Es Tiempo Para Cambios de Post-Temporada en las Grandes Ligas

Correa Soto

Tiempos de cambio y porque no en el béisbol mayor. Puede que los llamados puristas no estén muy de acuerdo con trocar el actual sistema de post-temporada pero parece que muchos han olvidado el sin número de modificaciones hechas a través de los calendarios.

Muchos se anda escribiendo y hablando de lo que pudiese ser la campaña 2020 y si todavía se realiza muchos ojos están en si se implementan novedades a un nuevo sistema de via a la post-temporada sea uno viable que se quede para el futuro.

Puede que mucho hayan olvidado pero hasta 1968 llegaban a la Serie Mundial los conjuntos que ganaban la Liga Americana y Liga Nacional. Era ganar el banderín de su circuito, punto y se acabó. Esa última campaña jugada así los Tigres de Detroit fueron los campeones mundiales en victoria en siete partidos sobre los Cardenales de San Luis.

En 1969 con la expansión de equipos llegó el primer cambio segmentándose cada liga en división este y división oeste. Ese año por vez primera se conocieron las Series de Campeonato de Liga antes de la Serie Mundial y en la ruta los llamados “Miracle Mets” de Nueva York fueron los primeros campeones mundiales.

Así fue hasta 1993. El equipo que ganara cada división era el que pasaba a la serie de campeonato y cada vencedor pasaba al Clásico de Octubre. En los 90’ muchos comenzaron a argumentar que en muchos casos se veían temporadas donde unas divisiones eran más fuertes que otras y para competir con otras ligas profesionales de otros deportes se deberían expandir las series post-temporada.

En 1993 los Azulejos de Toronto fueron los últimos campeones mundiales bajo aquel sistema con aquel famoso jonrón de Joe Carter en el sexto juego frente a los Phillies de Philadelphia.

En 1994 la temporada comenzó con un nuevo esquema de tres divisiones por liga como hoy día pero la misma no se completó a causa del paro laboral por los peloteros. En 1995 fue que se vio el nuevo método que no solo pasaba a la post-temporada los que ganaban los gallardetes de su división sino también era nuevo en el deporte del guante y el bate mayor el concepto del “wild card”. Aquel conjunto que tuviese la mejor marca en su circuito pero que no ganará el banderín de su división.

Según la nueva regla ese “wild card’ jugaba frente a la novena con mejor marca en su liga y así se creó un nuevo escalón que son la Series de División de liga. Ese 1995 los Bravos de Atlanta fueron los campeones mundiales en lo que algunos críticos decían que era una muy larga ruta. 

Muchos no estuvieron de acuerdo con el concepto del “wild card” hasta que dos años más tarde en 1997 los Marlins de Florida se convirtieron en el primer rey de las mayores llegando a post-temporada como “wild card”. Por cierto, la organización de los Marlins sus dos campeonatos mundiales en su historia han sido a través de la senda del “wild card”.

En el 2013 buscando una vez más competir con la NBA de baloncesto y la NFL del football americano se expandió la post-temporada a dos equipos de “wild card” y se creó lo que se llama el juego de muerte súbita entre ambos conjuntos y el ganador pasa a la serie divisional en su liga.

Ese sistema es el vigente y quien mejor que los actuales monarcas Nacionales de Washington pueden decir que aunque el camino es largo vale la pena. Los “Nats” llegaron a la post-temporada como uno de los “wild card” y fueron sacando de carrera en su liga a los Cerveceros de Milwaukee, Dodgers de Los Angeles y los Cardenales de San Luis. Después en la Serie Mundial a los Astros de Houston y el resto es historia.

Hoy es hoy y se juegue o no en el 2020 muchos deseos hay de expansión de las series post-temporada. La más que suena es que los “wild card” jueguen más de uno y en vez sea una serie de máximo tres partidos. Otra idea que se viene cocinando es que se expanda a cuatro los equipos “wild card”.

En esta última premisa mucho de la discusión es como se va recortar la temporada regular para dar lugar a una extensión de series post-temporada. Muchos fanáticos entienden que una campaña de 162 partidos es muy larga y porque no hacer un canje para acoger nuevos tiempos.

Si viajáramos al antiguo sistema de 1968 la Serie Mundial del 2019 hubiese sido los Dodgers de Los Angeles contra los Yankees de Nueva York. Nadie olvide Houston en aquella época pertenecía a la Liga Nacional. Por otro lado, si fuese lo que se anda debatiendo de extensión quien sabe hubiese sido el campeón tomando en cuenta la pasada temporada. En la Liga Americana hubiesen llegado también a post-temporada los Indios de Cleveland y los Medias Rojas de Boston. En la Nacional de “wild card’ hubiesen sido también de post-temporada los Mets de Nueva York y los Cascabeles de Arizona.

Los que siguen la NBA, la NFL y el hockey de la NHL bien saben el entusiasmo que existe cuando llega la post-temporada. Esa sensación muchos asiduos de la pelota la vienen buscando desde hace tiempo. El entusiasmo está pero los cambios solo lo pueden producir los que pueden. Veremos que el tiempo dirá.

Los Primeros Latinos Abridores Por Posicion en la Historia Juego de Estrellas Grandes Ligas

Cepeda Mays Clemente

Es mes de Junio y quien sabe cuantos latinoamericanos para estas fechas bajo otras circunstancias estuviéramos apuntando a ser participes en el Juego de las Estrellas que este año estaba destinado ser en el Dodger Stadium de Los Angeles.

A estas fechas ya sabemos que por segunda ocasión en la historia no habrá el partido de las luminarias y a esperar a Atlanta 2021 y como todo en este instante sigue siendo que hubiera sido continuamos en nuestro viaje histórico. 

El año pasado 20 de sangre latina o hispana como le quiera llamar unos nacidos y otros por ascendencia vieron acción en Cleveland. Cinco por cada liga fueron abridores.

En la Liga Americana desde 1988 al menos un latinoamericano ha sido seleccionado como abridor y en el circuito nacional desde 1999 en el gran partido de las luminarias. Esa racha en el circuito americano comenzó con la selección de José Canseco y en la nacional con la elección entre abridores de Sammy Sosa. El resto hasta el presente es historia.

Muy normal hubiese sido ver por su popularidad en este instante visto ser abridor bajo el sol californiano a Ronald Acuña Jr., Javier Báez y Juan Soto por la nacional y quien sabe con tantos nombres de renombre actual latinos quienes hubiesen sido escogidos para jugar por la americana.

Muchos olvidan que 69 calendarios atrás los tiempos eran muy diferentes. En 1951 fue el primero con presencia latina y solo tres latinos el Chico Carrasquel, Connie Marrero y Minnie Miñoso. Carrasquel del trio haria historia ser el primero no solo de su Venezuela sino de América Latina en abrir en un partido de las luminarias.

Por cierto, no fue hasta 1959 que se vio por vez primera que en ambos conjuntos hubiese un jugador latinoamericano. En el primer partido de estrellas de ese año (entre 1959 y 1962 se celebraban dos partidos de las estrellas) abrieron en el roster de la Liga Americana Luis Aparicio y Minnie Miñoso. Por la Nacional abría en la primera base Orlando “Peruchín” Cepeda.

Hoy es hoy y para no olvidar aquí están los sangre latina que por vez primera fueron seleccionados como abridores por posición en cada liga en Juego de Estrellas. Recordar es vivir y ellos son: 

LIGA AMERICANA

C-Santos Alomar Jr.: 1990 

1B-Rod Carew: 1976

2B-Beto Avila: 1952 

3B-Alex Rodríguez: 2001

SS-Chico Carrasquel: 1951

LF-Minnie Miñoso: 1954

CF-Vic Davalillo: 1956

RF-Tony Oliva: 1964

DH-Danny Tartabull: 1991

SP-Luis Tiant: 1968

LIGA NACIONAL

C-Benito Santiago: 1989

1B-Orlando “Peruchín” Cepeda: 1959

2B-Julian Javier: 1963

3B-Tany Pérez: 1970

SS-Leo Cardenas: 1966

LF-Orlando Cepeda: 1961

CF-Mateo Alou: 1969

RF-Roberto Clemente: 1961

DH-Pedro Guerrero: 1989

SP-Juan Marichal: 1965

Latinos Con Mas Partidos Por Posicion en la Historia Juego de Estrellas Grandes Ligas

Cal Ripken Ivan Rodriguez

Es mes de Junio y no hay apuntes ni chachareo alguno de lo que debió ser uno de los temas del momento. El Juego de Estrellas de las Grandes Ligas.

Desde su creación solo en 1945 no se jugó el partido de las luminarias del béisbol por la prohibición de viaje en los Estados Unidos a causa de la Segunda Guerra Mundial.

Como todo en este instante sigue siendo que hubiera sido continuamos en nuestro viaje histórico. Dando una trayectoria a través de los tiempos no muchos grandes peloteros han tenido la distinción de ser nombrados a ser abridores en una misma posición defensiva.

Este año si se hubiera jugado en Los Angeles quien sabe si Willson Contreras hubiera empatado con Yadier Molina y Benito Santiago de ser el tercer latinoamericano en abrir en tres ocasiones como receptor del lado de la Liga Nacional en la historia en un Juego de Estrellas. Nolan Arenado si hubiese sido seleccionado a abrir en la tercera base se hubiera unido a otros tres antesalistas que tuvieron la distinción en abrir en cuatro ocasiones por el circuito nacional.

En la Liga Americana si JD Martínez hubiese sido seleccionado a abrir como bateador designado se hubiera inscrito en los libros como el tercero de sangre latina en lucir en esta posición ofensiva en un partido de las luminarias con sobre dos ocasiones. Para Martínez hubiese sido su seguidilla de tres acercándose a las cuatro aperturas de Edgar Martínez y el líder David “Big Papi” Ortiz con cinco.

Para los amantes de la historia o simples curiosos aquí esta el listado de los latinoamericanos con más aperturas en Juego de Estrellas en una misma posición. Vale señalar misma posición no aperturas. Un ejemplo más reciente Javier Báez lleva dos consecutivos pero en el 2018 abrió en la segunda base en Washington y el año pasado como campo corto en Cleveland.

Para los querendones de la pelota el jugador que más abrió en un Juego de Estrellas en la misma posición lo fue Willie Mays en el jardín central. Mays jugó en tal posición en el lado de la Liga Nacional en 18 ocasiones. En la Liga Americana la marca de más aperturas en una misma posición abriendo en juego de estrella la ostenta Cal Ripken Jr. con 14 ocasiones como campo corto.

Para orgullo de América Latina los boricuas Iván “Pudge” Rodríguez y Roberto Alomar y el panameño Rod Carew ostentan el record de la Liga Americana con más principios en juego de estrellas en una misma posición defensiva.

Aquí están los sangre latina con más aperturas en una misma posición en Juegos de Estrellas y ellos son: 

LIGA AMERICANA

C-Iván “Pudge” Rodríguez: 12 

1B-Rod Carew: 7

2B-Roberto Alomar: 9

3B-Alex Rodríguez: 6

SS-Luis Aparicio: 8

LF-Manny Ramírez: 5

CF-Tony Oliva / Bernie Williams: 1

RF-José Bautista: 4

DH-David Ortiz: 5

LIGA NACIONAL

C-Yadier Molina / Benito Santiago: 3

1B-Orlando “Peruchín” Cepeda: 5

2B-José Vidro: 2

3B-Nolan Arenado: 3

SS-David Concepción: 5

LF- Orlando “Peruchín” Cepeda: 5

CF-Carlos Beltrán: 2

RF-Roberto Clemente: 7

DH-Albert Pujols: 2

Latinos Con Mas Juegos de Estrellas en la Historia Grandes Ligas

Miguel Cabrera David Ortiz

Es el mes de Junio y para este tiempo muchos columnistas y cronistas comenzamos nuestras predicciones y pronósticos en ruta al Juego de Estrellas. Este año 2020 no hay bola de cristal que buscar y mirar. Gracias al COVID-19 esta temporada no hay boleta electrónica que llenar para escoger los jugadores abridores de la Liga Americana y el circuito nacional. El Dodger Stadium de Los Angeles tendrá que esperar otro turno para ser el hogar de las luminarias del béisbol.

Como todo lo que es béisbol mayor en este instante es que hubiera sido. Para el Juego de Estrellas es imaginarnos si hubiese sido realidad que en la Liga Americana hubieran comenzado tal como en el 2019 en la alineación inicial Gary Sánchez, Carlos Santana, Jorge Polanco y JD Martínez. Que tal en la Liga Nacional de iniciadores otra vez Willson Contreras, Ketel Marte, Nolan Arenado, Javier Báez y Ronald Acuña.

También es si en el 2020, en el circuito americano hubiesen sido otra vez Todos Estrellas entre otros José Abreu, José Orlando Berríos, Aroldis Chapman, Francisco Lindor y Gleyber Torres. En el lado de la Nacional Sandy Alcántara y Luis Castillo hubiesen estado presente otra vez entre las luminarias.

En este momento en cuanto al Juego de Estrellas parece ser próximo será en Julio del 2021 en Atlanta. Mientras a seguir viajando a través de la historia. 

Muchos creen que es fácil en la carrera de un pelotero llegar a ser seleccionado y jugar en un partido de las estrellas. Cuando nos desplazamos por la historia solo 11 latinoamericanos han participado en 10 o más Juegos de Estrellas. El honor no es tan sencillo cuando el único latino activo más cercano a este grupo con nueve partidos de estrellas en su resumé lo es Yadier Molina.

Para los amantes de la historia y asiduos del béisbol en general aquí están los únicos sangre latina que han tenido la honra de ver acción en 10 o más Juegos de Estrellas. Más latinos quien sabe pero eso el tiempo nos lo dirá. Mientras ellos son: 

Rod Carew: 18 

Alex Rodríguez: 14

Iván “Pudge” Rodríguez: 14

Mariano Rivera: 13

Roberto Clemente: 12

Roberto Alomar: 12

Manny Ramírez: 12

Miguel Cabrera: 11 (activo)

Luis Aparicio: 10

David Ortiz: 10

Albert Pujols: 10 (activo)

No hay Colores en el Beisbol. Hora de No Colores en los Estados Unidos

Baez Lindor Berrios

Hace exactamente 65 años atrás Roberto Clemente uno de los choques más grandes que tuvo que enfrentarse al vestir la franela de los Piratas de Pittsburgh fue el encuentro cultural del extremo racismo en los Estados Unidos de América. Un encontronazo que para Clemente y para muchos latinoamericanos que llegaban en aquel momento a nuevo terruño se topaban con algo que no era de sus costumbres de sus tierras de procedencia.

Clemente debutó un 17 de Abril de 1955 y desde su primer partido en el Forbes Field vio  la realidad del racismo y más en su caso en aquellos tiempos en la ciudad del acero que era predominante de cuello azul blanco. Una ciudad norteña industrial donde predominaba un color y costumbres. Quien haya visto la película “Fences” de Denzel Washington puede tener una idea bastante clara de lo que era Pittsburgh en la década de los 50’. 

Lo que para Clemente su vida no era pieza de la cinematografía. Era realidad. Compañeros de equipos, fanáticos y su no mejor amigo a través de toda su carrera la prensa local deportiva. Mucho se ha escrito y relatado y ciertamente aquellos días nada que ver como es considerado hoy “The Great One”.

Clemente no fue el único que como muchos peloteros que llegaban para finales de los 50’ y principios de los 60’ de otras partes de América Latina sus vidas tuvieron que acostumbrarse a una bastante complicada. Latinos y de tez de color. El racismo era doble. 

Hasta en un momento dado era doble no por el blanco solamente sino también porque muchos de la comunidad negra veían a los latinos como intrusos extranjeros. Mucho se ha apuntado sobre el tema del inglés pero más allá de un idioma cuantas historias y relatos escuchamos entre otros de Orlando Cepeda, Juan Marichal, Tany Pérez y Victor Pellot y muchos otros de sus no tan gratas experiencias. Hasta de grandes en la década de los 70’ y principios de los 80’ las historias reales son largas lo que era racismo no importa nombre y estrella de un determinado conjunto.

Clemente más allá de su carrera en el terreno de juego es el hombre a mencionar porque fue el primero que tuvo el bate y guante de entrar en la arena de argumentar y razonar sobre las cuestiones sociales de justicia en los Estados Unidos. Mucho se ha apuntado de sus opiniones a través de su carrera sobre el tema y su fervor a favor de lo que finalmente seria firmada La Ley de Derechos Civiles de 1964. Clemente era un gran defensor de las ideas y movimientos de Martin Luther King.

Para el puertorriqueño como Clemente y otros grandes de su tiempo como Orlando Cepeda y los lanzadores Rubén Gomez y Juan “Terín” Pizarro si viajamos en el tiempo era un tema muy difícil el de la discriminación porque más allá de ideología cultural eran derechos obtenidos mucho antes de 1964 por la Constitución de Puerto Rico en un territorio no incorporado de los Estados Unidos.

Más allá, Clemente llegó a tener el gusto de tener en su hogar en 1962 a Martin Luther King durante una visita a la Isla para presentarse en la local Universidad Interamericana. Paréntesis, quien diría que sus dos presentaciones estaban tituladas “Strides Towards Freedom” y “The Future of Integration”. Una ironía hoy 2020.

Años después la historia dicta que fue Roberto Clemente el que tomo carta en el asunto que sus Piratas no jugarán un día antes del entierro de Martin Luther King. El 4 de Abril de 1968 King fue asesinado en Memphis y la temporada de las mayores estaba por comenzar el 8 de Abril. Varios equipos tuvieron sus determinaciones y en el caso de los Piratas que abrían la temporada en Houston, Clemente tomó las riendas para que se suspendiera el partido y no comenzara la campaña hasta después del entierro el 10 de Abril. Ese día Piratas y Astros abrieron la campaña dividiendo honores en un doble juego donde bien nos comentó en una ocasión Steve Blass fue un día de escasa asistencia en el Astrodome y la nación todavía no estaba preparada para entretenerse después de tan horrifico asesinato.

Hoy es hoy y todo lo que se comunica de diversas formas y maneras es de derechos, desigualdad, injusticia, opresión y racismo. Palabras entre tantas de intolerancia y prejuicio. 

Quien hubiese dicho que en el 2020 estaríamos viviendo precisamente en un momento de una pandemia mundial uno de tanto dolor y tristeza humana.

Hoy es hoy y todos somos ciudadanos. Para los latinoamericanos hasta los que vivimos en los Estados Unidos es arduo y engorroso que aunque conozcamos la complicada historia desde aquellos tiempos que tuvo que dilucidar Abraham Lincoln no hay el concepto de blanco, no hay negro, no hay “brown”. No entendemos todavía en el presente porque la diferencia de Babe Ruth y Hank Aaron y Mickey Mante y Willie Mays.

En el caso de Puerto Rico no hay colores entre el primero en la historia Hiram Bithorn y entre los del presente como Isán Díaz. No hay colores entre Javier Báez, José Berríos y Francisco Lindor. No hay entre “Kike” Hernández, Edwin Díaz y Yadier Molina. No hay en el Salón de la Fama entre Roberto Clemente y Edgar Martínez. Nadie nunca definió colores entre los Yankees Jorge Posada y Bernie Williams. Nadie contrastó a Javier López ni a Carlos Delgado. Simplemente todos boricuas. Todos grandes ligas y reconocidos de una forma otra en la gran carpa. En otras naciones latinoamericanas infinidad de contrastes hay y son símbolo de una sola nación.

Tiempos de cambios que tienen que cambiar. En los Estados Unidos hubo sus momentos en 1865, 1964, 1968 y tan cerca en el 2011. Los acontecimientos actuales quien sabe como evolucionaran pero tienen que transformarse a los tiempos presentes. Es hoy darle un detente a los colores. No hay espacio para que el tiempo dirá. Veremos.

Los Todos Estrellas Latinos en la Historia Clasico Mundial de Beisbol

Francisco Lindor Yadier Molina PR

Para estas fechas uno de los temas probablemente más leídos si hubiese sido las circunstancias diferentes seria el tema del Clásico Mundial de Béisbol. Más allá de conocer las ciudades sedes infinidad de columnas sobretodo en América Latina en estos tiempos se hubieran reproducido pronósticos y predicciones quienes iban a formar parte de cada escuadra nacional.

Hoy es hoy y a este instante ni se conoce en que año volverá ser el próximo Clásico Mundial de Béisbol. Rumores corren será programada la quinta edición para Marzo de 2023 pero como la canción solo son rumores. Para efectos de historia sea cuando sea el campeón defensor son los Estados Unidos.

Para efectos de refrescar la memoria, en las pasadas cuatro ediciones se ha nombrado un Jugador Más Valioso y un equipo todo estrella. En los cuatro capítulos el único latinoamericano en la historia del clásico con honra de “MVP” lo es Robinson Canó de República Dominicana.

En tales cuatro, 21 latinoamericanos han sido nombrados al Equipo Todo Estrella y el único en estar su nombre reconocido par de veces en el seleccionado de luminarias lo es el boricua Yadier Molina. El receptor puertorriqueño fue seleccionado en los capítulos del 2013 y 2017.

Como estábamos preparando desde temprano e íbamos en rumbo de ir más allá cuando llegara el 2021 nos vamos adelantar con un proyecto que teníamos en ciernes. El Equipo Todo Estrella Latinoamericano de todos los tiempos en Clásico Mundial de Béisbol.

Como sabemos que al momento ni se conoce cuando será la quinta edición vamos a compartir nuestro listado. La tarea no fue fácil porque hay jugadores que han participado en un solo episodio como otros en varios y le dimos a tal detalle validez.

Cuando llegará algún anuncio de Clásico Mundial de Béisbol eso el tiempo nos lo dirá. Mientras aquí está nuestra selección del Equipo Todo Estrella Latinoamericano y ellos son:

C: Iván “Pudge” Rodríguez, Puerto Rico / Yadier Molina, Puerto Rico

1B: Miguel Cabrera, Venezuela / Carlos Delgado, Puerto Rico

2B: Robinson Canó, República Dominicana

3B:  Jorge Cantú, México / Yulieski Gourriel, Cuba

SS: Francisco Lindor, Puerto Rico

OF: Carlos Beltrán, Puerto Rico

OF: Yoenis Céspedes, Cuba

OF: Alfredo Despaigne, Cuba

DH: Frederich Cepeda, Cuba

LA: Javier Vázquez, Puerto Rico

LC: Fernando Rodney, República Dominicana

Puerto Rico y Cuba: Choque de Grandes Ligas Esperanza en la Historia

Bernie Williams vs Cuba 2006

En estos tiempos de COVID-19 que estamos haciendo un sin número de recorridos en el tiempo un tema bastante chachareado y discutido es cuando vamos a ver finalmente los grandes ligas cubanos jugar en los eventos de principalidad mundialistas. Mucho antes que el Clásico Mundial de Béisbol 2021 fuese hasta anunciado que se iba a jugar en Miami un sin número de columnas fueron escritas con premisas como los liga mayoristas podían jugar por su tierra y los hipotéticos listados de equipos de ensueño.

Hoy es hoy y bien sabemos que en el 2021 no habrá Clásico Mundial y la solución al dilema de Cuba seguirá en un tintero hasta quien sabe cuando. Seguiremos fantaseando si fuese en estos tiempos de ver a un José Abreu, Yuli Gourriel, Yasmani Grandal y Jorge Soler contra un Javier Báez, Carlos Correa, Francisco Lindor y Eddie Rosario. Cada uno de su lado ver en una lomita de los suspiros a Aroldis Chapman y José Orlando Berríos.

Sin duda alguna Cuba y Puerto Rico es una de las rivalidades premier del Caribe. En los últimos 20 años mucho se puede apuntar partidos entre ambas patrias en diferentes torneos entre otros Series del Caribe, Juegos Centroamericanos y del Caribe y Juegos Panamericanos pero cuando se habla de los de a de veras al menos en nuestra memoria tres partidos jamas han sido olvidados. El juego entre los Senadores de San Juan y Cuba en 1993 y los dos partidos entre ambos terruños en el Clásico Mundial de Béisbol 2006. Los tres celebrados en el Estadio Hiram Bithorn de la ciudad capital de Borinquén.

Los tres fueron en diferentes épocas pero muy similar al presente igual se parloteo de las posibilidades que jugaran los grandes liga en la franela cubana. Por otro lado, desde que nació el Clásico Mundial de Béisbol Puerto Rico por su parte igual que República Dominicana, Colombia, México, Panamá y Venezuela han tenido la dicha de jugar con sus figuras de Grandes Ligas.

Podemos idealizar nueve de cada flanco de hoy en día en un partido de fantasia entre Cuba y Puerto Rico pero vamos a soñar más allá y transbordarnos en el calendario.

Carlos Beltran Javy Lopez

Un juego de fantasia entre ambos terruños con jugadores entre 1993 y 2006. Mismo tiempo que apuntamos Puerto Rico si pudo jugar con liga mayoristas y Cuba no. Muchas preguntas se pueden hacer pero en estos tiempos de liga de fantasia porque no un partido que Cuba si pueda jugar con sus grandes ligas de aquel momento. Que hubiera sido en ese periodo de tiempo. 

La tarea no es fácil escoger grandes ligas cubanos ya que no habían tantos en aquellas épocas como en el presente. Puerto Rico por su lado infinidad para escoger. Para poner la mente a bien imaginar creamos dos ‘lineups’. Por el equipo cubano escogimos jugadores de aquel entonces e incluimos a Yuli Gourriel y Alexei Ramírez que en aquel instante fueron parte de la novena del Clásico Mundial 2006. 

Por el conjunto de Puerto Rico en nuestro equipo de fantasia se escogieron jugadores que vieron acción con los Senadores de San Juan y/o la escuadra del Clásico Mundial 2006. Le dimos prioridad a Carlos Delgado y Javier López ser parte de la monta boricua ya que ambos fueron parte del elenco de los Senadores en 1993 y en el 2006 de Puerto Rico.

A seguir en este largo sueño y será el tiempo que nos diga. Si habrá pelota de las mayores en este 2020 y que será de Cuba y Puerto Rico de volver a realizarse el Clásico Mundial de Béisbol también el tiempo dirá.. Mientras seguimos de gozo y nuestras novenas de fantasia de lo que seria un juegazo son:

Cuba

C-Eli Marrero

1B-Yuli Gourriel

2B-Yunieski Betancourt

3B-Yunel Escobar

SS-Alexei Ramírez

OF-José Canseco

OF-Kendrys Morales

OF-Alex Sánchez

DH-Rafael Palmeiro

SP-Liván Hernández

RP-Orlando Hernández

Puerto Rico

C-Javier López

1B-Carlos Delgado

2B-Carlos Baerga

3B-Edgar Martínez

SS-José “Tony” Valentín

OF-Carlos Beltrán

OF-José Cruz Jr.

OF-Bernie Williams

DH-Carmelo Martínez

SP-Javier Vázquez

RP-J.C. Romero