Category: Pirates

50 Años El Hit 3,000 de Roberto Clemente

30 de Septiembre de 1972. 13,117 asiduos de los Bucaneros de la Ciudad Acerera se presentaron en el parque de Pittsburgh. Día que por sí frígido. Los Piratas días antes habían logrado bajo el Dirigente Bill Virdon por tercer año consecutivo el banderín de la División Este de la Liga Nacional.

El partido frente a los Mets de Nueva York se cantaba la voz de Playball a las 2:15 de la tarde. Esa tarde ciertamente era un día ser histórico. El momentum era el hombre número 21 Roberto Clemente.

Simple. Estadio Tres Rios, Pittsburgh; Baja del cuarto inning; segundo turno de Roberto Clemente. Roberto Clemente le faltaba un solo hit para ser él undécimo pelotero con 3,000 o más hits y el primer latino en las Grandes Ligas.

Esta columna hoy solo me toca en el hoy es hoy dorado, 30 de septiembre, 2022 transcribir en gran homenaje como lo describió en aquel gran instante en español el narrador hoy salón de la fama Felo Ramírez.

Simple. Que Viva ! Arriba ! Disfrútelo. Goze el gran momento una vez más. El hit 3,000 de Roberto Clemente en la voz del internacional Felo Ramírez:

En su turno anterior fue ponchado con una recta velocísima del zurdo Jon Matlack. 

La atención del público fijada expresamente en el gran astro boricua instalado debidamente en el home plate. 

Preparado el zurdo Jon Matlack, abriendo la tanda aquí en el final del cuarto inning Roberto Clemente. Buscando su hit número 3,000. 

Hace el windup, ahi va el lanzamiento. Bola rápida, strike cantado, el primero. Lanzamiento a velocidad meteórica a la altura de la rodilla. Matlack preparado de nuevo, Clemente se acondiciona debidamente en el home. Se ha salido. Ya se instala debidamente como siempre lejos completamente del home. 

Preparado Matlack, hace el windup, ahi va el lanzamiento, le tira y va una linea tremenda entre left y center. 

La bola pica, va a dar contra la pared, el hit número 3,000 … lo logró, lo logró! 

Un doble de Roberto Clemente contra la pared del left-center, como él lo quería, limpio completamente, entre dos al segundo lanzamiento del zurdo Jon Matlack.

Es de locura, el publico aquí en el Three Rivers Stadium señores, está de pie.

Roberto Clemente y su Hit 3000 Para la Historia Grandes Ligas

Este venidero 30 de Septiembre una vez más es tiempo de recordar una de las gestas más memorable en la historia del béisbol mayor en especial todos aquellos seguidores de los Piratas de Pittsburgh, Puerto Rico y en America Latina.

Son 50, gran aniversario de oro, que se conmemora aquel 30 de septiembre de 1972 en una tarde nublada y frígida en el Estadio Tres Ríos de la Ciudad de Pittsburgh Roberto Clemente conectó su indiscutible número 3,000 en su carrera. Un doble frente al joven lanzador Jon Matlack de los Mets de Nueva York. Una línea contundente entre el jardín izquierdo y el central que llegó hasta la verja y así bien lo describió el narrador salon de la fama Felo Ramírez.

En aquel entonces era el pelotero número 11 y primer latinoamericano en la historia en arribar a tal mítica marca de 3,000 hits. Por esas cosas de la vida fue su último inatrapable en temporada regular en su carrera. Ese otoño después solo conectó cuatro indiscutibles en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional frente a los Rojos de Cincinnati.

El conocido en su tierra como ‘El Cometa de Carolina’ falleció dos meses después el 31 de Diciembre cuando llevaba ayuda a los damnificados de un terremoto en Nicaragua. El resto es historia. Fue retirado su número 21 por los Piratas de Pittsburgh; exaltado en 1973 al Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown y hoy su figura es conmemorada entre honores por el beisbol mayor con el Dia de Roberto Clemente cada 15 de septiembre y el Premio Roberto Clemente.

Muchos nunca han olvidado la gesta del 3000 de Clemente y su importancia hoy día cinco décadas después. Un legado que vive hoy todavía hoy sobre todo en Pittsburgh y Puerto Rico por ser un hito que dejo marcada una época.

Un tiempo que todavía habla en la memoria de muchos. Arriba, Arriba !

NOTA EXTRA DEL AUTOR:
HIT CLAVE EN LA CARRERA DE ROBERTO CLEMENTE
1- 17 de abril de 1955 vs. Dodgers de Brooklyn (P-Johnny Podres)-Hit
1000- 16 de mayo de 1961 vs. Cardenales de San Luis (P-Curt Simmons)-HIT
2000- 2 de septiembre de 1966 vs. Cachorros de Chicago (P-Fergunson Jenkins)-Cuadrangular
3000-30 de septiembre de 1972 vs. Mets de Nueva York (P-Jon Matlack)-Doble

El Dia de Roberto Clemente: Dignidad y Honor en las Grandes Ligas

Hace varios calendarios atrás el béisbol de Grandes Ligas le concedió un permiso especial a los Piratas de Pittsburgh a utilizar a todos el número 21 en su uniforme en el Día de Roberto Clemente. Fue un día de gran exaltación y emoción. Una vez más es de gran afecto en este 2022 en honor a “The Great One”.

Los Piratas y los de la casa Mets de Nueva York todos utilizarán el número 21 en el asignado Día de Roberto Clemente este 15 de Septiembre. El Citi Field en Queens se vestirá de gran gala y antes del partido de ambas novenas tendrán varias ceremonias en su memoria.

Entre formalidades una ya tradicional es el reconocimiento a los jugadores seleccionados por ambas franquicias como recipientes de sus equipos y dignos candidatos al Premio Roberto Clemente. Esta temporada en curso por los Bucaneros lo es el cerrador David Bednar y por los Metropolitanos lo es el receptor James McCann.

En el terreno de juego todas las bases tendran el logo oficial del Día de Roberto Clemente y estara inscrito en la grama en el jardín derecho el número 21 de Clemente. Nadie olvide fue ese bosque que Clemente defendió para los bucaneros por 18 campañas y no olvidar que fue en ese predio que obtuvo 12 Guantes de Oro en labor defensiva.

Vale siempre repasar que Roberto Clemente en esas 18 temporadas fue un múltiple seleccionado al Juego de Estrellas; obtuvo cuatro títulos de bateo en la Liga Nacional: dos sortijas de Serie Mundial (1960 y 1971) y entre tantos honores Jugador Más Valioso en 1966 de la Liga Nacional y Jugador Más Valioso en 1971 de Serie Mundial. 

Clemente fue el primer latinoamericano en arribar al exclusivo club de 3,000 hits y primero en ser residente entre los inmortales en el Salón de la Fama en Cooperstown. Por cierto, este venidero 30 de septiembre se celebrará 50 años de la gesta del hit 3000 que precisamente fue en partido frente a los Mets en el desaparecido Estadio Tres Rios en Pittsburgh.

Una vez más honor a quien honor merece. Que sea de gran celebración su día. El legado de Roberto Clemente vive. Arriba, Arriba!

Roberto Clemente y El Salon de la Fama de los Piratas de Pittsburgh 

El 15 de Septiembre Nueva York se vestirá de gala en su Citi Field al ser el hogar del Día de Roberto Clemente. Magno día del béisbol de las Grandes Ligas que celebra la figura y vida de quién se le nombra como ‘The Great One’. Esa noche en el gran diamante de Queens antes del partido entre sus Mets y los Piratas de Pittsburgh regia celebración a su memoria será hecho. Más ese día se nombran los reconocidos de las 30 franquicias que componen el béisbol organizado con el Premio Roberto Clemente.

El Premio Roberto Clemente desde 1971 se le confiere aquellos que se han destacado no solo en el diamante de juego sino también fuera de los parques con una vida ejemplar comunitaria.

El 30 de Septiembre el mundo bien conocedor del deporte de la pelota celebrará el 50 aniversario del hito que para muchos al presente es Roberto Clemente. El hit número 3000. Un poste que logró ese día en el Estadio Tres Rios que marcó su eternidad entre los más grandes en jugar en las mayores. Sobre todo para su Puerto Rico y América Latina.

Hoy es hoy, 3 de Septiembre, y un homenaje que estaba pendiente desde hacia mucho tiempo es finalmente realidad. Su exaltación al Salón de la Fama de los Piratas de Pittsburgh. Un pabellón que se puede rubricar también de gozo que finalmente es una realidad.

La organización de los Piratas de Pittsburgh inaugura finalmente en sus predios de su casa el PNC Park su Salón de la Fama donde se reconocerá hoy su primera clase con 19 miembros de los cuales 16 son residentes del pabellón de la fama en Cooperstown. 

La gran fiesta Bucanera comenzará hoy con una ceremonia antes del partido entre Piratas y los Azulejos de Toronto.

Clemente es uno de ellos que desde 1973 es morador del gran pabellón. Como buen repaso al llamado en su Borinquén “El Cometa de Carolina” fue un múltiple seleccionado al Juego de Estrellas (15); 12 veces Guante de Oro; obtuvo cuatro títulos de bateo en la Liga Nacional: dos sortijas en Clásico de Octubre (1960 y 1971) y entre tantos honores Jugador Más Valioso en 1966 de la Liga Nacional y Jugador Más Valioso en 1971 de Serie Mundial y fue el primer latinoamericano en arribar al exclusivo club de 3,000 hits .

Cómo en 1973 fue el primer latino entre los inmortales en Cooperstown hoy es el primero en ser reconocido en el salón de sus Bucaneros. A estas fechas ya hecho oficialmente el ceremonial. Clemente será uno de más de 65 latinoamericanos que están exaltado por un pabellón de la fama de un conjunto en las Grandes Ligas. Hoy los Piratas serán la franquicia número la franquicia número 23 en las mayores en tener su propio altar para sus grandes en su historia.

Con su exaltación hoy es otro registro Clemente esta vivo en la catedral del estadio en Pittsburgh. Desde que llegas al PNC Park desde el downtown llegas caminando al estadio a través del Puente Roberto Clemente; la gran mayoría de los fanáticos se toman múltiples selfies en la estatua de Roberto Clemente antes de entrar al estadio por el lado izquierdo del parque y cuando entras al estadio es la camisa número 21 en todos los colores blanco, oro y negro es la que predomina en el stand como si fuese todavía el hombre que defendiera el jardinero derecho regular de la novena. A eso, la verja a lo largo del predio del jardín derecho tiene 21 pies en honor al que todos los seguidores de los Piratas le reconocen.

Otro gran honor para Roberto Clemente. Enhorabuena también para los otros 18 exaltados Piratas. Qué Viva Roberto !

Roberto Clemente: Inolvidable ‘The Great One’

Hoy día mucho se habla y se escribe de Albert Pujols como el mejor pelotero latinoamericano actual en las Grandes Ligas. También mucho en estos tiempos se viene apuntando sobre Miguel Cabrera pero a la hora de la verdad cuando a ambos se les conversa sobre el más grande la respuesta es Roberto Clemente.

El almanaque nos dice que un 18 de Agosto nació en tierra boricua un hombre que se le atribuye que él mismo dijo que Dios deseaba para el que jugará béisbol.

Quién sabe lo que hoy día hubiese expresado de sus sentimientos del deporte del guante, bate y pelota que tanto amo pero cosas de la vida partió antes de nuestro mundo terrenal el 31 de Diciembre de 1972 en una misión para ayudar a los damnificados de un terremoto en Nicaragua.

Este año hubiese sido muy especial en su cumple escucharle de su propia voz de ese momento tan especial que fue el 30 de septiembre de 1972 en una tarde fría y nublada en el Estadio Tres Ríos de la Ciudad de Pittsburgh. Son 50 calendarios que han pasado de aquel instante de gloria deportiva de su indiscutible número 3,000 en su carrera. Un doble entre el jardín izquierdo y el central que llegó hasta la verja que le conectó al lanzador Jon Matlack de los Mets de Nueva York.

Por cosas de la vida fue su último imparable en temporada regular en su carrera. Esa campaña después solo conectó cuatro hits en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional frente a los Rojos de Cincinnati.

Para no olvidar en su día de natalicio, Clemente fue un múltiple seleccionado a Juego de Estrellas (15); 12 veces Guante de Oro; cuatro títulos de bateo en la Liga Nacional: dos sortijas de Serie Mundial y entre tantos honores Jugador Más Valioso en 1966 de la Liga Nacional y Jugador Más Valioso en 1971 de Serie Mundial. 

Fue el primer latinoamericano en arribar a tal exclusivo club de 3,000 hits y el primer latino entre los inmortales en el Salón de la Fama en Cooperstown.Vale recordar que su 21 engalanado por 18 campañas uniforme de los Piratas de Pittsburgh fue el primer número retirado de un latinoamericano en la historia de las Grandes Ligas.

El béisbol de Grandes Ligas conmemora anualmente el Día de Roberto Clemente cada 15 de Septiembre de forma oficial y entre actividades de recordatorio el béisbol mayor anuncia los candidatos de cada franquicia al galardón que lleva su nombre a todos aquellos que muy similar a su llamado se han destacado no solo en el diamante de juego sino también fuera de los parques con una vida ejemplar comunitaria.

Por cierto, desde 1971 los latinoamericanos que han sido reconocidos como ganadores del gran galardón lo son Rod Carew (1977); Sammy Sosa (1998); Edgar Martínez (2004); Carlos Delgado (2006), Albert Pujols (2008); David ‘Big Papi’ Ortíz (Boston), Carlos Beltrán (2013), Yadier Molina (2018), Carlos Carrasco (2019) y Nelson Cruz (2021).

En estos días muchos documentales, festejos y galas por doquier en Puerto Rico, Nicaragua y en Estados Unidos pero gran fiesta hubiese sido tenerle presente de cumple. Enhorabuena su momento continua. Como dijo aquel Arriba, Arriba !

El Futuro del Numero 21 de Roberto Clemente

Tiempo al tiempo. Esa ha sido la expresión más escuchada. Falta por jugarse mucha pelota por delante pero cuando ojeamos el calendario este venidero mes de septiembre hay varias celebraciones en el calendario que abrigan el nombre de Roberto Clemente.

La más conocida entre festejos es el 15 de Septiembre que el béisbol organizado de las Grandes Ligas celebra con bombos y platillos el Día de Roberto Clemente. Entre actividades, en cada estadio donde se juegue como local se honra la figura universal de Clemente y tal día es que son anunciados los nominados por franquicia para el Premio Roberto Clemente.

Este año en adición están en calendario en Pittsburgh a conmemorarse la exaltación de Clemente como miembro de la primera clase al Salón de la Fama de los Piratas y para finales de mes la festividad del 50 aniversario del logro del hit número 3000. 

Suena muy chévere pero año tras año para el día que se celebra la vida del llamado “The Great One” sale a flotar la interrogante del icónico número 21 de Clemente. El porque no se conmemora como el Día de Jackie Robinson en el mes de abril que se honra en grande por todo lo alto por todos los jugadores y personal en el terreno de juego vistiendo el número 42 en sus franelas. Número que esta universalmente retirado por el béisbol mayor. Por cierto, recientemente celebrado con gran honra en el Juego de Estrellas celebrado en Los Angeles.

Por años, un sin número de jugadores latinoamericanos más otras organizaciones han solicitado que similar lid a aquellos de la raza negra también simbólicamente se escoja y se retire un número que represente a todos aquellos que han pasado y dan lo mejor de sí día a día en las mayores. Ese número que tanto se ha solicitado en representación de todos aquellos de sangre latinoamericana sea de nacimiento o ascendencia es el número 21 de Roberto Clemente.

Más allá de sus innumerables logros de Clemente en el diamante de juego, su figura es reconocida globalmente por su trabajo humanitario y filantrópico fuera de los diamantes. Además, su lucha cuando fue pelotero de la imagen del pelotero latino. Más es hoy día figura que sobre salta en clases estudios sociales, historia y ciencias políticas por su pugna y contiendas por los derechos civiles en general sobretodo  del hispano y latino en los Estados Unidos. 

El béisbol organizado bien se sabe que el nombre de Roberto lo ha distinguido con la entrega del Premio Roberto Clemente a aquel pelotero que ejemplifique su honra fuera y dentro de un terreno de pelota y es entregado anualmente durante las festividades de la Serie Mundial pero para muchos eso no es el todo. 

Años atrás hasta la revista Sports Illustrated escogió a Roberto Clemente como el mejor deportista de todos los tiempos en haber vestido el número 21 por sus logros en el béisbol y su persona.

El número 21 en la actualidad esta retirado por la organización de los Piratas de Pittsburgh en el béisbol mayor y esta también retirado entre tantas organizaciones del deporte de la pelota, guante y bate en el mundo por gran número de ligas en Puerto Rico y más reciente por la liga profesional de Nicaragua.

21 razones y mucho más hay para el retiro universal en la pelota grande de tal número de Roberto Clemente. El tiempo sigue sonando con buen ritmo pero su fin eso solo el tiempo dirá.

Piratas de Pittsburgh y Su Propio Salon de la Fama 

Los Piratas de Pittsburgh son una de las franquicias más tradicionales del béisbol mayor. No hay esquina en el planeta de los amantes del deporte de la pelota, guante y el bate que no tenga conocimiento de la franquicia bucanera de la llamada ciudad del acero en el oeste del Estado de Pennsylvania.

Fueron los Piratas de 1903 los primeros representantes de la Liga Nacional en la historia de lo que se conoce hoy como la Serie Mundial. Puede que no sean tantos campeonatos mundiales como otras organizaciones pero nadie olvida sus reinados por sus momentos especiales aquellas de 1960, 1971 y 1979. En 1960 el bambinazo de Bill Mazeroski que dejó en el terreno a la maquinaria de los Yankees de Nueva York en el Forbes Field; en 1971 la serie que finalmente le dio el toque a Roberto Clemente del reconocimiento de super estrella en todas las mayores y en 1979 los llamados “La Familia” liderados por Willie Stargell.

La crónica de esta organización es inmensa pero enhorabuena después de siglos de historia va tener finalmente su propio salón de la fama.

Hoy día 18 de las organizaciones de las 30 que componen el béisbol organizado tienen su propia forma de honrar para la eternidad sus inmortales en alguna forma de pabellón de la fama.

Es cierto que los Piratas tienen un sin número de reconocimientos, honores y hasta estatuas en su actual hogar el PNC Park de sus grandes Honus Wagner, Maz, Clemente y Stargell pero no tienen su propio salón que reconozca a los suyos en un propio lugar.

Desde hacia tiempo miembros de la prensa de Pittsburgh se habían unido para que este sueño fuese realidad en el propio PNC Park. En realidad si usted viaja hoy a Pittsburgh todo aquello de destaque de la franquicia lo puede encontrar en una sección dedicada a los Piratas en el Heinz History Center y si es un “fan” de Roberto Clemente el lugar a ir es el Museo Roberto Clemente localizado en el corazón de Lawrenceville en Pittsburgh.

Por cierto, en el PNC Park además de las estatuas antes mencionadas a sus cuatro grandes, en el lado derecho del estadio hay una sección con rótulos de sus números retirados y en honor a “The Great One” toda la varda derecha es dedicada totalmente al número 21.

La ilusión finalmente es realidad. El venidero 3 de Septiembre en partido de los Piratas frente a los Azulejos de Toronto la organización anunciara los nombres de su primera clase de su pabellón. Los nombres no han sido citados públicamente pero mucho se entiende uno de esos nombres debe ser de primer turno Roberto Clemente. Precisamente este año se celebra el 50 aniversario de su icónico hit 3,000. 

Desde que este proyecto ha sido discutido hace varios años hemos aportado nuestro grano de arena en diferentes escritos a través del tiempo. Para futuras clases de un salón propio estamos seguro que la prensa local tendrá sus favoritos pero por aquello de darles una mano de nuestro lado hemos sido firmes en nuestros apuntes no deben faltar en ese proyecto grandes de América Latina de nacimiento o ascendencia que le dieron grandes momentos a Pittsburgh en determinados momentos en su historia.

En nuestra granito aportación este salón de la fama de los Piratas en la segunda clase deben ser considerados y exaltados en un momento no muy lejano en los almanaques John Candelaria y Manny Sanguillén. A futuro deben ser de consideración de estudio por sus aportaciones Mateo Alou, Bobby Bonilla, Omar Moreno y Tony Peña.

Parabién los Piratas de Pittsburgh con su propio pabellón para sus inmortales. Realidad es y más de su renombre el tiempo nos lo dirá.

Grandes de America Latina en la Historia de los Piratas de Pittsburgh 

Los Piratas de Pittsburgh bien son conocidos en América Latina como una de las franquicias icónicas del béisbol organizado. No importa que su último champagne en Serie Mundial fue en 1979 conquistados por aquellos llamados “La Familia”.

Hoy caminando en el PNC Park caminando por todos sus predios se ve su orgullo y honra a la historia de sus Bucaneros. En el estadio uno de los Piratas más renombrados no hay esquina que nos encontramos con alguna memoria de Roberto Clemente y su número 21.

Es en la misma guarida de los Piratas donde si quieres escuchar muchas de las historias y tener un gran compartir siempre presente está Manny Sanguillén en su Manny BBQ donde hasta te puedes encontrar con otras grandes figuras de antaño que trabajan indirectamente con el conjunto entre otros John Candelaria y Omar Moreno.

Para los que estamos en estas andanzas en los medios de comunicación en el béisbol mayor no hay día que puedes compartir también con Steve Blass quien siempre nos da un tiempo para conversar del deporte de la pelota grande y siempre tiene muchas historias de sus días con su gran amigo Roberto Clemente.

Tiempo atrás en una conversación con Steve Blass nos retó nombrar un equipo de estrellas Pirata todo latinoamericano. Por razones obvias “The Great One” Clemente fue primero en nuestra memoria por su legado en Pittsburgh. 

En esta columna el resto de nuestra contestación para aquellos curiosos, asiduos de los Piratas o simplemente ‘fan’ del béisbol, aquí están los latinoamericanos que son pura representación en la historia de la crónica de los Piratas de la ciudad del acero y ellos son:

C Manny Sanguillén
C Tony Peña
1B / OF Orlando Merced
2B José Lind
2B Rennie Stennett
3B / OF Bobby Bonilla
SS José Antonio Pagán
SS Franklin Taveras
OF Mateo Alou
OF Roberto Clemente
OF Omar Moreno
LA John Candelaria
LC José Mesa

Roberto Clemente: Regreso de 50 Años a la Serie Mundial 1971

Este fin de semana el PNC Park se viste de gala con una magna celebración del 50 aniversario de aquel conjunto Bucanero que fue campeón de Serie Mundial. En 1971 no muchos esperaban que la tropa acerera de Danny Murtaugh fuese el rey del béisbol mayor y  muchos descreídos pensaron que el jugador que es sinónimo de ese Clásico de Otoño lo seria Roberto Clemente.

En la campaña del 71’ los amplios favoritos a ser monarcas del béisbol era la franquicia de Baltimore. Los Orioles en 1969 perdieron en la Serie Mundial contra los llamados “Miracle Mets” de Nueva York y al año siguiente vinieron por sus fueros conquistando el título mundial frente a los Rojos de Cincinnati. La novena Oriol tenia lo que se le dice un trabuco que muchos entendían las tenía todas consigo para ser los primeros en repetir como campeones mundiales desde los Yankees de Nueva York de 1961 y 1962.

Nadie olvide en 1960 fueron los Piratas que dejaron parados en el terreno a los Bombarderos del Bronx en el Forbes Field con un jonrón de Bill Mazeroski en la novena entrada de cierre en el séptimo y decisivo partido.

Una década más tarde los Piratas eran ese equipo que todo el mundo beisbolero sabia que tenia el talento necesario pero había dudas si finalmente podían catapultar aquellos 11 años sin conocer Serie Mundial.

Roberto Clemente era esa gran estrella que por sin número de razones en esos llamados listados no estaba en el tope como debía ser. Un Todo Estrella año tras año, cuatro campeonatos de bateo y “MVP” de su circuito en 1966 pero no siempre era el primero a mencionar.  

Su personalidad con la prensa sobre todo con la local de Pittsburgh no era de su mayor favor y no importando las cubiertas que le daba entre otros Baseball Digest y The Sporting News no fue hasta esa serie mundial que se convirtió en el favorito de tantos.

Los Bucaneros esa temporada ganaron su banderín del este con 97 victorias. Una campaña que realmente fue de aportación de muchos pero el que más despuntó lo fue en aquel entonces joven Willie Stargell. Stargell hasta llegó segundo en la votación para Jugador Más Valioso de la Liga Nacional y siempre en entrevistas dejo saber que mucho de sus triunfos con el bate fue por los consejos de Clemente. Para no olvidar, Clemente esa temporada llegó quinto en la votación para Más Valioso de su liga que ese año lo fue Joe Torre de los Cardenales de San Luis.

En viaje al tiempo los Piratas en su arranque de postemporada sacaron de paso a los Gigantes de San Francisco. En esa Serie de Campeonato de la Liga Nacional si hubiese existido para aquellas fechas el premio de Jugador Más Valioso para tal concurso muy probablemente hubiera también sido propiedad de Clemente.

Roberto Clemente definitivamente fue e hizo su espectáculo ese clásico otoñal frente a los Orioles de Baltimore. Un muy veterano a su primera Serie Mundial en 1960. Sus jugadas defensivas y con su bate al son de .414 de promedio tal como en la Serie de 1960 en cada partido jugado que vio acción bateó limpiamente. Claro esta el destaque para la historia fue su jonronazo en el séptimo y decisivo partido que le conectó un ‘screwball’ a Miguel Cuellar que definió su legado para la crónica de los tiempos.

Un lanzamiento en compartir hace muchos años atrás en Miami que Cuellar (QEPD) nos dejo saber que nunca olvido la recta que debió tirar que no lanzo y Clemente se la sacó fuera con un enorme batazo que el resto es historia.

Por cierto, nadie olvide que el otro gran héroe de ese séptimo partido muchos recuerdan el gran picheo de Steve Blass pero algunos han borrado que el otro grande con el bate lo fue José Antonio Pagán. También fue una serie que fue enorme para el hermano de corazón de Clemente el siempre sonriente Manny Sanguillén. 

Vale apuntar que ese equipo de 1971 ya se había anotado antes de la postemporada en los libros de historia. El primero de Septiembre de esa campaña los Piratas se convertirían en el primer equipo en la historia en poner en el diamante a nueve jugadores de dis minoría solamente latinos y negros en un partido frente a los Phillies de Philadelphia. Hay que señalar que aquel gran momento se convirtió con el tiempo en una medida de talento que hizo cambiar a muchas franquicias después en esa década de los 70’ entre otros los Rojos de Cincinnati y los Atléticos de Oakland.

Hoy es hoy y es el aniversario dorado de aquella gran novena. Muchos pensaron que podia ser un equipo de repetición de reinado pero en 1972 fueron eliminados en la postemporada en cinco partidos en la Serie de Campeonato de su liga por Cincinnati. Esa serie última en acción que Roberto Clemente tomo acción en un terreno de juego.  

Clemente no esta presente pero como todo en Pittsburgh sabemos que su traza estará sobre todos en el “North Shore”. Enhorabuena recuerdos de oro y una vez más para todos aquellos que nunca olvidan a Roberto Clemente, Let’s Go Bucs !

NOTA EXTRA DEL AUTOR

El Día de Roberto Clemente 2021 esta en el calendario oficial de las Grandes Ligas para el 15 de Septiembre. Ese día habrá gran celebración y una ceremonia como acostumbrado anualmente de la vida de Roberto Clemente y su número 21 en el PNC Park antes del partido entre los Piratas y los visitantes Rojos de Cincinnati.

Cinco Latinos Nominados al Premio Roberto Clemente 2020 en las Grandes Ligas

Mucho se puede escribir y hablar del gran honor a realizar los Piratas de Pittsburgh con el número 21 el venidero 9 de Septiembre en el Día de Roberto Clemente. Todo jugador Bucanero vestirá en su franela el número que uso el llamado “The Great One” en partido frente a los Medias Blancas de Chicago.

Por cierto, solo una opinión todos los Medias Blancas lo deberían hacer también de tener todos el número 21 en su espalda tal como se efectúa con el 42 el Día de Jackie Robinson.

En el Día de Roberto Clemente como anualmente se realiza desde hace bastante tiempo es el día del anuncio de los nominados 2020 al Premio Roberto Clemente.

El espíritu de Clemente vive en el galardón que entrega las Mayores anualmente aquel jugador que mejor de ejemplo de excelencia tanto en el terreno de juego como por su trabajo filantrópico con la comunidad.

Este año en el grupo de los 30 nominados por cada franquicia cinco son de sangre latinoamericana. En la Liga Americana entre nombrados son Hanser Alberto de los Orioles de Baltimore; Miguel Cabrera de los Tigres de Detroit y Nelson Cruz de los Gemelos de Minnesota. En el circuito nacional Miguel Rojas de los Marlins de Miami y Eduardo Escobar de los Cascabeles de Arizona.

En la historia un sin número de grandes luminarias han obtenido el Premio Roberto Clemente  por sus labores humanitarias. De orgullo de America Latina reconocidos con el gran galardón lo son Rod Carew (1977); Sammy Sosa (1998); Edgar Martínez (2004); Carlos Delgado (2006), Albert Pujols (2008), David ‘Big Papi’ Ortíz (2011), Carlos Beltrán (2013), Yadier Molina (2018) y Carlos Carrasco (2019).

El ganador del premio este año será anunciado el mes de octubre durante la celebración de la Serie Mundial.

No importando quien será el escogido esta campaña todos los nominados son merecedores de tan gran honor. Enhorabuena, felicitaciones a todos los nombres escogidos y estamos seguros que en algún rincón en el firmamento Roberto Clemente les estará dando sus aplausos.

Nota Extra del Autor:
El 9 de Septiembre en el Día de Roberto Clemente el único Boricua en la plantilla de los Piratas de Pittsburgh lo es el Coach Joey Cora. Cora vestirá el 21 por vez primera vez en su uniforme desde que fue jugador activo desde la temporada de 1991 que lo utilizó con los Medias Blancas de Chicago. Cora también será el primer puertorriqueño de los Piratas en vestir tal número desde que fue retirado en 1972 el 21 oficialmente por la organización de Pittsburgh.

Ese día en el PNC Park los honrados con el Premio Roberto Clemente serán Josh Bell de los Piratas y por los visitantes  Medias Blancas Tim Anderson.