Tagged: pirates

Roberto Clemente: Regreso de 50 Años a la Serie Mundial 1971

Este fin de semana el PNC Park se viste de gala con una magna celebración del 50 aniversario de aquel conjunto Bucanero que fue campeón de Serie Mundial. En 1971 no muchos esperaban que la tropa acerera de Danny Murtaugh fuese el rey del béisbol mayor y  muchos descreídos pensaron que el jugador que es sinónimo de ese Clásico de Otoño lo seria Roberto Clemente.

En la campaña del 71’ los amplios favoritos a ser monarcas del béisbol era la franquicia de Baltimore. Los Orioles en 1969 perdieron en la Serie Mundial contra los llamados “Miracle Mets” de Nueva York y al año siguiente vinieron por sus fueros conquistando el título mundial frente a los Rojos de Cincinnati. La novena Oriol tenia lo que se le dice un trabuco que muchos entendían las tenía todas consigo para ser los primeros en repetir como campeones mundiales desde los Yankees de Nueva York de 1961 y 1962.

Nadie olvide en 1960 fueron los Piratas que dejaron parados en el terreno a los Bombarderos del Bronx en el Forbes Field con un jonrón de Bill Mazeroski en la novena entrada de cierre en el séptimo y decisivo partido.

Una década más tarde los Piratas eran ese equipo que todo el mundo beisbolero sabia que tenia el talento necesario pero había dudas si finalmente podían catapultar aquellos 11 años sin conocer Serie Mundial.

Roberto Clemente era esa gran estrella que por sin número de razones en esos llamados listados no estaba en el tope como debía ser. Un Todo Estrella año tras año, cuatro campeonatos de bateo y “MVP” de su circuito en 1966 pero no siempre era el primero a mencionar.  

Su personalidad con la prensa sobre todo con la local de Pittsburgh no era de su mayor favor y no importando las cubiertas que le daba entre otros Baseball Digest y The Sporting News no fue hasta esa serie mundial que se convirtió en el favorito de tantos.

Los Bucaneros esa temporada ganaron su banderín del este con 97 victorias. Una campaña que realmente fue de aportación de muchos pero el que más despuntó lo fue en aquel entonces joven Willie Stargell. Stargell hasta llegó segundo en la votación para Jugador Más Valioso de la Liga Nacional y siempre en entrevistas dejo saber que mucho de sus triunfos con el bate fue por los consejos de Clemente. Para no olvidar, Clemente esa temporada llegó quinto en la votación para Más Valioso de su liga que ese año lo fue Joe Torre de los Cardenales de San Luis.

En viaje al tiempo los Piratas en su arranque de postemporada sacaron de paso a los Gigantes de San Francisco. En esa Serie de Campeonato de la Liga Nacional si hubiese existido para aquellas fechas el premio de Jugador Más Valioso para tal concurso muy probablemente hubiera también sido propiedad de Clemente.

Roberto Clemente definitivamente fue e hizo su espectáculo ese clásico otoñal frente a los Orioles de Baltimore. Un muy veterano a su primera Serie Mundial en 1960. Sus jugadas defensivas y con su bate al son de .414 de promedio tal como en la Serie de 1960 en cada partido jugado que vio acción bateó limpiamente. Claro esta el destaque para la historia fue su jonronazo en el séptimo y decisivo partido que le conectó un ‘screwball’ a Miguel Cuellar que definió su legado para la crónica de los tiempos.

Un lanzamiento en compartir hace muchos años atrás en Miami que Cuellar (QEPD) nos dejo saber que nunca olvido la recta que debió tirar que no lanzo y Clemente se la sacó fuera con un enorme batazo que el resto es historia.

Por cierto, nadie olvide que el otro gran héroe de ese séptimo partido muchos recuerdan el gran picheo de Steve Blass pero algunos han borrado que el otro grande con el bate lo fue José Antonio Pagán. También fue una serie que fue enorme para el hermano de corazón de Clemente el siempre sonriente Manny Sanguillén. 

Vale apuntar que ese equipo de 1971 ya se había anotado antes de la postemporada en los libros de historia. El primero de Septiembre de esa campaña los Piratas se convertirían en el primer equipo en la historia en poner en el diamante a nueve jugadores de dis minoría solamente latinos y negros en un partido frente a los Phillies de Philadelphia. Hay que señalar que aquel gran momento se convirtió con el tiempo en una medida de talento que hizo cambiar a muchas franquicias después en esa década de los 70’ entre otros los Rojos de Cincinnati y los Atléticos de Oakland.

Hoy es hoy y es el aniversario dorado de aquella gran novena. Muchos pensaron que podia ser un equipo de repetición de reinado pero en 1972 fueron eliminados en la postemporada en cinco partidos en la Serie de Campeonato de su liga por Cincinnati. Esa serie última en acción que Roberto Clemente tomo acción en un terreno de juego.  

Clemente no esta presente pero como todo en Pittsburgh sabemos que su traza estará sobre todos en el “North Shore”. Enhorabuena recuerdos de oro y una vez más para todos aquellos que nunca olvidan a Roberto Clemente, Let’s Go Bucs !

NOTA EXTRA DEL AUTOR

El Día de Roberto Clemente 2021 esta en el calendario oficial de las Grandes Ligas para el 15 de Septiembre. Ese día habrá gran celebración y una ceremonia como acostumbrado anualmente de la vida de Roberto Clemente y su número 21 en el PNC Park antes del partido entre los Piratas y los visitantes Rojos de Cincinnati.

Marlins de Miami Pueden Hacer Historia Nueve Latinos en un Diamante en las Grandes Ligas

Por 29 temporadas una larga lista de jugadores de América Latina y del Caribe han vestido las franelas de los hoy Marlins de Miami. Nadie olvide en 1993 cuando salieron por primera vez al ruedo de las mayores en aquel entonces en el llamado Joe Robbie Stadium como los Florida Marlins frente a los Dodgers de Los Angeles estuvieron en su primera alineación Orestes Destrade, Junior Félix y Benito Santiago.

Con el cambio en el 2012 de aquellos con la letra F y un marlin entrelazado en sus gorras a los Miami del presente quedaron muchas memorias bajo ese uniforme floridiano. Los campeonatos mundiales de 1997 y 2003; juegos lanzados de ‘no-hit-no run’; reconocimientos, honores y un sin número de otras memorias imborrables y claro está sus grandes figuras.

Hoy es hoy y muchos callados están pendientes a otro hito que pudiesen escribir los Marlins esta vez como Miami en las mayores. Una oportunidad que no tuvo ni Cookie Rojas, Tany Pérez, Fredi González, Edwin Rodríguez ni Ozzie Guillén. Pueda que la tenga esta campaña el actual Dirigente del Año de la Liga Nacional Don Mattingly. Ser el primer manda más en alinear nueve latinoamericanos en un mismo ‘lineup’ en un partido. 

Mucho se ha escrito y chachareado que este año es el 50 aniversario de aquel primero de septiembre de 1971 en el Estadio Tres Ríos en Pittsburgh que fue escenario de algo que no se había dado desde que Jackie Robinson rompió la barrera racial en 1947 en las Grandes Ligas. Lo increíble fue que hasta muchos en el parque aquel día no se percataron del gran suceso histórico en el diamante. Ese día el dirigente de los Piratas Danny Murtaugh apuntó la primera alineación en la historia de las Ligas Mayores compuesto por solo peloteros negros y latinoamericanos.

Ese día que los Bucaneros se enfrentaros a los Phillies de Philadelphia solo 11,278 asiduos se presentaron en el estadio y el manda más en primera instancia relató años después que simplemente ese día había puesto a jugar su mejor alineación para ese partido. En la misma ciudad de Pittsburgh en aquel tiempo muchos ni se enteraron inmediatamente de lo sucedido en su propio hogar ya que el principal diario el Pittsburgh Post-Gazette estaba en un paro laboral y el suceso solo lo publicó The Sporting News

Aquella alineación quedo compuesta por Rennie Stennett, 2B; Gene Clines, CF; Roberto Clemente, RF; Willie Stargell, LF; Manny Sanguillén, C; Dave Cash, 3B; Al Oliver, 1B; Jackie Hernandez, SS y Dock Ellis, P.

Si es que la oportunidad pudiese ser del primer conjunto con nueve latinos en un diamante el más cercano por vez primera en la historia son los Marlins. Mattingly es el hombre a escribir esa alineación pero para que le de pensamiento y tenga un granito de arena su ‘lineup’ puede ser C-Sandy León; 1B Jesús Aguilar; 2B José Devers; 3B Isan Díaz; SS Miguel Rojas; los OF’s Starling Marte, Magneuris Sierra y Jesús Sánchez. Para ese partido histórico su abridor puede ser Sandy Alcantara o Pablo López. El cerrador Kimi Garcia. 

Falta mucha pelota por jugar este año pero porque no en este 2021 un nuevo capitulo en la crónica de las ligas mayores. Un acercamiento aquel 50 aniversario que de alguna nueva forma se podría celebrar en grande. Los Marlins de Miami lo pueden hacer. Ciertamente, el tiempo nos lo dirá.

El 21 de Roberto Clemente Regresa en Pittsburgh 2021

En el 2020 el béisbol de Grandes Ligas le dio un permiso especial a los Piratas de Pittsburgh a utilizar todos el número 21 en su uniforme en el Día de Roberto Clemente. Fue un día de gran exaltación y emoción y por tanto es esperado el gran evento en la ciudad acerera se repetirá este 2021 en el día del “The Great One”.

La franquicia Pirata anunció en días pasados en Bradenton, hogar primaveral de los Piratas, que le solicitó formalmente a la Oficina del Comisionado que todo el conjunto bucanero utilizará el número 21 el día que sea este año asignado el Día de Roberto Clemente.

El año pasado todos los Bucaneros vistieron el 21 en su franela en partido frente a los Medias Blancas de Chicago en el PNC Park. En tal partido la temporada pasada antes del juego se le rindió un homenaje de silencio a la figura de Vera Clemente. También se reconoció antes del partido a Josh Bell quien fue el recipiente de los Piratas como nominado al Premio Roberto Clemente.

En el terreno de juego todas las bases tenían el logo del Día de Roberto Clemente pero muy especial se inscribió en la grama en el jardín derecho el número 21 de Clemente. Nadie olvide fue ese bosque que Clemente defendió para los bucaneros por 18 campañas. Sin olvidar tampoco que fue en ese predio derecho que obtuvo 12 Guantes de Oro. Posición defensiva que hoy día ampara el dominicano Gregory Polanco que muy bien por las últimas dos temporadas en ceremonias pre juego de día tan especial ha representado la figura de Roberto en Pittsburgh.

La campaña pasada además de la gran pompa en Pittsburgh, el béisbol organizado permitió que todos los jugadores puertorriqueños y todo aquel jugador que deseara utilizar el número 21 en otros partidos ese día tenia el completo consentimiento. 

Al momento de nuestro escrito, las Grandes Ligas no ha determinado la fecha oficial del Día de Roberto Clemente pero por lo general siempre es en el mes de Septiembre mismo día que se anuncian los candidatos del año para el Premio Roberto Clemente. Ademas, se elige una fecha que tal día los Piratas estén jugando como local en el PNC Park donde se llevan a cabo las ceremonias de mayor protocolo por las mayores. 

El legado de Roberto Clemente vive y sigue duradero en Pittsburgh. Más detalles el tiempo nos lo dirá.

El 21 de Roberto Clemente No Tiene Fronteras en Pittsburgh

Este Miércoles 9 de Septiembre en el Día de Roberto Clemente todo jugador de los Bucaneros con un permiso especial del béisbol organizado utilizara en su uniforme el afamado número 21 que está retirado desde 1973 por la organización de los Piratas de Pittsburgh en partido frente a los Medias Blancas de Chicago.

Por años la franquicia de los Piratas han honrado en grande la figura de su ‘The Great One’ en día tan especial pero este año fueron más allá al permitir que por vez primera se vista en una camisola el 21 Pirata.

Vale recordar que el 21 engalanado por 18 campañas por Clemente fue el primer número retirado de un latinoamericano en la historia de las Grandes Ligas. Es buen momento de no olvidar que Clemente en esas 18 temporadas nunca ha sido olvidado por su resume como un múltiple seleccionado al Juego de Estrellas; 12 veces Guante de Oro; cuatro títulos de bateo en la Liga Nacional: dos sortijas de Serie Mundial y fue entre tantos honores Jugador Más Valioso en 1966 de la Liga Nacional y Jugador Más Valioso en 1971 de Serie Mundial. 

Clemente fue el primer latinoamericano en arribar al exclusivo club de 3,000 hits y primero en ser residente entre los inmortales en el Salón de la Fama en Cooperstown.

Hoy la ciudad de Pittsburgh están agradecida que desde el downtown llegas caminando a un partido de los Piratas al PNC Park a través del Puente Roberto Clemente; la gran mayoría de los fanáticos se toman múltiples fotos en la estatua de Roberto Clemente antes de entrar al estadio por el lado izquierdo del parque y cuando entras al estadio es la camisa número 21 en todos los colores blanco, oro y negro que más ves en las gradas como si fuese todavía el hombre que defendiera el jardinero derecho regular del conjunto bucanero. A eso, la verja a lo largo del predio del jardín derecho tiene 21 pies en su honor.

Todavía si no eres tan ‘fan’ del béisbol su figura está entre los grandes de la historia de Pittsburgh en el Centro Heinz del Instituto Smithsonian y si deseas más de conocerle está el Museo Roberto Clemente en Penn Avenue en Pittsburgh.

Y si todavía andas merodeando por la ciudad la Avenida Roberto Clemente corre por el corazón de la Universidad de Pittsburgh donde sus estudiantes en la escuela de estudios globales lo estudian como una de las principales figuras humanistas del Siglo 20.

Regresando al gran momento a verse en Pittsburgh será un super honor para el único boricua actualmente en la organización el coach Joey Cora. Por cierto, Cora en sus días de jugador activo utilizó el número 21 en la temporada de 1991 con los Medias Blancas de Chicago. 

Entre sus jugadores activos latinoamericanos uno que estamos muy seguros estará muy orgulloso de utilizar el 21 lo es el jardinero Gregory Polanco. Atrás en el 2016 en una entrevista en Miami Polanco nos habló del gran respeto y consideración que el personalmente le tiene a la figura de Clemente. Todavía no es olvidado su acto de veneración de plegaria que hizo en el terreno de juego en el 2015 en el Día de Roberto Clemente en el PNC Park antes de su partido frente a los Cachorros de Chicago.

Fuera de Pittsburgh este 9 de Septiembre el béisbol organizado le dio permiso a todos los puertorriqueños de los restantes 29 conjuntos utilizar en tan día especial el número 21. Además de todos los jugadores activos es esperado que coaches también lo vistan como los dirigentes activos Dave Martínez de los campeones Nacionales de Washington, Charlie Montoyo de los Azulejos de Toronto y actualmente interino Santos Alomar Jr. de los Indios de Cleveland.

También es esperado un sin número de jugadores latinoamericanos y no latinos utilicen el 21. Por cierto, será muy interesante ver de los visitantes Medias Blancas que tienen en su roster un gran grupo de jugadores latinos frente a los Piratas quienes vistan el número del gran día.

Una vez más honor a quien honor merece. Roberto Clemente. Cual será el futuro del 21 quien sabe pero al presente Que Viva ! El tiempo más nos dirá.

El Numero 21 de Roberto Clemente Tendra Su Retiro en las Grandes Ligas ?

                                                                     

El venidero 9 de Septiembre el béisbol organizado de las Grandes Ligas celebrará con bombos y platillos el Día de Roberto Clemente. En la ciudad de Pittsburgh sus Piratas ese día jugarán todos con el número 21 en su espalda por vez primera en su historia desde 1972 en partido frente a los Medias Blancas de Chicago. En otros estadios donde se juegue como local se reconocerá la figura universal de Clemente y serán honrados los nominados por franquicia para el Premio Roberto Clemente.

Suena muy chevere pero año tras año para el día que se celebra la vida del llamado “The Great One” sale a flotar la interrogante del icónico número 21 de Clemente. El porque no se conmemora como el Día de Jackie Robinson que se honra en grande por todo lo alto por todos los jugadores y personal en el terreno de juego vistiendo el número 42 en sus franelas. Número que esta universalmente retirado por el béisbol mayor.

Por años, un sin número de jugadores latinoamericanos mas otras organizaciones han solicitado que similar lid a aquellos de la raza negra también simbólicamente se escoja y se retire un número que represente a todos aquellos que han pasado y dan lo mejor de sí día a día en las mayores. Ese número que tanto se ha solicitado en representación de todos aquellos de sangre latinoamericana sea de nacimiento o ascendencia es el número 21 que en 18 temporadas fue parte de los Piratas de Pittsburgh.

Más allá de sus innumerables logros de Clemente en el terreno de juego, su figura siempre ha sido reconocida por su trabajo humanitario y filantrópico fuera de los diamantes y la lucha cuando fue pelotero de la imagen del pelotero latino. Figura que es sobre saltada al presente en clases de alto nivel de historia y ciencias políticas por su pugna y contiendas por los derechos del hispano y latino en los Estados Unidos. 

El béisbol organizado bien se sabe que el nombre de Roberto lo ha distinguido con la entrega del Premio Roberto Clemente a aquel pelotero que ejemplifique su honra fuera y dentro de un terreno de pelota y es entregado anualmente durante las festividades de la Serie Mundial pero para muchos eso no es el todo. 

Años atrás hasta la revista Sports Illustrated escogió a Roberto Clemente como el mejor deportista de todos los tiempos en haber vestido el número 21.

21 razones y mucho más hay para el retiro universal en la pelota grande de tal número de Roberto Clemente. Quien sabe en el 2021. Suena con buen ritmo. El tiempo dirá.

Cinco Latinos Nominados al Premio Roberto Clemente 2020 en las Grandes Ligas

Mucho se puede escribir y hablar del gran honor a realizar los Piratas de Pittsburgh con el número 21 el venidero 9 de Septiembre en el Día de Roberto Clemente. Todo jugador Bucanero vestirá en su franela el número que uso el llamado “The Great One” en partido frente a los Medias Blancas de Chicago.

Por cierto, solo una opinión todos los Medias Blancas lo deberían hacer también de tener todos el número 21 en su espalda tal como se efectúa con el 42 el Día de Jackie Robinson.

En el Día de Roberto Clemente como anualmente se realiza desde hace bastante tiempo es el día del anuncio de los nominados 2020 al Premio Roberto Clemente.

El espíritu de Clemente vive en el galardón que entrega las Mayores anualmente aquel jugador que mejor de ejemplo de excelencia tanto en el terreno de juego como por su trabajo filantrópico con la comunidad.

Este año en el grupo de los 30 nominados por cada franquicia cinco son de sangre latinoamericana. En la Liga Americana entre nombrados son Hanser Alberto de los Orioles de Baltimore; Miguel Cabrera de los Tigres de Detroit y Nelson Cruz de los Gemelos de Minnesota. En el circuito nacional Miguel Rojas de los Marlins de Miami y Eduardo Escobar de los Cascabeles de Arizona.

En la historia un sin número de grandes luminarias han obtenido el Premio Roberto Clemente  por sus labores humanitarias. De orgullo de America Latina reconocidos con el gran galardón lo son Rod Carew (1977); Sammy Sosa (1998); Edgar Martínez (2004); Carlos Delgado (2006), Albert Pujols (2008), David ‘Big Papi’ Ortíz (2011), Carlos Beltrán (2013), Yadier Molina (2018) y Carlos Carrasco (2019).

El ganador del premio este año será anunciado el mes de octubre durante la celebración de la Serie Mundial.

No importando quien será el escogido esta campaña todos los nominados son merecedores de tan gran honor. Enhorabuena, felicitaciones a todos los nombres escogidos y estamos seguros que en algún rincón en el firmamento Roberto Clemente les estará dando sus aplausos.

Nota Extra del Autor:
El 9 de Septiembre en el Día de Roberto Clemente el único Boricua en la plantilla de los Piratas de Pittsburgh lo es el Coach Joey Cora. Cora vestirá el 21 por vez primera vez en su uniforme desde que fue jugador activo desde la temporada de 1991 que lo utilizó con los Medias Blancas de Chicago. Cora también será el primer puertorriqueño de los Piratas en vestir tal número desde que fue retirado en 1972 el 21 oficialmente por la organización de Pittsburgh.

Ese día en el PNC Park los honrados con el Premio Roberto Clemente serán Josh Bell de los Piratas y por los visitantes  Medias Blancas Tim Anderson.

Bobby Bonilla: El Hombre del Primero de Julio Grande de Puerto Rico

Bobby Bonilla

El poder de las redes sociales combinado con la ausencia de béisbol quien pensó que un
ex- pelotero como dicen hoy día iba romper un primero de Julio el internet. Ese se llama Bobby Bonilla.

Para muchos ‘Bobby Bo’ es ese pelotero que todavía cobra un cheque de $1.19 millones de los Mets de Nueva York y seguirá colectando anualmente por 15 años más. Para refrescar la memoria, Bonilla llegó en 1999 a un acuerdo financiero con la gerencia de los Metropolitanos cuando lo dejaron ir como agente libre. En aquel momento la deuda que tenían con el era de $5.9 millones y pidió fuera diferida hasta el 2035. A la cantidad adeudada Bonilla fue más allá en su negociación que ademas de lo adeudado le tenían que sumar anualmente un interés de 8% por costo de vida.

Para unos el mejor contrato firmado por un pelotero en los últimos treinta años y para otro el más ridículo dado por una organización. Cada cual con su opinión pero hay que respetar que por un lado aseguró muy bien el resto de su vida y por otro lado abrió puerta a muchos contratos de forma diferida que todavía se le pagan a otros que hace mucho tiempo también están fuera de los diamantes.

Lo que nadie cuestiona es porque tanto billete. Muchos han olvidado más allá de su hoy gran pago su tajo en los diamantes.

En nuestra andanza encontramos de 1989 una columna vuestra escrita para El Vocero de Puerto Rico si era el año que dos jóvenes que cautivaban a Puerto Rico entero tenían el chance de ser algún día Jugador Más Valioso en las mayores. En la columna nos referíamos en la Liga Americana a Rubén Sierra y en el circuito nacional a Bobby Bonilla.

Bonilla, quien lo conocíamos de jugar en la liga invernal con San Juan y Mayaguez, siempre nos dejo saber su gran querer de su sangre boricua y su deseo de llegar lejos en las mayores. Para 1988 jugando a tiempo completo con los Piratas de Pittsburgh el nacido en el Bronx no solo se convertía en una luminaria en la ciudad acerera sino también en todo el béisbol mayor.

En innumerables entrevistas Bonilla siempre dejó saber que la gran mayoría de sus éxitos eran gracias a “su papá” Jim Leyland. Ciertamente sin entrar en detalles en esta columna, Bonilla tuvo sus mejores años con los Bucaneros bajo su querido manda más. 

Bonilla entre 1988 a 1991 fue cuatro veces Todo Estrella, tres veces Jugador del Mes y tres veces Bate de Plata. Más, en cada campaña recibió votos para Jugador Más Valioso. Sus dos más cercanos a tan gran honor fue en 1990 que llegó segundo detrás de su compañero y gran amigo de equipo Barry Bonds y en 1991 arribó tercero en la votación.

Al final de la temporada 1991 Bonilla entendía que debía ser mejor pago y no tenia que demostrarle más a los Piratas. Ese invierno dio el gran batazo al lanzamiento de los Mets al convertirlo en aquel entonces el mejor jugador pago en toda las Grandes Ligas con un contrato de $29 millones por cinco años. Su promedio salarial de $5.8 millones se convertía en aquel entonces uno inimaginable como cifra ‘record’.

Para refrescar la memoria, en aquel entonces el mejor pago promedio lo era los $5.3 millones de Roger Clemens con los Medias Rojas de Boston y el mejor contrato global lo era de $23.5 millones de José Canseco con los Atléticos de Oakland. En una travesía al tiempo Bonilla era el hombre del momento. Piénselo, al presente José Altuve, Miguel Cabrera, Manny Machado, Nolan Arenado y Albert Pujols ganan sobre $29 millones en una temporada.

En viaje raudo por el tiempo Bonilla no fue el mismo con los Mets y en 1995 a mediados de temporada fue canjeado a los Orioles de Baltimore. Con los Orioles su estadía fue de una campaña y a finales de ese 1996 tomo rumbo para jugar con los Marlins de Florida.

Nunca olvidamos cuando Bonilla dejo saber una y otra vez que su razón de jugar con Florida era meramente volver a jugar para Jim Leyland y dar lo mejor de si para obtenerle a su estimado dirigente el campeonato que nunca obtuvo en la franela de Pittsburgh. La historia nos dicta que un jonrón suyo en el séptimo y decisivo partido frente a los Indios de Cleveland en la Serie Mundial de 1997 cambió el juego y los Marlins de Florida eventualmente ganaron el partido y obtuvieron su primer campeonato mundial en su historia.

Para Bobby Bonilla fue su única sortija campeonil en Clásico de Otoño. En 1998 fue canjeado por los Marlins a los Dodgers de Los Angeles y después de varios equipos en el 2001 colgó sus ‘spikes’ vistiendo la franela de los Cardenales de San Luis. Su carrera de 16 temporadas cerró con .279 de promedio, 287 jonrones con 1,173 carreras impulsadas. 

Hoy es hoy y en aquella época cuando ni se soñaba con los “dream team” siempre apuntaba que la primera base de ese conjunto de Puerto Rico si podía ser realidad tenia que ser Bobby Bonilla. Precisamente su nombre lo rubrique en columnas de la época para publicaciones en Puerto Rico y los Estados Unidos de aquel sueño que no fue que para los Juegos Olímpicos de 1992 de Barcelona jugaran los grandes ligas.

En la ciudad de Pittsburgh ni en Miami sus asiduos nunca lo han olvidado. Fueron en ambas ciudades sus mayores triunfos en el terreno. En el presente es más recordado por su maña financiera que por cierto para los curiosos de los billetes el acuerdo de los Mets no es el único. No hay “Día de Julio Primero de Bobby Bonilla” pero de su estadía con los Orioles de Baltimore recibe también un cheque de $500 mil anualmente que se extiende hasta el 2029.

Bobby Bonilla siempre recordado debería ser por su faena en el terreno de juego y al menos cada primero de Julio su nombre será noticia como quien una vez fue el mejor pago en todas las Grandes Ligas.

The Clemente Museum de Pittsburgh Presente en Puerto Rico

Rocberto Clemente Museum in Puerto Rico

Roberto Clemente en muchos dichos dejo saber su amor y cariño por su propio Puerto Rico. Hoy ese afecto y cariño sus ‘fans’ lo pueden revivir en grande gracias al Museo del Deporte en Guaynabo que esta presentando parte de la colección de The Clemente Museum de Pittsburgh.

La exhibición viajante desde la ciudad acerera a la Isla del Encanto esta ya en presentación al público hasta el 30 del mes de Abril. Como parte de están expuestos piezas de memorabilia de sus años en la liga profesional con los Senadores de San Juan y claro está piezas de diferentes momentos en sus temporadas con los Piratas de Pittsburgh en las Grandes Ligas.

La exhibición entre piezas cuenta con el Guante de Oro de 1966, la placa de Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de 1971 que sus Bucaneros vencieron a los Orioles de Baltimore y entre otros un sín número de sus uniformes utilizados en su carrera complementado con multiples fotografias en su carrera.

Es simple. Es buen momento que estea la ola del béisbol corriendo en este instante para los locales boricuas y aquellos pasando de viaje por Borinquén una parada para revivir a ‘quien en vida se le recuerda grandemente como ‘The Great One’. Enhorabuena Roberto Clemente presente en su propio terruño puertorriqueño.

Roberto Clemente: La Puerta de los Latinos en los Estados Unidos y las Grandes Ligas

Roberto-Clemente-media

Mucho se dice y se escribe que la prensa es el cuarto poder. Tal como la política y la económia bien se puede señalar que el béisbol tiene su lugar gracias a los medios de comunicación. 

Bien busque y realize su propia investigación que si hay un deporte que ha sido indagado y bien seguido desde sus principios en todo ángulo desde sus principios es el béisbol organizado. Mucho se ha inquirido que Babe Ruth fue construcción de los periodistas de aquella época en la década de los 20’ en convertirlo en la primera celebridad deportiva convirtiendolo en un super ídolo. De ahí en adelante es que el deporte del bate y el bate tomó un mayor significado de ser el proclamado pasatiempo nacional.

Es muy cierto cuando Roberto Clemente llegó a las ligas mayores en la segunda mitad de la década de los 50’ ya Jackie Robinson habia quebrantado la linea racial y un número de latinoamericanos habian jugado en las Grandes Ligas. Clemente mucho se replica aunque su relación con la prensa de la ciudad de Pittsburgh donde jugaba para sus Piratas no era la mejor fue poco a poco por su talento y caracter llegó ser la primera super estrella latinoamericana en el béisbol mayor. 

Mucho se ha discutido que ilación de los tiempos Clemente perdió tener en su resumé dos honores de Jugador Más Valioso en Serie Mundial. Todavia hoy se debate que el llamado “The Great One” debió ser el escogido ‘MVP’ de la Serie Mundial de 1960 que sus Bucaneros vencieron en siete partidos a los Yankees de Nueva York. Como también debió ser un año después el Jugador Más Valioso del Juego de las Estrellas de 1961 celebrado en el Candlestick Park en San Francisco. 

No fue hasta 1966 después de 10 partidos de las luminarias, seis Guante de Oro y tres campeonato de bateo que finalmente lo reconocieron como Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. Puede que a regañadientes porque mucho se debate que fue finalmente tregua cuando demostró su grandeza y le valió ser el Jugador Más Valioso en la Serie Mundial de 1971 frente a los Orioles de Baltimore.

Hoy es hoy y los medios de comunicación con el internet, las redes sociales y otros medios electronicos han cambiado muchisimo la cobertura del béisbol. Antes de la llegada del cable TV en la década de los 80’ las llamadas estrellas eran edificadas y derribadas por periodicos, revistas, radio y la televisión.

Tal como nos dijo tiempo atrás Manny Sanguillén que nadie dude que Roberto Clemente fue el que le abrió las puertas a todos los latinos en todos los sentidos. Esto incluyendo la relación del presente de los peloteros con los medios de comunicación estadounidense.

Como expuesto, los medios han cambiado. Muchos calendarios atrás en el siglo pasado se puede decir que los “magazines” eran la conexión del béisbol con sus seguidores en toda la nación. Desde que Beto Avila fue el primero en una portada de Baseball Digest, Luis Aparicio en Sports Illustrated, Clemente en The Sporting News y en otras ya desaparecidas el latinoamericano tomó una nueva identidad de envergadura e importancia en el béisbol mayor. Nadie olvide que el periodico solo llegaba al asiduo beisbolero en ciudades especificas y solamente la cubierta era del equipo y peloteros de su mercado.

Cuando damos una vuelta por los últimos 70 años por las principales revistas deportivas especializadas en el deporte del guante y el bate en los Estados Unidos fuese por una relación de amor u odio la mayor cubierta era a las super estrellas estadounidenses más populares pero poco las luminarias latinas empezaron aparecer en sus paginas cuando se entendió su verdadera importancia.

Cada uno en su tiempo pero hay que valer siendo justos que buenas coberturas recibieron en sus momentos entre otros los hoy salón de la fama Roberto Alomar, Iván Rodríguez, Pedro Martínez, Vladimir Guerrero, Edgar Martínez y Mariano Rivera.

Hoy es hoy y se ve gran favorecimiento por actuales medios de comunicación entre otros con José Altuve, Francisco Lindor y Yadier Molina. Como similar jovenzuelos entre otros Vladimir Guerrero Jr, y Fernando Tatis Jr.

Roberto Clemente abrió las puertas pero es responsabilidad de los peloteros latinoamericanos sea de nacimiento o por ascendencia nunca olvidar que hay una imagen y representación que nunca debe ser olvidada. Por otro lado, los medios de comunicación han variado en más de siglo y medio que se juega béisbol profesional y han aprendido más o menos el respeto que se le debe al pelotero latino. 

Clemente dejo un legado y bien conoceremos cuanto más como nos lo diga el tiempo.

Roberto Clemente: El Astro Boricua En Su Tierra Puerto Rico

Roberto Clemente Senadores de San Juan Dirigente

“Siempre decían que Babe Ruth era el mejor. Decían que había que ser muy especial para ser como Babe Ruth. Pero Babe Ruth era un jugador americano. Nosotros necesitábamos un jugador puertorriqueño de quien pudieran decir eso, alguien a quien admirar y tratar de igualar”. 

Palabras de Roberto Clemente hace muchos calendarios atrás. Hoy es hoy y cuando escuchamos de “The Great One” esta y otras muchas citas rapidamente todas las reflejamos en el uniforme de los Piratas de Pittsburgh.

No hay asiduo del béisbol que al menos no conozca en su trayectoria de 18 campañas con los Bucaneros de la ciudad acerera que fue un 15 veces seleccionado al Juego de Estrellas; 12 ocasiones Guante de Oro; cuatro títulos de bateo en la Liga Nacional; dos sortijas de Serie Mundial y entre tantos honores Jugador Más Valioso en 1966 de la Liga Nacional y Jugador Más Valioso en 1971 de Serie Mundial. 

Clemente fue el primer latinoamericano en arribar al exclusivo club de 3,000 hits y primer puertorriqueño y latino en ser residente entre los inmortales en el Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown.

Entre reconocimientos el béisbol de las mayores celebra anualmente el Día de Roberto Clemente y confiere también el Premio Roberto Clemente a aquellos jugadores que ejemplifican más allá de su trabajo en el diamante de juego una vida ejemplar comunitaria fuera de los estadios.

No hay quien que no conozca en cualquier idioma aquella cita “cuando tienes la oportunidad de mejorar cualquier situación, y no lo haces, estás malgastando tu tiempo en la Tierra”.

Quien sabe en cuantos idiomas esta cita nombrada en el pasado parrafo se pueden encontrar ya que más de 150 libros han sido publicados sobre la trayectoria de Roberto Clemente. Todos de su carrera con los Piratas de Pittsburgh.

Roberto Clemente Senadores San Juan

El libro Roberto Clemente “El Astro Boricua” recien publicado por el buen amigo Jorge Fidel López nos da un giro que ciertamente hacia falta. Uno de toda su carrera en Puerto Rico. Repito, todo en Puerto Rico. En su libro de 245 paginas con gran cantidad de imágenes el autor detalla la crónica completa desde sus primeros pasos en el béisbol a sus 14 años de edad hasta su partida el 31 de Diciembre de 1972.

Con gran detalle visual nos lleva en un viaje de 20 años desde su año mágico de 1952 hasta su último uniforme como dirigente de la selección nacional de Puerto Rico en 1972 en el Campeonato Mundial de Béisbol Aficionado celebrado en Nicaragua.

En este tiempo de invierno que escribimos esta columna que mejor para todo ‘fan’ de rememorar sus 17 temporadas con los Cangrejeros de Santurce, Criollos de Caguas y los Senadores de San Juan. Sus años de representación de Puerto Rico en Serie del Caribe y la desaparecida Serie Interamericana.

No voy a relatar más para que incluyan el libro Roberto Clemente “El Astro Boricua” en su biblioteca. Enhorabuena un todo Clemente en Puerto Rico.