Tagged: sammy sosa

Los Primeros Latinos Abridores Por Posicion en la Historia Juego de Estrellas Grandes Ligas

Cepeda Mays Clemente

Es mes de Junio y quien sabe cuantos latinoamericanos para estas fechas bajo otras circunstancias estuviéramos apuntando a ser participes en el Juego de las Estrellas que este año estaba destinado ser en el Dodger Stadium de Los Angeles.

A estas fechas ya sabemos que por segunda ocasión en la historia no habrá el partido de las luminarias y a esperar a Atlanta 2021 y como todo en este instante sigue siendo que hubiera sido continuamos en nuestro viaje histórico. 

El año pasado 20 de sangre latina o hispana como le quiera llamar unos nacidos y otros por ascendencia vieron acción en Cleveland. Cinco por cada liga fueron abridores.

En la Liga Americana desde 1988 al menos un latinoamericano ha sido seleccionado como abridor y en el circuito nacional desde 1999 en el gran partido de las luminarias. Esa racha en el circuito americano comenzó con la selección de José Canseco y en la nacional con la elección entre abridores de Sammy Sosa. El resto hasta el presente es historia.

Muy normal hubiese sido ver por su popularidad en este instante visto ser abridor bajo el sol californiano a Ronald Acuña Jr., Javier Báez y Juan Soto por la nacional y quien sabe con tantos nombres de renombre actual latinos quienes hubiesen sido escogidos para jugar por la americana.

Muchos olvidan que 69 calendarios atrás los tiempos eran muy diferentes. En 1951 fue el primero con presencia latina y solo tres latinos el Chico Carrasquel, Connie Marrero y Minnie Miñoso. Carrasquel del trio haria historia ser el primero no solo de su Venezuela sino de América Latina en abrir en un partido de las luminarias.

Por cierto, no fue hasta 1959 que se vio por vez primera que en ambos conjuntos hubiese un jugador latinoamericano. En el primer partido de estrellas de ese año (entre 1959 y 1962 se celebraban dos partidos de las estrellas) abrieron en el roster de la Liga Americana Luis Aparicio y Minnie Miñoso. Por la Nacional abría en la primera base Orlando “Peruchín” Cepeda.

Hoy es hoy y para no olvidar aquí están los sangre latina que por vez primera fueron seleccionados como abridores por posición en cada liga en Juego de Estrellas. Recordar es vivir y ellos son: 

LIGA AMERICANA

C-Santos Alomar Jr.: 1990 

1B-Rod Carew: 1976

2B-Beto Avila: 1952 

3B-Alex Rodríguez: 2001

SS-Chico Carrasquel: 1951

LF-Minnie Miñoso: 1954

CF-Vic Davalillo: 1956

RF-Tony Oliva: 1964

DH-Danny Tartabull: 1991

SP-Luis Tiant: 1968

LIGA NACIONAL

C-Benito Santiago: 1989

1B-Orlando “Peruchín” Cepeda: 1959

2B-Julian Javier: 1963

3B-Tany Pérez: 1970

SS-Leo Cardenas: 1966

LF-Orlando Cepeda: 1961

CF-Mateo Alou: 1969

RF-Roberto Clemente: 1961

DH-Pedro Guerrero: 1989

SP-Juan Marichal: 1965

Los Lideres Latinos Por Posicion en Jonrones y Carreras Impulsadas en las Grandes Ligas

Ivan Rodriguez - Sammy Sosa

En estos días que se anda visitando las marcas de las Grandes Ligas damos un viaje por posición de los líderes actuales latinoamericanos en cuadrangulares y carreras impulsadas.

En cuanto a sangre latina muchos andan esperando sobre todo en Quisqueya cuando se regrese al play cada turno de Albert Pujols quien en ambas categorías está a números posibles de sobrepasar a Alex Rodríguez.

Para los amantes de la historia o simples curiosos del deporte del guante y el bate aquí están los líderes actuales de todos los tiempos latinoamericanos por posición en cuadrangulares y carreras empujadas y ellos son:

Cuadrangulares
C-Iván Rodríguez (311)
1B-Albert Pujols (656) activo
2B-Alfonso Soriano (412)
3B-Adrian Beltré  (477)
SS-Alex Rodríguez (696)
OF-Sammy Sosa (609)
DH-David Ortiz (541)

Carreras Impulsadas
C-Iván Rodríguez (1,332)
1B-Albert Pujols (2,075) activo
2B-Robinson Canó (1,272) activo
3B-Adrian Beltré  (1,707)
SS-Alex Rodríguez (2,086)
OF-Manny Ramírez (1,831)
DH-David Ortiz (1,768)

Quien Sera el Proximo Barry Bonds Rey de los Cuadrangulares en las Grandes Ligas

barry Bonds

En estos días del COVID-19 entre tantas chacharas de béisbol que tanto andan corriendo es la cantidad de marcas afectadas por no jugarse y quien sabe el inmediato futuro de esta temporada 2020. Nadie puede borrar que la coyuntura de las mayores son los números y como serán vistas a largo plazo a la hora de evaluaciones de un sin número de jugadores.

Una de las marcas más comentadas en la primavera era la posibilidad de Albert Pujols llegar a los 700 cuadrangulares en su carrera y ser el primer latinoamericano en llegar a tan exclusivo grupo en la historia del béisbol organizado. Más aún cuan lejos podía llegar al hombre que está en la cima llamado Barry Bonds.

En este momento como todo es especulación es mejor que el tiempo nos diga y nos remontamos en estos instantes de nostalgia a Miami al 2001 desde donde seguíamos a Barry Bonds.

Ese año mucho se comenzó a especular que Bonds tenia la herramienta poder de quebrantar la marca de jonrones en una temporada que estaba en posesión desde 1998 de Mark McGwire. Una tarde de Mayo en el Estadio Pro Player frente a los entonces Marlins de Florida fuimos testigo de uno de los 73 bambinazos que actualmente es el número marca en una campaña.

Un año más tarde ante los envíos de Josh Beckett en el Pro Player conectó su número 601 en su carrera y muchos comenzábamos entre colegas a tocar el tema de la marca máxima de Hank Aaron. En el 2003 para fechas de Mayo ante Carl Pavano reanudamos el tema cuando le vimos conectar su número 623 en su carrera.

Bien recordamos que cuando llegó Bonds a la Serie Divisional de la Liga Nacional ese final de Septiembre del 2003 llegó frente a los Marlins de Florida con 658 a menos de un centenar de la gran marca de los 756 jonrones. En aquella serie por aquellas cosas de la vida no dio ningún cuadrangular y si bien recuerdan la historia esa fue de campeón mundial para los Marlins.

Desde el 2003 no le volvimos ver a Bonds conectar un vuelacerca hasta el 2007 en el Sur de la Florida en el entonces llamado Dolphins Stadium año que superó la marca de los 755 del gran “Hammerin Hank”. Ese cuadrangular visto fue el 760 frente al lanzador Rick Van den Hurk. Mismo lanzador que en San Francisco le conectó el número 754 y días después conectó frente a los Padres de San Diego el del empate de 755 y más adelante rompió la marca con enorme cuadrangular en partido frente a los Nacionales de Washington.

El resto es historia y bien sabemos la marca actual de Barry Bonds son 762 vuelacercas. Para los latinoamericanos sus dos marcas de jonrones son de gran curiosidad y quien no desearía fueran quebrantadas.

En la marca de cuadrangulares en una misma campaña el único en conectar sobre 60 en una misma temporada lo fue Sammy Sosa y lo logro en tres ocasiones entre finales década de los 90’ y el año 2001. En el caso de su gran total mucho se especuló podia ser Albert Pujols. Otro lo era Miguel Cabrera pero en este instante su prioridad es llegar a la marca de 500. Muy probable la mítica marca de todos los tiempos sea una nueva cara latina y mucho tiempo tomará en los calendarios.

Recordar es vivir. Quien sera el proximo Bambino en las Grandes Ligas eso el tiempo nos lo dirá.

Latinos y las 150 Carreras Impulsadas en la Historia en las Grandes Ligas

jose Abreu White Sox

Cuando Orlando Cepeda en 1961 fue el primer latinoamericano en ser rey impulsador de carreras en todas las Grandes Ligas tomo más de tres décadas que un latino fuese rey en todo el béisbol en carreras remolcadas. Hoy es hoy y con todo que este es el año del  jonrón son pocos los que han logrado una gran marca que no se ha superado en largos calendarios.

Puede que los cuadrangulares estén volando bardas a tutiplén esta temporada pero de esas cosas del béisbol va para más de 10 calendarios que no hay pelotero que haya arribado al exclusivo grupo numeral de 150 empujadas.

Para no olvidar, no fue desde 1962 en la Liga Nacional que por vez primera un pelotero llegaba a la lid de 150 impulsadas. Ese lo fue Andrés ‘Galarraga en el uniforme de los Rockies de Colorado. El conocido como “El Gato” hizo historia en 1996 al ser el primer latinoamericano en llegar a tal marca y solo el segundo latino en ser líder en aquel entonces de tal departamento en la Liga Nacional.

Dos campañas después, Sammy Sosa conquistaría la monarquía de las impulsadas del circuito nacional con 158 en 1998 y más adelante repetiría como rey con 160 en el 2001 cuales ambas conquistas en la camisa de los Cachorros de Chicago. Por cierto, ese mismo 1998 en el circuito de la americana Juan ‘Igor’ González en la camisa de los Rangers de Texas fue el rey en empujadas con 157 remolcadas. En parte, número que le impulsó ser seleccionado en aquel entonces con su segundo galardón de Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Entre esos reinados de Sosa en la Nacional, por otro lado, Manny Ramírez se convertía en rey de las remolcadas de la Liga Americana con 165 empujadas. El quisqueyano en aquel entonces con los Indios de Cleveland era el primero desde Jimmy Foxx en 1938 en rebasar el número de 160 impulsadas en una temporada en la Americana. Además, en aquel momento era solo el sexto latino en ser monarca en empujadas en el llamado más joven de ambos circuitos.

Los últimos dos de sangre latina que superaron las 150 carreras impulsadas en todas las mayores lo fueron Miguel Tejada en el 2004 y en el 2007 Alex Rodríguez. Por cierto, el conocido como “A Rod” en esa temporada antes mencionada fue el último todavía a estas fechas en sobrepasar el numero de 150 con exactamente 156 empujadas ese año con los Yankees de Nueva York.

Al presente a este escrito,  hay muy buenas probabilidades que el cubano José Abreu de los Medias Blancas de Chicago sea rey de las remolcadas en la Liga Americana. Por cierto, si lo logra mantendria una seguidilla al ser el cuarto monarca latinoamericano consecutivo en empujadas del llamado meas joven de ambos circuitos. 

A estas alturas Abreu no llegará a las 150 impulsadas pero es de sumo orgullo que el poder latino sigue en impulso de poder y más marcas esperamos ver al cierre de esta temporada de cierre de década. Todo los asiduos gustan de reyes pero ver quien llegará a 150 impulsadas en un futuro cercano y eso el tiempo nos dirá.

Los Latinos Con 50 Jonrones en Una Temporada en las Grandes Ligas

Jorge Soler

El jonrón es uno de los grandes chachareos y mucho se anda apuntando en este momento es la cantidad de marcas y récords que se han establecido en el departamento de cuadrangulares esta temporada 2019 de las mayores.

Con todo que un gran número de peloteros latinoamericanos han superado sus números en vuelacercas esta campaña es buen instante dejar caer que un número mágico que latino alguno no ha superado desde el 2010 es el conectar 50 ó más cuadrangulares en una campaña.

El cierre de esta temporada 2019 esta a la vuelta de la esquina en el calendario y quien sabe si de clausura de esta década un latino se pone en los libros del béisbol de este club de bambinos.

Si bien en la década de los 90’ nombres entre otros José Canseco, Andrés ‘El Gato’ Galarraga,  Juan ‘Igor’ González y Rafael Palmeiro pusieron un nuevo capitulo en cuanto a poder con el bate fue a finales del mismo tiempo quien el que pusó un nuevo acento al madero latinoamericano lo fue Sammy Sosa.

El quisqueyano fue el primero latinoamericano que no solo superó el número de 50 vuelacercas por vez primera en las mayores sino conectó 66 y 63 en los años consecutivos de 1998 y 1999 en la camisa de los Cachorros de Chicago.

Sosa comenzaria el nuevo siglo con 50 en el 2000 y 64 en el 2001. Como de esas cosas increible con todo y tales números fue solo en el 2000 que obtuvo la corona de jonrones de la Liga Nacional.

Después del cuarteto de años puestos por Sosa los únicos sangre latina en conectar sobre 50 vuelacercas en una temporada lo fueron Alex Rodríguez (2001, 2002, 2007), David Ortíz (2007) y José Bautista (2010) en todas las Grandes Ligas.

Los más cercanos a 50 por vez primera en largo tiempo es en este momento. En la Liga Americana el cubano Jorge Soler de los Reales de Kansas City está en este momento a tal lid de solo cinco con 45 mientras que por el otro lado del circuito nacional lo es venezolano Eugenio Suárez a solo dos con 48 bambinazos. 

Por cierto, ambos andan en buen paso en busqueda de terminar esta campaña como reyes en sus respectivas ligas en cuadrangulares. Por ciuerto, última ocasión que dos latinoamericanos se quedaron con la monarquia completa en jonrones lo fue en el 2010 los fueron los dominicanos José Bautista con los Azulejos de Toronto  y Albert Pujols con los cardenales de san Luis en la Liga Americana y Nacional respectivamente.

Ambos, tanto Soler como Suárez hasta superaron lo mejor de lo mejor en la presente década de 44 jonronazos conectados por Miguel Cabrera (2012 y 2013) y Nelson Cruz (2015) en todas las mayores.

Falta muy poco béisbol pero pendientes a Jorge Soler y Eugenio Suárez. Quien sabe 50 jonrones no vienen mal para los libros de historia. El tiempo nos dirá.

Latinos: Marca de Jonrones Por Pais en una Temporada en las Grandes Ligas

Gio Urshela

Jonrones es el batazo del momento  esta campaña 2019 de las mayores. Entre tantas marcas y récords varios latinoamericanos andan dejando sus huellas en este año del bambino.

Entre marcas establecidas, sin todavia terminar la actual temporada, varios latinos han quebrantado la marca de sus paises en vuelacercas conectados en una campaña.

Sin mucho bombo ni platillos Gio Urshela se convirtió hace tiempo atrás en el colombiano con más cuadrangulares conectados en una temporada. El tercera base de los Yankees de Nueva York superó los 17 conectados por Orlando Cabrera en el 2003 con los Expos de Montreal.

Eugenio Suárez de los Rojos de Cincinnati también estableció varios días atrás la nueva marca entre venezolanos al irse por encima de los 47 conectados por Andrés ‘El Gato’ Galarraga en 1996 con los Rockies de Colorado.

Para formar un trio del gran 2019 del bambinazo pocos han dado cuño que Jorge Soler podria ser el nuevo sultán de Cuba. La marca actual la ostenta Rafael Palmeiro y el bosque de los Reales de Kansas City al escribir estas lineas está solo dos de empatar y tres para establecer un nuevo vestigio cubano en el béisbol mayor.

Falta poca pelota este 2019 pero para aquellos seguidores del deporte del bate y el bate, historiadores o simples curiosos aquí les ofrecemos al momento de escribir esta columna los latinoamericanos por país con más jonrones conectados en una temporada en las Grandes Ligas y ellos son: 

COLOMBIA

Gio Urshela, Yankees de Nueva York, 20, 2019 (activo)

CUBA

Rafael Palmeiro, Rangers de Texas, 47, 1999 & 2001 

MEXICO

Vinny Castilla, Rockies de Colorado, 46, 1998

PANAMA

Ben Oglivie, Cerveceros de Milwaukee, 41, 1980 

PUERTO RICO 

Juan ‘Igor’ González, Rangers de Texas, 47, 1996

REPUBLICA DOMINICANA

Sammy Sosa, Cachorros de Chicago, 66, 1998

VENEZUELA

Eugenio Suárez, Rojos de Cincinnati, 48, 2019 (activo)

Nunca Olvidar ! Septiembre 11 y las Grandes Ligas

Sammy Sosa September 2001

A todos nos pasa que hay momentos históricos que no importa el pasar de los años se nos han quedado grabados en nuestras mentes a lo largo de nuestras vidas. Hay muchos de esos mismos que como un ‘flash’ inmediato viene a la memoria el lugar e instante que hace recordar como y donde lo vivistes.

Hay estampas que no importa el pasar de los calendarios por esas cosas de la vida no se relegan nunca. El día 11 de Septiembre del 2001 es uno de esos.

Ese 2001 como residente de la Ciudad del Sol y cronista de los Marlins de Florida de aquella temporada de esos periquetes que uno no borra no importa que no iban muy bien en la tabla de posiciones era ver un equipo joven que quien se iba a imaginar que dos años despues iban ser campeones mundiales.

Entre memorias, una semana antes exactamente del 11 de Septiembre debutaba en las mayores uno que seria grande más adelante para esa franquicia el lanzador Josh Beckett. Se veia en el buen ritmo que llevaban juntos en todos los aspectos de juego un cuadro interior de futura excelencia de nombres Derek Lee, Luis Castillo, Mike Lowell y Alex González. Todos grandes del reinato del 2003. Lo que en aquel momento del 2001 dirigidos por uno que no debe ser olvidado el salón de la fama Tany Pérez.

Hoy después de 18 calendarios como muchos cronistas deportivos beisboleros muchos no hemos olvidado con exactitud aquel aterrador día que ciertamente para muchos ese día los planes cambiaron drasticamente. 

Esa noche me tocaba cubrir el partido de los Marlins contra los visitantes Expos de Montreal pero aquel suceso que cambió al mundo quedó grabado más que una asignación beisbolera.

Ese día Estados Unidos sufrió el peor ataque terrorista de su historia, que ultimó con la destrucción de las llamadas torres gemelas del World Trade Center de Nueva York y parte del Pentágono en la ciudad capital de Washington. Todos producto por aviones de pasajeros que fueron secuestrados. Otros murieron en un avión que se estrelló en un campo de Pennsylvania que mucho se entiende al presente era atacar el Capitolio en el Distrito de Columbia.

Seis días tomó que el béisbol regresará a acción después que por tercera ocasión en la historia las Grandes Ligas tuviese que cancelar partidos por un evento en especifico. Antes fue por las primeras guerras mundiales.

En el caso de los Marlins regresaron a juego en Montreal y bien recuerdo que ese partido frente a los Expos obtuvo la victoria el boricua Ricky Bones. Después el calendario tomo su ruta y quedan en la memoria aquellas iconicas imagenes del primer partido en la ciudad de Nueva York donde los Mets recibian la visita de los Bravos de Atlanta. Otra para no olvidar fue el corrido de Sammy Sosa con una bandera de los Estados Unidos en el primer partido celebrado en Wrigley Field en Chicago frente a los Astros de Houston.

Muchas semanas después de finales de Octubre muchas penas se disiparon un poco sobretodo en la sufrida Ciudad de la Gran Manzana cuando sus Yankees de Nueva York llegaron hasta la Serie Mundial pero cayeron en uno de esos septimo partidos más celebres en la historia de las ligas mayores ante los eventuales monarcas Cascabeles de Arizona.

Cada cual con su recuerdo del 11 de Septiembre casi dos décadas después y no importa que siguen en el recuerdo las marcas de aquel día. Para unos como este servidor en el Sur de la Florida, otros en cualesquiera lugar este es un buen momento que hay que reconocer que el béisbol hizo un gran trabajo como herramienta de disfrute de vida y de deber patriótico en aquel instante. Un hecho de no olvidar jamas y esperamos en nuestras vidas jamas se vuelva a repetir.