Tagged: marlins

Bobby Bonilla: El Hombre del Primero de Julio Grande de Puerto Rico

Bobby Bonilla

El poder de las redes sociales combinado con la ausencia de béisbol quien pensó que un
ex- pelotero como dicen hoy día iba romper un primero de Julio el internet. Ese se llama Bobby Bonilla.

Para muchos ‘Bobby Bo’ es ese pelotero que todavía cobra un cheque de $1.19 millones de los Mets de Nueva York y seguirá colectando anualmente por 15 años más. Para refrescar la memoria, Bonilla llegó en 1999 a un acuerdo financiero con la gerencia de los Metropolitanos cuando lo dejaron ir como agente libre. En aquel momento la deuda que tenían con el era de $5.9 millones y pidió fuera diferida hasta el 2035. A la cantidad adeudada Bonilla fue más allá en su negociación que ademas de lo adeudado le tenían que sumar anualmente un interés de 8% por costo de vida.

Para unos el mejor contrato firmado por un pelotero en los últimos treinta años y para otro el más ridículo dado por una organización. Cada cual con su opinión pero hay que respetar que por un lado aseguró muy bien el resto de su vida y por otro lado abrió puerta a muchos contratos de forma diferida que todavía se le pagan a otros que hace mucho tiempo también están fuera de los diamantes.

Lo que nadie cuestiona es porque tanto billete. Muchos han olvidado más allá de su hoy gran pago su tajo en los diamantes.

En nuestra andanza encontramos de 1989 una columna vuestra escrita para El Vocero de Puerto Rico si era el año que dos jóvenes que cautivaban a Puerto Rico entero tenían el chance de ser algún día Jugador Más Valioso en las mayores. En la columna nos referíamos en la Liga Americana a Rubén Sierra y en el circuito nacional a Bobby Bonilla.

Bonilla, quien lo conocíamos de jugar en la liga invernal con San Juan y Mayaguez, siempre nos dejo saber su gran querer de su sangre boricua y su deseo de llegar lejos en las mayores. Para 1988 jugando a tiempo completo con los Piratas de Pittsburgh el nacido en el Bronx no solo se convertía en una luminaria en la ciudad acerera sino también en todo el béisbol mayor.

En innumerables entrevistas Bonilla siempre dejó saber que la gran mayoría de sus éxitos eran gracias a “su papá” Jim Leyland. Ciertamente sin entrar en detalles en esta columna, Bonilla tuvo sus mejores años con los Bucaneros bajo su querido manda más. 

Bonilla entre 1988 a 1991 fue cuatro veces Todo Estrella, tres veces Jugador del Mes y tres veces Bate de Plata. Más, en cada campaña recibió votos para Jugador Más Valioso. Sus dos más cercanos a tan gran honor fue en 1990 que llegó segundo detrás de su compañero y gran amigo de equipo Barry Bonds y en 1991 arribó tercero en la votación.

Al final de la temporada 1991 Bonilla entendía que debía ser mejor pago y no tenia que demostrarle más a los Piratas. Ese invierno dio el gran batazo al lanzamiento de los Mets al convertirlo en aquel entonces el mejor jugador pago en toda las Grandes Ligas con un contrato de $29 millones por cinco años. Su promedio salarial de $5.8 millones se convertía en aquel entonces uno inimaginable como cifra ‘record’.

Para refrescar la memoria, en aquel entonces el mejor pago promedio lo era los $5.3 millones de Roger Clemens con los Medias Rojas de Boston y el mejor contrato global lo era de $23.5 millones de José Canseco con los Atléticos de Oakland. En una travesía al tiempo Bonilla era el hombre del momento. Piénselo, al presente José Altuve, Miguel Cabrera, Manny Machado, Nolan Arenado y Albert Pujols ganan sobre $29 millones en una temporada.

En viaje raudo por el tiempo Bonilla no fue el mismo con los Mets y en 1995 a mediados de temporada fue canjeado a los Orioles de Baltimore. Con los Orioles su estadía fue de una campaña y a finales de ese 1996 tomo rumbo para jugar con los Marlins de Florida.

Nunca olvidamos cuando Bonilla dejo saber una y otra vez que su razón de jugar con Florida era meramente volver a jugar para Jim Leyland y dar lo mejor de si para obtenerle a su estimado dirigente el campeonato que nunca obtuvo en la franela de Pittsburgh. La historia nos dicta que un jonrón suyo en el séptimo y decisivo partido frente a los Indios de Cleveland en la Serie Mundial de 1997 cambió el juego y los Marlins de Florida eventualmente ganaron el partido y obtuvieron su primer campeonato mundial en su historia.

Para Bobby Bonilla fue su única sortija campeonil en Clásico de Otoño. En 1998 fue canjeado por los Marlins a los Dodgers de Los Angeles y después de varios equipos en el 2001 colgó sus ‘spikes’ vistiendo la franela de los Cardenales de San Luis. Su carrera de 16 temporadas cerró con .279 de promedio, 287 jonrones con 1,173 carreras impulsadas. 

Hoy es hoy y en aquella época cuando ni se soñaba con los “dream team” siempre apuntaba que la primera base de ese conjunto de Puerto Rico si podía ser realidad tenia que ser Bobby Bonilla. Precisamente su nombre lo rubrique en columnas de la época para publicaciones en Puerto Rico y los Estados Unidos de aquel sueño que no fue que para los Juegos Olímpicos de 1992 de Barcelona jugaran los grandes ligas.

En la ciudad de Pittsburgh ni en Miami sus asiduos nunca lo han olvidado. Fueron en ambas ciudades sus mayores triunfos en el terreno. En el presente es más recordado por su maña financiera que por cierto para los curiosos de los billetes el acuerdo de los Mets no es el único. No hay “Día de Julio Primero de Bobby Bonilla” pero de su estadía con los Orioles de Baltimore recibe también un cheque de $500 mil anualmente que se extiende hasta el 2029.

Bobby Bonilla siempre recordado debería ser por su faena en el terreno de juego y al menos cada primero de Julio su nombre será noticia como quien una vez fue el mejor pago en todas las Grandes Ligas.

Tony Taylor: Nunca Olvidado en Cuba, Puerto Rico y Philadelphia

Tony Taylor

Cada franquicia de las Grandes Ligas tiene se puede bien decir un grupo selecto de lo que son sus jugadores favoritos en su historia. Puede que algunos hayan olvidado pero cuando se chacharea de los Phillies de Philadelphia de la ciudad de “Brotherly Love” todavía uno que recibe mucho amor lo es Tony Taylor.

Taylor lo conocí en sus años de coach de los Marlins de Florida y veces que tuvimos oportunidad de conversar más que los propios Marlins siempre recuerdo en esas pocas oportunidades rememoraba de su año de encanto en Puerto Rico con los Senadores de San Juan.

Después de varios veranos en las ligas menores con la organización de los Gigantes de Nueva York y los Cachorros de Chicago, Taylor llegó en 1958 a las Grandes Ligas con los “Cubbies” de la ciudad de los vientos para quedarse en lo que fue una carrera de 19 años en las mayores.

En ese uniforme mucho se parlotea que el que más apoyo le ofreció a un joven Taylor en lo fue Ernie Banks. El hoy salón de la fama veía al entonces joven cubano como una estrella naciente no solo por su guante sino también con su bate. En 1959 Taylor aterrizaba en el béisbol mayor como campeón bate de la liga invernal cubana y uno de los héroes de su patria con el club Almendares quienes campeones de la Serie del Caribe. 

En 1960 los Phillies de Philadelphia necesitaban grandemente una segunda base y fue canjeado a esta organización por Ed Bouchee y Don Cardwell. Referencias de aquel momento entendían que no era equitativo el cambio pero quien iba a predecir el futuro.

Taylor se convirtió en uno de los jugadores favoritos en la ciudad de la declaración de la independencia estadounidense. En sus 19 temporadas en el béisbol mayor 15 fue con los Phillies donde bateó para .261 de promedio, 51 jonrones con 461 remolcadas pero en esas campañas fue su guante lo que lo hizo intachable y hoy junto a Chase Utley son considerados los dos mejores intermedistas en la crónica de tal franquicia. 

Mucho se debate hoy día sobre su legado y si vamos aquellos tiempos jugó a la sombra de otro gran favorito del momento llamado Bill Mazeroski. No importando el arrojo de Taylor en el otro lado del estado de Pennsylvania “Maz” en el uniforme de los Piratas de Pittsburgh era el hombre considerado año tras año al Juego de Estrellas y al reconocimiento de Guante de Oro.

A finales de 1967 los Phillies le dieron permiso a Taylor jugar en la liga invernal de Puerto Rico en parte con miras a practicar en la tercera base que iba ser su nueva posición defensiva a partir de 1968 con los Phillies.

Taylor esa campaña con la novena de San Juan volvió a demostrar que le quedaba madero y terminó como campeón bate de la liga boricua con .3418. Su reinado lo logró por fracción matemática sobre el eventual Jugador Más Valioso de ese torneo el borincano José Antonio Pagán.

Taylor a mi memoria mucho crédito de ese logro esa temporada se lo daba a su compañero de de equipo de los Senadores Roberto Clemente y su compatriota Tany Pérez. Para no olvidar esta campaña 1967-1968 el defensor campeón bate lo era Pérez quien todavía hoy es considerado una de las leyendas de los Cangrejeros de Santurce. El año anterior Pérez había sido el Jugador Más Valioso de la liga invernal en un año que su bate fue fuego como “champion bat” con .333 de promedio y líder en hits, dobles, triples y carreras impulsadas.

Por cierto, para los amantes de la historia, Taylor ese año se inscribió como el cuarto cubano esa década en quedarse con la monarquía de bateo de la liga invernal de Puerto Rico. Antes de Taylor y Pérez habían conquistado el título de bateo en Borinquén Miguel de la Hoz (Senadores de San Juan / 1961-1962) y Tony Oliva (Lobos de Arecibo / 1963-1964). 

Quien hubiese dicho que cuatro décadas después Taylor iba ser el coach de primera base de Tany Pérez como dirigente en las Grandes Ligas. Por cierto, para rememorar eso fue en el 2001 en la franela de los Marlins de Miami. Para refrescar cuando Pérez sustituyó a John Boles como manda más de la novena floridiana Taylor ya era el coach de bullpen y Tany lo cambió a ser su coach de la primera almohadilla.

Taylor en viaje al tiempo cerró su carrera activa como pelotero activo en 1976 con los Phillies y como entrenador cerró su pagina con los Marlins en el 2004 como coach del bullpen bajo el dirigente Jack McKeon.

Taylor en el 2002 recibió finalmente en Philadelphia su gran reconocimiento al ser exaltado al Pabellón de la Fama de los Phillies de Philadelphia siendo en aquel momento el primer latinoamericano en ser enaltecido por esta organización a tan gran honor.

El año pasado Taylor justamente el día después de haber participado en una ceremonia de celebración de grandes en Philadelphia en el Citizens Park sufrió un paro cardíaco que le debilitó su salud. Hoy día Taylor reside en la ciudad de Miami.

Hoy Tony Taylor no es olvidado y de corazón tributo a un grande.

Es Tiempo Para Cambios de Post-Temporada en las Grandes Ligas

Correa Soto

Tiempos de cambio y porque no en el béisbol mayor. Puede que los llamados puristas no estén muy de acuerdo con trocar el actual sistema de post-temporada pero parece que muchos han olvidado el sin número de modificaciones hechas a través de los calendarios.

Muchos se anda escribiendo y hablando de lo que pudiese ser la campaña 2020 y si todavía se realiza muchos ojos están en si se implementan novedades a un nuevo sistema de via a la post-temporada sea uno viable que se quede para el futuro.

Puede que mucho hayan olvidado pero hasta 1968 llegaban a la Serie Mundial los conjuntos que ganaban la Liga Americana y Liga Nacional. Era ganar el banderín de su circuito, punto y se acabó. Esa última campaña jugada así los Tigres de Detroit fueron los campeones mundiales en victoria en siete partidos sobre los Cardenales de San Luis.

En 1969 con la expansión de equipos llegó el primer cambio segmentándose cada liga en división este y división oeste. Ese año por vez primera se conocieron las Series de Campeonato de Liga antes de la Serie Mundial y en la ruta los llamados “Miracle Mets” de Nueva York fueron los primeros campeones mundiales.

Así fue hasta 1993. El equipo que ganara cada división era el que pasaba a la serie de campeonato y cada vencedor pasaba al Clásico de Octubre. En los 90’ muchos comenzaron a argumentar que en muchos casos se veían temporadas donde unas divisiones eran más fuertes que otras y para competir con otras ligas profesionales de otros deportes se deberían expandir las series post-temporada.

En 1993 los Azulejos de Toronto fueron los últimos campeones mundiales bajo aquel sistema con aquel famoso jonrón de Joe Carter en el sexto juego frente a los Phillies de Philadelphia.

En 1994 la temporada comenzó con un nuevo esquema de tres divisiones por liga como hoy día pero la misma no se completó a causa del paro laboral por los peloteros. En 1995 fue que se vio el nuevo método que no solo pasaba a la post-temporada los que ganaban los gallardetes de su división sino también era nuevo en el deporte del guante y el bate mayor el concepto del “wild card”. Aquel conjunto que tuviese la mejor marca en su circuito pero que no ganará el banderín de su división.

Según la nueva regla ese “wild card’ jugaba frente a la novena con mejor marca en su liga y así se creó un nuevo escalón que son la Series de División de liga. Ese 1995 los Bravos de Atlanta fueron los campeones mundiales en lo que algunos críticos decían que era una muy larga ruta. 

Muchos no estuvieron de acuerdo con el concepto del “wild card” hasta que dos años más tarde en 1997 los Marlins de Florida se convirtieron en el primer rey de las mayores llegando a post-temporada como “wild card”. Por cierto, la organización de los Marlins sus dos campeonatos mundiales en su historia han sido a través de la senda del “wild card”.

En el 2013 buscando una vez más competir con la NBA de baloncesto y la NFL del football americano se expandió la post-temporada a dos equipos de “wild card” y se creó lo que se llama el juego de muerte súbita entre ambos conjuntos y el ganador pasa a la serie divisional en su liga.

Ese sistema es el vigente y quien mejor que los actuales monarcas Nacionales de Washington pueden decir que aunque el camino es largo vale la pena. Los “Nats” llegaron a la post-temporada como uno de los “wild card” y fueron sacando de carrera en su liga a los Cerveceros de Milwaukee, Dodgers de Los Angeles y los Cardenales de San Luis. Después en la Serie Mundial a los Astros de Houston y el resto es historia.

Hoy es hoy y se juegue o no en el 2020 muchos deseos hay de expansión de las series post-temporada. La más que suena es que los “wild card” jueguen más de uno y en vez sea una serie de máximo tres partidos. Otra idea que se viene cocinando es que se expanda a cuatro los equipos “wild card”.

En esta última premisa mucho de la discusión es como se va recortar la temporada regular para dar lugar a una extensión de series post-temporada. Muchos fanáticos entienden que una campaña de 162 partidos es muy larga y porque no hacer un canje para acoger nuevos tiempos.

Si viajáramos al antiguo sistema de 1968 la Serie Mundial del 2019 hubiese sido los Dodgers de Los Angeles contra los Yankees de Nueva York. Nadie olvide Houston en aquella época pertenecía a la Liga Nacional. Por otro lado, si fuese lo que se anda debatiendo de extensión quien sabe hubiese sido el campeón tomando en cuenta la pasada temporada. En la Liga Americana hubiesen llegado también a post-temporada los Indios de Cleveland y los Medias Rojas de Boston. En la Nacional de “wild card’ hubiesen sido también de post-temporada los Mets de Nueva York y los Cascabeles de Arizona.

Los que siguen la NBA, la NFL y el hockey de la NHL bien saben el entusiasmo que existe cuando llega la post-temporada. Esa sensación muchos asiduos de la pelota la vienen buscando desde hace tiempo. El entusiasmo está pero los cambios solo lo pueden producir los que pueden. Veremos que el tiempo dirá.

Marlins de Miami: Equipo de Grandes Heroes de Puerto Rico

Ivan Rodriguez

El “Puerto Rico Series 2020” pasó a la historia en nombre. Quien sabe cuando volverá béisbol grandes liga en la Isla del Encanto.

La franquicia de los Marlins por runrunes puede que sea una de dos equipos que este presente de haber regreso inmediato futuro al diamante del Estadio Hiram Bithorn.

Ciertamente los Marlins es una franquicia que hasta en la propia Florida es una en progreso. Nadie olvide esta es una que es de las llamadas más jóvenes que todavía por muchas razones está en desarrollo.

Desde su arrancada en 1993 en su color teal los originales Florida Marlins le dieron acogida al talento puertorriqueño. Desde su primer partido en su alineación inicial el hombre detrás del plato lo fue Benito Santiago.

En las últimas dos décadas muchos clásicos de otoño han pasado y son muy pocas novenas que pueden señalar que tuvieron al menos un héroe boricua en su alineación regular. En su primer campeonato mundial en 1997 nadie debe olvidar a Bobby Bonilla y en su segundo reinado a dos de sus todavía grandes en su historia el hoy salón de la fama Iván “Pudge” Rodríguez y Mike Lowell.

En ambas Series Mundial cada uno en su instante sus contrincantes Santos Alomar Jr. y Jorge Posada pueden dar testimonio de aquellos clásicos de unos floridianos que no se daban por vencer.

Mike Lowell Carlos Delgado Florida Marlins

Hoy es hoy y la antorcha boricua la tiene Isán Díaz. Por cierto, es el primer puertorriqueño en la alineación regular como su segunda base desde que son los presente Marlins de Miami. Los últimos dos boricuas en ser parte del lineup regular lo fueron en el 2005 cuando eran los Florida Marlins el primera base Carlos Delgado y en la tercera almohadilla Mike Lowell.

Muchas notas teníamos preparadas para la serie que no fue. Las hemos compartido con ustedes en vuestras columnas. Esperamos que el deporte del guante y el bate regrese pronto. Mientras para no borrar, para aquellos amantes de la historia o simples curiosos aquí están todos los puertorriqueños de nacimiento y ascendencia que han jugado sea como los Florida Marlins o los Miami Marlins en su historia y ellos son:

Robert Andino SS 2005-2008 / 2016

Luis Aquino P 1993-1994

Mike Aviles SS 2017

Ricky Bones P 2000-2001

Bobby Bonilla 3B 1997-1998

Kiko Calero P 2009

John Cangelosi OF 1997-1998

Ramón Castro C 1999-2004

Christian Colón 3B 2017

Wilfredo Cordero SS 2004

Henry Cotto OF 1993

Carlos Delgado 1B 2005

Isán Díaz 2B 2019

Mario Díaz SS 1994-1995

Andy González SS 2009

Kike Hernández 2B 2014

Mike Lowell 3B 1999-2005

Osvaldo Martínez SS 2010-2011

Bob Natal C 1993-1997

Mike Rivera C 2010

Yadiel Rivera 3B 2018-2019

Iván Rodríguez C 2003

Benito Santiago C 1993-1994

Giancarlo Stanton OF 2010-2017

Javier Vázquez P 2011

Los Marlins de Miami en la Historia en Puerto Rico

 

Giancarlo Stanton Marlins Puerto Rico 2010

Playball ! Ese canto tan esperado por muchos era grito que por tres días, desde el 28 al 30 de Abril, estaba pautado escucharse en el Estadio Hiram Bithorn de la ciudad de San Juan. Era el “Puerto Rico Series 2020” entre los Marlins de Miami y los Mets de Nueva York. 

Por segunda ocasión en cuatro años una serie donde participaban los Marlins en la Isla del Encanto es cancelada por razones de salubridad. En el 2016 la serie entre Miami y los Piratas de Pittsburgh fue revocada por temor al virus del zika y este 2020 por la actual pandemia del coronavirus que tiene arropado prácticamente todo el planeta.

Cada jugador de los Marlins y Mets está en su hogar en este momento pero nos queda como a muchos la nostalgia de lo que hubiese sido esta serie para la organización de los Marlins.

El plato principal de los asiduos en las gradas era ver en su patio propio a su segunda base Isán Díaz. El joven esta inscrito por muchos como una de las futuras estrellas a ser en las mayores. Muchos otros estaban deseosos de ver a a un antiguo héroe del béisbol invernal puertorriqueño el hoy Dirigente de Miami Don Mattingly quien jugó con los Criollos de Caguas.

Por cierto el equipo venía en segundo intento por vez primera jugar en su actual franela de Miami. Todavía hay quienes como en muchos sitios en los Estados Unidos que los identifica como de Florida como así estuvieron en todas previas en los diamantes de Borinquén.

En 1996 los “Florida Marlins” pisaron por vez primera tierra borincana en la Perla del Sur en Ponce. En el Estadio Paquito Montaner los Marlins tomaron el terreno como equipo local para una serie de dos partidos de primavera frente a los Indios de Cleveland. El platillo de los locales era por el conjunto del Chief Wahoo los boricuas Santos Alomar Jr. y Carlos Baerga.

Precisamente fue Carlos Baerga el que puso a gozar a la fanaticada de arrancada en el primer partido en el mismo primer inning con un enorme cuadrangular frente a los envíos en aquel entonces novato el cubano Liván Hernández. Aquel partido fue victoria para los Indios. El segundo juego complicaciones con la madre naturaleza no se llevo a cabo. Lo que pocos no se imaginaron era que esas dos mismas franquicias un año después en 1997 se iban a enfrentar en una Serie Mundial.

Siete años después en el 2003 los Marlins regresaban a la isla de serie regular frente a los Expos de Montreal. Los Expos, hoy conocidos como los campeones mundiales Nacionales de Washington, jugaban en su propia casa ya que en aquel entonces dividían sus juegos locales entre San Juan y Montreal.

La escuadra del Dirigente Jack McKeon llegó de forma aguerrida ya que estaban en la pelea por el ‘wild card’ de la Liga Nacional. Entre sus duchos a ganar en su ‘lineup’ se encontraba Iván Rodríguez. 

Para el mejor conocido como “Pudge” era su segunda ocasión en su terruño en un uniforme grandes liga. Dos años antes formó parte de la escuadra de los Rangers de Texas que inauguró su temporada en San Juan frente a los Azulejos de Toronto. 

Los Marlins ganaron dos de tres partidos y se fueron de Borinquén a solo medio juego del comodín detrás de los Phillies de Philadelphia. El resto es historia. Los alcanzaron, les pasaron y llegaron hasta el Clásico de Otoño en que vencieron en seis partidos a los Yankees de Nueva York para su segunda corona en su historial.

Un año después, en el 2004, los Marlins volvieron a jugar frente a los Expos en San Juan. En esa ocasión entre Marlins el más homenajeado por la afición local lo fue Mike Lowell.  Los Marlins en esa serie barrieron y blanquearon en los tres partidos jugados a la novena de Montreal.

Los Marlins regresaron en el 2010 y para muchos esa fue la más especial. Un 29 de Junio en el segundo partido de la serie contra los Mets de Nueva York Edwin Rodríguez fue nombrado dirigente en propiedad de la novena floridiana haciéndolo en verdadera pertenencia el primer puertorriqueño en dirigir en las Grandes Ligas. Un hito que nunca será olvidado porque fue su nombramiento en el estadio que lleva el nombre del primer boricua en el béisbol mayor que lo fue Hiram Bithorn.

Hoy es hoy. Primero, muchos esperando si habrá béisbol de Grandes Ligas este año. Segundo, si hay en el 2021 muchos esperando que la tercera sea la vencida que los Marlins de Miami jueguen finalmente una serie en Puerto Rico. A todo esto, el tiempo nos dirá.

Puerto Rico: Gran Sede en la Historia de las Grandes Ligas

ivan-rodriguez-2001-puerto-rico

Una vez más en su historia deportiva esta venidera semana la Isla del Encanto recibía béisbol de Grandes Ligas en su magna casa del Estadio Hiram Bithorn en la ciudad de San Juan. En serie de tres partidos de etapa regular los contrincantes este año en suelo borincano eran los Marlins de Miami y Mets de Nueva York. Escrito en tiempo pasado porque la pandemia del COVID-19 suspendió toda actividad peloteril que a estas fechas quien sabe si hasta habrá campaña 2020.

Esta semana estábamos listos para trabajar en la llamada “Puerto Rico Series 2020”  y estaremos compartiendo con ustedes varias columnas que estaban en agenda como notas para los medios de comunicación.

Como estamos en tiempos como me dijo un buen amigo de béisbol cibernético y alimentando la pasión de muchos es uno de bueno de visitar la memoria.

Mucho hoy chachareamos del presente de los equipos y peloteros de Puerto Rico pero muy pocos conocen que mucho antes que llegaran los primeros boricuas a las mayores y hasta se jugará formalmente profesionalmente en la Isla ya era conocida por el béisbol mayor. 

Muchos historiadores en el norte marcan al Estadio Latinoamericano en Cuba como la primera casa de entrenamiento primaveral en 1947 de los Dodgers de Brooklyn y en 1953 de los Piratas de Pittsburgh pero por la razón que sea es buen instante de volver a traer que el Estadio Sixto Escobar en San Juan fue la primera sede en el Caribe en 1936 de entrenamiento primaveral grandes liga y los que pusieron pie fueron los Rojos de Cincinnati. 

Según la crónica de la época ese hito mucho se entiende fue el de ayuda al béisbol para que par de años después se creara lo que es hoy su liga profesional invernal.

En Puerto Rico se han jugado series de primavera y fue en el 2001 la primera de serie regular. El periodo más largo de partidos lo fue entre el 2003 y 2004 cuando la ciudad de San Juan estaba apostando por ser la futura casa de los Expos de Montreal. Hoy conocemos esa franquicia canadiense como los campeones mundiales Nacionales de Washington.

La última celebrada de las mayores fue en el 2018 con dos partidos entre los Indios de Cleveland y los Gemelos de Minnesota después del desastre del Huracán María.

Muchos runrunes correrán pero esperamos que en terruño puertorriqueño se vuelva ver acción de la llamada mejor pelota del mundo.

Para los amantes de la historia o simples curiosos aquí les ofrecemos el listado de partidos de las Grandes Ligas que se han celebrado de primavera y serie de regular en la historia en suelo boricua. 

Más béisbol a futuro, eso el tiempo nos lo dirá y ellos son:

JUEGOS DE PRIMAVERA

1936 Cincinnati Reds (su campo de entrenamiento fue el Estadio Sixto Escobar)….partidos vs equipos locales

1947 New York Yankees…partidos vs equipos locales

1947 Brooklyn Dodgers…partidos vs equipos locales

1960 Baltimore Orioles vs Miami Marlins (Equipo AAA afiliado Orioles)

1960 Philadelphia Phillies vs Chicago White Sox

1965 New York Yankees vs Washington Senators

1966 Boston Red Sox vs Minnesota Twins

1967 Pittsburgh Pirates and Baltimore Orioles

1967 Pittsburgh Pirates vs. New York Yankees

1974 Pittsburgh Pirates vs Montreal Expos

1975 Pittsburgh Pirates vs. New York Yankees

1977 Pittsburgh Pirates vs. Philadelphia Phillies

1978 Pittsburgh Pirates vs. Boston Red Sox

1979 Pittsburgh Pirates vs. New York Mets

1980 St. Louis Cardinals vs. Detroit Tigers

1981 Kansas City Royals vs. Texas Rangers

1982 Houston Astros vs. Baltimore Orioles

1983 Chicago White Sox vs. Minnesota Twins

1984 Cincinnati Reds vs. Atlanta Braves

1988 Los Angeles Dodgers vs. Montreal Expos

1989 Texas Rangers vs. Chicago White Sox

1996 Florida Marlins vs Cleveland Indians

2001 Toronto Blue Jays vs Texas Rangers

Partido Inauguración de Apertura Grandes Ligas-1ro de Abril, 2001

Toronto Blue Jays 8 Texas Rangers 1

2003- 2004 Hogar de los Expos de Montreal (hoy Nacionales de Washington)

April 11, 2003 Montreal 10 New York Mets 0

April 12, 2003 Montreal 5 New York Mets 4

April 13, 2003 Montreal 2 New York Mets 1

April 14, 2003 Montreal 5 New York Mets 3

April 15, 2003 Atlanta 2 Montreal 1

April 16, 2003 Atlanta 3 Montreal 2

April 17, 2003 Atlanta 14 Montreal 8

April 18, 2003 Montreal 8 Cincinnati 7

April 19, 2003 Montreal 9 Cincinnati 5

April 20, 2003 Cincinnati 7 Montreal 5

June 3, 2003 Anaheim 15 Montreal 4

June 4, 2003 Anaheim 11 Montreal 2

June 5, 2003 Montreal 8 Anaheim 7

June 6, 2003 Montreal 13 Texas 10

June 7, 2003 Montreal 5 Texas 4

June 8, 2003 Montreal 3 Texas 2

September 5, 2003 Montreal 6 Florida 2

September 6, 2003 Florida 14 Montreal 4

September 7, 2003 Florida 3 Montreal 1

September 9, 2003 Chicago Cubs 4 Montreal 3

September 10, 2003 Montreal 8 Chicago Cubs 4

September 11, 2003 Montreal 3 Chicago Cubs 2

April 9, 2004 New York Mets 3 Montreal 2

April 10, 2004 New York Mets 1 Montreal 0

April 11, 2004 New York Mets 4 Montreal 1

April 13, 2004 Florida 5 Montreal 0

April 14, 2004 Florida 9 Montreal 0

April 15, 2004 Florida 3 Montreal 0

May 18, 2004 Montreal 3 Milwaukee 2

May 19, 2004 Milwaukee 6 Montreal 3

May 20, 2004 Milwaukee 3 Montreal 2

May 21, 2004 San Francisco 6 Montreal 5

May 22, 2004 San Francisco 7 Montreal 2

July 2, 2004 Montreal 2 Toronto 0

July 3, 2004 Toronto 2 Montreal 0

July 4, 2004 Montreal 6 Toronto 4

July 5, 2004 Atlanta 11 Montreal 4

July 6, 2004 Atlanta 1 Montreal 0

July 7, 2004 Atlanta 14 Montreal 2

July 8, 2004 Montreal 2 Pittsburgh 1

July 9, 2004 Pittsburgh 11 Montreal 0

July 10, 2004 Montreal 4 Pittsburgh 0

July 11, 2004 Montreal 2 Pittsburgh 1

SAN JUAN SERIES 2010

June 28, 2010 Florida 10 New York Mets 3

June 29, 2010 Florida 7 New York Mets 6

June 30, 2010 New York Mets 6 Florida 5

PUERTO RICO SERIES 2018

April 17, 2018 Cleveland 6 Minnesota 1

April 18, 2018 Minnesota 2 Cleveland 1

Marlins de Miami Regreso a Puerto Rico 2021 ?

Don Mattingly - Isan Diaz

Desde el 2010 que Edwin Rodríguez estuvo en su Puerto Rico y se inscribió a los libros de historia con los entonces Marlins de Florida tomó ocho años para que el Estadio Hiram Bithorn en San Juan retumbara de grandes ligas con la serie de dos partidos entre los Indios de Cleveland y Mellizos de Minnesota. Todo un éxito fue gracias a que la fanaticada pudo ver a los suyos José Orlando Berrios, Francisco Lindor, Roberto “Bebo” Pérez y Eddie Rosario en su propio terruño. Este año 2020 el mismo anhelo de ver a otro boricua en su tierra se esfumo gracias al COVID-19.

Para estas fechas para los que han olvidado la Isla del Encanto recibia a los Mets de Nueva York y Marlins de Miami. El platillo de la afición local era ver del lado miamense en juego a su segunda base el joven Isán Díaz. La última ocasión visto en el diamante del Bithorn fue en la pelota de invierno con los Gigantes de Carolina.

Hoy es hoy y sabemos que no hay play hasta tanto toda la situación de la pandemia del coronavirus este bajo control. Situación que bien a este escrito se desconoce totalmente si se jugará o no esta temporada del 2020 tanto a nivel de las ligas menores como en el béisbol mayor.

Lo increible es que es la segunda ocasión en cuatro años que los Marlins están programados a jugar en Puerto Rico y por razones de salubridad son suspendidos los partidos. En el 2016 por la preocupación del zika fue suspendida una serie de calendario regular entre Miami y los Piratas de Pittsburgh.

En el 2020 los Marlins recibian la visita de los Mets de Nueva York como parte de la serie regular en tres partidos que originalmente iban ser en el Marlins Park de Miami.

Bien sabemos que esto lleva un gran trabajo a la empresa promotora que por tiempo ha sido la responsable que el fanático de beisbol tenga la oportunidad de ver a los suyos en su propia tierra pero hay un viejo dicho que cuando las cosas están calientes no se debe perder la coyuntura. Al momento es prematuro que de ocurrir que nombres de equipos y fechas pudiesen estar en el diamante del Estadio Hiram Bithorn pero porque no poner nuestro granito de arena de algo que sabemos no es una ilusión y puede ser realidad.

Bien conocemos que México tiene fechas ya programadas para el 2021 de serie regular aunque no están nombrados los conjuntos a participar. Por otro lado, la ciudad de Londres está a todo vapor de reponer la serie que fue perdida este año a causa de la presente  pandemia. Este año en la capital inglesa estaban en itinerario jugar en el verano los Cachorros de Chicago y los Cardenales de San Luis. 

En el caso de Puerto Rico es muy seguro que el béisbol organizado escoja a la franquicia de los Marlins para una futura vuelta con un contrincante que sea de atención a los asiduos locales. Cierto es que para este año tanto su propietario Derek Jeter como su Dirigente Don Mattingly estaban muy ansiosos de jugar en la Isla. Sobre todo Mattingly que fue estrella en sus días de novel en la década de los 80’ con los Criollos de Caguas.

Para los que han borrado memoria Don Mattingly es uno de solo cuatro junto a Roberto Clemente, Willie Mays y Don Baylor que están en los libros de historia hoy porque son los únicos a estas fechas que han sido campeones bate en la liga invernal de Puerto Rico y a su vez más adelante galardonados como Jugador Más Valioso en las Grandes Ligas. 

Marlins de Miami y Grandes Ligas es muy simple. Playball! en el 2021 en Borinquén eso solo el tiempo nos lo dirá.

El Pabellon de Honor de los Marlins de Miami

Luis Castillo Pudge Rodriguez

La franquicia de los Marlins de Miami se juegue o no en el 2020 va para 30 años de existencia y le falta algo que muchas franquicias tienen que es su propio pabellón o salón de la fama. En estos calendarios de resiliencia que vivimos que hay tiempo para tantas ideas una vez más un grupo de colegas en la Ciudad del Sol están proponiendo es momento de tener su propio pabellón.

Desde hace varios años esta propuesta se ha mencionado en varias ocasiones y la más seria fue en el 2013. Aquel momento era año de doble tributo. Buen instante porque se celebraba el aniversario número 20 y el decimo de su campeonato mundial. Estaba también fresca “la mudanza” de los Marlins de Florida a su actual identidad de los Marlins de Miami.

Hasta se porteo la coincidencia que ese año dos grandes ex-Marlins eran inmortalizados en otros pabellones de fama. Ese 2013 Iván “Pudge” Rodríguez fue exaltado al Salón de la Fama de los Rangers de Texas y Carlos Delgado seleccionado al ‘Nivel de Excelencia’ de los Azueljos de Toronto.

Si es que estamos en tiempos de nuevas ideas a la cual vista en otros estadios de las mayores porque no un area con el nombre que la organización tome y cree en el Marlins Park para honrar a sus figuras máximas. 

Una vez más con nuestro granito de arena a los Marlins de Miami porque no un pabellón más allá de nombres con una placa y retirado el número para la eternidad como hacen las otras 29 franquicias que componen el bésibol mayor. Es correcto. La única novena que no tiene, menos el mandatorio 42 de Jackie Robinson, un número retirado lo son los Marlins. 

Vale aclarar que los dos números que muchos entienden están retirados al presente no lo están. El número 5 que estuvo retirado en los tiempos de los Marlins de Florida fue regresado a juego cuando la transferencia a Miami. Ese número hoy día lo tiene el jugador del cuadro interior / guardabosque Jon Berti.

El  retiro del 16 de José Fernández que fue propuesto por la gerencia anterior nunca fue hecho oficialmente. Hoy día desde su partida en vida en el 2016 ningún jugador de los Marlins ha utilizado tal número en su uniforme.

En nuestra pizca de consejos de ser realidad un pabellón con números retirados nuestra propuesta para la primera clase lo son el 1 de Luis Castillo; el 19 de Mike Lowell; el 2 de Hanley Ramírez y restablecer la solicitud del 16 de José Fernández.

Marlins Latinos

Dos jugadores activos que si esto fuese real tal honor a inmediato futuro después de colgar sus spikes lo deben ser el 24 de Miguel Cabrera y el 27 de Giancarlo Stanton.

Para este designio la tarea no es facil por la infinidad de jugadores que han pasado por su franela. Los únicos en la historia del equipo que han sobrepasado 850 partidos acción en el diamante los son Luis Castillo, Lowell, Stanton, Hanley Ramírez, Jeff Conine y Alex González.

Muy cierto que a la hora de una encomienda como un pabellón de honor entre latinoamericanos va estar la discusión de heroes de Serie Mundial entre otros Liván Hernández, Edgar Renteria e Iván Rodríguez. 

El Pabellón de Honor de los Marlins de Miami debe ser ya. Nuestro voto lo tienen en sus manos en esta columna. El tiempo nos dirá.

Carlos Delgado: Nunca Olvidado Toletero de los Azulejos de Toronto y Puerto Rico

Carlos Delgado Toronto

Hace exactamente nueve años atrás para esta fecha del 13 de Abril escribiamos la siguiente nota encontrada en nuestro baul de reportajes.

A todo pelotero como se enuncia en el mundo teatral le llega su momento que cae el telón y esa hora le llegó a Carlos Delgado. En buen idioma beisbolero, tiempo de colgar el guante y los spikes. En conferencia de prensa celebrada en un hotel de San Juan de Puerto Rico, Delgado anunció su retiro definitivo de los diamantes debido a las complicaciones con lesiones que ha sufrido en los últimos años en ambas caderas.

Para muchos en su Isla del Encanto quedaba la esperanza que el veterano inicialista tuviese una temporada más en su resumé y pudiera demostrar que podía al menos jugar en el 2012. Más cuando estaba a solo 27 cuadrangulares para arribar a la gran marca de 500 en su carrera. Para esos muchos, Delgado era uno de los últimos boricuas de la gran década de los 90′ que sí hubiese estado saludable quien sabe sí hubiera tenido la oportunidad de estar algún día entre los grandes en Cooperstown.

De esa generación puertorriqueña Roberto Alomar será inmortalizado este verano en el gran pabellón del béisbol y muy seguramente lo será Iván “Pudge” Rodríguez cuando finalmente diga su último adiós. En el caso de Delgado desafortunadamente muchos de los escritores votantes buscarán los criterios de porque se quedó a pocos números de ser un salón de la fama.

El dos veces Todo Estrella cierra su carrera con .280 de promedio y es el líder entre los grandes liga de Puerto Rico en la historia con 473 cuadrangulares, 1,512 carreras impulsadas, 3,976 total de bases recorridas y 974 hits de extra-base en 17 temporadas en las Grandes Ligas jugadas con los Azulejos de Toronto, Marlins de Florida y los Mets de Nueva York. Además estuvo presente por su patria en los dos clasicos mundiales de béisbol.

Entre galardones y reconocimientos recibió el Premio Hank Aaron en el 2000; el Premio Roberto Clemente en el 2006 y fue tres veces seleccionado como Bate de Plata en la Liga Americana. En el 2000 fue seleccionado Jugador del Año por la publicación The Sporting News. 

Su hazaña más recordada será cuando en el 2003 conectó cuatro cuadrangulares en un partido con los Azulejos. Por cierto, esa campaña del 2003 fue líder en carreras impulsadas del circuito americano y terminó segundo en la votación para Más Valioso detrás del eventual ganador Alex Rodríguez

El tiempo le llegó a Delgado y que no falten los aplausos por una gran carrera.

Como comenzamos esta columna así fue escrita en el 2011. Hoy es hoy y Delgado todavia al presente es líder de todos los tiempos en un sín número de categorias ofensivas de los Azulejos de Toronto y es miembro de su exclusivo grupo del ‘Level of Excellence’ de tal franquicia canadiense. En tierra norteña también es un inmortal en el Salón de la Fama del Béisbol de Canadá. 

En su terruño propio entre otros espaldarazos a su carrera es miembro del Pabellón de la Fama del Deporte Puertorriqueño y el Pabellón de la Fama de la Serie del Caribe. 

En el béisbol de Puerto Rico fue coach de los equipos nacionales del 2013 y 2017 en el Clásico Mundial de Béisbol. 

Su nombre anda sonando nuevamente por suelo de los Azulejos a posiblemente ser el próximo jugador de esa organización en tener su número 25 retirado para la eternidad. En la actualidad los únicos dos peloteros de ese equipo que tienen sus números retirados lo son el también boricua Roberto Alomar y el que fuese lanzador Roy Halladay. Buen previo para que altas probabilidades el nombre de Delgado sea revisada su carrera por el Comité de Veteranos en el 2021 en vías para el Salón de la Fama. 

Por cierto, si bien leyó lesta columna los calendarios corrieron y hoy Iván Rodríguez está en el pabellón de los inmortales en Cooperstown como uno que no mencionamos en aquel entonces en la columna del retiro de Delgado el llamado “Mr. Mariner” Edgar Martínez.

Estamos en tiempo de revisitar la memoria de grandes. Más sobre Carlos Delgado el tiempo dirá.

Nueve Latinos en una Alineacion Posible en un Partido Grandes Ligas 2020

Miguel Rojas-Isan Diaz 2019 Marlins

En las últimas cuatro décadas hemos visto en ocasiones varias franquicias titubear con uno de los anhelos de muchos de los seguidores en América Latina del béisbol de las Grandes Ligas. Una alineación de un equipo en un mismo partido que sus nueve jugadores iniciales sean todos latinoamericanos.

En la Liga Americana durante el pasado decenio vimos en varias ocasiones ver en un sín número de ocasiones en el diamante a ocho latinoamericanos en un mismo momento. Puede que vivimos en otros tiempos donde ni los dirigentes están pendiente a ciertos detalles pero con uno más hubiese sido historia en las mayores.

En estos tiempos de incertidumbre nadie sabe si habrá campaña 2020 pero si fuese realidad mucho ojo con los Marlins de Miami. Puede que lo sepa o no el Dirigente Don Mattingly y hasta su propia gerencia pero en un determinado momento si es que todos hacen el roster es el conjunto con más posibilidades de inscribir a nueve en un mismo partido en una trajeta de ‘lineup’.

Si los Marlins en algún momento tuvieran en su roster a todos ese partido historico lo pudiese alinear Jorge Alfaro o Francisco Cervelli en la receptoria; Jesús Aguilar en la primera base; Isán Dían en segunda; Jonathan Villar en tercera y Miguel Rojas en el campo corto. En los jardines Harold Ramírez, Magneuris Sierra y el novato Jesús Sánchez. 

En la lomita en tal encomienda histórica pudiera ser escogido uno de sus abridores premier que son Sandy Alcantara, Pablo López o José Ureña.

En la Liga Americana a tan interesante lid el conjunto más cercano a tener ocho latinoamericanos en un mismo juego esta venidera temporada son los Medias Blancas de Chicago. Muy interesante situación para su Dirigente Rick Renteria quien de por si es de ascendencia latina pero en su actual roster le falta un latino más de posición defensiva para poder completar nueve en un terreno de juego.

Hace 50 años, un primero de septiembre de 1970, el Dirigente Danny Murtaugh de los Piratas de Pittsburgh hizo una alineación de nueve jugadores todos de minoría. Ese partido lo ganaron los Bucaneros y cuando le preguntaron sobre el suceso simplemente contestó “Puse los nueve Piratas de Pittsburgh con los que tenía la oportunidad de ganar esta noche”.

Quien sabe si los Marlins de Miami son próximos en hacer historia. No es que se llamaron el Equipo de las Américas desde 1993 cuando se originaron como franquicia. Fantasia quien sabe pero puede ser real nueve latinos en un diamante. El tiempo dirá.