Tagged: mets

Latinos en Ambas Franquicias en la Historia con los Mets y Yankees de Nueva York

Sí hay una rivalidad que hechiza a los aficionados del deporte de la pelota, guante y el bate mayor es la confrontación entre los Mets y los Yankees. Y ni hablar en el propio Nueva York. Los Metropolitanos de Queens contra los Bombarderos del Bronx. 

Bien se puede apuntar que tal emulación viene de más atrás de nuestros días. Aquellas entre Yankees, Dodgers y Gigantes, pero bien retocando a la historia fue en 1958 la movida de los Esquivadores y Gigantes a California para ser los presentes Los Ángeles y San Francisco.

Por un tiempo los Yankees estuvieron solitos entre 1958 a 1961 en Manhattan. En ese tiempo fueron a tres Clásicos de Octubre de los cuales fueron reyes en dos ocasiones. Hasta que los Mets nacieron en 1962 como parte de la primera expansión en la historia de la Liga Nacional. 

El entusiasmo regreso en grande en La Gran Manzana hasta el presente donde muchos siguen a los de camisola azul y naranja y otros a los tradicionales rayados.

La rivalidad finalmente llego a su cúspide cuando finalmente chocaron en el 2000 en Serie Mundial. Clásico en el cual los Yankees se quedaron en aquella ocasión con la corona de campeones y en aquel instante estaban en una seguidilla de tres campeonatos mundiales.

Hoy es hoy y como cada temporada la crónica entre ambos rivales es una siempre a seguir. Mientras la temporada corre ojo con ambos conjuntos. Cierto, falta mucha pelota por jugar, pero ambos son de marqués en este 2022 de quien sabe de verse las caras por segunda vez en la historia en Serie Mundial.

En este mientras, para los amantes de la historia o simples amantes de la historia hay un buen corro de jugadores que han vestido ambas franelas en sus carreras. En esta columna aquí encontraran los latinoamericanos de nacimiento o ascendencia que han jugado con ambas franquicias. Quién sabe cuantos más en el futuro se unirán a este listado. Mientras desde 1962 al 2021 ellos son:

Jugador Mets / Yankees

Bobby Abreu 2014 / 2006-2008

Juan Acevedo 1997 / 2003

Santos Alomar Sr. 1967 / 1974-1976

Luis Avilán 2019 / 2020

Luis Ayala 2008 / 2011

Carlos Beltrán 2005-2011 / 2014-2016

Armando Benítez 1999-2003 / 2003

Angel Berroa 2009 / 2009

Dellin Betances 2020-2021 / 2011, 2013-2019

Miguel Cairo 2005 / 2004, 2006-2007

John Candelaria 1987 / 1988-1989

Robinson Canó 2019-2020 / 2005-2013

Alberto Castillo 1995-1998 / 2002

Bartolo Colón 2014-2016 / 2011

Wilson Delgado 2004 / 2000

Octavio Dotel 1999 / 2006

Alvaro Espinoza 1996 / 1988-1991

Tony Fernández 1993 / 1995

Karim García 2004 / 2002-2003

Adeiny Hechavarria 2019 / 2018

Félix Heredia 2005 / 2003-2004

Orlando Hernández 2006-2007 / 1998-2002, 2004

Ricky Ledée 2006-2007 / 1998-2000

Josias Manzanillo 1993-1995, 1999 / 1995

Gustavo Molina 2008 2011

Eduardo Nuñez 2020 / 2010-2013

Juan Padilla 2005 / 2004

Rey Sánchez 2003 / 1997, 2005

Rafael Santana 1984-1987 / 1988

Raúl Valdes 2010 / 2011

José Vizcaíno 1994-1996 / 2000

Francisco Lindor y Edwin Diaz: Baluartes en Ruta de Honor de Puerto Rico

La temporada corre a casi tres cuartas de su calendario y en estos momentos que se van definiendo los nenes de los hombres bien hay que acentuar la gran campaña que llevan al instante los puertorriqueños Francisco Lindor y Edwin Díaz.

Los ambos boricuas de los Metropolitanos de Nueva York ambos van en pos de grandes contribuyentes a llevar bien lejos en el otoño a su escuadra de Queens en el circuito nacional  e individualmente en vía de posibles honores y reconocimientos en esta temporada de las mayores.

Francisco Lindor como apuntado por su propio manda más Buck Showalter va a buen ritmo y demostrando lo que se esperaba de el de su talento. Después del Juego de Estrellas celebrado en Los Angeles su madero ha estado ardiente. Al momento de escribir esta columna, batea para poder y lleva una gran racha de ocasiones en base y anotando carrera. Hasta se ha establecido como líder en estos días en varias categorías ofensivas como campo corto en la crónica de los Mets. 

Lindor al ritmo que lleva es digno candidato al premio de Regreso del Año en la Liga Nacional. En la historia de este galardón ningún puertorriqueño ha sido reconocido con tal. También va a buen ritmo de su primer Bate de Plata en el circuito americano que seria su tercero en su carrera.

Por otro lado, azúcar pura Edwin Díaz. El relevista borincano en su septima campaña en su carrera esta poniendo actuaciones y números desde la lomita que muchos andan chachareando posible candidatura para Jugador Más Valioso y Cy Young de la Liga Nacional. Las trompetas suenan que si continua su ritmo numérico podría estar siendo considerado el lanzador número 11 en la historia con tal dos honores en una misma temporada. Nadie olvide que su compatriota puertorriqueño Guillermo Hernández obtuvo ambos honores en la temporada campeonil en 1985 con sus Tigres de Detroit.

Díaz a tal anda actualmente en buena carrera para su primer reconocimiento de Relevista del Año de la Liga Nacional. Para el “Sugar” seria su segundo en su carrera. Fue reconocido como Relevista del Año en el 2018 en aquel entonces en la camisa de los Marineros de Seattle.

Falta pelota por jugar. Enhorabuena el gran regreso en este 2022 visto de Francisco Lindor y Edwin Díaz. Que sean muchos, muchos más triunfos. El tiempo dirá.

Los Latinos en Bateo Para El Ciclo en la Historia de las Grandes Ligas

Este pasado lunes el venezolano Eduardo Escobar de los Mets de Nueva York conectó para el llamado ciclo de bateo en partido frente a los Padres de San Diego.

El infielder de los de la novena de Queens se posicionó como el quinto en la historia de tierra bolivariana en las mayores en lograr tal lid.

Enhorabuena para Eduardo y se une a un buen grupo de latinoamericanos sea de nacimiento o ascendencia de lograr el ciclo de bateo. En viaje en el tiempo nos remontamos en este escrito para recordar todos aquellos desde el salón de la fama Rod Carew hasta hoy día con tal logro y ellos son:

Rod Carew, Gemelos de Minnesota, 20 de Mayo, 1970

Cesar Cedeño, Astros de Houston, 2 de Agosto, 1972

Cesar Tovar, Gemelos de Minnesota, 19 de Septiembre, 1972

Cesar Cedeño, Astros de Houston, 9 de Agosto, 1976

Iván de Jesús, Cachorros de Chicago, 22 de Abril, 1980

Candido Maldonado, Gigantes de San Francisco, 4 de Mayo, 1987

Andujar Cedeño, Astros de Houston, 25 de Agosto,1992

Tony Fernández, Yankees de Nueva York, 3 de Septiembre, 1995

John Valentín, Medias Rojas de Boston, 6 de Junio, 1996

Alex Rodríguez, Marineros de Seattle, 5 de Junio, 1997

Neifi Pérez, Rockies de Colorado, 25 de Julio, 1998

Tony Valentín, Medias Blancas de Chicago, 27 de Abril, 2000

Miguel Tejada, Atléticos de Oakland, 29 de Septiembre, 2001

Vladimir Guerrero, Expos de Montreal, 14 de Septiembre, 2003

José Reyes, Mets de Nueva York, 21 de Junio, 2006

Carlos Guillén, Tigres de Detroit, 1 de Agosto, 2006

Carlos Gómez, Gemelos de Minnesota, 7 de Mayo, 2008

Cristian Guzmán, Nacionales de Washington, 28 de Agosto, 2008

Adrian Beltré, Marineros de Seattle, 1 de Septiembre, 2008

Melky Cabrera, Yankees de Nueva York, 2 de Agosto, 2009

Felix Pié, Orioles de Baltimore, 14 de Agosto, 2009

Bengie Molina, Rangers de Texas, 16 de Julio, 2010

Carlos González, Rockies de Colorado, 31 de Julio, 2010

Pablo Sandoval, Gigantes de San Francisco, 15 de Septiembre, 2011

Adrian Beltré, Rangers de Texas, 24 de Agosto, 2012

Alexis Rios, Rangers de Texas, 23 de Septiembre, 2013

Adrian Beltré, Rangers de Texas, 3 de Agosto, 2015

Carlos Gómez, Rangers de Texas, 29 de Abril, 2017

Nolan Arenado, Rockies de Colorado, 18 de Junio, 2017

José Abreu, Medias Blancas de Chicago, 9 de Septiembre, 2017

Jorge Polanco, Gemelos de Minnesota, 5 de Abril, 2019

Jonathan Villar, Orioles de Baltimore, 5 de Agosto, 2019

Eddie Rosario, Bravos de Atlanta, 19 de Septiembre, 2021

Eduardo Escobar, Mets de Nueva York, 6 de Junio, 2022

Los Grandes Latinos 60 Aniversario de los Mets de Nueva York

Desde que en 1962 Elio Chacón y Félix Mantilla fueron los primeros estar en la alineación en el año inaugural en la franela de los Mets de Nueva York muchos latinoamericanos de nacimiento o ascendencia han jugado en las huestes de Queens

En 60 almanaques por la camisa de los Mets han pasado una gran cantidad de peloteros latinoamericanos entre tantos de Colombia, Cuba, Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela, México, Panamá y Nicaragua. 

Entre latinoamericanos toda la atención al presente es que será en este 2022 su super estrella Francisco Lindor. Mucho miramiento también estarán a lo largo de toda la campaña en los veteranos Robinson Canó y Starling Marte. 

En cuanto a brazos en la Ciudad de La Gran Manzana hay muchas esperanzas en ver a un gran Edwin “Sugar” Díaz. Los “fans” de los Mets esperan ver este año aquel grande que llegó con tantas loas desde los adeptos de los Marineros de Seattle.

Es comienzo de campaña y es buen instante viajar por 60 años cuales han pasado muchos grandes como Metropolitanos.

Para no olvidar aquí lo mejor de lo mejor que han pasado por sus rosters y porque no a nuestra consideración esa alineación de sangre latina de 60 Aniversario en la historia de los Mets de Nueva York y ellos son:

C- Adalberto “Junior” Ortíz

1B-Carlos Delgado

2B-Félix Millán

3B-Edgardo Alfonzo

SS-José Reyes

OF-Carlos Beltrán

OF-Bobby Bonilla

OF-Angel Págan

LA-Pedro Martínez

LC-Armando Benítez

Francisco Lindor y Sus Jonrones Para la Historia en las Grandes Ligas

Este pasado Domingo en el Estadio Citi Field el campo corto puertorriqueño Francisco Lindor tuvo uno de esos partidos que se puede llamar de ensueño en su carrera en las mayores. Mucho se puede chacharear o escribir en su nuevo uniforme en Queens pero ciertamente el boricua necesitaba un juego como el que tuvo contra los Yankees de Nueva York.

Lindor conectó tres cuadrangulares en partido sobre los Bombarderos del Bronx que no solo le dieron la victoria esa noche a sus Mets sino que su novena ganó la serie de tres juegos durante el fin de semana de conmemoración de recordación del 11 de Septiembre. Uno muy, muy especial en la Ciudad de La Gran Manzana.

Para los seguidores del béisbol pocos han asentado que su noche fue una histórica para su resumé en las ligas mayores. En su séptima campaña en su carrera fue su primera ocasión que conecta tres bambinazos en un mismo partido y su tercera ocasión que conecta de jonrón de ambos lados del plato. Dos de ellos fueron a la zurda y uno a la derecha.

Por cierto, el líder puertorriqueño con más jonrones a ambos lados del plato en un juego lo es Carlos Beltrán. Por otro lado, el más con partidos de tres cuadrangulares en uno mismo lo es Carlos Delgado. Dos grandes fueron una vez en la crónica de los Mets de Nueva York.

Para los amantes del deporte del guante y el bate o simples curiosos aquí les ofrecemos los boricuas sean de nacimiento o ascendencia con tres jonrones en un juego y aquellos con cuadrangulares ambos lados del plato en un mismo partido.

Más triunfos de Francisco Lindor eso el tiempo nos lo dirá.

Boricuas Con Jonrones de Ambos Lados del Plato en un partido:

Carlos Beltrán (12); Bernie Williams (8); Jorge Posada (8); Rubén Sierra (6); Roberto Alomar (6); Bobby Bonilla (6); José Valentín (4); Francisco Lindor (3); Melvin Nieves (2); José Cruz Jr. (2); Tony Bernazard; Carlos Baerga; Luis Alicea; Raul Casanova; José Vidro; Alex Cintrón; Javier Valentín; Felipe López, Kennys Vargas; Victor Caratini

Boricuas Con Tres Jonrones en un partido: 

Carlos Delgado (5), Juan González (3), Roberto Clemente (2) José Valentín (2), Edgar Martínez (2), Eddie Rosario (2), Orlando Cepeda, Otoniel Vélez, Juan José Beníquez, Von Hayes, Danny Tartabull, Carlos Baerga, John Valentín, Benito Santiago, Roberto Alomar, Iván Rodríguez, Mike Lowell, Carlos Beltrán, Nolan Arenado, George Springer, Francisco Lindor

El Beisbol y el 11 de Septiembre Nunca Olvidado

A todos nos pasa que hay momentos que no importa el pasar de los años se nos han quedado grabado en nuestra mente a lo largo de nuestras vidas. Hay muchos de esos que como un ‘flash’ inmediato viene a la memoria ese lugar e instante que vivimos en un instante.

Hay estampas que no importa el pasar de los calendarios por esas cosas de la vida no se nos relega nunca. El día, 11 de Septiembre del 2001.

Veinte años atrás ese día los Estados Unidos de América sufrió el peor ataque terrorista de su historia. Aviones que ultimaron en la destrucción de las Torres Gemelas del World Trade Center en la ciudad de Nueva York y parte del Pentágono en la ciudad capital de Washington. Todos producto por aviones de pasajeros que fueron secuestrados. Otros murieron en un avión que se estrelló en un campo de Pennsylvania que hoy se evidencia su intención era estrellarse contra el Capitolio federal en el Distrito de Columbia. Un día aterrador que ciertamente para muchos ese día sus planes cambiaron drásticamente. 

Cada cual con su recuerdo del 11 de Septiembre veinte después. Como residente de la Ciudad del Sol y cronista de los Marlins de Florida ese día era para noche de guante y bate en el Pro Player Stadium. Los Marlins dirigidos por Tany Pérez recibían la visita de los Expos de Montreal. El conjunto floridiano estaba ya fuera de contienda en cuarto lugar en su banderín del este en el circuito nacional. Solamente era jugar las últimas tres semanas del itinerario regular. Pelota no se jugó.

Hoy es hoy y ciertamente si volvemos a visitar aquel entonces quedo a un lado el deporte pero justo y necesario la vida volvió a su ruta con todavía no olvidadas  aquellas icónicas imágenes del primer partido en la ciudad de Nueva York donde los Mets recibían la visita de los Bravos de Atlanta día. Seis días tomó que el béisbol mayor regresará a acción después que por solo tercera ocasión en la historia las Grandes Ligas tuviese que cancelar partidos por un evento en especifico. Sus dos anteriores fueron por la primera y segunda guerras mundiales. Por un pedido del Presidente George W. Bush se reanudó la acción en los diamantes.

En el caso de los Marlins regresaron a juego en Montreal y recordamos que ese partido frente a los Expos en terruño canadiense obtuvo la victoria el boricua Ricky Bones. Después el calendario tomo su camino y quedan en la memoria aquellas para no olvidar como aquel corrido de Sammy Sosa con una bandera de los Estados Unidos en el primer partido de sus Cachorros celebrado en Wrigley Field en Chicago frente a los Astros de Houston.

Entre memorias de esa novena era el comienzo de muchas buenas con cuadro interior compuesto por Derek Lee, Luis Castillo, Mike Lowell y Alex González. Entre lanzadores justo una semana antes del día 11 había debutado frente a los Cachorros de Chicago uno a ser grande más adelante para esa franquicia. El lanzador Josh Beckett. Dos años después todos grandes piezas del reinado mundial de los Marlins del 2003.

No fue hasta finales del mes de Octubre que muchas penas se disiparon un poco sobretodo en la sufrida Ciudad de la Gran Manzana. Sus Yankees de Nueva York llegaron hasta la Serie Mundial pero cayeron en uno de esos majestuosos clásicos en el séptimo partido ante los eventuales monarcas Cascabeles de Arizona.

Las causas y efectos de aquel día todavía conviven con nosotros. En cuanto al béisbol este fue una vez más antídoto de un momento difícil que heridas existen. El 11 de Septiembre será como pedido por muchos sea un feriado de honor. Más el tiempo nos dirá.

Javier Baez y Francisco Lindor: La Pareja Realidad de los Mets de Nueva York

No hay apunte y chachareo a estas fechas que la pareja de jugadores más a seguir esta temporada 2021 es el duo de Francisco Lindor y Javier Báez con los Mets de Nueva York. Como esas que se crean en el basket de la NBA y el football de la NFL es como un sueño realizado el junte de ambos super estrellas en las huestes en Queens.

Desde que los runrunes de cambio por parte de los Cachorros de la Ciudad de los Vientos sopló por todos lados fue que se acentuó la posibilidad del llamado “El Mago” a los Metropolitanos de la Gran Manzana. El propio Báez en entrevistas radiales en Chicago y Nueva York dejo saber su preferencia deseada de jugar junto a Lindor.

Hoy es hoy y a saber cuando Lindor regrese a juego cuan será el quehacer real de este dueto con los Mets. Pareja más allá que boricua que le acentúa a su Dirigente Luis Rojas el poder latinoamericano ante su fanaticada newyorquina.

Por otro lado en el propio Borinquén de ambos es uno de esos tándem de ensueño. Aunque visto y escuchado por muchos es un dúo que no importa nacionalidad tiene grandes expectativas de ser vistos juntos en el diamante como combinación de segunda base y campo corto.

El par de Javy Báez y Lindor eso el tiempo nos lo dirá. Mientras, en este momento damos un viaje por grandes parejas de Puerto Rico desde la década de los 80’ que dieron mucho que hablar y escribir en su instante en el deporte del guante y el bate mayor. 

Para recordar aquí ofrecemos esas que fueron muy seguidas y ellas son:

José Cruz-Dickie Thon; Astros de Houston (1981-1987)

Bernie Williams-Jorge Posada; Yankees de Nueva York (1995-2006)

Juan González-Rubén Sierra; Rangers de Texas (1989-1992)

Juan González-Iván Rodríguez; Rangers de Texas (1991-1999)

Roberto Alomar-Santos Alomar Jr.; Padres de San Diego / Indios de Cleveland (1988-1989) / (2000)

Roberto Alomar-Juan González; Indios de Cleveland (2001)

Carlos Delgado-José Cruz Jr.; Azulejos de Toronto (1997-2002)

Carlos Delgado-Mike Lowell; Marlins de Florida (2005)

Carlos Delgado-Carlos Beltrán; Mets de New York (2006-2009)

Francisco Lindor-Roberto Pérez; Indios de Cleveland (2015-2020)

Francisco Lindor-Javier Báez; Mets de Nueva York (2021 ?)

Francisco Lindor: La Nueva Gran Cara Boricua de los Mets de Nueva York

Se acabaron los rumores. Se terminó la hablilla. Francisco Lindor puede volver a sonreír. Su cariño por la ciudad Cleveland en el fondo de su corazón es enorme pero la afición en el uniforme de los Indios venia con cotilleos de divorcio. Hoy su amor junto al lanzador venezolano Carlos Carrasco esta en La Gran Manzana y será a partir de esta venidera campaña que su querer estará en la camisola de los Mets de Nueva York.

En la historia un poco más de 60 de sangre boricua han vestido en Queens el uniforme de los Metropolitanos. En estos 2000 esta llegada de Francisco Lindor estará haciendo memoria para muchos ‘fans’ de plasma borincana cada uno en sus momentos fue la llegada entre otros de Roberto Alomar, Carlos Beltrán y Carlos Delgado.

Un jugador de impacto con su guante y bate que le da a su franquicia un toque de poder chacharear esta venidera campaña de postemporada. Para repasar Lindor llega al Citi Field en Nueva York con un resumé entre honores de cuatro Juego de Estrellas; dos Bate de Plata; dos Guante de Oro y un Bate de Platino.

En seis temporadas con los de la tribu del Chief Wahoo en cuatro de ellas fue considerado para Jugador Más Valioso de la Liga Americana y nadie olvide que en su año de debutante arribó en votos segundo para Novato del Año de su circuito americano detrás de su compatriota Carlos Correa de los Astros de Houston.

Para los amantes de los números ofensivos llega con .285 de bateo, 191 dobles, 138 cuadrangulares con 411 carreras impulsadas.

Para el propio “Paquito” como muchos le apodan no solamente es un nuevo comenzar en su carrera en el diamante sino puede ser para su bolsillo. No hay quien no este de acuerdo que Lindor es considerado por muchos el próximo jugador para un gran contrato de $300 millones en las mayores y bien la billetera de su actual propietario de demostrarlo en el terreno las tiene todas consigo para tal rubrica monetaria.

Falta tiempo en el calendario para la nueva temporada. Enhorabuena quietud y tranquilidad mental después de tantos runrunes por la gerencia de Cleveland. Para Francisco Lindor es un nuevo comienzo y bien estaremos pendientes de sus nuevos triunfos. Interesante para los ‘fans’ borincanos de estar con su pana Edwin “Sugar’ Díaz.

Por cierto, buena pregunta si la llegada de Francisco Lindor coqueteara a sus vecinos  Yankees traer un boricua que desde entre otros Jorge Posada y Bernie Williams no se ven desde hace mucho tiempo en las huestes del Bronx. Nuevamente, enhorabuena Lindor es un Mets de Nueva York. Sus triunfos el tiempo nos lo dirá. 

Bobby Bonilla: El Hombre del Primero de Julio Grande de Puerto Rico

Bobby Bonilla

El poder de las redes sociales combinado con la ausencia de béisbol quien pensó que un
ex- pelotero como dicen hoy día iba romper un primero de Julio el internet. Ese se llama Bobby Bonilla.

Para muchos ‘Bobby Bo’ es ese pelotero que todavía cobra un cheque de $1.19 millones de los Mets de Nueva York y seguirá colectando anualmente por 15 años más. Para refrescar la memoria, Bonilla llegó en 1999 a un acuerdo financiero con la gerencia de los Metropolitanos cuando lo dejaron ir como agente libre. En aquel momento la deuda que tenían con el era de $5.9 millones y pidió fuera diferida hasta el 2035. A la cantidad adeudada Bonilla fue más allá en su negociación que ademas de lo adeudado le tenían que sumar anualmente un interés de 8% por costo de vida.

Para unos el mejor contrato firmado por un pelotero en los últimos treinta años y para otro el más ridículo dado por una organización. Cada cual con su opinión pero hay que respetar que por un lado aseguró muy bien el resto de su vida y por otro lado abrió puerta a muchos contratos de forma diferida que todavía se le pagan a otros que hace mucho tiempo también están fuera de los diamantes.

Lo que nadie cuestiona es porque tanto billete. Muchos han olvidado más allá de su hoy gran pago su tajo en los diamantes.

En nuestra andanza encontramos de 1989 una columna vuestra escrita para El Vocero de Puerto Rico si era el año que dos jóvenes que cautivaban a Puerto Rico entero tenían el chance de ser algún día Jugador Más Valioso en las mayores. En la columna nos referíamos en la Liga Americana a Rubén Sierra y en el circuito nacional a Bobby Bonilla.

Bonilla, quien lo conocíamos de jugar en la liga invernal con San Juan y Mayaguez, siempre nos dejo saber su gran querer de su sangre boricua y su deseo de llegar lejos en las mayores. Para 1988 jugando a tiempo completo con los Piratas de Pittsburgh el nacido en el Bronx no solo se convertía en una luminaria en la ciudad acerera sino también en todo el béisbol mayor.

En innumerables entrevistas Bonilla siempre dejó saber que la gran mayoría de sus éxitos eran gracias a “su papá” Jim Leyland. Ciertamente sin entrar en detalles en esta columna, Bonilla tuvo sus mejores años con los Bucaneros bajo su querido manda más. 

Bonilla entre 1988 a 1991 fue cuatro veces Todo Estrella, tres veces Jugador del Mes y tres veces Bate de Plata. Más, en cada campaña recibió votos para Jugador Más Valioso. Sus dos más cercanos a tan gran honor fue en 1990 que llegó segundo detrás de su compañero y gran amigo de equipo Barry Bonds y en 1991 arribó tercero en la votación.

Al final de la temporada 1991 Bonilla entendía que debía ser mejor pago y no tenia que demostrarle más a los Piratas. Ese invierno dio el gran batazo al lanzamiento de los Mets al convertirlo en aquel entonces el mejor jugador pago en toda las Grandes Ligas con un contrato de $29 millones por cinco años. Su promedio salarial de $5.8 millones se convertía en aquel entonces uno inimaginable como cifra ‘record’.

Para refrescar la memoria, en aquel entonces el mejor pago promedio lo era los $5.3 millones de Roger Clemens con los Medias Rojas de Boston y el mejor contrato global lo era de $23.5 millones de José Canseco con los Atléticos de Oakland. En una travesía al tiempo Bonilla era el hombre del momento. Piénselo, al presente José Altuve, Miguel Cabrera, Manny Machado, Nolan Arenado y Albert Pujols ganan sobre $29 millones en una temporada.

En viaje raudo por el tiempo Bonilla no fue el mismo con los Mets y en 1995 a mediados de temporada fue canjeado a los Orioles de Baltimore. Con los Orioles su estadía fue de una campaña y a finales de ese 1996 tomo rumbo para jugar con los Marlins de Florida.

Nunca olvidamos cuando Bonilla dejo saber una y otra vez que su razón de jugar con Florida era meramente volver a jugar para Jim Leyland y dar lo mejor de si para obtenerle a su estimado dirigente el campeonato que nunca obtuvo en la franela de Pittsburgh. La historia nos dicta que un jonrón suyo en el séptimo y decisivo partido frente a los Indios de Cleveland en la Serie Mundial de 1997 cambió el juego y los Marlins de Florida eventualmente ganaron el partido y obtuvieron su primer campeonato mundial en su historia.

Para Bobby Bonilla fue su única sortija campeonil en Clásico de Otoño. En 1998 fue canjeado por los Marlins a los Dodgers de Los Angeles y después de varios equipos en el 2001 colgó sus ‘spikes’ vistiendo la franela de los Cardenales de San Luis. Su carrera de 16 temporadas cerró con .279 de promedio, 287 jonrones con 1,173 carreras impulsadas. 

Hoy es hoy y en aquella época cuando ni se soñaba con los “dream team” siempre apuntaba que la primera base de ese conjunto de Puerto Rico si podía ser realidad tenia que ser Bobby Bonilla. Precisamente su nombre lo rubrique en columnas de la época para publicaciones en Puerto Rico y los Estados Unidos de aquel sueño que no fue que para los Juegos Olímpicos de 1992 de Barcelona jugaran los grandes ligas.

En la ciudad de Pittsburgh ni en Miami sus asiduos nunca lo han olvidado. Fueron en ambas ciudades sus mayores triunfos en el terreno. En el presente es más recordado por su maña financiera que por cierto para los curiosos de los billetes el acuerdo de los Mets no es el único. No hay “Día de Julio Primero de Bobby Bonilla” pero de su estadía con los Orioles de Baltimore recibe también un cheque de $500 mil anualmente que se extiende hasta el 2029.

Bobby Bonilla siempre recordado debería ser por su faena en el terreno de juego y al menos cada primero de Julio su nombre será noticia como quien una vez fue el mejor pago en todas las Grandes Ligas.

Es Tiempo Para Cambios de Postemporada en las Grandes Ligas

Correa Soto

Tiempos de cambio y porque no en el béisbol mayor. Puede que los llamados puristas no estén muy de acuerdo con trocar el actual sistema de postemporada pero parece que muchos han olvidado el sin número de modificaciones hechas a través de los calendarios.

Muchos se anda escribiendo y hablando de lo que pudiese ser la campaña 2020 y si todavía se realiza muchos ojos están en si se implementan novedades a un nuevo sistema de via a la post-temporada sea uno viable que se quede para el futuro.

Puede que mucho hayan olvidado pero hasta 1968 llegaban a la Serie Mundial los conjuntos que ganaban la Liga Americana y Liga Nacional. Era ganar el banderín de su circuito, punto y se acabó. Esa última campaña jugada así los Tigres de Detroit fueron los campeones mundiales en victoria en siete partidos sobre los Cardenales de San Luis.

En 1969 con la expansión de equipos llegó el primer cambio segmentándose cada liga en división este y división oeste. Ese año por vez primera se conocieron las Series de Campeonato de Liga antes de la Serie Mundial y en la ruta los llamados “Miracle Mets” de Nueva York fueron los primeros campeones mundiales.

Así fue hasta 1993. El equipo que ganara cada división era el que pasaba a la serie de campeonato y cada vencedor pasaba al Clásico de Octubre. En los 90’ muchos comenzaron a argumentar que en muchos casos se veían temporadas donde unas divisiones eran más fuertes que otras y para competir con otras ligas profesionales de otros deportes se deberían expandir las series post-temporada.

En 1993 los Azulejos de Toronto fueron los últimos campeones mundiales bajo aquel sistema con aquel famoso jonrón de Joe Carter en el sexto juego frente a los Phillies de Philadelphia.

En 1994 la temporada comenzó con un nuevo esquema de tres divisiones por liga como hoy día pero la misma no se completó a causa del paro laboral por los peloteros. En 1995 fue que se vio el nuevo método que no solo pasaba a la postemporada los que ganaban los gallardetes de su división sino también era nuevo en el deporte del guante y el bate mayor el concepto del “wild card”. Aquel conjunto que tuviese la mejor marca en su circuito pero que no ganará el banderín de su división.

Según la nueva regla ese “wild card’ jugaba frente a la novena con mejor marca en su liga y así se creó un nuevo escalón que son la Series de División de liga. Ese 1995 los Bravos de Atlanta fueron los campeones mundiales en lo que algunos críticos decían que era una muy larga ruta. 

Muchos no estuvieron de acuerdo con el concepto del “wild card” hasta que dos años más tarde en 1997 los Marlins de Florida se convirtieron en el primer rey de las mayores llegando a post-temporada como “wild card”. Por cierto, la organización de los Marlins sus dos campeonatos mundiales en su historia han sido a través de la senda del “wild card”.

En el 2013 buscando una vez más competir con la NBA de baloncesto y la NFL del football americano se expandió la post-temporada a dos equipos de “wild card” y se creó lo que se llama el juego de muerte súbita entre ambos conjuntos y el ganador pasa a la serie divisional en su liga.

Ese sistema es el vigente y quien mejor que los actuales monarcas Nacionales de Washington pueden decir que aunque el camino es largo vale la pena. Los “Nats” llegaron a la post-temporada como uno de los “wild card” y fueron sacando de carrera en su liga a los Cerveceros de Milwaukee, Dodgers de Los Angeles y los Cardenales de San Luis. Después en la Serie Mundial a los Astros de Houston y el resto es historia.

Hoy es hoy y se juegue o no en el 2020 muchos deseos hay de expansión de las series post-temporada. La más que suena es que los “wild card” jueguen más de uno y en vez sea una serie de máximo tres partidos. Otra idea que se viene cocinando es que se expanda a cuatro los equipos “wild card”.

En esta última premisa mucho de la discusión es como se va recortar la temporada regular para dar lugar a una extensión de series post-temporada. Muchos fanáticos entienden que una campaña de 162 partidos es muy larga y porque no hacer un canje para acoger nuevos tiempos.

Si viajáramos al antiguo sistema de 1968 la Serie Mundial del 2019 hubiese sido los Dodgers de Los Angeles contra los Yankees de Nueva York. Nadie olvide Houston en aquella época pertenecía a la Liga Nacional. Por otro lado, si fuese lo que se anda debatiendo de extensión quien sabe hubiese sido el campeón tomando en cuenta la pasada temporada. En la Liga Americana hubiesen llegado también a post-temporada los Indios de Cleveland y los Medias Rojas de Boston. En la Nacional de “wild card’ hubiesen sido también de post-temporada los Mets de Nueva York y los Cascabeles de Arizona.

Los que siguen la NBA, la NFL y el hockey de la NHL bien saben el entusiasmo que existe cuando llega la postemporada. Esa sensación muchos asiduos de la pelota la vienen buscando desde hace tiempo. El entusiasmo está pero los cambios solo lo pueden producir los que pueden. Veremos que el tiempo dirá.