despertaron en el terreno de la importancia histórica racial del partido encañonaron sus maderos y ganaron con pizarra de 10 por 7 ese para una victoria Pirata.

Por cierto, el único en la alineación de raza oscura y latinoamericano en ese partido por Philadelphia lo fue el boricua Guillermo Montañez quien ese día jugó en el jardín central.

Según datos históricos de las mayores fueron también los Piratas los primeros que pusieron en el diamante ocho jugadores de minoría en un partido en 1967 en Philadelphia por el Dirigente Harry Walker pero el lanzador Denny Ribant era el único blanco.

Esa gesta parece que le dio buen karma a Murtaugh. Un mes después terminaría la temporada regular con marca de 97-65, vencieron a los Gigantes de San Francisco en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y llegaron hasta la Serie Mundial donde derrotaron en siete partidos a los Orioles de Baltimore. En ese Clásico de Octubre, Roberto Clemente fue el seleccionado el Jugador Más Valioso.

Esperamos que como el gran ejemplo de los Piratas no tengamos más que escribir de racismo más en este espacio. El tiempo dirá.