Category: Pirates

Bobby Bonilla: El Hombre del Primero de Julio Grande de Puerto Rico

Bobby Bonilla

El poder de las redes sociales combinado con la ausencia de béisbol quien pensó que un
ex- pelotero como dicen hoy día iba romper un primero de Julio el internet. Ese se llama Bobby Bonilla.

Para muchos ‘Bobby Bo’ es ese pelotero que todavía cobra un cheque de $1.19 millones de los Mets de Nueva York y seguirá colectando anualmente por 15 años más. Para refrescar la memoria, Bonilla llegó en 1999 a un acuerdo financiero con la gerencia de los Metropolitanos cuando lo dejaron ir como agente libre. En aquel momento la deuda que tenían con el era de $5.9 millones y pidió fuera diferida hasta el 2035. A la cantidad adeudada Bonilla fue más allá en su negociación que ademas de lo adeudado le tenían que sumar anualmente un interés de 8% por costo de vida.

Para unos el mejor contrato firmado por un pelotero en los últimos treinta años y para otro el más ridículo dado por una organización. Cada cual con su opinión pero hay que respetar que por un lado aseguró muy bien el resto de su vida y por otro lado abrió puerta a muchos contratos de forma diferida que todavía se le pagan a otros que hace mucho tiempo también están fuera de los diamantes.

Lo que nadie cuestiona es porque tanto billete. Muchos han olvidado más allá de su hoy gran pago su tajo en los diamantes.

En nuestra andanza encontramos de 1989 una columna vuestra escrita para El Vocero de Puerto Rico si era el año que dos jóvenes que cautivaban a Puerto Rico entero tenían el chance de ser algún día Jugador Más Valioso en las mayores. En la columna nos referíamos en la Liga Americana a Rubén Sierra y en el circuito nacional a Bobby Bonilla.

Bonilla, quien lo conocíamos de jugar en la liga invernal con San Juan y Mayaguez, siempre nos dejo saber su gran querer de su sangre boricua y su deseo de llegar lejos en las mayores. Para 1988 jugando a tiempo completo con los Piratas de Pittsburgh el nacido en el Bronx no solo se convertía en una luminaria en la ciudad acerera sino también en todo el béisbol mayor.

En innumerables entrevistas Bonilla siempre dejó saber que la gran mayoría de sus éxitos eran gracias a “su papá” Jim Leyland. Ciertamente sin entrar en detalles en esta columna, Bonilla tuvo sus mejores años con los Bucaneros bajo su querido manda más. 

Bonilla entre 1988 a 1991 fue cuatro veces Todo Estrella, tres veces Jugador del Mes y tres veces Bate de Plata. Más, en cada campaña recibió votos para Jugador Más Valioso. Sus dos más cercanos a tan gran honor fue en 1990 que llegó segundo detrás de su compañero y gran amigo de equipo Barry Bonds y en 1991 arribó tercero en la votación.

Al final de la temporada 1991 Bonilla entendía que debía ser mejor pago y no tenia que demostrarle más a los Piratas. Ese invierno dio el gran batazo al lanzamiento de los Mets al convertirlo en aquel entonces el mejor jugador pago en toda las Grandes Ligas con un contrato de $29 millones por cinco años. Su promedio salarial de $5.8 millones se convertía en aquel entonces uno inimaginable como cifra ‘record’.

Para refrescar la memoria, en aquel entonces el mejor pago promedio lo era los $5.3 millones de Roger Clemens con los Medias Rojas de Boston y el mejor contrato global lo era de $23.5 millones de José Canseco con los Atléticos de Oakland. En una travesía al tiempo Bonilla era el hombre del momento. Piénselo, al presente José Altuve, Miguel Cabrera, Manny Machado, Nolan Arenado y Albert Pujols ganan sobre $29 millones en una temporada.

En viaje raudo por el tiempo Bonilla no fue el mismo con los Mets y en 1995 a mediados de temporada fue canjeado a los Orioles de Baltimore. Con los Orioles su estadía fue de una campaña y a finales de ese 1996 tomo rumbo para jugar con los Marlins de Florida.

Nunca olvidamos cuando Bonilla dejo saber una y otra vez que su razón de jugar con Florida era meramente volver a jugar para Jim Leyland y dar lo mejor de si para obtenerle a su estimado dirigente el campeonato que nunca obtuvo en la franela de Pittsburgh. La historia nos dicta que un jonrón suyo en el séptimo y decisivo partido frente a los Indios de Cleveland en la Serie Mundial de 1997 cambió el juego y los Marlins de Florida eventualmente ganaron el partido y obtuvieron su primer campeonato mundial en su historia.

Para Bobby Bonilla fue su única sortija campeonil en Clásico de Otoño. En 1998 fue canjeado por los Marlins a los Dodgers de Los Angeles y después de varios equipos en el 2001 colgó sus ‘spikes’ vistiendo la franela de los Cardenales de San Luis. Su carrera de 16 temporadas cerró con .279 de promedio, 287 jonrones con 1,173 carreras impulsadas. 

Hoy es hoy y en aquella época cuando ni se soñaba con los “dream team” siempre apuntaba que la primera base de ese conjunto de Puerto Rico si podía ser realidad tenia que ser Bobby Bonilla. Precisamente su nombre lo rubrique en columnas de la época para publicaciones en Puerto Rico y los Estados Unidos de aquel sueño que no fue que para los Juegos Olímpicos de 1992 de Barcelona jugaran los grandes ligas.

En la ciudad de Pittsburgh ni en Miami sus asiduos nunca lo han olvidado. Fueron en ambas ciudades sus mayores triunfos en el terreno. En el presente es más recordado por su maña financiera que por cierto para los curiosos de los billetes el acuerdo de los Mets no es el único. No hay “Día de Julio Primero de Bobby Bonilla” pero de su estadía con los Orioles de Baltimore recibe también un cheque de $500 mil anualmente que se extiende hasta el 2029.

Bobby Bonilla siempre recordado debería ser por su faena en el terreno de juego y al menos cada primero de Julio su nombre será noticia como quien una vez fue el mejor pago en todas las Grandes Ligas.

The Clemente Museum de Pittsburgh Presente en Puerto Rico

Rocberto Clemente Museum in Puerto Rico

Roberto Clemente en muchos dichos dejo saber su amor y cariño por su propio Puerto Rico. Hoy ese afecto y cariño sus ‘fans’ lo pueden revivir en grande gracias al Museo del Deporte en Guaynabo que esta presentando parte de la colección de The Clemente Museum de Pittsburgh.

La exhibición viajante desde la ciudad acerera a la Isla del Encanto esta ya en presentación al público hasta el 30 del mes de Abril. Como parte de están expuestos piezas de memorabilia de sus años en la liga profesional con los Senadores de San Juan y claro está piezas de diferentes momentos en sus temporadas con los Piratas de Pittsburgh en las Grandes Ligas.

La exhibición entre piezas cuenta con el Guante de Oro de 1966, la placa de Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de 1971 que sus Bucaneros vencieron a los Orioles de Baltimore y entre otros un sín número de sus uniformes utilizados en su carrera complementado con multiples fotografias en su carrera.

Es simple. Es buen momento que estea la ola del béisbol corriendo en este instante para los locales boricuas y aquellos pasando de viaje por Borinquén una parada para revivir a ‘quien en vida se le recuerda grandemente como ‘The Great One’. Enhorabuena Roberto Clemente presente en su propio terruño puertorriqueño.

Roberto Clemente: La Puerta de los Latinos en los Estados Unidos y las Grandes Ligas

Roberto-Clemente-media

Mucho se dice y se escribe que la prensa es el cuarto poder. Tal como la política y la económia bien se puede señalar que el béisbol tiene su lugar gracias a los medios de comunicación. 

Bien busque y realize su propia investigación que si hay un deporte que ha sido indagado y bien seguido desde sus principios en todo ángulo desde sus principios es el béisbol organizado. Mucho se ha inquirido que Babe Ruth fue construcción de los periodistas de aquella época en la década de los 20’ en convertirlo en la primera celebridad deportiva convirtiendolo en un super ídolo. De ahí en adelante es que el deporte del bate y el bate tomó un mayor significado de ser el proclamado pasatiempo nacional.

Es muy cierto cuando Roberto Clemente llegó a las ligas mayores en la segunda mitad de la década de los 50’ ya Jackie Robinson habia quebrantado la linea racial y un número de latinoamericanos habian jugado en las Grandes Ligas. Clemente mucho se replica aunque su relación con la prensa de la ciudad de Pittsburgh donde jugaba para sus Piratas no era la mejor fue poco a poco por su talento y caracter llegó ser la primera super estrella latinoamericana en el béisbol mayor. 

Mucho se ha discutido que ilación de los tiempos Clemente perdió tener en su resumé dos honores de Jugador Más Valioso en Serie Mundial. Todavia hoy se debate que el llamado “The Great One” debió ser el escogido ‘MVP’ de la Serie Mundial de 1960 que sus Bucaneros vencieron en siete partidos a los Yankees de Nueva York. Como también debió ser un año después el Jugador Más Valioso del Juego de las Estrellas de 1961 celebrado en el Candlestick Park en San Francisco. 

No fue hasta 1966 después de 10 partidos de las luminarias, seis Guante de Oro y tres campeonato de bateo que finalmente lo reconocieron como Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. Puede que a regañadientes porque mucho se debate que fue finalmente tregua cuando demostró su grandeza y le valió ser el Jugador Más Valioso en la Serie Mundial de 1971 frente a los Orioles de Baltimore.

Hoy es hoy y los medios de comunicación con el internet, las redes sociales y otros medios electronicos han cambiado muchisimo la cobertura del béisbol. Antes de la llegada del cable TV en la década de los 80’ las llamadas estrellas eran edificadas y derribadas por periodicos, revistas, radio y la televisión.

Tal como nos dijo tiempo atrás Manny Sanguillén que nadie dude que Roberto Clemente fue el que le abrió las puertas a todos los latinos en todos los sentidos. Esto incluyendo la relación del presente de los peloteros con los medios de comunicación estadounidense.

Como expuesto, los medios han cambiado. Muchos calendarios atrás en el siglo pasado se puede decir que los “magazines” eran la conexión del béisbol con sus seguidores en toda la nación. Desde que Beto Avila fue el primero en una portada de Baseball Digest, Luis Aparicio en Sports Illustrated, Clemente en The Sporting News y en otras ya desaparecidas el latinoamericano tomó una nueva identidad de envergadura e importancia en el béisbol mayor. Nadie olvide que el periodico solo llegaba al asiduo beisbolero en ciudades especificas y solamente la cubierta era del equipo y peloteros de su mercado.

Cuando damos una vuelta por los últimos 70 años por las principales revistas deportivas especializadas en el deporte del guante y el bate en los Estados Unidos fuese por una relación de amor u odio la mayor cubierta era a las super estrellas estadounidenses más populares pero poco las luminarias latinas empezaron aparecer en sus paginas cuando se entendió su verdadera importancia.

Cada uno en su tiempo pero hay que valer siendo justos que buenas coberturas recibieron en sus momentos entre otros los hoy salón de la fama Roberto Alomar, Iván Rodríguez, Pedro Martínez, Vladimir Guerrero, Edgar Martínez y Mariano Rivera.

Hoy es hoy y se ve gran favorecimiento por actuales medios de comunicación entre otros con José Altuve, Francisco Lindor y Yadier Molina. Como similar jovenzuelos entre otros Vladimir Guerrero Jr, y Fernando Tatis Jr.

Roberto Clemente abrió las puertas pero es responsabilidad de los peloteros latinoamericanos sea de nacimiento o por ascendencia nunca olvidar que hay una imagen y representación que nunca debe ser olvidada. Por otro lado, los medios de comunicación han variado en más de siglo y medio que se juega béisbol profesional y han aprendido más o menos el respeto que se le debe al pelotero latino. 

Clemente dejo un legado y bien conoceremos cuanto más como nos lo diga el tiempo.

Roberto Clemente: El Astro Boricua En Su Tierra Puerto Rico

Roberto Clemente Senadores de San Juan Dirigente

“Siempre decían que Babe Ruth era el mejor. Decían que había que ser muy especial para ser como Babe Ruth. Pero Babe Ruth era un jugador americano. Nosotros necesitábamos un jugador puertorriqueño de quien pudieran decir eso, alguien a quien admirar y tratar de igualar”. 

Palabras de Roberto Clemente hace muchos calendarios atrás. Hoy es hoy y cuando escuchamos de “The Great One” esta y otras muchas citas rapidamente todas las reflejamos en el uniforme de los Piratas de Pittsburgh.

No hay asiduo del béisbol que al menos no conozca en su trayectoria de 18 campañas con los Bucaneros de la ciudad acerera que fue un 15 veces seleccionado al Juego de Estrellas; 12 ocasiones Guante de Oro; cuatro títulos de bateo en la Liga Nacional; dos sortijas de Serie Mundial y entre tantos honores Jugador Más Valioso en 1966 de la Liga Nacional y Jugador Más Valioso en 1971 de Serie Mundial. 

Clemente fue el primer latinoamericano en arribar al exclusivo club de 3,000 hits y primer puertorriqueño y latino en ser residente entre los inmortales en el Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown.

Entre reconocimientos el béisbol de las mayores celebra anualmente el Día de Roberto Clemente y confiere también el Premio Roberto Clemente a aquellos jugadores que ejemplifican más allá de su trabajo en el diamante de juego una vida ejemplar comunitaria fuera de los estadios.

No hay quien que no conozca en cualquier idioma aquella cita “cuando tienes la oportunidad de mejorar cualquier situación, y no lo haces, estás malgastando tu tiempo en la Tierra”.

Quien sabe en cuantos idiomas esta cita nombrada en el pasado parrafo se pueden encontrar ya que más de 150 libros han sido publicados sobre la trayectoria de Roberto Clemente. Todos de su carrera con los Piratas de Pittsburgh.

Roberto Clemente Senadores San Juan

El libro Roberto Clemente “El Astro Boricua” recien publicado por el buen amigo Jorge Fidel López nos da un giro que ciertamente hacia falta. Uno de toda su carrera en Puerto Rico. Repito, todo en Puerto Rico. En su libro de 245 paginas con gran cantidad de imágenes el autor detalla la crónica completa desde sus primeros pasos en el béisbol a sus 14 años de edad hasta su partida el 31 de Diciembre de 1972.

Con gran detalle visual nos lleva en un viaje de 20 años desde su año mágico de 1952 hasta su último uniforme como dirigente de la selección nacional de Puerto Rico en 1972 en el Campeonato Mundial de Béisbol Aficionado celebrado en Nicaragua.

En este tiempo de invierno que escribimos esta columna que mejor para todo ‘fan’ de rememorar sus 17 temporadas con los Cangrejeros de Santurce, Criollos de Caguas y los Senadores de San Juan. Sus años de representación de Puerto Rico en Serie del Caribe y la desaparecida Serie Interamericana.

No voy a relatar más para que incluyan el libro Roberto Clemente “El Astro Boricua” en su biblioteca. Enhorabuena un todo Clemente en Puerto Rico.

Starling Marte: Respuesta Ofensiva para el 2020 Piratas de Pittsburgh ?

Starling Marte

Los Piratas de Pittsburgh son sinonimo de Roberto Clemente y Manny Sanguillén y otros muchos grandes de sangre latina pero una gran mayoria de sus asiduos ya están pasando esa etapa que no desean ni quieren segur viviendo de su pasado glorioso que no se halla en el presente.

Va para 40 calendarios que los seguidores de los Bucaneros de la ciudad acerera no conocen de campeonato mundial y aunque tuvieron una corta corrida de post-temporada entre el 2013 al 2015 esta organización parece al presente no saldrá de una larga vereda de derrotero.

Por las últimas cuatro temporadas hemos escuchado directamente de su gerencia tener las herramientas necesarias para jugar más allá de Septiembre pero ciertamente se les ha hecho dificil demostrarlo y tener uno ganador. Este año muy probable que terminen con la marca más floja desde las campañas del 2011 y 2012 y hasta muy probablemente terminen con la asistencia más pobre desde el 2004 en su PNC Park.

Muchas opiniones se leen y se escuchan en la prensa local pero un jugador que tiene que demostrar su aptitud y potencial lo es Starling Marte. Mucho desde comienzos de su carrera se esperaba del bosque quisqueyano y muchos colegas en los medios en Pittsburgh entienden que es un jugador que deberia tener más de sus dos Guante de Oro y números ofensivos más convincentes. Algo que desafortunadamente muchos entiienden no lo ha demostrado desde su apertura en el 2012 en las mayores.

A estas fechas, en su carrera como se concebia por su poder no ha llegado en ninguna campaña ni a 40 dobletes, 30 cuadrangulares ni 100 carreras empujadas. Un jugador que en ocasiones se discutió en su momento podia ser un 30-30. 

Para muchos el una vez Todo Estrella todavia tiene aura de ser ese llamado jugador franquicia del equipo para el 2020. Tiene la veterania y es un favorito de muchos de la fanaticada pirata. Junto a Marte, debe estar sembrado en los jardines el novel Bryan Reynolds. En el jardín derecho la gerencia bucanera tendrá que decidir si va tener paciencia de darle un año de vuelta a Gregory Polanco o buscará un nuevo rumbo.

En el cuadro interior el inicialista Josh Bell probó su potencial con su madero pero en cada posición en el resto del cuadro interior incluyendo la receptoria si desean subir un escalafón deben estar haciendo grandes cambios en su platilla. Mucho se espera que llegue via cambio un nuevo receptor. 

El cuerpo de lanzadores tanto de abridores como relevistas debe estar sosteniendo grandes cambios. Muchos que se perfilaban como promesas grandes liga no lo han sido y se perfilan dieron lo mejor que iban hacer a nivel de las mayores. Quedo  demostrado en conjunto que hasta terminaran la actual temporada con una efectividad mayor de cinco carreras limpias.

El 2019 esta en los libros para los Piratas de Pittsburgh. Una de tantas franquicias que se esperaba mucho más de su producto en el terreno y va terminar la campaña como otras franquicias con sello de reconstrucción. El 2020 solo su gerencia determinará su rumbo. El tiempo dirá.

Piratas de Pittsburgh y la Primera Alineacion de Minoria en las Grandes Ligas

Pirates Teammates Celebrating Winning Home run

Un día como hoy, un primero de septiembre de 1971, el Estadio Tres Rios fue escenario de algo que no se habia dado desde que Jackie Robinson rompió la barrera racial en 1947 en las Grandes Ligas. Y lo increible fue que hasta muchos en el parque no se percataron del gran suceso histórico en el diamante.

Ese día el dirigente de los Piratas de Pittsburgh, Danny Murtaugh alineó el primer ‘lineup’ en la historia de las Ligas Mayores compuesto por sólo peloteros negros y latinos.

Ese partido frente a los Phillies de Philadelphia solo 11,278 fanaticos se presentaron en el estadio y el manda más en primera instancia relató años después que andaba buscando la mejor alineación posíble para ese juego y todos bateadores derechos.

La famosa alineación quedo compuesta por:

Rennie Stennett, 2B

Gene Clines, CF

Roberto Clemente, RF

Willie Stargell, LF

Manny Sanguillen, C

Dave Cash, 3B

Al Oliver, 1B

Jackie Hernández, SS

Dock Ellis, P

Clemente Murtaugh

Según la historia cuando salieron al terreno y comenzó el partido eran pocos miembros de la prensa que estaban presentes y hasta miembros del equipo contrario no se percataron de lo que seria un día para los libros del béisbol mayor. El primero que se dió cuenta fue un escritor de The Sporting News quien fue el único que escribió sobre el suceso a nivel nacional y fue publicado dos semanas despues en tan afamada revista de aquella época.

En la misma ciudad de Pittsburgh muchos ní se enteraron de lo sucedido en su casa propia ya que el principal periódico el Pittsburgh Post-Gazette de la ciudad estaba en huelga.

En ese juego los Phillies abrieron el juego con dos carreras ante Dock Ellis, pero dis la historia que cuando los jugadores de los Bucaneros despertaron de la importancia histórica racial del partido encañonaron sus maderos y ganaron con pizarra de 10 por 7 para una victoria Pirata.

Por cierto, por los Phillies el único en su alineación de raza oscura y latinoamericano en ese partido lo fue el boricua Guillermo Montañez quien jugó en el jardín central.

Por cierto, toda esta gesta fue narrada en el documental Forever Brothers: The 71’ Pittsburgh Pirates Story hace dos años atrás que fue presentado en los Estados Unidos en la cadena MLB Network y afiliadas de Fox Sports.

Según datos históricos de las mayores fue también la franquicia de los Piratas quienes fueron primeros en alinear en el diamante ocho jugadores de minoría en un partido en 1967 en Philadelphia.  El dirigente Harry Walker admitió años después que cuando se dio cuenta ese día de lo a ocurrir optó por utilizar el lanzador Denny Ribant quien era el único blanco esa tarde en el terreno.

Aquella lid mucho se chacharea y se ha escrito le dió buen karma a Murtaugh. Un mes despues terminaria la temporada regular con marca de 97-65, vencerian a los Gigantes de San Francisco en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y llegarian hasta la Serie Mundial donde vencieron en siete partidos a los Orioles de Baltimore. En ese Clásico de Octubre el llamado hoy  ‘The Great One’ Roberto Clemente fue el hombre seleccionado como el Jugador Más Valioso.

La historia no debe ser olvidada y quien sabe cuantos mas triunfos veremos por los llamados minorías en las mayores. El tiempo dirá.

Piratas de Pittsburgh: Hora de su Propio Salon de la Fama

roberto-clemente-1970

Una de las franquicias más tradicionales del béisbol mayor son los Piratas de Pittsburgh. No hay esquina en el planeta de los amantes del deporte del guante y el bate que no tenga conocimiento de la franquicia bucanera en la llamada ciudad del acero en el oeste del Estado de Pennsylvania.

Fueron los Piratas de 1903 los primeros representantes de la Liga Nacional en la historia de lo que usted lector conoce hoy como la Serie Mundial. Puede que no sean tantos campeonatos mundiales como otras organizaciones pero nadie olvida sus reinados por sus momentos especiales de 1960, 1971 y 1979. El primero el jonronazo de Bill Mazeroski que dejó en el terreno a la maquinaria de los Yankees de Nueva York en el Forbes Field; en 1971 la serie que finalmente le dio el toque a Roberto Clemente del reconocimiento de super estrella en todas las mayores y en 1979 los llamados “La Familia” liderados por Willie Stargell.

La crónica de esta organización es inmensa pero en estos días ha vuelto a resurgir entre los suyos en especial gracias a la unión de todos los medios de comunicación que cubren el conjunto para que después de tres siglos de historia esta organización tenga finalmente su propio salón de la fama.

Hoy día 16 de las organizaciones de las 30 que componen el béisbol organizado tiene su propia forma de honrar para la eternidad sus grandes en alguna forma de pabellón de la fama.

Es cierto que los Piratas tienen un sin número de reconocimientos, honores y hasta estatuas en su actual hogar el PNC Park a sus grandes Honus Wagner, Maz, Clemente y Stargell pero no tienen su propio salón que reconozca a los suyos en un propio lugar.

En tiempos recientes miembros de la prensa de Pittsburgh se han unido para que este sueño sea realidad en el propio PNC Park. En realidad si usted viaja hoy a Pittsburgh todo aquello de destaque de la franquicia la puede encontrar en una sección dedicada a los Piratas en el Heinz History Center y si es un “fan” de Roberto Clemente el lugar a ir es el Museo Roberto Clemente localizado en el corazón de Lawrenceville en Pittsburgh.

Por cierto, en el PNC Park además de las estatuas antes mencionadas a sus cuatro grandes, en el lado derecho del estadio hay una sección con rótulos de sus números retirados y en honor a “The Great One” toda la varda derecha es dedicada totalmente al número 21.

En esta idea que esta dando vueltas una vez más no hay duda que de hacerse realidad la primera clase será el grupo de nueve que ellos reconocen al presente como sus grandes. En ese grupo esta Roberto Clemente. 

Para futuras clases de un salón propio estoy seguro que la prensa local tendrá sus favoritos pero por aquello de darles una mano de nuestro lado no deben faltar en ese proyecto grandes de América Latina y de sangre hispana que gloria y notoriedad le dieron a Pittsburgh en determinados momentos en su historia.

En nuestro granito de arena de ser realidad este salón de la fama de los Piratas de Pittsburgh en la segunda clase deben ser exaltados de entrada inmediata Manny Sanguillén y  John Candelaria.  En futuras clases deben tener consideración de estudio por sus aportaciones Tony Peña, Omar Moreno, Bobby Bonilla y Mateo Alou.

Enhorabuena que los Piratas de Pittsburgh estén considerando su propio pabellón para sus propios inmortales. Que sea realidad y eso solo el tiempo nos lo dirá.

El 21 de Roberto Clemente: Respeto en las Grandes Ligas

Clemente 21

Hace 50 años atrás en 1969 Roberto Clemente entre tantos logros en su carrera se convertiria en esa temporada en el segundo boricua y a su vez segundo latinoamericano en ser líder en triples en la Liga Nacional. El primero lo fue Luis ‘El Jibaro’ Rodríguez Olmo en la temporada de 1945 con los Dodgers de Brooklyn.

Estamos seguros que a menos no sea uno de esos super entusiastas del béisbol se acordara que fueron 12 los tripletazos de Clemente que por cierto fue su última ocasión que fue líder de un departamento ofensivo en el circuito nacional.

Si ponemos el 12 al reves ese si es el número que todos se acuerdan en sus memorias el 21. Mismo que utilizó en sus 18 años en la franela de los Piratas de Pittsburgh. El número que engalanó en 15 Juegos de Estrellas, dos Series Mundiales y hoy en el Salón de la Fama en Cooperstown.

Precisamente, hoy es hoy y con tantas estrellas boricuas que iluminan las mayores cuando se les pregunta porque no utilizan el número 21 la respuesta la mayoria de las ocasiones la palabra más común es respeto a la memoria de Clemente.

El último que vimos en un terreno de juego vestir el 21 en su uniforme lo fue en el 2018 el prospecto de ascendencia boricua Christian Arroyo de los Rays de Tampa Bay. Por cierto, el antesalista borincano natural del propio Tampa regresó esta temporada al número 22 cual utilizó en su debut en las mayores en el 2017 con los Gigantes de San Francisco.

Increiblemente, el primero borincano que utilizó el 21 en su uniforme en las Grandes Ligas lo fue Luis Rodríguez Olmo en sus primeras tres campañas de 1943 a 1945 con los Dodgers. Puede que mucha casualidad como comenzamos este escrito pero la historia más escuchada es que el 21 fue el escogido por “The Great One” porque son la suma de su nombre completo Roberto Clemente Walker.

Mucho escuchamos una canción popular en que todos los puertorriqueños “aquí todos llevamos en la espalda el número 21”. Ciertamente con mucho orgullo y referencia de honor y memoria a Clemente pero para conocer más de historia o para simples curiosos aquí les ofrecemos todos los sangre boricua en utilizar en algun instante el número 21 en las Grandes Ligas y ellos son:

EL 21 ANTES DE ROBERTO CLEMENTE
Luis Rodríguez Olmo, Dodgers de Brooklyn
Saturnino ‘Nino’ Escalera,  Rojos de Cincinnati
José “Palillo” Santiago, Atléticos de Kansas City
Santiago Rosario, Atléticos de Kansas City

EL 21 DESPUES DE ROBERTO CLEMENTE
Christian Arroyo,  Rays de Tampa Bay
Joey Cora, Medias Blancas de Chicago
Edwin Correa, Rangers de Texas
José ‘Cheo’ Cruz, Yankees de Nueva York
Carlos Delgado, Azulejos de Toronto / Mets de Nueva York
Irving Falú, Cerveceros de Milwaukee
Raúl González, Mets de Nueva York
Guillermo Hernández, Tigres de Detroit
Ricky Ledee, Dodgers de Los Angeles
Cándido Maldonado, Gigantes de San Francisco / Rangers de Texas
Luis Matos, Nacionales de Washington
Wil Nieves, Phillies de Philadelphia
Eduardo Pérez, Angelinos de California
Randy Ruiz, Azulejos de Toronto
Eduardo ‘Volanta’ Rodríguez, Cerveceros de Milwaukee
Jorge Roque, Cardenales de San Luis
Rafael Santo Domingo, Rojos de Cincinnati
Rubén Sierra, Rangers de Texas / Atléticos de de Oakland / Tigres de Detroit / Marineros de Seattle / Gemelos de Minnesota
Dickie Thon, Padres de San Diego / Phillies de Philadelphia
Rusty Torres, Yankees de Nueva York / Medias Blancas de Chicago
Ozzie Virgil, Azulejos de Toronto

Roberto Clemente: Su 21 El Primero en las Grandes Ligas

Clemente 21-1972

Un 6 de Abril de 1973 en el Estadio Tres Rios una concurrencia marca de sobre 51 mil fanaticos ese día celebraron la vida de Roberto Clemente al sus Piratas de Pittsburgh retirar para la posteridad el número 21 de su uniforme.

Hoy es hoy y hasta años atrás la revista Sports Illustrated escogió a Roberto Clemente como el mejor pelotero y deportista de todos los tiempos en el mundo en vestir en una franela el número 21.

La vida de Roberto Clemente es más allá conocida en los diamantes por sus luchas y trabajos por su humanismo y no importa que discusión o debate sigue siendo la imagen no solo del pelotero puertorriqueño sino la figura premier beisbolera de América Latina.

Muy cierto, el béisbol organizado reconoce al apodado como ‘The Great One’ con la entrega del Premio Roberto Clemente a aquel pelotero que ejemplifique su honra fuera y dentro de un terreno de pelota al final de cada campaña y en el mes de septiembre anualmente se celebra en grande en todos los estadios el Día de Roberto Clemente.

Por años, diversos grupos han dado variadas ideas de como reconocer el 21 de Roberto Clemente. Desde hace mucho tiempo hemos estado escribiendo una resolución que deberian tomar las Grandes Ligas y porque no finalmente realizarla desde la temporada 2020. Es cada 6 de Abril las 30 franquicias escogan al menos un jugador de su preferencia latinoamericano que vista ese día en especifico el número 21. En el caso de los Piratas de Pittsburgh sea todo el conjunto el que vista ese número en su camisa en tal día de dignidad a su mejor en su historia.

Entre otros hoy presentes  Francisco Cervelli, Erik González, Starling Marte, Gregory Polanco y entre lanzadores Felipe Vazquez estamos muy seguros seria de gran decoro y honra. 

En los demás 29 conjuntos que grandioso seria entre tantas luminarias del patio borincano ver con el 21 por un día entre otros Javier Baez, Carlos Correa, Kike Hernández, Francisco Lindor, Yadier Molina, Michael Pérez, Eddie Rosario y Christian Vazquez. Similar entre otros Miguel Cabrera, Robinson Canó, Martín Prado y Albert Pujols.

El tiempo pasa y el 21 de Roberto Clemente sea celebrado como debe ser. Los calendarios nos lo dirán que nuestra idea repuntadada una y otra vez sea una realidad. Veremos.

 

Roberto Clemente: De Puerto Rico Para Heroe Eterno de Nicaragua

Clemente Nicaragua 1972

Es cierre de año y 47 calendarios después no solo el mundo del béisbol sino muchos en el planeta nunca han olvidado aquel día que fue el cierre de la vida de uno de los más grandes humanistas de la década de los 60’ y 70’ llamado Roberto Clemente.

Mucho se ha escrito en el orbe entre tanto y tanto que fue Roberto Clemente para su natal Borinquén y la ciudad de Pittsburgh donde jugó por 18 temporadas en las Grandes Ligas. También se han documentado en cantidad libros de sus honores, premios y reconocimientos; su hit numero 3,000; sus Series Mundiales y su entrada al salón de la fama del béisbol.

Mucho se ha apuntado de ser Pirata, Cangrejero, Criollo y Senador pero donde vistió la franela de su Puerto Rico fue en uno de sus otros terruños, Nicaragua. País donde como recuentan muchos se enamoró en sus dos visitas. Uno como Senador de San Juan para la Serie Interamericana de 1964 y en 1972 para el Campeonato Mundial de Béisbol como dirigente de la escuadra de Puerto Rico.

Clemente Nicaragua 1972 2

La relación nica con Clemente es clara y evidente hoy día pero muy interesante es la relación en especial con Edgar Tijerinio Mantilla, gran persona que consideró de los decanos de la crónica deportiva no solo de Nicaragua sino de América Latina.  Para objetivo de esta columna es el hombre que le hizo la última entrevista formal de béisbol a Roberto Clemente. 

Unos dicen que fueron dos otros tres pero fueron varios incidentes claves durante el torneo mundial los que llevaron a Tijerino tener un encuentro histórico que lo dejo marcado para el resto de su vida. Ese momento fue en el mes de Diciembre de 1972 en el Hotel Intercontinental en Managua para su columna en el diario La Prensa. Quien diria días después Nicaragua fue sacudida por un terremoto que sus estragos se dejan notar todavia al presente. El resto es historia.

Como antes expuesto mucho se repite de la vida de Clemente y que mejor para estas fechas en especial para las nuevas generaciones con mucho decoro y honra reproducir una de las entrevistas de mayor renombre en la historia del béisbol latinoamericano.

Como Tijerino ha escrito en un sín número de ocasiones Gracias…Roberto Clemente hoy le damos Gracias…Edgar por tal entrevista descrita en tu maquina para mantener a Clemente un Heroe Eterno.

Con gran respeto tomado de archivos de La Prensa un viaje a 1972 las palabras de Roberto Clemente:

Qué lo motivó aceptar dirigir al equipo de Puerto Rico ?

“Es la primera vez que dirijo una selección representativa de mi país, y eso me satisface enormemente. Anteriormente había dirigido al San Juan de la Liga Profesional, pero me encanta comandar una escuadra amateur, y sobre todo un Campeonato Mundial, en el que espero tengamos un buen rendimiento”.

“Asumir una tarea que me permitía sentirme más puertorriqueño. En esta vida, uno vive aferrado a compromisos, y no se puede resistir tratar de ser útil al déporte de su país”.

A qué causas le atribuyes el fracaso Pirata en la serie semifinal contra los Rojos ?

“Mira, en primer lugar yo no considero fracaso caer ante un equipo como los Rojos luego de una lucha cerrada. Lo que desnivela es el factor suerte. Estuvimos a sólo tres outs de la victoria y el Cincinnati logró vencernos”.

“El Cinci nos ganó bien, no tenemos objeciones, pero yo insisto en que nuestro equipo es tremendo. Los Rojos cayeron ante el Oakland, un club joven y muy bueno en la Serie Mundial. Le pasó lo que le sucede a algunos boxeadores, le ganan al más fuerte y después tienen otro encuentro ante un púgil bueno pero no tan duro, y son derrotados”.

“Oakland ganó con justicia. Demostraron que cuando un equipo es un equipo de verdad no depende fundamentalmente de un hombre. A ellos les faltó Reggie Jackson y se desenvolvieron muy bien. Al final, al Cincinnati le faltó vitalidad y perdió”.

A qué se debe la baja de Stargell en las series cruciales?

“Eso es difícil de explicar, Stargell es un bateador feroz, inició bien la serie contra los Rojos bateando un doble de línea contra la pared del jardín izquierdo, pero luego decreció al igual que el año pasado. Sinceramente no sé que le sucede al final de la campaña”.

A nosotros nos perjudicó la hora en que estabamos jugando, era un poco díficil conectar pese a que se jugaba temprano. Una vez cuando Pete Rose le pegó tres hits a nuestros lanzadores, me le acerqué y le dije: oye, tú como hicistes para darle a la pelota, sí no se ve”.

Aparte, a estos bajones, Stargell es Stargell, un hombre de grandes facultades.

¿Cuál ha sido el mejor equipo Pirata que has integrado?

”A cada equipo hay que analizarlo por años. Por ejemplo, no podemos establecer comparaciones entre los Piratas de 1960 y 1971. Yo estuve en los dos equipos y por lo tanto viví las dos épocas. En ese entonces se jugaba un béisbol diferente”.

Hoy hay más lucha, antes sólo peleábamos con dos equipos destacados, el San Luis y los Dodgers. Hoy la liga está más pareja, Chicago, San Francisco, Atlanta, Mets, Cincinnati, San Luis, Los Angeles, todos son rivales equilibrados”.

“Digo que a los equipos hay que analizarlos por años. Precisamente este año, yo considero que ganamos el cetro mundial. El pitcheo estuvo más solido, se bateó bien y fildeando se obtuvo un rendimiento excelente, sin embargo, al final nos quedamos”.

“Eso sí, pelota brava en todo instante de parte nuestra. Para el recuerdo, quedan los hechos, pero hay otro tipo de valoraciones que se necesita hacer. Para mí, el equipo de este 1972 que perdió frente a los Rojos el banderín de la Liga Nacional, era mejor que el de 1971 ganador del Clásico, pero nos trabamos, colectivamente bateamos para 190 puntos y me vi reducido a 235. El equipo de este año, llegó al noveno inning del quinto y decisivo juego ganando 3-2, y nos derrotaron con el jonrón nivelador de Johnny Bench y un wild pitch. A la gente en Pittsburgh, les quedarán dos títulos, del 60 y 71”.

Qué decir de tu satisfacción al conectar hits en cada uno de esos 14 partidos en dos Series Mundiales? Te encuentras a solo tres de la matrca de Hank Bauer.

“Bauer jugaba para los Yankees. Eso significa estar constantemente en Series Mundiales. Yo juego en los batalladores Piratas, así que su ventaja es indiscutible. Nunca he pensado en esa marca. De hecho, nunca pienso en ningún récord, simplemete juego con el mayor entusiasmo que puedo, como si cada turno al bate fuera el último de mi vida y necesitara urgentemente otro hit”.

Crees que aunque Aaron rompa el récord de Ruth, nunca podrá alcanzar su grandeza ?

”Te voy a explicar. Ruth es un ídolo. Cuando Maris rompió su marca de 60 jonrones, se comenzó a decir que había jugado más juegos, y otras cosas, el asunto era desvalorizar la hazaña de Maris. Ahora con Aaron está ocurriendo lo mismo. Se está hablando de más turnos al bate y de muchos otros factores, pero los que argumentan esto se olvidan que Ruth conectó un alto número de jonrones en el Yankee Stadium con vallas situadas a menos de 300 pies por las rayas que en ese tiempo los recursos de los lanzadores eran menos variados. Con 3 y 2 todo pitcher venía con recta, ahora no, se usa la curva y sus variaciones. El tecnicismo se impone y el bateo se hace cada vez que pasa, un arte más díficil”.

Crees que ahora todo es más difícil para el bateo?

“Creo que el pelotero de hoy sabe más que el de antes, la técnica es diferente. Yo no pretendo deteriorar la imagen de Babe Ruth, fue un pelotero sensacional y lo hubiera sido en cualquier época, pero no estoy de acuerdo en que todos los cronistas se preocupen porque no se rompa su récord y pretendan subestimar a los demás”.

“El asunto de romper el récord de Ruth es indiscutible, lo ideal sería que todos los parques tuvieran las mismas dimensiones, que la pelota corriera con igual velocidad y por último que fueran cerrados como el Astrodome, para que todos los bateadores actuarán en condiciones iguales”.

Es la Liga Nacional más fuerte que la Americana?

”Sinceramente creo que si. Por ejemplo, en el último All Star team la Liga Americana sólo logró situar un par de hombres, y ambos recibidos de la Liga Nacional. Frank Robinson se marchó a la Liga Americana en decadencia y llegó a ganar la triple corona. Así como Robinson hay muchos ejemplos. Claro hay sus excepciones, pero en la mayoría de los casos, los elementos de la Liga Nacional prevalecen en la Americana, no así los de la Americana en la Nacional. Ahora mismo, Robinson fracasó en su retorno a la Liga Nacional”.

Marichal, mejor que Koufax?

“La prensa norteamenricana estimula poco a los latinos. Ellos tienen abierta preferencia por los norteamericanos. Jugadores mediocres reciben una inmensa publicidad, mientras que verdaderos astros no son destacados como se merece”.

Y Koufax ?

“Koufax fue un pitcher de unos cinco años pero Marichal tiene una regularidad notable, es un pitcher de siempre”.

Es cierto que te caracterizas por ser un bateador de bolas malas de las mayores?

“No admito eso que se dice de mi. La bola buena es la que uno batea, y la mala es a la que no le pega. Los strikes que uno no batea son pelotas malas, y las bolas que van fuera de la zona de strike pero se le les pega bien, esas son bolas buenas para batear. Atacando bolas malas, de esas que no puedes conectar, no se consigue un buen porcentaje. Si presentas un porcentaje superior a los 300 puntos de por vida, no te pueden decír que eres un bateador de bolas malas”.

Cuantos años más Roberto?

“Cuando tienes 38 y te sientes en pie de lucha no piensas en el retiro. Considero que después de registrar 312 puntos, cuarta temporada consecutiva sobre los 300, lo que he logrado 12 veces en los últimos 13 años, puedo ofrecer mucho”.