Tagged: salon de la fama

Edgar Martinez: Su Gran Turno al Salon de la Fama 2018

Edgar Martinez 2018.jpg

Desde su primer turno al bate hacia Cooperstown vuelvo a reiterar las muchas columnas que hemos escrito por muchos calendarios que Edgar Martínez pertenece al Salón de la Fama. “El Señor Mariner”, como le conocen sus ávidos seguidores de los Marineros de Seattle donde fue leal por 18 temporadas en el noroeste estadounidense.

En su historial obtuvo dos títulos de bateo, fue siete veces Todo Estrella, un cinco veces ganador del Bate de Plata y en el 2004 fue galardonado con el Premio Roberto Clemente. En 1995 tuvo una super temporada arribando tercero en la votación para Jugador Más Valioso de la Liga Americana pero bien hay que hablar fue el hombre que le dio una nueva definición de excelencia al rol de bateador designado. En sus días de jugador activo obtuvo en cinco ocasiones el premio del bateador designado del año en su circuito americano.

Más mo olvidar un sin número más de loas por diferentes publicaciones entre otras Baseball America, Baseball Digest y The Sporting News en sus buenos tiempos en el béisbol mayor.

Fue su destreza en ese trabajo que hoy muchos le consideran el mejor bateador designado de todos los tiempos. Incluso el mismo béisbol organizado le dio su nombre para la perpetuidad a partir del 2005 a tal galardón. Su persona es tan querida en Seattle que si usted va hoy a comprar su boleto por el lado sur del estadio Safeco Field usted está caminando por el ‘Edgar Martínez Drive’.

Poco más que todos esos honores y reconocimientos, nadie debe olvidar es uno de muy pocos peloteros en la historia en cerrar su carrera con sobre .300 de promedio de bateo, sobre .400 de promedio en ocasiones en base, sobre .500 de promedio de slugging, sobre 300 cuadrangulares y sobre 500 dobles conectados.

Simple. Todo Puerto Rico como muchos en América Latina esperamos que Edgar Martínez este presente junto a Mariano Rivera ese fin de semana del 19 al 22 de Julio del 2019 en Cooperstown. Un poco antes, en el mes de Enero conoceremos el buen mandato. Así esperamos. El tiempo dirá.

Advertisements

Roberto Clemente y Su Salón de la Fama: Honor Premio Roberto Clemente

Clemente 1967

“Cuando tienes la oportunidad de mejorar cualquier situación, y no lo haces, estás malgastando tu tiempo en la Tierra.” Frase celebre de Roberto Clemente. Sencilla, simple, directa, humilde y muy probable en el momento dicha de corazón y espontánea. Es tan así su relevancia que todo jugador que demuestra más allá su excelencia en el terreno de juego y despliega su valor de ayudar a los demás y compromiso a su comunidad es considerado a uno de los máximos reconocimientos que confiere las Grandes Ligas. El Premio Roberto Clemente.

Ese enunciado es de tal trascendencia que recientemente en conversaciones con colegas de SABR —por su acrónimo en inglés, Society for American Baseball Research — en la ciudad de Pittsburgh se disertaba como ir más allá con la figura de Roberto Clemente y darle mayor envergadura al Premio Roberto Clemente.

Hoy es hoy y entre ideas parece ser que sea realidad ambos planteamientos unidos estará en el llamado Salón de la Fama de Roberto Clemente.

Para muchos no es un ideario lozano porque para los que conocen de béisbol en el presente usted puede visitar el Museo de Ted Williams que hoy día esta localizado en el Tropicana Field hogar de los Rays de Tampa Bay.

Por cierto, tuve la dicha en el 2000 de cubrir en aquel entonces para El Vocero de Puerto Rico la exaltación de Roberto Clemente a dicho museo que en aquel tiempo se encontraba en el norteño pueblo de Hernando en el Estado de Florida.

Además de Clemente en el Museo Ted Williams hoy la sangre latina esta representada en este recinto por Roberto Alomar, Santos Alomar, padre e hijo, Tony Oliva, Tany Pérez, Alex Rodríguez y el activo Miguel Cabrera de los Tigres de Detroit.

En el plan para el Salón de la Fama de Roberto Clemente es reconocer en un solo lugar el compromiso de todos aquellos que se ejemplifican por su trabajo no solo en el diamante de juego sino también fuera de los parques con una vida ejemplar comunitaria.

En el contexto original de dicho recinto están contemplados ser exaltados a la primera clase los 17 salón de la fama que han sido reconocidos con el Premio Roberto Clemente. Ellos son Willie Mays, Brooks Robinson, Al Kaline, Willie Stargell, Lou Brock, Rod Carew, Phil Niekro, Gary Carter, John Smoltz, Jim Thome, Tony Gwynn, Kirby Puckett, Ozzie Smith, Dave WinfieldBarry Larkin, Cal Ripken Jr. y Craig Biggio.

Como todo proyecto que hemos escrito a través de los años entendemos su mayor éxito es que sea a largo plazo y todo lo que sea inmortalizar lo mejor de lo mejor es siempre bienvenido.

Las reglas de quienes y como serán exaltados para futuras clases este por verse pero un granito de arena no viene mal.

Si la primera clase al Salón de la Fama de Roberto Clemente es como expuesta anteriormente entonces la segunda clase deben ser considerados más allá de Rod Carew todos los latinoamericanos que a estas fechas han sido reconocidos con el Premio Roberto Clemente que son Sammy Sosa (1998); Edgar Martínez (2004); Carlos Delgado (2006), Albert Pujols (2008); David ‘Big Papi’ Ortiz (Boston) y Carlos Beltrán (2013). En tal segunda también es hora deben ser homenajeados sus ex-compañeros Steve Blass y Manny Sanguillén de los Piratas de Pittsburgh.

A futuras clases deben ser considerados en algún tipo de orden todos los restantes actuales recipientes del Premio Roberto Clemente como también por su servicio a la comunidad los salón de la fama Roberto Alomar, Orlando Cepeda, Vladimir Guerrero, Juan Marichal, Tany Pérez e Iván Rodríguez. Como también no olvidar entre otros a Juan González, Mike Lowell, Dennis Martínez, Jorge Posada, Mariano Rivera y Bernie Williams. A buen futuro entre otros todavía hoy activos a Miguel Cabrera, Félix Hernández, Yadier Molina y Martín Prado.

El Salón de la Fama de Roberto Clemente, al escribir estas lineas, desconocemos su hogar final pero si conocemos que la actividad de la exaltación de la primera clase será celebrada el 11 de Noviembre en una actividad en San Juan de Puerto Rico.

Quedamos a las ordenes y más del Salón de la Fama de Roberto Clemente eso el tiempo nos lo dirá.

Piratas de Pittsburgh: Salon de la Fama Casa de sus Grandes Latinos

Roberto Clemente 1970

Una de las franquicias más tradicionales del béisbol mayor son los Piratas de Pittsburgh. No hay esquina en el planeta de los amantes del deporte del guante y el bate que no falle en tener  conocimiento de la franquicia bucanera acentuada en la llamada ciudad del acero en el oeste del Estado de Pennsylvania.

Fueron los Piratas de 1903 los primeros representantes de la Liga Nacional en la historia de lo que usted lector conoce hoy como la Serie Mundial. Puede que no sean tantos campeonatos mundiales como otras organizaciones pero nadie olvida sus reinados por sus momentos especiales de 1960, 1971 y 1979. El primero el jonronazo de Bill Mazeroski que dejó en el terreno a la maquinaria de los Yankees de Nueva York en el Forbes Field; en 1971 la serie que finalmente le dio el toque a Roberto Clemente del reconocimiento de super estrella en todas las mayores y en 1979 los llamados “La Familia” liderados por Willie Stargell.

La crónica de esta organización es inmensa pero en estos días ha resurgido entre los suyos en especial gracias a la unión de todos los medios de comunicación que cubren el conjunto para que después de tres siglos de historia esta organización tenga finalmente su propio salón de la fama.

Hoy día 16 de las organizaciones de las 30 que componen el béisbol organizado tiene su propia forma de honrar para la eternidad sus grandes en alguna forma de pabellón de la fama.

Es cierto que los Piratas tienen un sin número de reconocimientos, honores y hasta estatuas en su actual hogar el PNC Park a sus grandes Honus Wagner, Maz, Clemente y Stargell pero no tienen su propio salón que reconozca a los suyos en su propio lugar.

En tiempos recientes miembros de la prensa de Pittsburgh se han unido para que este sueño sea realidad en el propio PNC Park. En realidad si usted viaja hoy a Pittsburgh todo aquello de destaque de la franquicia la puede encontrar en una sección dedicada a los Piratas en el Heinz History Center y si es un asiduo “fan” de Roberto Clemente el lugar a ir es el Museo Roberto Clemente localizado en el corazón de Lawrenceville en Pittsburgh.

Por cierto, en el PNC Park además de las estatuas antes mencionadas a sus cuatro grandes, en el lado derecho del estadio hay una sección con rótulos de sus números retirados y en honor a “The Great One” toda la varda derecha es dedicada totalmente al número 21.

En esta idea que esta dando vueltas una vez más no hay duda que de hacerse realidad la primera clase será el grupo de nueve que ellos reconocen al presente como sus grandes. En ese grupo esta Roberto Clemente. 

Para futuras clases de un salón propio estoy seguro que la prensa local tendrá sus favoritos pero por aquello de darles una mano de nuestro lado no deben faltar en ese proyecto grandes de América Latina y de sangre hispana que gloria y notoriedad le dieron a Pittsburgh en determinados momentos en su historia.

En nuestro granito de arena de ser realidad este salón de la fama de la fama de los Piratas de Pittsburgh de inicio en la segunda clase deben ser exaltados de entrada inmediata Manny Sanguillén y  John Candelaria.  En futuras clases deben tener consideración de estudio por sus aportaciones Tony Peña, Omar Moreno, Bobby Bonilla y Mateo Alou.

Enhorabuena que los Piratas de Pittsburgh estén considerando su propio pabellón para sus propios inmortales. Que sea realidad eso el tiempo nos lo dirá.

Vladimir Guerrero : 2018 Su Momento Salon de la Fama y Despues ?

Guerrero Clemente

Cuando se habla y escribe este año de “HOF” el 2018 es propiedad de Vladimir Guerrero. Joya de pelotero del terruño quisqueyano que bien recordamos muchos hasta lo compararon por muchas temporadas con “The Great One” Roberto Clemente.

Quien diría que el hoy grande que vistió las franelas de Montreal, los Angelinos de Anaheim (hoy Los Angeles), Texas y Baltimore por esas cosas de la vida fue pasado por los Dodgers y fue en suelo canadiense que se dio a conocer en ruta a una extraordinaria carrera entre honores y reconocimientos con nueve apariciones en Juegos de Estrellas; ocho Bates de Plata; Jugador Más Valioso en el 2004 de la Liga Americana y en el 2010 ganador del Premio Edgar Martínez como mejor designado en el circuito americano.

Hoy es hoy y su nombre esta entre los llamados inmortales de su país Juan Marichal y Pedro Martínez.

En tierra dominicana debe ser de gran fiesta el día de su exaltación y más uno que marcará el que no será el último jugador ofensivo en entrar al pabellón de los inmortales en Cooperstown de su patria. En el futuro probable de la próxima década deben ser “hall of famers” David “Big Papi” Ortíz y los hoy todavía activos Adrián Beltré y Albert Pujols.

Para todos los latinoamericanos es de sumo orgullo el peldaño de Vladimir Guerrero pero como somos así de sangre cultural ya muchos están hojeando quienes llegarán en el 2019.

Mucho se puede escribir y chacharear pero para estas fechas de verano el año próximo los hombres deben serlo Mariano Rivera y Edgar Martínez.

El panameño Rivera debe ser electo en su primera boleta por una razón simple. El mejor relevista visto en la historia de las mayores a este instante. En sus 19 temporadas todas con los Yankees de Nueva York fue un 13 veces Todo Estrella y recibió un gran número de honores y reconocimientos.

Sobre el boricua Edgar Martínez muchas columnas hemos escrito a través de los años. Por aquello de repasar una vez más su carrera fue siete veces Todo Estrella; cinco ocasiones Bate de Plata y cinco veces Bateador Designado del Año. Más, un sin número más de loas por diferentes publicaciones en su tiempo como bateador designado. Entre galardones también fue en el 2004 el ganador del Premio Roberto Clemente y nadie debe olvidar que fue campeón bate par de ocasiones del circuito americano.

Enhorabuena Vladimir Guerrero ! Quienes más después eso solo el tiempo nos lo dirá.

Orlando Cepeda: Siempre Peruchin Para Puerto Rico y las Grandes Ligas

Orlando Cepeda II Foto SF

Fue en esas últimas como se dice en el argot popular beisbolero que vi jugar a Orlando Cepeda en la franela de los Cangrejeros de Santurce del béisbol profesional de Puerto Rico. En ese equipo, que el año se me escapa de mi memoria, uno de sus compinches lo era Tany Pérez. Uno de los mejores dúos que vi en el diamante en la pelota borincana en un mismo equipo. Probablemente en esa categoría de ‘HOF’ lo más cercano visto de dueto puede que sea realidad algún día de los Senadores de San Juan el de Roberto Alomar con Edgar Martínez.

Con el pasar de los calendarios conocí a un Peruchin en un sin número de ceremonias, homenajes y reconocimientos. Su amabilidad nunca fallo de primer orden pero más relucía de su personalidad las palabras de grandes que escuchaba entre otros Juan Marichal y Felipe Alou que en cada oportunidad social nos dejaban saber lo grande que fue su gran pana.

Cepeda fue hijo de uno de los más grandes peloteros del béisbol puertorriqueño romántico, Don Pedro “Perucho” Cepeda, pero él supo poner su propio nombre en el mapa del deporte del guante y el bate. En su año de debut en las mayores en su primer partido conecto de jonrón y en un abrir y cerrar de ojo se convirtió en uno de los favoritos de la fanaticada de los Gigantes.

Por cierto, ese primer juego en su carrera ese jonrón fue ayuda de la primera victoria de la franquicia en su nueva ciudad en San Francisco y partido que lo gano desde la lomita el boricua Rubén Gómez.

Esa primera campaña todo lo hizo bien. Fue líder en dobles en su circuito y toda su potencia ofensiva puesta le gano ser elegido unánime Novato del Año de la Liga Nacional. Fue el primer puertorriqueño en recibir uno de los principales honores oficiales que confiere las Grandes Ligas y nadie debe olvidar que llego noveno en la votación para Jugador Más Valioso.

Tres años después, 1961, fue probablemente uno no olvidar en el terruño de Borinquén. Cepeda esa temporada fue el líder en cuadrangulares y carreras impulsadas y su compatriota Roberto Clemente fue el campeón bate de la Liga Nacional. Increíblemente, ninguno de ambos fue el seleccionado para Más Valioso del circuito nacional.

No fue hasta 1967 que su nombre brillo en grande. De “Baby Bull” se convirtió en “Cha Cha” en la franela de los Cardenales de San Luis. Esa temporada por segunda ocasión gano la corona de carreras impulsadas y entre números de excelencia le sirvió ser escogido unánimemente Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

Fue precisamente en la camisa de San Luis que jugo en dos de sus tres Series Mundiales en su carrera y obtuvo sortija de campeón en 1968.

Cepeda mucho se dice sus dolientes rodillas no le ayudaron en la década de los 70’. No obstante en 1973 jugando para los Medias Rojas de Boston fue seleccionado el primer bateador designado en la historia en obtener el galardón hoy conocido como el Premio Edgar Martínez para el más sobresaliente bateador designado de la Liga Americana.

Cepeda cerró su carrera en 1974 con los Reales de Kansas City. En 17 campañas acumulo .297 de promedio de bateo, 379 jonrones con 1,365 carreras impulsadas.

En 1993 por siete votos no entro en el Salón de la Fama pero gracias al Comité de Veteranos fue electo en 1999 ser un inmortal en Cooperstown. Ese año los Gigantes retiraron su número 30 y recalcaron su inmortalidad en las mayores al develar una estatua de su imagen en el 2008 en los predios que hoy es fija en AT&T Park en San Francisco.

Nunca es fácil decir adiós pero en este instante a ritmo salsero y jazz como el propio Orlando Cepeda hubiese querido soneamos con una canción compuesta en el 2006 por el percusionista cubano Armando Peraza junto a la pianista Rebeca Mauleon y que mejor título “Cepeda Forever”.

 

Vladimir Guerrero, Edgar Martinez y Omar Vizquel: Paso al Salon de la Fama?

Vizquel Guerrero

Vladimir Guerrero, Edgar Martínez y Omar Vizquel en estos días tienen todos algo en común. El trio latinoamericano uno de sangre quisqueyana, otro boricua y uno de venezolana es tan en infinidad de escritos y chachareos en estos días ya que como llevo yo también repuntando desde hace mucho tiempo son todos dignos candidatos a ser inmortales del salón de la fama del deporte del guante y el bate en Cooperstown.

Vladimir y Edgar tienen los números ofensivos entre los mejores bateadores derechos de su época y Omar no cabe duda uno de los mejores guantes no solo en su momento sino uno de los mejores de todos los tiempos en su posición natural de campocorto.

Los tres por su labor tienen algo en sus resume que muy pocos tienen en sus carrera. Son todos miembros ya de un salón de la fama de grandes liga. Este pasado verano Vladimir Guerrero fue exaltado al Salón de la Fama de los Angelinos de Los Angeles mientras que Martínez y Vizquel desde hace varios calendarios fueron honrados en los salón de la fama de los Marineros de Seattle e Indios de Cleveland respectivamente.

Quién sabe cómo votan los que les toca y cuanto bastón puede ser que sean parte de clubes de fama de lo mejor de lo mejor. Mientras conocemos quienes serán los próximos a Cooperstown aquí les ofrecemos a los amantes de la historia y curiosos del béisbol los sangre latinoamericana que hoy han sido grandemente honrados por aquellas franquicias que tienen su propio salón de la fama y ellos son:

LIGA AMERICANA
Orioles de Baltimore
Roberto Alomar
Luis Aparicio
Miguel Cuellar
Dennis Martínez

Medias Rojas de Boston
Mike Lowell (sera exaltado 2018)
Pedro Martínez
Luis Tiant
John Valentín

Indios de Cleveland
Santos Alomar Jr.
Carlos Baerga
Omar Vizquel

Reales de Kansas City
Cookie Rojas

Angelinos de Los Angeles
Rod Carew
Vladimir Guerrero

Gemelos de Minnesota
Rod Carew
Tony Oliva
Camilo Pascual
Zoilo Versalles

Yankees de Nueva York (Monument Park at Yankee Stadium)
Jorge Posada
Bernie Williams

Marineros de Seattle
Edgar Martinez

Rangers de Texas
Juan González
Iván Rodríguez
Rubén Sierra

Azulejos de Toronto (Nivel de Excelencia)
Roberto Alomar
George Bell
Carlos Delgado
Tony Fernández

LIGA NACIONAL
Bravos de Atlanta
Javier López

Rojos de Cincinnati
Pedro Borbón
Leo Cardenas
David Concepción
Cesar Geronimo
Adolfo Luque
Tany Pérez
José Rijo
Mario Soto

Dodgers de Brooklyn / Los Angeles
Sandy Amoros
Juan Marichal
Luis Rodríguez Olmo

Phillies de Philadelphia
Juan Samuel
Tony Taylor
Padres de San Diego
Benito Santiago

Gigantes de San Francisco
Felipe Alou
Marvin Benard
Orlando Cepeda
Tito Fuentes
Juan Marichal

Nacionales de Washington / Expos de Montreal
Dennis Martínez

 

Edgar Martinez: Otro Turno al Bate al Salon de la Fama

Edgar Martinez

Una vez mas es tiempo de elecciones para elegir la próxima clase de inmortales al Salón de la Fama del Béisbol. Es momento de escoger lo mejor de lo mejor y una vez mas nos tiramos a la tarea de rubricar el nombre de Edgar Martínez.

Quien se le llama todavía hoy día como “El Señor Mariner”, hay muchos escritores que están cuestionando como no se le ha dado el reconocimiento a que se le honre en el pabellón de los inmortales como uno de los mejores bateadores derechos en la historia del béisbol organizado.

Martínez es uno de muy pocos que terminó su carrera con sobre .300 de promedio de bateo, sobre .400 en porcentaje de ocasiones en base y sobre .500 en porcentaje de slugging. Además, sobre 300 cuadrangulares y 500 dobles conectados.

En su historial obtuvo dos títulos de bateo; siete veces Todo Estrella; cinco ocasiones Bate de Plata y cinco veces Bateador Designado del Año. Más, un sin número más de loas por diferentes publicaciones en su tiempo como bateador designado.
Entre galardones también fue en el 2004 el ganador del Premio Roberto Clemente.

Aunque siempre su temporada más recordada fue en 1995 arribando tercero en la votación para Jugador Más Valioso de la Liga Americana pero bien hay que rubricar que fue el hombre que le dio una nueva definición de excelencia al rol de bateador designado.

Fue su pericia en esa labor que hoy muchos le consideran el mejor en ese puesto de todos los tiempos. Incluso el propio béisbol organizado le dio su nombre para la perpetuidad a partir del 2005 al honor de Bateador Designado del Año de la Liga Americana.

Sobre Edgar Martínez llevamos tiempo escribiendo que es hora le llegue su momento al Salón de la Fama. El año pasado al menos fuimos escuchados cuando su número 11 fue retirado por la organización de Seattle.

Es increíble que hasta en su propio Borinquén muchos andan escribiendo y hablando de las posibilidades de salón de la fama de Carlos Beltrán. Es cierto que esto de las elecciones al Salón de la Fama hay que pensar que paciencia es una virtud. Esperamos que el tiempo nos diga que Edgar Martínez finalmente es un ‘HOF’.