Category: Tony Oliva

Tony Oliva Grande de la Cuna de Beisbol de Puerto Rico y las Grandes Ligas

En esta época de invierno ocurre en la mayoría de la Cuenca del Caribe de rememorar todos aquellos grandes que pasaron por sus ligas invernales de béisbol. Puerto Rico no es la excepción y mucho se goza cuando se celebra con la hermana Cuba buenas nuevas.

En comienzo de los anuncios del Salón de la Fama del Béisbol a lo que será la Clase del 2022 en la Isla del Encanto muchos en su corazón andan celebrando la elección al pabellón de Tony Oliva. Mucho antes de llegar al gran circo fueron grandes sus momentos y proezas con su bate y guante en la franela de los Lobos de Arecibo.

En el 2018, décadas después de haber jugado en tierra borincana, en aquella serie especial después de los sucesos del Huracán María de juego regular entre Indios de Cleveland y los Gemelos de Minnesota bien nos dejo Oliva saber que nunca olvidaba su estadía de sus días que jugó en Borinquén y en especial su Arecibo.

Hoy es hoy y Tony Oliva se inscribe en un grupo de grandes que jugaron en la liga invernal profesional de Puerto Rico y son residentes del lugar de los quien mejor de lo mejor en Cooperstown.

En los libros de la crónica de la liga profesional boricua Tony Oliva estaba ya inscrito como uno de 17 que fueron líder de bateo tanto en la liga de invierno como en las Grandes Ligas. Oliva fue campeón bate en la campaña 1963-1964 con promedio de .365 de bateo.

Esa hazaña es interesante porque fue ese mismo 1964 que obtuvo su primer título de bateo de tres logrados en su carrera en la Liga Americana. Proeza de haber jugado en la liga invernal e inmediatamente ser líder de bateo de un circuito en las mayores que en la historia ha sido lograda por solo dos jugadores. En 1984 Don Mattingly que fue el monarca de bateo en Puerto Rico con los Criollos de Caguas ese mismo año lo fue con los Yankees de Nueva York el rey de bateo de la Liga Americana.

En regreso al tiempo, ese mismo 1964 no solo Tony Oliva fue campeón bate sino también en el circuito nacional lo era Roberto Clemente en el uniforme de los Piratas de Pittsburgh. Ambos se convertían ese año en la primera pareja latinoamericana en ser  líderes de bateo de ambas ligas en una misma temporada. Hazaña que volvieron a conquistar como duo en 1965 cada uno en su respectivo circuito.

Por cierto, Clemente junto a Oliva es de esos 17 exclusivos antes mencionado. Roberto Clemente antes de sus coronas en las mayores fue líder de bateo con .396 en la campaña 1956-1957 que jugó para los Cangrejeros de Santurce y Criollos de Caguas.

Enhorabuena el gran momento de Tony Oliva. Como que este es buen momento para añadir su nombre de jugadores y/o dirigentes que vieron acción en la liga profesional de Puerto Rico y residentes en Cooperstown. Mucho antes de grandes ligas de la cuna de Puerto Rico ellos son:

Roger Hornsby (Leones de Ponce)

Roy Campanella (Criollos de Caguas, Cangrejeros de Santurce, Senadores de San Juan)

Leroy ‘Satchel’ Paige (Brujos de Guayama, Cangrejeros de Santurce)

Joshua Gibson (Cangrejeros de Santurce)

Sandy Koufax (Criollos de Caguas)

Walter ‘Buck’ Leonard (Indios de Mayaguez)

Monford ‘Monte’ Irvin (Senadores de San Juan)

Roberto Clemente (Cangrejeros de Santurce, Criollos de Caguas, Senadores de San Juan)

Willie Mays (Cangrejeros de Santurce)

Bob Gibson (Cangrejeros de Santurce)

Hank Aaron (Criollos de Caguas)

Frank Robinson (Leones de Ponce, Cangrejeros de Santurce)

Raymond “Talua” Dandridge (Cangrejeros de Santurce)

Johnny Bench (Senadores de San Juan)

Jim Palmer (Cangrejeros de Santurce)

Fergunson Jenkins (Criollos de Caguas)

Reggie Jackson (Cangrejeros de Santurce)

Steve Carlton (Leones de Ponce)

Leon Day (Tiburones de Aguadilla)

Mike Schmidt (Criollos de Caguas)

Jim Bunning (Criollos de Caguas)

Earl Weaver (Cangrejeros de Santurce)

Tom LaSorda (Indios de Mayaguez, Cangrejeros de Santurce, Criollos de Caguas)

Phil Niekro (Lobos de Arecibo, Indios de Mayaguez)

Willie Wells (Tiburones de Aguadilla)

Larry Doby (Senadores de San Juan)

Orlando ‘Peruchin’ Cepeda (Cangrejeros de Santurce)

Robin Yount (Cangrejeros de Santurce)

Atanasio ‘Tany’ Pérez (Cangrejeros de Santurce)

Sparky Anderson (Senadores de San Juan)

Hilton Smith (Leones de Ponce)

Eddie Murray (Criollos de Caguas)

Gary Carter (Criollos de Caguas)

Bob Uecker (Lobos de Arecibo)

Wade Boggs (Vaqueros de Bayamón)

Willard Brown (Cangrejeros de Santurce)

Raymond ‘Ray’ Brown (Senadores de San Juan, Cangrejeros de Santurce, Leones de Ponce)

Ernest ‘Judd’ Wilson (Grises de Humacao)

Cal Ripken Jr. (Criollos de Caguas)

Tony Gwynn (Vaqueros de Bayamón, Senadores de San Juan)

Rick Gossage (Leones de Ponce)

Rickey Henderson (Leones de Ponce)

Roberto Alomar (Criollos de Caguas, Leones de Ponce, Senadores de San Juan, Cangrejeros de Santurce) 

Iván ‘Pudge’ Rodríguez (Criollos de Caguas, Vaqueros de Bayamón, Indios de Mayaguez)

Jack Morris (Indios de Mayaguez)

Jim Thome (Leones de Ponce)

Edgar Martínez (Senadores-Metros de San Juan)

Lee Smith (Cangrejeros de Santurce)

Tony Oliva (Lobos de Arecibo)

Minnie Miñoso, Tony Oliva y Luis Tiant: Cuando al Salon de la Fama de las Grandes Ligas ?

Tiant Oliva

Desde la elección de Harold Baines al Salón de la Fama del Béisbol hacia mucho tiempo no veíamos una buena controversia por la elección de un pelotero realizada por el Comité de Veteranos.

Muchos críticos hasta en los Estados Unidos entienden que su selección fue para ayudar a la del boricua Edgar Martínez por su rol de bateador designado. Eso estará por verse el venidero mes de Enero pero una vez más aprovecho estos tiempos que tanto se habla del pabellón de la fama de tres del terruño de José Martí que deberían estar ya en Cooperstown.

Tiempito atrás encontre una de mis columnas escritas en el 2000 publicada en el El Vocero de Puerto Rico sobre quien seria el próximo cubano después de Tany Pérez en entrar en el Salón de la Fama. En tal mencionaba a Minnie Miñoso, Luis Tiant y Tony Oliva.

Por aquello de un pequeño repaso, Miñoso es mejor conocido por muchos como uno de los dos hombres en jugar en cinco décadas pero realmente su resumé es digno de discusión y más cuando por cuestiones de racismo de la época comenzó tarde su carrera en las Grandes Ligas.

En 1951 el “Cometa Cubano” fue el primer jugador de la raza negra en jugar para los Medias Blancas de Chicago. Ese mismo año fue seleccionado como Novato del Año por la revista The Sporting News pero llegó segundo en la votación oficial por el mismo premio del béisbol mayor.

En adelante, su curriculum beisbolero jugó en nueve Juegos de Estrellas; ganó tres Guantes de Oro y en cuatro ocasiones estuvo cercano para la elección de Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

“El Tiante” hoy 2018 tiene mejor record de por vida que muchos que son residentes inmortales actuales en Cooperstown. Punto. Es cierto que nunca obtuvo el premio Cy Young pero su marca de 229 victorias en 19 temporadas lanzadas debe ser considerada por los votantes. Tiant ganó sobre 20 partidos en cuatro temporadas y fue lider en dos ocasiones en efectividad y en tres en blanqueadas en el circuito americano.

Otro que debería estar ya entre los inmortales lo es Tony Oliva. El siempre Mellizo de Minnesota, quien jugó sus 15 campañas de carrera en las mayores entre 1962 y 1976, en su grandiosa carrera fue electo Novato del Año en 1964 de la Liga Americana, conquistó en tres ocasiones el título de bateo del joven circuito; fue un ocho veces Todo-Estrella y en 1966 un Guante de Oro.

Para añadir un poquito más fue líder de la Liga Americana en cinco ocasiones en hits, cuatro en dobles; en 1964 en total de bases recorridas y en 1971 en porcentaje de slugging.

Esta columna vuelve a ser un recordatorio cuando será el gran momento de Miñoso, Tiant y Oliva en el gran salón de la fama. Esperamos, no sea muy lejos en los calendarios. El tiempo nos lo dirá.

Momento De Minnie Miñoso, Luis Tiant y Tony Oliva al Salon de la Fama

 

Hace unos dias atrás pasó por desapercibido una gran actividad en la ciudad de los vientos. Con tantas noticias en los medios de comunicación de jugadores entre otros de los latinos Carlos Beltrán, Albert Pujols y José Reyes uno que fué un grande de verdad nadie le hizo mucho caso.

La semana pasada en uno de los salones del U.S. Cellular Field la franquicia de los Medias Blancas de Chicago le rindió una magna función a uno que fué un verdadero ilustre en su historia. El cubano Minnie Miñoso.

La actividad fué realizada para darle apoyo a su candidatura al Salón de la Fama en Cooperstown. Este próximo, 5 de diciembre el Comité de Veteranos del gran pabellón tendrá en esta ocasión para escoger entre 10 candidatos.

Por aquello de un pequeño repaso, Miñoso es mejor conocido por muchos como uno de los dos hombres en jugar en cinco décadas pero realmente su resumé es digno de discusión y más cuando por cuestiones de racismo de la época comenzó tarde su carrera en las Grandes Ligas.

En 1951 el “Cometa Cubano” fué el primer jugador de la raza negra en jugar para los Medias Blancas. Ese mismo año fue seleccionado como Novato del Año por la revista The Sporting News pero llegó segundo en la votación oficial por el mismo premio del béisbol mayor.

En adelante en su curriculum béisbolero jugó en nueve Juegos de Estrellas; ganó tres Guante de Oro y en cuatro ocasiones estuvo cercano para la elección de Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

En la misma actividad estuvo presente uno que muchos entienden es hora también este entre los colosos del deporte. Ese es su compatriota Luis Tiant.

“El Tiante” tiene mejor record de por vida que muchos que son residentes inmortales actuales en Cooperstown. Punto. Es cierto que nunca obtuvo el premio Cy Young pero su marca de 229 victorias en 19 temporadas lanzadas debe ser considerada por los votantes. Tiant ganó sobre 20 partidos en cuatro temporadas y fué lider en dos ocasiones en efectividad y en tres en blanqueadas en el circuito americano.

Otro que estará en la boleta lo es Tony Oliva. El también hijo de la tierra de José Martí jugó sus 15 campañas de carrera en las mayores entre 1962 y 1976 con los Gemelos de Minnesota. En su grandiosa carrera fué electo Novato del Año en 1964 de la Liga Americana, conquistó en tres ocasiones el título de bateo del joven circuito; fué un ocho veces Todo-Estrella y en 1966 un Guante de Oro.

Para aquellos pendientes tanto Miñoso, Tiant como Oliva necesitan recibir votos en el 75% de las papeletas para ingresar hacer su gran sueño realidad.

En el 2000 escribí una columna en aquel entonces publicada en el diario El Vocero de Puerto Rico sobre quien seria el próximo latinoaméricano después de Tany Pérez en entrar en el Salón de la Fama. Ese lo fué este pasado verano el boricua Roberto Alomar. Ahora bien, esperamos que no pasen once calendarios más y este diciembre sea el momento de Miñoso, Tiant y Oliva.

El tiempo nos lo dirá.