Tagged: Tany Perez

Marlins de Miami: Mas Alla de Cuba el Simbolo Latino en las Grandes Ligas

Fernandez Hernandez Marlins

“Si lo construyes, ellos vendrán”. Esa linea de la película “Field of Dreams” es una de las más icónicas en la historia de la cinematografía de películas de beisbol y es de esas que en este momento le viene muy bien a los Marlins de Miami.

La franquicia miamense con bombos y platillos anunció en gran conferencia de prensa en el Marlins Park la firma de los hermanos cubanos Víctor Víctor Mesa y Víctor Mesa Jr. Enhorabuena para ambos de sangre e similar agasajo para los Marlins que necesitan un renacer pero los que hemos pasado por esta novena en su historia hay que ver cuan largo será el delirio y frenesí a la hora de verdad que lleguen a las Grandes Ligas.

Derek Jeter que está como cuarto bate como propietario del equipo que hace su residencia hoy día en la representativa Calle Ocho parece que debe recordar que el mercado de la región no es nada de fácil. Sin entrar en detalles de las altas y bajas en su historial hay que ver cuan lejos este intento traerá el entusiasmo perdido por el deporte del guante y el bate.

Entre tantos de esta pasada temporada, el resentimiento de la ida del trio Ozuna, Stanton y Yelich; una temporada para olvidar de 63-98 y ni hablar el menos de un millón que pasaron por los torniquetes del Marlins Park.

Más allá de este 2018 si vamos para atrás en el tiempo muchos renacer se han tratado de traer al asiduo beisbolero con la medida demográfica de la región cuan repetimos nada de fácil.

Bien recordamos y parece algo olvidado cuando Liván Hernández llegó a las huestes de los Marlins de Florida con mucho festejo y su nombre no vino a vislumbrar en aquella campaña celebre de 1997 hasta finales de aquella temporada cuando la gente vio que era un real candidato a Novato del Año de la Liga Nacional. 

Ni hablar cuando más allá de la serie regular con victoria frente a San Francisco, dos ganados frente a Atlanta y dos triunfos frente a los Indios de Cleveland fue uno de los hombres claves de aquel primer campeonato de los Marlins. Fue el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y Serie Mundial. Su “I Love You Miami” le ganó el corazón de media humanidad en el Sur de la Florida y hasta mencionado multiples veces esta su nombre en una canción especial de aquellos Marlins por Gloria Estefan.

La euforia se esfumó y en 1999 estaba rumbo a San Francisco. No fue hasta el 2013 que entusiasmo real no se vio hasta la llegada de José Fernández. Desafortunadamente por cosas de la vida su resumé grandes ligas esta inscrito con marca en cuatro campañas de 38-17, 2.58 de efectividad con 589 ponches; dos veces Todo Estrella y Novato del Año 2013 de la Liga Nacional.

Muy cierto, otros seis nacidos de terruño cubano han pasado por su uniforme pero como el entusiasmo breve causado en sus momentos por Hernández y Fernández ninguno.

Por cierto nadie olvide intentos como dirigentes de Fredi González y Tany Pérez meas Edwin Rodríguez y Ozzie Guillén que a esto Jeter no debe olvidar que la demografía miamense va más allá de los de la tierra de José Martí. 

Cierto en tiempos breves vistieron las franelas entre otros Moises Alou, Bobby Bonilla, Miguel Cabrera, Luis Castillo, Alex González, Mike Lowell, Hanley Ramírez e Iván “Pudge” Rodríguez pero similar a como se chacharea con este asunto de los hermanos Mesa a corto futuro la representación de sangre latinoamericana debe ser mayor y por vez primera en sobre 25 años una a largo plazo. 

“Me alquilo para soñar” escribió una vez Gabriel García Marquez pero porque no un Manny Machado, Marwin González y par de lanzadores con acento en español.

Derek Jeter mucho se dice que viene de la tradición de los Yankees de Nueva York. Enhorabuena que viene de una donde convivió con su compadre Jorge Posada y entre grandes Mariano Rivera y Bernie Williams. Ahora es tiempo que esa gozadera la traduzca en Miami con sabor de la novena que se proclamó en su arrancada como “El Equipo de las Américas”. El tiempo dirá.

Advertisements

Los Primeros Latinos y Jugadores Mas Valioso en Juego de Estrellas en la Historia de las Grandes Ligas

Roberto and Sandy Alomar

En estos días mucho se chacharea y se escribe del venidero Juego de Estrellas a celebrarse en la casa de los Nacionales en Washington. Mucho se habla y transcribe entre tantos temas el continuo auge de los latinos en suelo estadounidense en su pasatiempo nacional.

Este año el cuadro interior abridor de la Liga Americana es puro latino. Desde el “home plate” con Wilson Ramos y dandole la vuelta al diamante en el orden acostumbrado nos encontramos con José Abreu, José Altuve, José Ramírez y Manny Machado. En la Nacional en su cuadro interior dos mimados en sus huestes Javier Báez y Nolan Arenado se ganaron los votos para estar en la alineación abridora.

En nuestros tiempos nos hemos acostumbrado a ver desde hace un buen tiempo sobre veinte latinoamericanos en Juego de Estrellas pero esta temporada que se cumple su 85 aniversario nadie puede olvidar que el camino fue largo para que 20 latinos llegarán a decir soy un Todo Estrella.

Fue en 1935 en Chicago que se jugó el primer partido de las estrellas pero no fue hasta 1951 que el venezolano Chico Carrasquel y el cubano Minnie Miñoso de los Medias Blancas de Chicago y Connie Marrero de los Senadores de Washington también de la patria de José Martí fueron los primerizos en estar presentes entre las luminarias. 

El calendario corrió y no fue hasta 14 años después en 1965 que veinte naturales de América Latina pudieron atribuirse en su resumé ser un “All Star”. Ese mismo año, quizás por coincidencia o simple mérito que era momento se reconociera el talento, Juan Marichal fue el escogido como el Jugador Más Valioso de ese juego celebrado en Minnesota.

Hoy es hoy y sobre 250 peloteros representativos de Colombia, Cuba, Dominicana, México, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico y Venezuela aunque sea en una ocasión han visto acción en Juego de las Estrellas.

Tany and Concepcion

Después de Marichal, seleccionados como Jugador Más Valioso lo han sido Tany Pérez (1967), Dave Concepción (1982), Julio Franco (1990), Santos Alomar, Jr, (1997), Roberto Alomar (1998), Pedro Martínez (1999), Alfonso Soriano (2004), Miguel Tejada (2005), Melky Cabrera (2012), Mariano Rivera (2013) y Robinson Canó (2017).

Este año quien sabe de los sobre 20 representantes latinos pueda ser el “MVP” del clásico en el Distrito de Columbia.

Enhorabuena el poder latino en Juego de Estrellas. Más triunfos, el tiempo lo dirá.

Marlins de Miami: Verdadero Equipo de las Americas

Lowell Castillo 2003

Desde sus comienzos en 1993 la franquicia de los Marlins se auto denominó con el acrónimo del Equipo de las Américas. Este fin de semana el poder del color “teal” se ha apoderado del Marlins Park para celebrar su aniversario de plata número 25 en las mayores y bien visto muy presente como dicen nuestros panas de Gente de Zona la gozadera latina.

No se le puede quitar a esta franquicia a través de los calendarios sea en la franela de Florida o Miami que un sin número de latinoamericanos, no importando si de nacimiento o ascendencia, de corto o largo tiempo, han pasado por sus rosters.

La lista de grandes acontecimientos es larga si viajamos por el tiempo. Desde el primer hit de la franquicia por un latino del bate de Orestes Destrade; el primer jonrón de la franquicia conectado por Benito Santiago; el hit de oro de Edgar Renteria para el triunfo de su primer campeonato mundial; la gran post-temporada de Iván “Pudge” Rodríguez en el segundo reinado mundial y los momentos que nos dejo desde la lomita José “El Niño” Fernández.

Si nos transportamos por los calendarios Moises Alou, Luis Castillo, Miguel Cabrera, Hanley Ramírez y José Fernández fueron seleccionados en sus momentos jugadores más valioso de la franquicia por la prensa floridiana. Por los que escogen los premios mayores Hanley y Fernández fueron Novatos del Año de la Liga Nacional.

En cada post -temporada Marlin la huella latina nunca se borrará. En 1997 Liván Hernández nunca será olvidado por su actuación doble de Jugador Más Valioso en la Serie de Campeonato de Liga Nacional y en la Serie Mundial. Mucho al respaldo entre otros de Luis Castillo, Edgar Rentería y Bobby Bonilla.

En el 2003 Iván “Pudge” Rodríguez fue el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional pero no deben ser relegados para la posteridad entre otros Luis Castillo, Mike Lowell, Alex González, Miguel Cabrera y Juan Encarnación. Y cada cierre fue propiedad de Ugueth Urbina.

En posteriores años después de ambas coronas no deben ser omitidos los que fueron una vez Marlins entre otros Carlos Delgado,Jorge Cantú, Emilio Bonifacio, Adeiny Hechavarria y Marcell Ozuna. Entre brazos abridores Henderson Alvárez, Aníbal Sánchez y Javier Vazquez y cerradores a Antonio Alfonseca y Armando Benítez.

Sabemos que son muchos que lo consideran de sangre y no podemos dejar fuera de ascendencia hispana a Giancarlo Stanton. Su estampa jamas debera ser borrada entre tantas loas como el primer Marlin Jugador Más Valioso de la Liga Nacional; el único Marlin dos veces ganador del Premio Hank Aaron y dos ocasiones el Jugador Más Destacado de la Liga Nacional por los Players Choice Awards que confiere la Asociación de Peloteros de las Grandes Ligas.

Desde el mando de la banca es la franquicia con más latinos que le han dirigido en determinados momentos. No olvidar a Cookie Rojas, Tany Pérez, Fredi González, Edwin Rodriguez y Ozzie Guillén.

El tiempo nos dirá quienes serán sus futuras luminarias de las Américas pero no queremos cerrar esta columna para aquellos amantes de la historia o simples “fans” como el poder latinoamericano se emana en sus records donde bien predominan sobretodo en la parte ofensiva nombres de los nuestros como líderes de la franquicia de los Marlins y ellos son:

Juegos Participados – Luis Castillo (1128)

Carreras Anotadas – Luis Castillo (675)

Hits – Luis Castillo (1273)

Sencillos – Luis Castillo (1081)

Dobles – Mike Lowell (241)

Triples – Luis Castillo (42)

Cuadrangulares – Giancarlo Stanton (267)

Carreras Impulsadas – Giancarlo Stanton (672)

Total de Bases – Giancarlo Stanton (1983)

Promedio de Bateo – Miguel Cabrera (.313)

Promedio de Slugging – Giancarlo Stanton (.554)

Hits de Extra Bases – Giancarlo Stanton (479)

Bases Robadas – Luis Castillo (281)

Orlando Cepeda: Siempre Peruchin Para Puerto Rico y las Grandes Ligas

Orlando Cepeda II Foto SF

Fue en esas últimas como se dice en el argot popular beisbolero que vi jugar a Orlando Cepeda en la franela de los Cangrejeros de Santurce del béisbol profesional de Puerto Rico. En ese equipo, que el año se me escapa de mi memoria, uno de sus compinches lo era Tany Pérez. Uno de los mejores dúos que vi en el diamante en la pelota borincana en un mismo equipo. Probablemente en esa categoría de ‘HOF’ lo más cercano visto de dueto puede que sea realidad algún día de los Senadores de San Juan el de Roberto Alomar con Edgar Martínez.

Con el pasar de los calendarios conocí a un Peruchin en un sin número de ceremonias, homenajes y reconocimientos. Su amabilidad nunca fallo de primer orden pero más relucía de su personalidad las palabras de grandes que escuchaba entre otros Juan Marichal y Felipe Alou que en cada oportunidad social nos dejaban saber lo grande que fue su gran pana.

Cepeda fue hijo de uno de los más grandes peloteros del béisbol puertorriqueño romántico, Don Pedro “Perucho” Cepeda, pero él supo poner su propio nombre en el mapa del deporte del guante y el bate. En su año de debut en las mayores en su primer partido conecto de jonrón y en un abrir y cerrar de ojo se convirtió en uno de los favoritos de la fanaticada de los Gigantes.

Por cierto, ese primer juego en su carrera ese jonrón fue ayuda de la primera victoria de la franquicia en su nueva ciudad en San Francisco y partido que lo gano desde la lomita el boricua Rubén Gómez.

Esa primera campaña todo lo hizo bien. Fue líder en dobles en su circuito y toda su potencia ofensiva puesta le gano ser elegido unánime Novato del Año de la Liga Nacional. Fue el primer puertorriqueño en recibir uno de los principales honores oficiales que confiere las Grandes Ligas y nadie debe olvidar que llego noveno en la votación para Jugador Más Valioso.

Tres años después, 1961, fue probablemente uno no olvidar en el terruño de Borinquén. Cepeda esa temporada fue el líder en cuadrangulares y carreras impulsadas y su compatriota Roberto Clemente fue el campeón bate de la Liga Nacional. Increíblemente, ninguno de ambos fue el seleccionado para Más Valioso del circuito nacional.

No fue hasta 1967 que su nombre brillo en grande. De “Baby Bull” se convirtió en “Cha Cha” en la franela de los Cardenales de San Luis. Esa temporada por segunda ocasión gano la corona de carreras impulsadas y entre números de excelencia le sirvió ser escogido unánimemente Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

Fue precisamente en la camisa de San Luis que jugo en dos de sus tres Series Mundiales en su carrera y obtuvo sortija de campeón en 1968.

Cepeda mucho se dice sus dolientes rodillas no le ayudaron en la década de los 70’. No obstante en 1973 jugando para los Medias Rojas de Boston fue seleccionado el primer bateador designado en la historia en obtener el galardón hoy conocido como el Premio Edgar Martínez para el más sobresaliente bateador designado de la Liga Americana.

Cepeda cerró su carrera en 1974 con los Reales de Kansas City. En 17 campañas acumulo .297 de promedio de bateo, 379 jonrones con 1,365 carreras impulsadas.

En 1993 por siete votos no entro en el Salón de la Fama pero gracias al Comité de Veteranos fue electo en 1999 ser un inmortal en Cooperstown. Ese año los Gigantes retiraron su número 30 y recalcaron su inmortalidad en las mayores al develar una estatua de su imagen en el 2008 en los predios que hoy es fija en AT&T Park en San Francisco.

Nunca es fácil decir adiós pero en este instante a ritmo salsero y jazz como el propio Orlando Cepeda hubiese querido soneamos con una canción compuesta en el 2006 por el percusionista cubano Armando Peraza junto a la pianista Rebeca Mauleon y que mejor título “Cepeda Forever”.

 

Los Veinte Mejores Toleteros Latinos en la Historia Grandes Ligas

Igor Alex

En cada rincón de América Latina el llamado pelotero toletero tiene un nombre y apellido favorito de cada afición. Estamos llegando al final del 2017 a ser parte de la historia y siempre un sin número de debates son calientes respecto al béisbol en esta época invernal.

Para una generación que nacimos y nos criamos en la hoy Isla del Encanto del ‘Team Rubio’ entre tantos grandes que escuche en un momento dado nunca se me borra aquella célebre frase cuando venía un cañonero y oía en el radio al bate viene fulano de tal “Bateador de potencia, distancia y frecuencia”.

Siguiendo esa celebre locución hoy día son sinónimo de tal con sus maderos entre otros los José Abreu, Nolan Arenado Carlos Correa, Nelson Cruz, Edwin Encarnación, Manny Machado, Marcell Ozuna, Gary Sánchez y Giancarlo Stanton.

Hoy es hoy pero para recordar ese dicho aquí está aquí está mi roster de a mi entender los mejores veinte mejores toleteros de sangre latina en la historia de las Grandes Ligas y ellos son:
Carlos Beltrán
Adrián Beltre
Miguel Cabrera
Rico Carty
Orlando Cepeda
José Canseco
Carlos Delgado
Andrés Galarraga
Pedro Guerrero
Vladimir Guerrero
Juan González
Edgar Martínez
David Ortiz
Rafael Palmeiro
Tany Pérez
Albert Pujols
Manny Ramírez
Alex Rodríguez
Iván Rodríguez
Sammy Sosa

Puerto Rico y su Historia en el Salon de la Fama Grandes Ligas

Ivan Rodriguez
Iván Rodríguez hace par de semanas atrás fue residenciado a la inmortalidad del béisbol organizado en el Salón de la Fama en Cooperstown. Enhorabuena, el hombre mejor conocido como ‘Pudge’ recibió su reconocimiento de sus temporadas que fueron de gran sinónimo con los Rangers de Texas y de sus proezas como uno de los héroes del campeonato mundial en el 2003 de los Marlins de Florida.

En su propio Puerto Rico algunos puede que le agreguen al resume de Rodríguez los años que también jugo con los Tigres de Detroit, Yankees de Nueva York, Astros de Houston y los Nacionales de Washington.

A estas fechas, muchos ya saben que Rodriguez fue el cuarto boricua en ser exaltado al pabellón de los inmortales en la historia pero cuando se va a historia especifica borincana no es culpa que las generaciones nuevas en su propio terruño que no se acuerden o simplemente no conozcan que su comienzo profesional fue con los Criollos de Caguas.

Muy similar, en un examen a jóvenes que siguen el deporte del guante y el bate hoy día pueden sacar en un pareo perfecto que Roberto Clemente fue un Pirata de Pittsburgh; Orlando Cepeda el mayor recuerdo es como Gigante de San Francisco y Roberto Alomar como Azulejo de Toronto. El cuasi boricua Tany Pérez fue uno de los grandes de la Maquinaria Roja de Cincinnati.

Para Cepeda y Pérez quedaron en el olvido sus años como Cangrejeros de Santurce; Clemente como Cangrejero y capitán de los Senadores de San Juan y Alomar entre uniformes como Senador, Criollo de Caguas y León de Ponce.

Si entra en un futuro al Salón de la Fama Edgar Martínez todo fan lo conoce como ‘Mr. Mariner’ de Seattle pero quedan relegadas sus temporadas como Senador o Metro de San Juan.

Una temporada más de la liga profesional de Puerto Rico está anunciada para comenzar en el mes de noviembre y es una realidad casi todos los grandes liga del pasado y del presente del propio patio dieron sus primeros pasos como profesional. En tiempos recientes si no fueron al parque muchos se perdieron a entre otros a Javier Báez como Cangrejero, Eddie Rosario con los Indios de Mayagüez y en diferentes temporadas a Carlos Correa, Francisco Lindor y Yadier Molina como miembros de los Gigantes de Carolina.

Hoy con honra y satisfacción los hoy dirigentes de liga mayor Dusty Baker (Washington), Bruce Bochy (San Francisco) y Don Mattingy (Miami) recuerdan sus tiempo cuando una vez fueron Cangrejero, Vaquero de Bayamón y Criollo respectivamente. Con buena onda también en momentos nos dicen hoy actuales jugadores de grandes liga.

Es cierto que no se puede vivir en el pasado pero siempre las ligas invernales son paso para muchos para llegar a su meta que son las ligas mayores. En el caso de Puerto Rico la palabra es apoyo a los que jueguen no importa nombres porque quien sabe para el futuro.

Tal como comenzamos esta columna no solo boricuas sino grandes nombres de la historia jugaron en Puerto Rico. Para ir calentando para el invierno, aquí están para los amantes de la historia o simples curiosos los jugadores que vieron acción en la liga profesional de Puerto Rico y hoy están exaltados en Cooperstown y ellos son:
Martín Dihigo
Johnny Mize
Joshua Gibson
James “Buck” Leonard
Raymond “Talua” Dandridge
Satchell Paige
Leon Day
Roy Campanella
Johnny Bench
Tom LaSorda
Jim Palmer
Bob Gibson
Steve Carlton
Fergunson Jenkins
Sandy Koufax
Phil Niekro
Orlando Cepeda
Tany Perez
Robin Yount
Mike Schmidt
Willie Wells
Roberto Clemente
Larry Doby
Monte Irvin
Reggie Jackson
Willie Mays
Frank Robinson
Hank Aaron
Rogers Hornsby
Jim Bunning
Earl Weaver
Sparky Anderson
Hilton Smith
Wade Boggs
Cal Ripken Jr.
Tony Gwynn
Rick Gossage
Rickey Henderson
Roberto Alomar
Ivan Rodriguez

Don Mattingly: Primer Amor Puerto Rico antes que los Yankees de Nueva York

Don Mattingly Miami Marlins 2017

Cuando Don Mattingly llegó al conjunto grande de los Yankees de Nueva York entre tantos grandes nombres de la época dirigido por Yogi Berra se encontraba en ese lineup un Jugador Más Valioso llamado Don Baylor. En esta columna no puedo repuntar si fue uno de sus mentores o no pero en estos momentos quien diría que ambos están unidos en la historia del béisbol. No solo de los Yankees sino Puerto Rico.

Don Baylor, quien falleció este pasado Lunes de cancer, años atrás en Miami nos chachareo cálido y cordial de sus temporadas en la Isla del Encanto con los Cangrejeros de Santurce. En aquel entonces en nuestra charla era el manda más de los Rockies de Colorado. Hoy en la misma ciudad del Sur de la Florida quien fuese su compañero de equipo en el Bronx por dos campañas, en 1984 y 1985, es el Dirigente de los Marlins de Miami. La única diferencia es que su afecto y quereres al escuchar Mattingly su nombre como sinónimo de Caguas.

Mucho antes que se supiera de “Donnie Ball” en el Bronx ya en el Valle del Turabo los asiduos de los Criollos conocían un joven que si no hubiese sido por su problema de espalda hoy estaria en Cooperstown.

Mattingly llegó por vez primera a jugar a Caguas en la campaña 1983-1984 bien gracias a una recomendación de Luis’ Tite’ Arroyo. En aquel entonces, Mattingly nos habló como los Yankees no eran partidarios de enviar en aquel entonces a sus prospectos a las ligas de invierno en el Caribe pero bien la organización necesitaba de una primera base. Esa temporada grandes ligas el veterano Ken Griffey, padre fue defensor de la primera almohadilla y muchos críticos entendían era tiempo de darle la oportunidad en aquel entonces al novel de Indiana.

El propio Billy Martin, quien dirigió los Yankees en 1983, entendía que el único ajuste que tenia que hacer Mattingly era batear contra lanzadores zurdos y en aquel instante la calidad de pitcheo podía verla en Puerto Rico. A palo limpio le cayó a los lanzadores zurdos, fue campeón bate de la liga invernal con .368 de promedio y el resto es historia.

Ahora, porque Don Mattingly y Puerto Rico son sinónimo de buen bate para la crónica de los tiempos. Esa primera campaña completa de 1984, Mattingly fue campeón bate de la Liga Americana convirtiendo en el segundo de haber jugado en la liga invernal e inmediatamente ser líder de bateo de un circuito en las mayores. Esa proeza el primero que la logró fue en 1964 el cubano Tony Oliva que de Arecibo a Minnesota fue el mejor ‘bat’ del circuito americano.

Aprovechamos estos días porque también Mattingly y Baylor tienen varias similitudes. Ambos junto a Roberto Clemente y Willie Mays están en los libros de historia hoy porque son los únicos a estas fechas que han sido campeones bate en la liga invernal de Puerto Rico y a su vez más adelante galardonados como Jugador Más Valioso en las Grandes Ligas.

Un asterisco de esos en los libros de record se le puede dar a Roberto Alomar quien fue campeón bate de la liga boricua en dos ocasiones a mediados de la década de los 90’ con los Senadores de San Juan y a su vez tiene en su resumé Jugador Más Valioso en serie post-temporada de campeonato de la Liga Americana y ‘MVP’ en Juego de Estrellas. También a Tany Pérez quien en el uniforme de Santurce fue campeón bate en la campaña 1966 y un año después en el 67’ fue ‘MVP” en Juego de Estrellas.

Ademas, de Mattingly, Baylor, Clemente, Mays y Oliva otro grande que se une en la enciclopedia del béisbol del exclusivo club de campeones bates en ambos, en el invierno borincano y las mayores, lo es Edgar Martínez.

Muy cierto, los tiempos han cambiado respecto a las ligas invernales pero bien el propio Mattingly nos enfatizó que si un jugador tiene la oportunidad de jugar fuera de temporada de verano para llegar algún día a las Grandes Ligas tiene que aprovechar al máximo la oportunidad y poner su mayor empeño ya que es su presente y futuro. Enhorabuena este último mensaje para todos los latinos que algún día quieren llegar al mejor béisbol del mundo. Que por cierto, el mismo Mattingly nos reiteró nunca se olvida.